marzo 2017

La revolución que suponen los chatbots

marzo 20th, 2017|

Los chatbots son programas de inteligencia artificial que tienen como objetivo simular una conversación real con un usuario. Este método ha sido desarrollado por las redes sociales y las empresas, las cuales ven en este sistema rentabilidad y accesibilidad.  La rentabilidad vendría de la mano de una agilización de la producción y  una reducción de plantilla. Por otro lado, la accesibilidad favorecerá la comunicación entre empresa y cliente, así como la captación de información de estos posibles consumidores.

Telegram,  Skype, Windows, Facebook o Microsoft son algunas de las redes sociales que ya están explotando este recurso a través del cual las empresas pueden aclarar dudas sobre el precio de un producto, su disponibilidad, las características del envío o problemas posteriores. Facebook dio a conocer su bots para Messenger el pasado abril, la herramienta permite a las empresas usar Messenger para responder a los usuarios. Además, las empresas podrán promover información como imágenes, URLs, sugerencias, la revisión de pedidos o de una reserva.

Por su parte, firmas como Domino´s Pizza o TacoBell ya realizan sus pedidos a través de Twitter, los bots realizan el pedido, confirman su veracidad y lo tramitan. En ningún momento es necesaria la interacción con otro ser humano.

Esta revolución en la comunicación surge por un cambio en la estructuración social, ya que nace a raíz de la proliferación de las redes sociales y  de aplicaciones como WathsApp que han reforzado la interacción a través de una pantalla. Amigos, familiares, compañeros de trabajo… y, ahora, también con las empresas. Así, los ciudadanos prefieren el trato con una máquina a través de las redes sociales que realizando una llamada telefónica a la propia compañía.

Son muchos los que señalan que el futuro estará compuesto por Smart Chatbots que podrán mantener conversaciones fluidas con un ser humano sin que sea necesaria la intervención de un tercero, prescindiendo de la figura del empleado del servicio técnico.

Sharon Reguera

Foto: Marga Ferrer

Spartan Race o cómo comunicar un evento deportivo

marzo 17th, 2017|

La Spartan Race es probablemente la carrera de obstáculos por excelencia. Prácticamente toda la sociedad ha visto en algún momento alguna de sus imágenes en la televisión, en redes sociales y en los medios de comunicación, o ha oído hablar de sus duros circuitos. Y no es de extrañar porque este acto mueve masas y ha construido una verdadera red de fanáticos. Pero cuál es su origen y desde el punto de vista comunicativo, cómo se acerca un evento de tal magnitud a la comunidad. Para saberlo es importante conocer su historia.

Joe De Sena era broker en Wall Street y tras una historia de superación fundó la Death Race en el año 2007, la que quizás sea la carrera más dura del mundo que sigue celebrándose a día de hoy. Ese mismo año fundó con otros atletas deportivos que perseguían una mayor exigencia la Peack Races, cuyo fin era organizar lo más parecido a unas “carreras de la muerte”.

De la idea de actualizar el formato y buscar una fórmula menos fatigante y con mayor accesibilidad para la sociedad, que persiguiera esa misión de trasladar los valores de superación personal y de lucha, plasmados en un circuito de obstáculos, nació la Spartan Race. Ciertamente era carne de cañón para los patrocinadores y la respuesta no se hizo esperar y pronto empezaron a recibir propuestas empresariales para fundar un evento que atrajera a todas las masas. Y lo consiguieron. Actualmente se organiza a nivel europeo y mueve a corredores de todo el mundo.

Cómo se comunica

La arquitectura de un evento comprende diferentes cimientos, como es de esperar. El antes, el durante y el después son las tres fases que dependen de los pilares de la comunicación. La misión de la agencia encargada de cumplir este menester es generar el interés de los medios hacia algo que no tiene una naturaleza noticiosa. Pero cuando se trata de un evento que se sale de lo habitual, como es el caso de la Spartan Racees muy sencillo porque no es un acontecimiento deportivo al huso, sino una filosofía de vida”, explica Laura Bellver, periodista de Talentum Group, la consultora encargada de la organización y comunicación del evento en Valencia.

Aunque la organización sea probablemente la parte más trascendental y similar a la de cualquier otro evento, también es importante trazar una estrategia de comunicación desde el principio y para ello, hay dos factores de los que no se puede prescindir, según nos cuenta Bellver.“A nivel deportivo el lenguaje empleado para comunicar tiene que ser fresco y directo, para que la motivación esté siempre presente porque se trata de animar a la gente a que participe”.

