Contacte con el equipo de Soma Comunicación (+34) 961 329 801|soma@somacomunicacion.com

Blog

24 noviembre, 2017

La fuerza reputacional del contenido hablado

24 noviembre, 2017|

Siempre se ha dicho que el contenido es el rey en los entornos digitales y en las estrategias de comunicación y marketing que siguen las marcas y las empresas para posicionarse como referentes en sus mercados. Con todo, saber combinar el ámbito online con el offline significará una mayor repercusión y fortaleza de ese atributo regio de lo que publicamos, decimos y compartimos con la vehemencia de expertos autorizados, fuentes cualificadas, textos originales de nuevo cuño y técnicas implementadas para posicionar a todos ellos con las palabras clave por las que dichas empresas o marcas son localizadas en internet y en las redes sociales.

Y es en el ámbito offline donde acaparan protagonismo las citas, jornadas, foros o eventos cargados de contenido hablado en el que las marcas, al igual que enmarcan blogs especializados con su apoyo o publicitan sus atributos en medios digitales, impulsan al organizarlos o colaborar en ellos un posicionamiento reputacional por el contexto de networking, debate entre expertos, aportación original de puntos de vista en relación a hechos noticiables de actualidad y, cómo no, por la inclusión oportuna en los programas de estas citas de referentes vinculados directa o indirectamente a las mismas.

Así, de la confluencia entre el contenido online bien planificado a partir de unos objetivos de impacto y de posicionamiento; con el contenido offline o hablado, las empresas y las marcas pueden conseguir que su estrategia de mercado se vea reforzada por una buena reputación, un posicionamiento acertado y un refuerzo de sus valores con un sentimiento positivo aparejados a los mismos que remarcarán su autoridad o incidencia en su sector.

En este punto es fundamental contar con recursos para organizar un evento, disponer de un enfoque profesional de comunicación y marketing, practicar interna o externamente con el apoyo de una agencia de comunicación las relaciones públicas para conseguir que la cita acapare le visibilidad, la convocatoria y los ponentes acertados y saber medir a posteriori el impacto offline y online de la apuesta.

Soma Comunicación organiza con la colaboración de Resuinsa el próximo 30 de noviembre en Barcelona el #hospDay. Inscripción abierta y gratuita: http://bit.ly/2zoFsuT

Posted by Óscar Delgado
Photo by Marga Ferrer

Cómo se realiza un informativo en televisión

17 noviembre, 2017|

En periodismo la información no se expresa igual en todas las plataformas. Los lenguajes se adaptan a los destinatarios y el mensaje a las exigencias de la audiencia y al canal por el cual se transmite. De modo que, en televisión los titulares que se lanzan son siempre frases cortas y sencillas para acaparar el interés de la audiencia sin discriminar el poder de la imagen que, en este caso, ejerce sobre el espectador.

Conocer estos preceptos es esencial para saber cómo se realiza un informativo, detrás del cual se esconde un equipo de realizadores, productores, editores y presentadores. La primera tarea es convocar una reunión de escaleta, en la que los diferentes departamentos que componen la empresa de comunicación exponen los temas de actualidad que serán tratados durante el día. De ahí, se realiza una selección y se escogen los contenidos que se van a abordar y de qué manera. Después, se solicita en la sala de documentación los recursos audiovisuales, en caso de necesitarlos y se programan las salidas para grabar nuevas imágenes con las que ilustrar el resto de noticias.

Se asignan los trabajos y un equipo, formado por un redactor y un cámara, va a cubrir el hecho noticioso. Mientras, en realización los redactores van preparando el guión del informativo para los presentadores. Cuando retornan los periodistas con las imágenes tienen que montar los vídeos en tiempo récord, en ocasiones, porque llegan poco antes de comenzar la emisión.

Los vídeos suelen tener una duración de un minuto apróximadamente y, como se dice en la jerga periodística, se graba una voz en off locutando la noticia y posteriormente se va asfaltando con las imágenes seleccionadas para contar el hecho acaecido, acompañado de unos segundos de imágenes con sonido de ambiente (colas) para hilar con la próxima noticia.

Cuando el apartado audiovisual está predispuesto, son los operarios técnicos los que se encargan de reunir todos los recursos para emitirlos en el momento del directo, según el orden establecido en la escaleta. Una vez están reunidos todos los materiales, los encargados de presentar el informativo pasan por maquillaje y peluquería y después ocupan sus asientos.

Durante el informativo se suele seguir un protocolo de actuación entre los profesionales de la comunicación. Normalmente, los presentadores saludan a los espectadores y comienzan a leer con ayuda de un soporte electrónico, el teleprompter, los titulares de las noticias que componen el sumario. Después, arrancan los vídeos y se van intercalando con las conexiones en directo que se realizan desde la redacción con los distintos corresponsales o enviados especiales.

