Contacte con el equipo de Soma Comunicación (+34) 961 329 801|soma@somacomunicacion.com

Blog

14 julio, 2017

“La puerta al crecimiento digital de las empresas está en el marketing”

14 julio, 2017|

Mario E. Moreno (@ciberviviente) es uno de los principales precursores del sector online en Chile, desde que en 1999 abrió la primera agencia digital del país, CiberEspacio, en la que guio a las empresas en el inhóspito mundo de Internet. Hoy está especializado en omnicanalidad, Big Data y gamificación y se considera un ‘ciberviviente’, al haber conseguido sobrevivir al desequilibrante crecimiento exponencial del marketing digital.

¿Qué te atrajo en su día del mundo digital para querer dedicarte a él?

Cuando tuve que escoger el tema de mi tesis para publicista venían llegando a Chile los primeros computadores multimedia. Me llamó tanto la atención que decidí que mi tesis debía ser la campaña de una empresa que ofrecería Multimedia como técnica de comunicación, capacitación y venta a empresas de distintos rubros. Conseguí el cliente y armamos la campaña junto a compañeros tesistas, más el auditorio de mi universidad para realizar, como parte complementaria a la tesis de grado, el Primer Seminario de Multimedia en Chile en agosto de 1993. La cobertura de medios fue tal que llegaron visitantes de todo el país y pude reunir en una misma exposición a todos los exponentes de multimedia del momento, entre ellos: IBM, Microsoft, Silicon Graphics y Sound Blaster. Uno de los expositores (Francisco Rada) me invitó a trabajar en su incipiente productora CD Multimedia. Mi jefe sería un especialista norteamericano que quería producir títulos en CD ROM y acepté de inmediato. Un año después comenzó a sonar Internet en mi país y el software Adobe PageMill me cautivó, lo adopté de inmediato. Me dije a mí mismo: “Internet es el futuro, mi futuro” y aquí estoy, ciberviviendo.

¿Qué experiencia te ‘acredita’ como ‘ciberviviente’?

La palabra “ciberviviente” la creamos en mi agencia, tras sobrevivir a la crisis de las ‘.com’ (año 2000), como pioneros de lo digital en Chile. Nuestros clientes fueron, inicialmente, casi todas las empresas que querían emprender en Internet. Así atendimos una decena de emprendimientos locales al amparo de ENDEAVOR y otras internacionales como TERRA y STARMEDIA. La baja en NASDAQ les pegó fuerte y, como en Chile aún la publicidad es vista como un gasto y no como una inversión, les recortaron abruptamente los presupuestos. Muchas quebraron y nosotros los perdimos como clientes, pero seguimos adelante reorientando la estrategia comercial, sacando fuerzas internas que veían con entusiasmo a empresas como Google. Con todo esto, me puedo sentir un ‘ciberviviente’.

¿Qué te llevó a crear la primera agencia digital de Chile en 1999?

A finales del año 1997, un nuevo gerente comercial de CD Multimedia me sumó a la reunión con la empresa VTR, hasta hoy el más importante operador de televisión por cable, para apoyarlo porque el potencial nuevo cliente traía un proyecto que mencionaba Internet y como yo era el único obsesionado con el tema en la empresa, requería de mi apoyo. VTR quería lanzar su servicio de Internet vía cable en Chile, proyecto al que llamó transitoriamente X98. Escuché en silencio y con entusiasmo al gerente francés de la empresa, mientras pensaba que era esta la oportunidad para lanzarnos como empresa de lleno a Internet. Cuando terminó de exponer su proyecto, pensé que era momento de hablar, pero antes de poder hacerlo, el nuevo gerente exclamó: “Gracias, pero Internet es una moda y como toda moda va a pasar. El futuro son los CD ROM”. Me quedé congelado, de una pieza. puesto que yo pensaba absolutamente todo lo contrario. Me dio las gracias, sin poder hablar. Me despedí del cliente y bajé a fumar un cigarrillo. En la calle, vi salir al gerente de VTR, alcé una mano saludando, se acercó y me dijo con acento francés: “Noté que no estabas de acuerdo con la visión de tu jefe. ¿Te sientes capaz de hacerlo tú? Quizás sea momento de que emprendas. Piénsalo.” Estiró la mano y me dio su tarjeta. Lo llamé al día siguiente, le conté que había renunciado a mi trabajo y que me interesaba trabajar en el proyecto. Así, VTR se convirtió en mi primer cliente y X98 pasó a llamarse VTR Superinternet. Entonces fundé formalmente CiberEspacio. VTR como primer cliente fue clave. Hice alianzas con otras agencias que querían hacer lo mismo que yo, presenté mis credenciales a otras empresas que buscaban presencia en internet, capté cliente y, lo más importante, pude conocer una red de profesionales y personas entusiastas y capaces muchos de los cuales son hoy en día quienes lideran la industria digital en Chile.