Y añade la importancia de promover el mensaje desde la salud y el bienestar porque se trata de una carrera de obstáculos y hay que ser consecuente con lo que estás diciendo. “Se les incita a participar pero se les informa de que tienen que prepararse antes, estar en forma y cumplir una serie de condiciones físicas para poder hacerlo. Por lo que difundir el mensaje desde este prisma es necesario”, concluye Bellver.

Foto: Inma Gabarda
Foto: Spartan Race

Marketing digital para cenar gratis

marzo 15th, 2017|

Cuando un grupo de emprendedores se une para pensar ideas que puedan suponer un éxito y nichos de gran proyección, solo pueden emerger buenas iniciativas. Y cuando la temática se centra en marketing digital y en el uso de las nuevas tecnologías, más todavía. De una de estas reuniones de equipo surgió Free Good Food, un restaurante de comida gratuita financiado con publicidad. “Pensamos que, si pagamos como mínimo diez euros por un menú, una empresa que se publicita podría pagar un euro por promocionar ese menú”, explica Rafael González del Castillo, alma mater de este proyecto.

Poneos en situación. Os llega una newsletter publicitaria y, tras echarle un vistazo, pulsáis un botón de confirmación con el que os lleváis, por ejemplo, el entrante y la bebida de una comida en este establecimiento. Allí, mientras esperáis a que os den mesa, os colocáis unas gafas de realidad virtual para continuar viendo anuncios y, así, conseguir el menú completo. Una cena gratis solo por consumir publicidad afín a los gustos del comensal y que viene subvencionada por las propias marcas a modo de show room o pop-up store.

El modelo de negocio está basado en la viralidad y centrado en los millenials como perfil de público interesado en los servicios gratuitos y en las experiencias innovadoras, que actualmente se está moviendo por incubadoras y concursos de startup con una presentación breve del producto o pitch. Un movimiento que desean que se vea mejorado por la figura de un socio que conozca a los medios de comunicación para poder llegar más fácilmente a las empresas que suelen poner publicidad.

Este proyecto sale desde La Neoteca, el estudio de diseño y arquitectura, enfocado en marketing y nuevas tecnologías, de González del Castillo, que se encargaría, con la consecución de la herramienta digital, de diseñar el espacio y la experiencia del comensal en un restaurante innovador y que cautive. “Diseñamos espacios para las empresas, ya sean multinacionales o startup, stands, oficinas y locales comerciales de diversa índole”, explica el promotor de Free Good Food.

Este joven arquitecto de 28 años lleva adelante otros proyectos como Designing The Future, una revista de arquitectura en papel y online, y REVIT a la carta, una plataforma de formación online y presencial de Autodesk Revit (software de modelado de información de construcción) a empresas y universidades.

Un emprendedor nato que trata de moverse por los sectores más incipientes y estar a la última en busca de negocio. “Hay que dar al mercado lo que pide; de nada sirve crear un producto si no hay demanda de ello. Cuando veo una necesidad, lanzo uno; si veo que vende, invierto más tiempo y dinero y, si no, antes de cerrarlo, lo cedo. No he perdido dinero con ninguno de los cinco negocios que he creado. Al ser la mayoría online, el mantenimiento es mínimo y puede perdurar: es un goteo”, valora González del Castillo.

Al mismo tiempo denuncia la manera en que los medios de comunicación suelen dar difusión al emprendimiento sin valorar su progresión de futuro, ya que considera que muchas de estas empresas emergentes son “bombas de humo, donde inflan los números para conseguir más dinero por inversión” como forma de rápido crecimiento. “Emprender es muy duro, incierto y no para todas las personas. Para la prensa es un orgullo poder mostrar los grandes éxitos de quienes arrancan cualquier tipo de iniciativa, pero ello alienta demasiado a los jóvenes a seguir este camino, que no es nada bonito si no das con la tecla adecuada”, concluye el arquitecto.

Por David Casas (@casas_castro)

“A los periodistas regionales y locales no les doblega nadie”

marzo 13th, 2017|

La trayectoria profesional del periodista Javier F. Barrera (@juanlarzabal) es vasta y rica. Trabaja en Vocento y en el diario Ideal de Granada desde hace más de 25 años, medio este último en el que realiza coberturas multimedia y aplica sus conocimientos en social media. Además, escribe en los portales digitales Ideal.es y Periodismo al Pilpil y es miembro fundador de 1001 Medios, un laboratorio permanente de comunicación.