Al finalizar, los periodistas se despiden de los espectadores, recogen los apuntes y vuelven a la redacción para continuar con la producción de noticias para la siguiente franja horaria.

“El empresario tiene mucho de héroe”

15 noviembre, 2017|

Un periodista nunca sabe los caminos por los que le va a llevar su carrera profesional con el paso de los años. Y si no que se lo digan a Raúl Alonso (@raulalonsoenlared), que se ha especializado en management, emprendedores y distribución comercial para su trabajo en publicaciones como Emprendedores, Forbes o Tapas, entre otras. También es bloguero de Movistar en el proyecto Con Tu Negocio y de Anida BBVA y genera contenidos online para otras empresas como Santander, Amadeus o Crédito y Caución.

¿Cómo defines el periodismo?

Gabriel García Márquez lo definía como “el mejor oficio del mundo” y el maestro Ryszard Kapuściński como “dar la luz para que la gente vea cómo las cucarachas corren a ocultarse”. Dos visiones muy diferenciadas, pero no excluyentes en las que seguramente nos gustaría vernos identificados a muchos profesionales. Sin embargo, obligan a llevar una camiseta muy exigente que, además, debes vestir las 24 horas del día. Desde mi visión, muchos periodistas, como yo mismo, nos conformamos con cumplir lo más dignamente posible con otras misiones como la de divulgación. Y me gusta pensar que también aporta ese granito de arena que a todos nos corresponde para trabajar por un mundo mejor y más justo: no todo van a ser grandes titulares.

¿Qué te llevó a dedicarte a esta profesión y a especializarte en gestión de empresas?

Al periodismo me llevaron dos pasiones: la de entender qué está pasando y la de contar historias. A la especialización en gestión de empresas, los vaivenes en el ejercicio de una profesión dura y exigente. Para mi fortuna, más tarde descubrí que la empresa y la forma en que se gestiona reproducen el mundo en toda su complejidad, lo articula, condiciona, manipula y enriquece. Con la empresa se puede hacer lo mejor y lo peor.

¿Cuáles son las claves para realizar periodismo de empresas y de emprendedores de manera eficaz y con calidad?

Sin veracidad y honestidad no hay nada que hacer, pero creo que son las capacidades de observación, escucha y análisis las que marcan la diferencia en el resultado final. Y aún añadiría una más: una medida dosis de empatía con la fuente. Sé que muchos compañeros no estarán conformes, pero creo que ese esfuerzo por entender el punto de vista del entrevistado –incluso cuando te repugna– permite hacer mejor tu trabajo.

¿Cuál es el panorama actual de la empresa española? ¿Cómo consigue salir adelante?

El empresario tiene mucho de héroe: es una persona que se ha esforzado por ver cumplidos sus sueños y que se pelea a diario por seguir haciéndolo, ya sople el viento de contra o de cara. Yo los admiro, de modo especial al pequeño empresario, pero tengo la sensación de que España no es capaz de identificar en ellos un motor y un modelo de progreso. Puede que haya algo de eso que decía Borges, cuando los españoles quieren señalar que algo es bueno dicen ‘es envidiable’. También es cierto que pocos empresarios se esfuerzan por acercarse a la sociedad. Hay mucho que aprender en transparencia, quizá porque durante muchas décadas funcionó mejor el tejemaneje que el esfuerzo y la innovación. Hoy quiero pensar que esa cultura desaparece.

¿Qué percibes de los jóvenes que se lanzan a emprender con startups innovadoras y de valor? ¿Se valora igual que en otros países como Estados Unidos? ¿Para las más jóvenes e innovadoras están sirviendo de ayuda las aceleradoras?

Sobre todo, percibo una gran energía. El movimiento startup es lo mejor que le ha pasado al tejido empresarial español en décadas. Hay preparación, innovación, creatividad, esfuerzo y ambición. Espero que algunos de esos proyectos puedan convertirse en grandes empresas y otros muchos más en medianas: para ganar estabilidad y competitividad, la economía española, sobre todo, necesita de medianas empresas. A mí me duele cuando algunos de ellos me explican que para triunfar deben abandonar España. Yo no lo creo, pero sí que es verdad que echo de menos una colaboración más efectiva y organizada de ese talento emprendedor y la gran empresa. Sobre las aceleradoras, unas pocas están cumpliendo bien con sus objetivos y otras tantas se han apuntado a una moda sin recursos ni método. Supongo que es inevitable.

¿Cómo valoras las tendencias actuales en materia de redes comerciales en nuestro país?