¿Cómo definiría la buena práctica del periodismo?

“El periodismo es ir, oír, ver, volver y contar”, como nos enseñó Enrique Meneses.

¿Qué ha supuesto el uso de las nuevas tecnologías para el mejor desarrollo de la profesión periodística? 

La imprenta fue una nueva tecnología y mira la que se lío. Lo primero, difundir conocimiento, luego, bulos y bulas. Inmediatamente, control del poder, feudal prácticamente, sobre el papel, las máquinas y lo impreso. ¿Te suena? Pues ahora sigue igual. Y nos defendemos igual.

¿Se hace actualmente un buen trabajo periodístico a través de las redes sociales? ¿Qué se denota a través de ellas?

Se lo leía esta misma mañana a El Descodificador Javier Pérez de Albéniz, en este artículo que enlazo, que podría firmar allá con sólo cambiar alguna cosilla, pero sirve para un debate de verdad: “Escuchar a Jiménez Losantos, Marhuenda, Luis Herrero y Ana Samboal en una de sus charlas matutinas de esRadio sería la bronca previa a una pelea en un burdel portuario. ¿Y qué me dice de Alfonso Rojo, llamando “gordita” a la alcaldesa de Barcelona Ada Colau en la tertulia política de ‘La Sexta Noche’? A su lado Twitter es una fiesta del ingenio y el humor inteligente”.
Y, también: “hay periodistas brillantes y farsantes tanto en las redes sociales como en los periódicos centenarios”. Es decir, el titular del artículo: ‘Periodismo bueno, Periodismo malo’. El artículo parte de una gran obra periodística que llegó a España a finales de los años noventa. Se titula ‘El Periodista Universal, de David Randall’,  y es un pozo de sabiduría sobre este tema, ya que empieza diciendo (y cito de memoria): “Solo hay dos tipos de periodismo, el bueno y el malo. El resto es demagogia”.

¿Es indispensable que todo nuevo periodista que comienza su carrera laboral lleve ‘bajo el brazo’ un blog? ¿Cómo puede beneficiarle? 

Keith Richards respondió una vez: “Hey! A mí no me preguntes eso, yo fui el que dije que ‘Satisfaction’ no era un buen tema para un single”. Y lo mismo te digo. Tengo blogs desde hace más de una década y me han servido para miles de cosas, y ninguna de ellas, fue algo previsto. Y tampoco sé si fueron periodismo, pero sí sé que me sirvieron para mejorar como periodista y como persona. Me permitieron conocer a blogueros, periodistas o no, que ahora son mis amigos. Por ejemplo, tener un blog es recomendable si para responder a esta pregunta puedes decir que, gracias al blog, eres amigo de Wicho Microsiervos, de Mi Mesa CojeaCésar Calderón o SIndo Lafuente.

¿Qué balance hace sobre el trabajo de investigación comunicativa y de generación de ideas realizado en estos últimos ocho años a través de 1001Medios?

Que vivimos, documentamos, compartimos y nos divertimos analizando el advenimiento de la Web 2.0. Y, ahora, tras un parón de publicación y de intenso debate interno, volvemos de nuevo con una lupa para detectar las mejores prácticas periodísticas y para documentar los debates.

¿Cuál es el panorama actual del periodismo que se elabora en las dos comunidades autónomas que más ha tocado, País Vasco y Andalucía?

Adoro el periodismo regional y local que se hace no solo en Andalucía y País Vasco, sino también en Extremadura, en Murcia, en Castilla, en Asturias o en La Rioja, con unas cabeceras centenarias pero jóvenes, con periódicos que se citan todos los días en los quioscos y en la red, que ganan dinero en tiempos desapacibles y que con un armazón empresarial poderoso y decidido se da cobertura a los mejores periodistas que conozco, ya sea en Gijón, en Barakaldo, en Donosti, en Haro, en Murcia, en Badajoz, en Cádiz o en Valencia. Son la hostia tú. Conozco a los periodistas regionales y locales y he trabajado con ellos en sus redacciones. No les doblega nadie.

Escrito por David Casas (@casas_castro)

La capacidad comunicativa de las caras públicas

marzo 10th, 2017|

Un mensaje llega antes si proviene de un famoso. Esto es así. Muchos son los expertos que reniegan de ellos y critican. Hablan de muchos temas sin poseer los conocimientos necesarios como para tener la autoridad de formar una opinión a nivel estatal o, incluso, mundial. Un ejemplo de ello es que los Oscars, los Globos de Oro o los Goya se han transformado en una tribuna desde la que poder criticar las injusticias, reivindicar las acciones de los gobiernos o exponer opiniones sobre temas como el feminismo o la homosexualidad.

Ante este paradigma, es imposible ignorar el valor social que poseen las caras públicas, cuyas acciones -tanto si son positivas como si son negativas- afectarán a una masa incontrolable de fans que se guían, quizás en exceso, por sus opiniones.

Este año la gala de los Oscars se vio ensombrecida por el reciente triunfo del presidente Donald Trump, a quienes muchos famosos ya mostraron su oposición en su  negativa a participar en su acto de investidura, así como con su presencia en las manifestaciones que se dieron mientras tanto, destacan celebridades como Michael Moore o Scarlet Johansson. El mensaje era claro: la Academia no va a aceptar las restricciones y las amenazas del nuevo Presidente de los Estados Unidos sin oponer resistencia.

A pesar de los esfuerzos de Trump por acallar esta celebración, sus esfuerzos no hicieron más que aumentar el protagonismo de la gala. Muchas estrellas de Hollywood lucieron lazos azules para apoyar la campaña “Stand with ACLU” de la Unión para las Libertades Civiles en América (ACLU), grupo defensor de los derechos civiles. También se oyeron declaraciones de  los presentes, como las intervenciones del cineasta iraní Asghar Farhadi y la del actor mexicano Gael García Bernal.

En España los Goya también han adquirido una gran popularidad en este sentido: hay más revuelo por conocer cuáles serán las críticas de los famosos y el contenido del monólogo del presentador de la gala -este año, Dani Rovira- que por conocer a los premiados. Este año los focos de atención han sido el feminismo -Rovira se puso “en los pies” de las mujeres y se calzó unos tacones, un método de reproche que no fue bien visto por muchos espectadores- y, como siempre, las subvenciones y el IVA en la cultura.

Sin embargo no es necesaria una gala para que los famosos planteen sus ideas, es el caso de Lady Gaga cuyas luchas a favor del colectivo LGTB ha favorecido a muchos jóvenes que no se sentían cómodos con ellos mismos, ha visibilizado el problema de la homofobia, además, la cantante ha organizado recitales con los que financiar esta causa. Otro ejemplo es el del actor estadounidense Shia LaBeouf, quien tras el triunfo de Donald Trump, decidió llevar a cabo una performance que consistía en situar una cámara en el Museum of Moving Image de Nueva York para visibilizar el rechazo hacia el presidente de EE UU.

El poder de las estrellas pueden agilizar campañas que los propios gobiernos son incapaces de llevar a cabo. Sin embargo, se ha de tener presente que no todas las figuras públicas son ejemplos a seguir, y sus actos pueden acarrear serias consecuencias, minando los logros y esfuerzos de sus compañeros profesionales, gobiernos y organizaciones. Este podría ser el caso de actores como Charlie Sheen o Johnny Deep, que han sido acusados de cometer violencia de género, pero ello no ha conllevado ni penas judiciales ni sociales.

Sharon Reguera
Foto: Marga Ferrer

Contenido especializado al rescate de la audiencia

marzo 8th, 2017|

Cada vez es mayor el número de empresas que decide apostar por una agencia de comunicación para proyectar su identidad digital y gestionar su reputación online. De manera que destinan una partida presupuestaria importante para comunicar su producto o servicio, pero los tiempos han cambiado y el consumidor se ha vuelto mucho más exigente con todo lo que ello conlleva, por lo que hay que aportar un valor añadido, contenido especializado.

 En las últimas décadas se han triplicado los usuarios que emplean como fuentes de información los blogs y otros portales de referencia distintos a los tradicionales medios de comunicación. Por ese motivo, hay que recrearse y buscar nuevos soportes para aportar ese producto de calidad necesario para distinguirse entre la voraz competencia.