El momento es fascinante. La tienda está en un proceso de cambio y todo parece que nos lleva hacia un formato donde se venda menos producto y más servicio y experiencia, y con una fuerte presencia del componente tecnológico. Yo soy optimista sobre el futuro de la tienda física, pero es cierto que hay que trabajar en el encaje entre el online y el offline, que a todas luces son complementarios. Me preocupa más la supervivencia del pequeño comercio independiente, irrenunciable para enriquecer y personalizar nuestras calles. En mi opinión si ofrecen calidad y diferencia contarán siempre con el apoyo del consumidor, que es quien tiene la última palabra. Un consumidor al que cada vez le interesa más el producto local, producido y distribuido con criterios de sostenibilidad y justicia, y es ahí donde el pequeño comercio tiene su gran baza.

Por @casas_castro

“Los libros son una forma de viajar y de contestar preguntas”

8 noviembre, 2017|

‘Radiofílica’ y devoradora de libros. Así se define la periodista Lara Hermoso, que recuerda haber querido dedicarse a la comunicación desde que de pequeña recorría su casa, radiocasete en mano, entrevistando a toda su familia y a ella misma (al estilo Capote). Trabaja en el informativo 24Horas de RNE y previamente en Cadena SER con Carles Francino. También ha colaborado en la revista Rolling Stones y actualmente lo hace en Jot Down. Antes reflexionaba sobre sus lecturas favoritas en su blog; ahora se las guarda para ella y para sus allegados.

¿Cómo definirías el periodismo en pocas líneas?

Un oficio que se aprende con los años y en el que, por mucho que nos empeñemos, no existe la objetividad, pero sí la honestidad.

¿Qué te condujo al mundo del periodismo? ¿Dónde te veías a nivel profesional 15 años después cuando empezaste la carrera?

No recuerdo haber querido ser otra cosa. Debía de tener siete u ocho años cuando me regalaron un radiocasete con micrófono y a partir de entonces me dediqué a entrevistar a toda mi familia e incluso a auto entrevistarme. Conste que entonces no sabía que eso ya lo había inventado Truman Capote.

¿Qué ‘placeres’ le encuentras a la radio como usuaria y como profesional de la comunicación?

Siempre ha sido y será mi medio favorito por su inmediatez y su calidez. El otro día leía un artículo de Elvira Lindo en El País en el que decía que “nada supera el lazo íntimo que establece una voz con sus oyentes” y no puedo estar más de acuerdo. Mi padre es un gran oyente de radio y en casa siempre ha sonado. Nosotros también terminábamos contestándole al transistor.

¿Por qué crees no hemos desterrado el papel para centrarnos en los ebooks a la hora de leer libros? 

No lo sé. Personalmente como lectora me encantan los libros como objeto físico y a la hora de leer necesito subrayar y doblar las páginas. También persigo ediciones antiguas y/o raras.  Conste que tengo un ebook y, a pesar de que las torres de libros empiezan a campar por el suelo de casa, soy incapaz de usarlo.

¿Qué te aporta la lectura en las noches de frío?

En las noches de frío y en las de verano también. Los libros son un refugio, una forma de viajar, de evadirse, de contestar preguntas. A menudo los libros me sirven para expresar sentimientos que yo soy incapaz de poner en mis propias palabras. Lo escribió Milena Busquets: “donde no llegan mis amigos amados llegan mis libros amados”.

¿Cuáles son tus cinco libros favoritos?

Me niego a señalar solo cinco libros favoritos, amén de que ellos van cambiando conforme uno crece y cambia como lector. Sí puedo decir que tengo debilidad por la Generación Granta a la que pertenecen algunos de mis autores favoritos: Julian Barnes, Martin Amis o Ian McEwan. Le recomendaría a todo el mundo El sentido de un final de Barnes y Amsterdam y Expiación de McEwan. Pastoral americana, de Philip Roth, es otro libro que ha sido fundamental en mi vida. Últimamente he leído a autoras que me han fascinado como Renata Adler, Vivian Gornick, Natalia Ginzburg o Lucia Berlin. Me interesan mucho autores españoles como Luis Landero, que ha escrito libros maravillosos como El balcón en invierno o La vida negociable, y voces jóvenes como la de Laura Ferrero, que ha escrito una primera novela espléndida, Qué vas a hacer con el resto de tu vida. Me encantan los libros de memorias y ahí no puedo dejar de señalar la biografía de Isaiah Berlin, que escribió Michael Ignatieff, o el libro de memorias de Katharine Graham (Una historia personal), que fue editora del Washington Post en un momento en el que en el periodismo solo mandaban los hombres. En las facultades pondría como lectura obligatoria las memorias de Christopher Hitchens, Hitch-22. Y, ante el fenómeno Patria, recomiendo mucho leer los dos libros que ha publicado Edurne Portela: el ensayo El eco de los disparos y la novela Mejor la ausencia. Me temo que al final han salido más de cinco…

¿Cuál tienes sobre la mesita de noche actualmente?