 El usuario ya no se conforma con tener información corporativa y conocer la estructura interna de la empresa, sus integrantes, sus funciones o sus acciones sociales. Quiere saber más y demanda contenido de interés. En esta línea nacen agencias de servicios periodísticos para dar respuesta a esta necesidad cada vez más gradual que tienen las organizaciones de atraer leads, no sólo desde la parte del marketing sino también de la comunicación.

El desafío consiste en aumentar el diálogo con los clientes a través de la creación de soportes diferentes como, por ejemplo, una guía para embarazadas que recoge todos los mitos que circulan en Internet sobre la alimentación durante el periodo gestacional para derribarlos y esclarecer esta información que supone de gran utilidad para el sector.

Los contenidos de calidad son idóneos para generar interés y convencer al público. Aunque no todos se pueden plasmar en el mismo formato, hay que tener en cuenta todos los factores influyentes para seleccionar el que más se adapte a nuestras necesidades informativas. ¿Qué tipo de contenidos busca tu empresa? ¿Sabes lo que puede interesarle a tus clientes? Depende del ámbito de negocio al que pertenezca tu audiencia o de tus objetivos empresariales.

Desde Soma Comunicación se han abordado diferentes formatos destinados a audiencias dispares. Para propiciar un acercamiento al mundo saludable y difundir las bondades del brócoli se elaboró el libro, Grandes chefs y el brócoli, que contenía información sobre el cultivo de esta verdura, la producción y veinte entrevistas a perfiles influyentes en el ámbito de la gastronomía, cuyo padrino era Martín Berasategui. Una publicación cercana y amigable para todos los foodies y enamorados de la cocina, para ensalzar el ingrediente principal, el brócoli.

Mientras que para los amantes del estilo, la belleza y el glamour se ha desarrollado desde la agencia una revista especializada de periodicidad trimestral, bajo el nombre de LGN. La publicación trata contenidos periodísticos sobre un gran abanico de temas: life style, viajes, tendencias, lo último en maquillajes, moda masculina, entre otros. También contiene reportajes en profundidad que versan sobre temas de interés para la audiencia a la que se dirige, además de entrevistas a influencers del sector, que tienen una gran notoriedad en el mundo de la belleza.

Todo un conglomerado de historias que permiten a las empresas acercarse a una audiencia segmentada cada vez más rigurosa. Y lo más importante, que les otorga una notoriedad que les impulsa en la selva comercial y les distingue de sus competidores. Y todo ello a través de la mejor herramienta que tenemos, la comunicación. Comunicamos datos, antecedentes, referencias, hechos, realidades, experiencias, novedades, noticias. Comunicamos historias.

Gabinete de prensa, periodismo abierto e influencers

marzo 1st, 2017|

¿Cómo ha cambiado el trabajo de un gabinete de prensa? ¿Los periodistas siguen recurriendo a las informaciones que proceden de estas oficinas? ¿Qué papel cumplen hoy en día? ¿Cómo han incurrido en la relación de un lado y otro de la comunicación los perfiles denominados influencers? ¿Cuál es la misión difusora que cumplen en las nuevas plataformas?

En términos periodísticos, y dentro del ámbito de la comunicación corporativa, o institucional, el gabinete de prensa cumple la misma función que tradicionalmente ha tenido, esto es, difundir informaciones de la actualidad de la empresa, perfil profesional, sector o institución correspondientes con enfoques de valor que proyecten novedad en relación a su actividad, contexto y agenda.

Pero la irrupción de las nuevas plataformas digitales y la relación directa con las audiencias destinatarias de las informaciones han condicionado también el envoltorio de los mensajes a difundir por un gabinete de prensa. Porque, además de los medios tradicionales, los receptores de su producción informativa hoy también son el resto de actores que participan en el concepto de periodismo abierto; desde los protagonistas secundarios de las noticias, los que registran hechos con los dispositivos móviles a modo de periodistas ciudadanos, los que los comparten en las redes sociales desde diferentes puntos de vista, los que dinamizan las noticias que publican los medios tradicionales a través de sus perfiles digitales, los prescriptores que verifican o no el contenido y hasta los influencers, o líderes de opinión con comunidades de seguidores sobre los que influyen en una determinada decisión o información.

Un conglomerado de actores en cuya cúspide se puede ubicar el profesional o la agencia de prensa con capacidad para organizar mensajes, oportunidades informativas, perchas o enfoques segmentados –desde un punto de vista exclusivo-, agendas de contactos influyentes por sectores (la agenda del comunicador de toda la vida pero enriquecida con los de los nuevos protagonistas y audiencias), capacidad de síntesis, expresión dinamizadora, conocimiento del medio, del contexto, de la actualidad –y de ésta con las oportunidades iniciales o con los hitos incluidos en un plan de comunicación-.

Ítems, contactos, plataformas, periodistas, perfiles, influencers,… han de ser protagonistas necesarios del día a día de un gabinete de prensa y de comunicación; de las relaciones públicas y de la repercusión de su trabajo en las sociedades actuales.

Posted by @os_delgado o @360gradospress

febrero 2017

Slow journalism: preceptos para practicarlo

febrero 17th, 2017|

Para conocer a qué responde el concepto slow journalism, ése que no ha sido acuñado oficialmente por nadie pero que el imaginario vocacional de cualquier plumilla que se precie lo contempla, es necesario aspirar a practicarlo. Por slow journalism podríamos entender la especialización en tiempos de Big Data, a la meticulosidad trabajada a partir de la verificación, al trabajo periodístico en profundidad, sin mirar el reloj ni si el sometimiento a unos imperativos de tiempo-espacio-publicitarios que condicionen el resultado final. El ‘periodismo lento’ atiende a una serie de preceptos que procuramos resumir a continuación:

Originalidad: practicar la originalidad pasa por abordar enfoques distintos, trabajar el contenido desde un punto de vista diferente al que proyecta la mayoría de soportes informativos. Si ponemos el fotoperiodismo como ejemplo, podríamos recurrir al reportero gráfico que huye de la foto-encuadre por la que reparten codazos sus compañeros y arriesga, por ejemplo, con una ‘metafoto’ o  foto de los fotógrafos fotografiando el hecho noticiable, que podría quedar en segundo plano. Desde el punto de vista escrito, sería el hito abordado desde otro prisma diferente al del teletipo, la nota de prensa o la profecía lanzada por la fuente que protagoniza la pieza. La actitud del profesional y el tiempo que dedique a abordar la realidad a informar, a documentarla, a contextualizarla, a enmarcarla en su guion periodístico, será cómplice necesaria para la consecución de la originalidad.

Calidad: del precepto anterior se desprende la necesaria calidad, cuyo resultado es la suma de otros factores necesarios que abarcan desde las habilidades escritoras del periodista, el conocimiento del entorno, el contexto geográfico de la pieza que trabaja, los contactos que tenga o adquiera para trabajar el contenido, hasta las nociones de marketing digital que aplique para que el resultado de horas de trabajo se proyecte a una audiencia lectora potencial de facto.

Especialización: el mejor aliado para trabajar desde el punto de vista periodístico el escenario del Big Data puede pasar por la especialización. Será entendida por el conocimiento exhaustivo de una materia a partir de la trayectoria profesional dedicada a la misma y al manejo de las habilidades técnicas para perfeccionarla y comunicarla. En este capítulo, el periodista especializado es un experto en la materia de la que informa, algo que habrá conseguido a base de leer, interactuar, practicar las relaciones públicas con los protagonistas de “su” actualidad y escribir sobre la materia con vehemencia posicionadora.

Dedicación: concatenado con los preceptos señalados, el de la dedicación es el principal aliado del slow journalism. Porque sin tiempo no habrá un resultado de calidad. Es la inversión imprescindible, el mejor testigo del periodismo lento que lo caracteriza como heredero del periodismo que narra historias, que se implica en el entorno del que informa, que conoce a sus protagonistas, que pregunta por las diferentes caras y por los diferentes grados de implicación condicionan la interpretación de los hechos. La dedicación es saber comunicar al detalle las distintas capas de la cebolla.

Publicación: una vez conseguido el resultado, esto es, el texto de nuevo cuño, original, trabajado bajo los preceptos indicados, revisado, filtrado, verificado y actualizado; llega el momento de publicarlo y difundirlo. Porque de nada sirve haber escrito una aportación brillante si a priori no nos hemos procurado la garantía de la publicación que nos permita difundir el conocimiento especializado que hemos redactado. Un blog propio que alimente nuestra marca personal, un medio digital que apueste por el slow journalism –que crea en los mismos preceptos-, una revista especializada que abra contactos y oportunidades para la autoridad de nuestra firma en el contexto abordado,… será la guinda que coloque en el camino la vocación practicada con la exclusividad de quien tiene argumentos para creer en el periodismo cocinado a fuego lento.