Acabo de terminar El club de los mentirosos, un libro de memorias de Mary Karr que me ha fascinado por su falta de autocomplacencia y su abrumadora sinceridad. Y ahora estoy empezando Yo misma, supongo, de Natalia Carrero, un artefacto curioso del que apenas llevo 60 páginas leídas.

Por @casas_castro

30 octubre, 2017

“Falta mucha pedagogía gastronómica en nuestra sociedad”

30 octubre, 2017|

Rosa Rivas (@gastrorosarivas) ha luchado a lo largo de su carrera periodística, junto a otros colegas, por colocar la gastronomía y el mundo de la cocina en las páginas de los periódicos como parte de la cultura española. Y lo consiguió de la mano de El País. En su trayectoria profesional ha colaborado en RTVE y Canal+, así como en otros medios internacionales como Food Magazine (Suecia), Precious (Japón) o CBS Boston (EE.UU.). Fue galardonada con el Premio Nacional de Gastronomía 2010 y es coautora de Basque, territorio creativo.

¿Qué importancia ha tenido la gastronomía en tu vida?

Siempre he tenido contacto con la gastronomía, pero a nivel profesional ha costado un poco más porque hace 15 años no existía la gastronomía como parte de la cultura en el mundo del periodismo, ni tampoco la difusión de su conocimiento. Pero el tesón tuvo recompensa, ya que trabajé duro junto con otros colegas para lograr que tuviera el lugar que merecía. Como, por ejemplo, en 2007, cuando conseguimos que la gastronomía tuviera su propia sección en El País. También ayudó muchísimo el fenómeno Ferran Adrià y el trabajo de otros grandes chefs.

¿Y cómo se mostraba antes el mundo de la cocina en los medios?

Mi primer contacto con la información gastronómica fue editando recetas de Simone Ortega (autora del su libro 1.080 recetas de cocina, de 1972, uno de los libros más vendidos en España) en El País Semanal. En los noventa la gastronomía no era un hecho cultural, no era noticia y, menos, abría telediarios como ahora. En los 80 solo encontrabas Con las manos en la masa, con Elena Santoja, que fue muy importante, y, después también ha influido como gran divulgador Karlos Arguiñano.

¿Y has dado con personas que te han ‘facilitado’ el trabajo?

A lo largo de mi carrera he conocido a personas maravillosas y muy generosas. Y claro que me han supuesto un apoyo a la hora de trabajar. Tenemos suerte de contar en España con cocineros geniales abiertos a la experimentación y al cabo conocimiento e investigadores que han llevado nuestra gastronomía a la vanguardia.

¿Cuáles son las claves para realizar periodismo gastronómico de calidad en papel y en digital?

La labor de los periodistas gastronómicos es informar y ofrecer datos al público para que conozca lo que hay, no solo incentivarle a que se ponga ciego a comer en los restaurantes a través de las críticas. Hay que saber comunicar. Y comunicar y documentarse mucho. Nunca se deja de aprender en este mundo.

¿Crees que las redes sociales están teniendo una presencia importante para que la sociedad conozca de cerca la cocina y cada uno de sus secretos?

Las redes sociales y los medios digitales ayudan a que las personas coman con los ojos, pero la información tiene que ser la misma que en cualquier otro medio: no puede decaer su calidad para que las personas saquen a través de ellas sus conclusiones, se pongan a cocinar o acudan a restaurantes. Aunque no soy muy partidaria de las críticas: si me gusta un restaurante, me gusta, pero no le voy a decir a un chef lo que tiene que hacer. Un tuit debe acertar y estar bien hecho para no ser un troll. Es algo instantáneo que influye en la gente. Al igual que las fotos, que deben ser muy visuales e informativas, con calidad.

¿Cómo ‘trata’ la sociedad hoy en día a la gastronomía?

Muchas personas la ven como una moda y hay mucha pose en el mundo de la gastronomía, en lo que la gente percibe a través de los medios y de las redes sociales. Y la gastronomía no puede ser una moda; es cultura, conocimiento y productos que hay que aprender y conocer desde sus orígenes. Falta mucha pedagogía gastronómica en nuestra sociedad. En los colegios se debería enseñar nutrición, salud y cocina. Que los niños sepan cocinar.

¿Por qué no debemos dejar de leer Basque. Territorio creativo? ¿Qué ha supuesto la cocina vasca para la gastronomía nacional?

La nueva cocina vasca de finales de los años 70 es el germen de toda nuestra gastronomía vista como hoy en día la vemos. Sus cocineros han enseñado a combinar tradición e innovación, así como a respetar la cocina como se merece. A partir de ahí hubo una evolución y se hizo historia. En cuanto al libro, es muy útil para conocer nuestro pasado, el origen de la vanguardia española, desde el respeto al producto.

Por @casas_castro

“El periodismo siempre ha llevado implícita la lucha”

16 octubre, 2017|

El periodismo vive momentos difíciles a causa de la pérdida de confianza por parte de muchos lectores y televidentes hacia algunos grandes medios y por la precaria situación que viven muchos profesionales. O al menos eso es lo que se les cuenta a los estudiantes en las aulas. Que es cierto, pero que no funciona como tope desilusionante para algunos de ellos, que cuando finalizan sus estudios deciden tomar las riendas de su trabajo y emprender.

Dos de ellas, Esther Molina (@E_Molina_) y Ana Sepúlveda (@Ana_SepulvedaG), lo han hecho, pasados algunos años en los que han adquirido bagaje profesional en prensa, televisión y radio, con Wildcom.es, agencia de comunicación a través de la que tratan de dar visibilidad a proyectos innovadores y de contar historias inspiradoras de gente real.

¿Qué os atraía del mundo del periodismo cuando decidisteis estudiar la carrera?

Esther: Siempre he tenido claro que me dedicaría a la comunicación. De niña quería ser escritora. Hay actitudes y aptitudes que se muestran desde que eres muy pequeño y a ti te sirven para definir, cuando tienes uso de razón, a qué querrías dedicarte. Veía los informativos en televisión o escuchaba la radio en el coche de mis padres mientras iba al colegio y siempre pensaba “me gustaría contarlo estando aquí, allí.”. Periodismo es vocación; nos atrae todo.

Ana: Lo que más me atraía cuando elegí la carrera era la idea utópica del periodismo en búsqueda constante de la verdad. Encontrar historias humanas, reales, y poder transmitirlas. También la forma de trabajar en la redacción con la adrenalina y los nervios de las noticias de última hora.

¿Cómo consideráis que está actualmente el panorama de la profesión en nuestro país?

A grandes rasgos está mal. El trabajo de periodista, por desgracia, es muy precario y está infravalorado. Además, la información está muy supeditada a intereses comerciales o políticos. Por suerte, sigue habiendo grandes profesionales que pelean porque cambie el paradigma y dan la cara a pesar de las complicaciones. Al final el periodismo siempre ha llevado implícita la lucha. Como en cualquier sector, hay personas que hacen muy bien su trabajo y otras que no. El factor principal es que nuestra profesión es pública y solo tiene sentido cuando se expone a los demás. Es nuestra responsabilidad volver a generar confianza en aquellos a los que nos dirigimos.

¿Consideráis poco recomendable para un periodista mantenerse durante años en un solo medio y que es mejor ir rotando y cogiendo experiencia? ¿Por qué?

E: Siendo realistas, ojalá se dieran las circunstancias en que cada periodista pudiera decidir, hoy en día, en cuántos medios quiere estar a lo largo de su vida. Para la gran mayoría de compañeros eso no es posible. También creo que va con el carácter y la personalidad de cada uno. Personalmente me gusta tener en la cabeza la sensación “todoterreno” que me permite seguir aprendiendo y mantener la mente abierta a nuevos retos.

A: Creo que cada uno, dependiendo de las circunstancias, debe elegir qué es lo que más le conviene. En mi caso, he pasado por diferentes medios (prensa, radio o tv) y he aprendido mucho de cada uno de ellos. Eso te ayuda a decidir qué quieres y te muestra en qué trabajo te sientes más cómodo.

¿Por qué os decidisteis a emprender, a pesar de trabajar en diversos medios de radio, prensa y televisión? ¿Asustó en algún momento?

Nosotras somos, primero, periodistas y lo cierto es que la creación de Wildcom.es ha surgido de forma muy natural. Trabajábamos muy de cerca con emprendedores, startups y proyectos innovadores y percibíamos los errores que cometían a la hora de comunicar sus ideas, así como la desactualización en el “modus operandi” de un buen número de agencias, que, si no permaneces “activo”, en las redacciones, inevitablemente no detectas. Nos daba mucha rabia. Comenzamos dando formación en materia de comunicación y, poco a poco, fueron surgiendo los primeros proyectos. Nunca asustó. Al contrario, siempre lo vimos y lo vivimos todos los días como algo emocionante.

¿Qué objetivos os ponéis con Wildcom.es?