Posted by @os_delgado

Qué es un laboratorio de medios

febrero 16th, 2017|

Las fórmulas químicas no son las protagonistas de este tipo de laboratorios, sino las de la innovación y la tecnología en los medios de comunicación. Los ‘labs’ de medios “se configuran como unidades de experimentación estructurales e implementadas en el seno de las propias empresas (periodísticas), desde las cuales el medio focaliza y prioriza su apuesta por la innovación”, explica el periodista José Antonio González Alba en ‘Cuadernos para periodista’ de la Asociación de la Prensa de Madrid.

Este experto en la materia lamenta que el periodismo continúa instalado “en ese cada vez más largo periodo de transición entre la crisis del viejo modelo tradicional, sustentado económicamente en un porcentaje mayoritario por la facturación publicitaria, y el nuevo contexto digital”. Por ello, señala que los cambios que ha habido tanto a nivel tecnológico como cultural y económico deben impulsar a los medios a buscar “esa fórmula mágica que resuelva con éxito el modelo de negocio de los medios”.

Por ello, el nacimiento de los laboratorios de medios en el seno de los principales medios de comunicación está ayudando a encontrar nuevas vías para no quedarse atrás. Uno de los más reconocidos es el de El Confidencial, que fue elegido por Google como medio para fomentar la innovación periodística creando nuevos productos y experimentos en esta materia. De hecho, el año pasado realizaron 16 proyectos con nuevas narrativas para sorprender, retener e informar a los lectores. Historias periodísticos en las que se combina “el potencial narrativo que ofrecen la tecnología, el diseño y la creatividad”, tal y como indican.

Experimentar con nuevas narrativas es uno de los pilares de estos ‘labs’ de medios, como hacen desde RTVE. Uno de sus últimos proyectos trata de desmontar las mentiras en torno a una guerra a través de un site novedoso y disruptivo en el que se abre una conversación con la persona que se encuentra al otro lado de la pantalla. Imágenes e historias en primera persona, impactantes, con un texto directo y con testimonios hacen que el usuario quiera conocer esas mentiras que encierra un conflicto bélico como es el de Siria.

Como ha señalado González Alba hoy en las jornadas ‘Comunica2’, que se están celebrando en Gandia: “Con las nuevas narrativas, por primera vez la historia define el formato en que va a ser contada”. Redes sociales, videos en directo o solo dándole ‘like’ a una publicación se han convertido en maneras en las que la noticia puede ser comunicada, siendo la historia en sí la que marca la pauta y no el formato como hasta entonces.

Los medios más pequeños también cuentan con su propio laboratorio, como es el Diario de Navarra, donde realizan numerosas noticias que atañen al lector y en las que puede interactuar porque le afecta de una forma a otra. Por ejemplo, qué edificios han pasado el informe obligatorio en el casco antiguo de Pamplona o qué contratos de trabajo firmas en función de tu edad. También han recibido premios por un reportaje muy innovador sobre la transexualidad.

El año pasado The Washington Post se colocó como el segundo medio de comunicación tradicional más innovador en el mundo, según Fast Company. De hecho, el conocido portal señala que este periódico, que se remonta a más de un siglo, “se parece cada vez más a una empresa de medios tecnológicos”. Cuenta con datos tan excepcionales como que en noviembre de 2016 superó los 100 millones de visitas online. Esto lo han conseguido gracias a iniciativas como nuevos tipos de ofertas de anuncios publicitarios o herramientas para ayudar a los periodistas y editores a actuar de forma más rápida en torno a las últimas noticias.

Por todo ello, ¿por qué no apostar por un laboratorio de medios en el que descubrir y experimentar otras narrativas y formatos, y jugar con la tecnología para acercar una información de calidad y periodística al consumidor de hoy en día? Ninguna de las dos partes está reñida y a los hechos nos remitimos.

“Hay compromiso de los divulgadores de ciencia para no ser plastas”

febrero 13th, 2017|

La ciencia siempre ha sido un tema que ha suscitado el interés o, como mínimo, la curiosidad de la sociedad, aunque no cope las noticias más extensas o las más difundidas de los medios de comunicación generalistas. Es innegable y ello se ha debido al impulso realizado desde hace décadas por divulgadores como el vitoriano Javier Armentia (@javierarmentia), que trabaja para colocar la astrofísica en el lugar informativo que se merece. Y lo hace desde el Planetario de Pamplona, del que es director, y desde la prensa y la radio en las que colabora.