Uno de nuestros objetivos principales es dar visibilidad a proyectos innovadores y seguir contando historias inspiradoras de gente real, mostrar que estamos rodeados de talento siendo un intermediario honesto y efectivo entre la innovación y los medios. En este sentido, no nos gusta hacer perder el tiempo a nadie, porque nosotras tampoco disponemos de él. Si toca a nuestra puerta un proyecto que creemos que no es “noticiable” o que no va a tener la repercusión que su creador espera (aquí entran en juego muchos factores), preferimos ser muy directas, redirigir a otros compañeros y centrar nuestro foco y energías en otra dirección. Creemos firmemente que, si un equipo decide confiar en nosotras para contar al mundo lo que está haciendo, debe dejarnos trabajar. Tiene que escuchar, estar atento y entender que merece la pena conseguir objetivos de comunicación que no se pierdan en el tiempo por querer hacer las cosas rápido. Ya lo dice nuestro lema: “go far, not fast”.

Por @casas_castro

280 caracteres en Twitter, ¿sí o no?

4 octubre, 2017|

El tema más comentado en la última semana en el sector de las redes sociales es la ampliación de Twitter a 280 caracteres. Muchos usuarios se preguntan si era necesario este cambio cuando había otras demandas como el poder editar un tweet. La twitesfera se llenó de quejas, sobre todo, de aquellos los que ya se les había incorporado el mayor número de palabras.

Los 280 caracteres no han aterrizado en todas las cuentas, ya que se trata de un globo sonda que han lanzado desde la red social. Cuando todo el mundo se había acostumbrado a escribir a golpe de titular, a leer lo que interesa y al uso masivo de imágenes para completar el texto, Twitter ha ampliado el número de palabras, según dicen, por idiomas más complejos como el español. Las diferencias entre las lenguas ha sido la excusa que han dado para adoptar este cambio.

¿Se debe a la crisis que atraviesa Twitter? Desde hace tiempo se habla de que esta red social está de capa caída por el escaso incremento de usuarios y de interacción entre los mismos y por no hacer frente a los problemas y a las amenazas que suponen Instagram, Snapchat e, incluso, de Facebook, la cual sigue siendo la primera a nivel mundial y donde, ahí sí, se puede escribir todo lo que se desee.

No obstante, donde otros han visto un paso atrás, otros han sabido aprovechar los 280 caracteres. Así, HBO puso la nota de humor y ha podido escribir en un tweet el nombre completo de Khaleesi, otros han escrito poemas o canciones e, incluso, hay quien ha dejado a la mitad los hilos de tweets con los que mucha gente se ha perdido. Otra ventaja que se puede encontrar radica en que podrían desaparecer las abreviaturas y se podría mejorar la ortografía.

De todas formas, si no estás aún entre los elegidos para formar parte de este experimento de los 280 caracteres y tienes la necesidad de probarlo, existen extensiones de Google Chrome que te ayudan a ello como 2witter o Tweets Truncator. De momento, no está disponible en los móviles y, para programar con Tweetdeck o Hootsuite, están saliendo también extensiones que se van a ir probando para conocer su eficacia.

En definitiva, esta ha sido la mayor modificación que la red social del pajarito ha realizado en años, y ha afectado a su ADN, a los 140 caracteres que le hicieron famosa. ¿Le ayudará a superar su crisis? ¿Se implantará definitivamente? ¿La aceptarán los usuarios?

 

29 septiembre, 2017

Horchata and twitts, todo un clásico

29 septiembre, 2017|

El equipo de Soma Comunicación desplegó el jueves 28 de septiembre un dispositivo especial con motivo de la celebración del Horchata and Twitts, que acogía el Auditorio y el Palacio de Congresos de Castellón en el marco del Focus Pyme para celebrar el día de la persona emprendedora. Este evento con sabor a chufa comenzó a celebrarse en 2009 en Valencia como un encuentro romántico entre los fanáticos de Twitter, que a día de hoy sigue congregando a fotógrafos, periodistas, emprendedores, empresarios y profesionales de múltiples sectores.

El día comenzó con una reunión para ultimar preparativos. En torno a las 16:15 horas los escoltas de la bebida espirituosa eacudieron en una furgoneta al obrador de Món Orxata, ubicado en Alboraya, a recoger a la estrella del evento, la horchata artesanal. Con ayuda de los operarios la depositaron en el vehículo, adaptado para su transporte, desde la ciudad de Valencia y pusieron rumbo a la capital de la Plana. Con meticuloso cuidado al volante y previendo las curvas para que la horchata y los fartons llegasen intactos, se desarrolló con éxito la primera fase de la misión.

Una vez en el auditorio, los periodistas @casas_castro y @_Guiomar_ se encargaron de la segunda parte de la misión, del atrezzo y de ataviar el escenario para recibir a los otros protagonistas, los ponentes @amibondia, comunicadora 360º y doctorada en Periodismo e Inteligencia Emocional; @puchol_II, deportista de élite y pilotari profesional; @andresetegeo, maniger de Igers Valencia; @david_gram y @tanosm, manigers de Castellón, así como a los usuarios de Twitter. Mientras, los encargados de custodiar la horchata pertrecharon la periferia de la zona para recibir a los “tuiteros”, acreditarles y dejar preparada la zona donde tuvo lugar el networking capturado por la cámara del fotógrafo @KikeTaberner.

HORCHATA & TWEETSDurante el transcurso del debate y la twittertulia en carne y hueso se pusieron sobre la mesa dos cuestiones: el anuncio de que Twitter amplía a los 280 caracteres y la posibilidad que brinda esta red social para construir sueños, conocer gente nueva y profesionalizar un producto o una marca. En este sentido, el Pilotari, @puchol_II, manifestó la posibilidad de acercar la pilota valenciana a otro target más juvenil a través del uso de las redes sociales, en especial Twitter. “La pilota està encasillada amb la tradició amb la gent més adulta però també pot arribar als joves“, exclamó.

La encantadora @amibondia animó a los allí presentes con un discurso alentador a perseguir sus sueños. Así lo hizo ella cuando conoció a su ídolo Alejandro Sanz, con quien se propuso gestionar sus relaciones con la prensa tras un encuentro amistoso donde le ofreció tomar un café. Un objetivo que consiguió años más tarde tras mucho esfuerzo, al finalizar sus estudios en periodismo y comunicación corporativa. “Twitter me enseñó a salir de la zona de confort a nivel profesional; a atreverme”, explicó.

Twitter vs Instagram

Si hay algo que caracteriza a la red social del pajarito azul son las interacciones entre los usuarios, que muchas veces derivan en discusiones, como la que puso fin al evento sobre el declive de Twitter y el crecimiento exponencial de Instagram. Un debate en el que participaron los manigers de Castellón y Valencia, @david_gram, @tanosm y @andresetegeo, que defendieron las posibilidades que ofrece Instagram para ilustrar de forma más visual tu marca personal y apuntaron que está ganando terreno a Twitter por “su falta de interacción con los usuarios”.

El acto concluyó con la participación de los usuarios, que compartieron sus opiniones. Una de las ideas que sonó con más fuerza es que “Twitter es un escaparate de pensamientos y un altavoz de sueños, mientras que Instagram es una red social con mayor componente audiovisual y más capacidad de interacción social“. Al terminar, los asistentes pudieron disfrutar de una horchata fresquita casera y con fartons artesanales en un ambiente distendido y familiar, como el que ha caracterizado siempre al Horchatatwitts, que para muchos “ya es todo un clásico”.

Photos by @KikeTaberner
Posted by @InGabarda

“El periodismo gastronómico requiere que pruebes mucho”

27 septiembre, 2017|

El periodismo gastronómico lleva implícito un cariño y una atención especial hacia la buena cocina. El conocimiento más amplio y detallado contado de manera directa y cercana a un público ávido de nuevas y emocionantes experiencias en la mesa de un restaurante. Una crítica marcada, pero que suele ayudar a ensalzar un local de calidad o que tiende la mano hacia su mejora si no cumple con las expectativas esperadas.

La ‘gastronómada’ Concha Crespo (@conchacrespo), como le gusta denominarse, trata de lograr que cada pieza periodística que compone tenga utilidad para sus lectores, pero dejando siempre una puerta abierta a que decidan ellos acudir al establecimiento y tomar sus propias valoraciones.

¿Qué importancia ha tenido la gastronomía en tu vida?

No entendería mi vida sin la gastronomía. He tenido la fortuna de poder vivir de lo que para tantos es una afición. A estas alturas de mi trayectoria vital sigue siendo la estrella que me guía. Disfruto cocinando y viendo cocinar, viajando para seguir su evolución y para confirmar que la tradición es igual de apasionante. Poder contarlo sigo viviéndolo como un privilegio.

¿Cuáles son las claves para realizar periodismo gastronómico de calidad?

Que te guste y que lo quieras compartir. El periodismo gastronómico requiere que te documentes, que pruebes mucho, que te actualices en los innumerables congresos que se celebran a propósito de la cocina, de la sala, del producto, etc. Y, en televisión, que además te quiera la cámara porque no te imponga y que cuentes con un equipo que sienta la misma pasión y el mismo respeto.

¿De qué manera asesoras a las empresas del sector gastronómico? ¿Qué echas en falta en la mayoría de ellas a nivel comunicativo?

Mi agenda después de 20 años es sabrosa y copiosa. Me encanta conectar gente y compartir con mis seguidores y mis colegas. Igual convoco a los medios de comunicación para presentarles un producto o un restaurante que desmonto y remonto estrategias, establecimientos, etc. Presento innumerables actos organizados por FAcyre y Acyre, por ejemplo. Soy embajadora de productos como Ibéricos Fisan, Almazaras de la Subbética o Ahumados Domínguez, acercándolos a la alta cocina. Echo en falta el “saber hacer” y el conocimiento de los mensajes, los medios y los receptores adecuados.