¿El estudio de la astronomía y de la astrofísica es algo que se decide en el bachillerato o lleva mucho de pasión y de vocación? ¿Cuál es tu caso?

Siempre me había gustado la ciencia, sobre todo, gracias a la serie Cosmos de Carl Sagan. En los campamentos me contaban acerca del cielo y me apasionaba. Luego me fui enfocando a esos estudios. Así que, puede haber tanto de vocación como de formación por mi parte.

¿Crees que ficciones de televisión como The Big Bang Theory han impulsado positivamente el interés de los jóvenes por la ciencia y la astrofísica como ya logró en su día el divulgador Carl Sagan? ¿A qué se debe?

Sí. Recuerdo cuando trabajaba en la Universidad Complutense de Madrid que volvían a emitir la serie de Carl Sagan y cuatro años después subía el número de alumnos de ciencias. Y ahora también sucede gracias a series como Big Bang Theory. Las noticias de ciencia se posicionan muy bien por internet, lo que significa que tienen su público y crece el interés por la ciencia, aunque esté por debajo de otras temáticas o no sea de masas.

¿Qué es importante tener en cuenta a la hora de hacer divulgación científica?

Llevo 30 años dedicándome a convencer de que la astronomía es divertida y veo que estamos impulsando el interés de la gente cuando los científicos jóvenes de la zona me dicen que comenzaron a apasionarse por la ciencia cuando les llevaron al Planetario de Pamplona con el colegio. Cuando te expones a la ciencia, te engancha.

Desde tu punto de vista, ¿cómo se trata en los medios de comunicación el periodismo y la información científicos? ¿Hay cabida para ello en los generalistas?

Hay un compromiso entre los comunicadores y divulgadores de ciencia para no ser plastas, acceder al público a través de informaciones que sean interesantes, que gusten y se puedan destacar. Por ejemplo, todo aquello que se realiza en España o que ha sido hecho por mujeres. El tema del cielo es bonito y no hay nadie a quien no le guste un poquito. Hay temas de interés que pueden ser aburridos y se mata el mensaje cuando se quiere ser muy preciso, pudiéndose contar de forma sencilla y atractiva. Como solemos decir los divulgadores, no hay que confundir el rigor informativo con el rigor mortis. Tanto la ciencia como el periodismo exigen una dedicación elevada para sacar información de calidad. A pesar de la precarización del periodismo, a la pérdida de juicio crítico y a la sumisión al cliente, se hace buen periodismo científico, pero es minoritario en España, no como en otros países. La ciencia ha desaparecido de los medios generalistas y de la televisión porque se cree que haría bajar la audiencia y, además, con pocos costes de producción, habría poca calidad y, con ello, no se haría algo bueno. En la radio sí se ha incrementado. Yo mismo participo en magacines matinales y nocturnos en los que se habla de ciencia, aunque no me paguen. Este medio da juego porque puedes hacer otras cosas mientras la escuchas y se puede introducir información a través de las ondas en el mismo momento que ha pasado. Y exige ingenio.

¿Es preferible un astrónomo con nociones de periodismo o un periodista con nociones de astronomía para escribir artículos de calidad que el público general entienda?

Depende. No hay una fórmula perfecta. La mezcla es necesaria y formarse académicamente, pero no es la panacea. También requiere de mucha vocación y de ser una persona que comunique bien y que tenga estrategias y conocimientos para contar correctamente, así como estar al día y tener buena agenda.

¿Aún hay gente que confunde la astronomía con la denostada astrología? ¿Es por falta de conocimientos o por creencia ciega en las supercherías?

Hay confusión entre la gente y viene porque ambas palabras son parecidas. Ya no hay tanta creencia en la astrología y se ve, sobre todo, en la gente joven. Es algo más cultural.

¿Qué es lo que más te pregunta la gente sobre ciencia o astronomía? ¿Qué interesa más al oyente en tus intervenciones radiofónicas?

Va por épocas, pero, sobre todo, la vida en marte y en otros planetas por la curiosidad que genera; los viajes en el espacio, el sistema solar, el nacimiento y muerte de las estrellas o el big bang. Todo lo que sea cosmología: saber quiénes somos, de dónde venimos y a dónde vamos.