¿Crees que las redes sociales están teniendo una presencia importante para que la sociedad conozca de cerca la cocina y cada uno de sus secretos?

Creo que todavía queda mucho recorrido para rentabilizar las redes como soporte fundamental de divulgación gastronómica.

¿Y para animar a la gente a que cocine de manera sencilla y rápida?

Sí, en cuanto a divulgar recetarios las redes están siendo decisivas ya.

¿La cocina de qué ciudad española destacas?

La valenciana porque, habiendo vivido en Valencia hasta los 30 años, 20 años después siguen sorprendiéndome los hallazgos y las transformaciones de cocineros, productores y sumilleres.

¿Qué valoras de un buen restaurante, su servicio y su cocina?

Un buen restaurante para mí es el que proporciona felicidad -desconexión/conexión- desde que haces la reserva, aparcas y te reciben hasta que te despides llena de gratitud hacia todo el equipo de sala y de cocina, con buen sabor de boca y de espíritu. Habiendo disfrutado de la sobremesa y deseando volver y contarlo.

Por @casas_castro

“Hay que estar en guardia constantemente para que no nos timen”

22 septiembre, 2017|

En su Twitter se define como activista, periodista, ‘consumerista’, feminista, idealista, indignado, ‘copyfighter’ y ‘cinéfago’, términos que casan a la perfección con la actitud y el arrojo de Rubén Sánchez (@RubenSanchezTW), portavoz de Facua. Lleva desde los 19 años denunciando la violación de los derechos de los consumidores, que considera que se ven más vulnerados que nunca a causa de los fraudes cometidos por muchas empresas y por la dejadez de las administraciones.

¿Dónde te veías 20 años después cuando comenzaste a estudiar Periodismo?

Con 19 años no tenía mucha proyección profesional ni política. Solo estaba ilusionado por entrar en una ONG mientras estudiaba para formarme ahí y no sabía dónde íbamos a llegar como Facua ni todo lo que íbamos a conseguir.

¿Cómo defines el periodismo?

Es una profesión en permanente crisis por parte de los medios, en la que se devalúa a los profesionales, con la aparición de pseudo periodistas que difaman y que hacen que el trabajo se degrade, y se abusa de ellos. Aunque también hay muchos periodistas que están ayudando a la sociedad luchando contra el poder.

¿Qué han supuesto las redes sociales para la profesión?

Han supuesto una revolución, porque permiten llegar a más público sin necesidad de estar en un gran medio de comunicación y viralizar sus publicaciones. Lo negativo es que se produce una ‘infoxicación’ desde los medios: la gente solo lee titulares y se acaban haciendo solo publicaciones que buscan el clic, desde el amarillismo, y eso devalúa la profesión también.

¿Por qué comenzaste a interesarte por la defensa de los derechos de los consumidores?

Era algo que estaba en mi entorno desde que nací: mi padre luchó contra el franquismo y creó Facua, proyecto del que me enamoré desde su fundación en 1981. Él me instó a hacer algo e implicarme en ello.

¿Se vulneran más estos derechos que hace 30 años?

Actualmente hay más reglamentación para regular la defensa de los derechos de los consumidores por comunidades autónomas. Pero ha habido mucha liberalización en España y, por lo tanto, dejadez en el control del mercado por parte de las administraciones. Y aunque se penen los fraudes, los organismos no son suficientemente competentes y hay más que hace 30 años.

¿Qué sectores cometen más fraudes?

Con las empresas hay que estar en guardia constantemente para que no nos timen: desde bancos y compañías telefónicas y energéticas hasta bares y restaurantes, que han aprendido de los primeros. Hay que asumir que debemos auto educarnos en este tema y organizarse para poder enfrentarse a estos peligros más fuertemente.

¿La publicación del libro Timocracia te ha creado enemigos en el mundo de la empresa?

Sí. Si no me creara enemigos significaría que no estoy haciendo bien mi trabajo. Las empresas trabajan mal y, por ello, hay que denunciarlas. Este era el objetivo del libro: proporcionar armas al consumidor para descubrir y destapar fraudes.

¿Qué mensaje te gusta hacer llegar a los consumidores?

Con nuestro trabajo en Facua trasladamos mensajes para que funcionen bien: que unidos tenemos más fuerza y no se reirán de nosotros las empresas como organización. Así tratarán de corregir sus errores. Y si no lo hacen, irán a los tribunales con nuestro apoyo.

Por @casas_castro
Foto: Facua