¿Fue arriesgado?

Lo más riesgoso fue dejar mi trabajo en la productora de CD y emprender en algo nuevo, pero al calor del fuego de la juventud no se siente frío ni temor. Lo más difícil de vender soluciones digitales en esa época, incluso me atrevo a decir que hasta hoy algunas empresas tienen el mismo dilema, fue que la puerta de entrada era TI, los que se enfrascaban en tecnologías, lenguajes, formatos. procesos que más que acelerar o potenciar cambios frenaban todo. Como publicista siempre he creído que la puerta de acceso al crecimiento digital/tecnológico de las empresas está en el marketing.

¿Cuál es el panorama actual del mundo digital en Chile al compararlo con su situación 18 años atrás cuando empezaste?

Tecnológicamente estamos a la vanguardia. No hay que convencer a nadie de que internet sigue siendo el futuro y los medios digitales el mejor punto de contacto con los clientes y las audiencias, sin embargo, aún hay brechas y visiones radicalmente distintas. En Chile aún no se puede pensar en campañas o acciones masivas 100% digitales, porque no toda la población tiene acceso a internet. Solo hay nichos que lo permitirían. Aunque cada día la brecha es menor, la visión tecnológica de algunas industrias, empresas o tomadores de decisiones dentro de ellas siguen frenando un crecimiento que podría ser aún mayor, porque ven la tecnología y lo digital como un fin en sí misma y no como un recurso para alcanzar un fin superior, que, por lo general, tiene que ver con el bienestar de la sociedad. Aún quedan Industrias como la de los medios de comunicación y el gobierno aferrados a formatos tradicionales, agencias que se dicen digitales y lo único que hacen es producir banners, landing pages y post porque sí, sin esforzarse en responder: ¿qué decir? ¿a quién se lo digo? ¿cuándo es el mejor momento para decírselo? ¿por qué plataforma se lo digo? Si en el pasado hubo que evangelizar sobre Internet y páginas web, hoy la misión es que las empresas logren dimensionar la importancia de la omnicanalidad y de conocer a sus clientes, promover la incorporación del Big Data en la toma de decisiones y en las estrategias de marketing y de comunicación.

¿Qué debe contener una pieza publicitaria para atraer al espectador sin perder de vista la calidad?

La clave está siempre en el mensaje y aquí hay que hacer la diferencia entre el reason why de un artista versus el de un publicista. Esta frase se la repito a todos mis estudiantes en la sala de clases: el artista plasma sus propios sentimientos en la obra y no los del espectador; el publicista debe plasmar los sentimientos del espectador, no los suyos. La pieza debe contener un mensaje (escrito, visual, auditivo, táctil, olfativo, sensorial, como sea) que lo refleje, lo represente, le hable, le haga sentido en el momento exacto. Allí precisamente está la importancia de la omnicanalidad y conocer a la audiencia.

¿Cuáles son las claves para hacer marketing digital de calidad?

Para hacer marketing digital de calidad hay que quitarle la palabra digital y ponerse a hacer marketing, no olvidar que en el formato que sea la idea central es agregar valor a la marca, al consumidor y a uno mismo. La clave es pensar globalmente, y actuar localmente (glocal).

Como ‘growth hacker’, ¿qué opinas sobre el uso de técnicas alegales dentro de vuestro trabajo?

Estoy convencido de que es la profesión del futuro. Tenemos una mirada distinta e integral, lo que nos permite entregar soluciones únicas y muy efectivas. Hacker, en lo personal, es una palabra que me encanta. Siempre me ha gustado, sobre todo, porque tiene ese matiz anarquista propio de internet. Tanto hacker como anarquía son palabras estigmatizadas por la sociedad. Se le dice hacker al pirata informático que quiere hacer daño cuando en realidad es el que se divierte y puede ayudarnos, sobre todo, a evaluar e incorporar medidas de seguridad a nuestros proyectos digitales (los malos son los crackers). Se le dice anarquista al caos, cuando en realidad anarquía significa libertad (los malos son los antisociales). Personalmente técnicas alegales dentro del trabajo no he incorporado jamás.

¿Cuáles son las experiencias online que has desarrollado de las que te sientes más satisfecho?

Son varias, sin embargo, vibro con dos tipos de experiencias online: las tremendamente masivas y las de micronichos. Los extremos me traen. En mi carrera profesional me ha tocado experimentar ambas: desde campañas presidenciales, programas de televisión en vivo, foros económicos, eventos culturales mundiales y clubes de fidelización hasta cookies para brindar experiencias ultra personalizadas.

Por @casas_castro

“Cada uno es libre de elegir si quiere ser fiera o soso en la cama”

10 julio, 2017|

La periodista y escritora Celia Blanco (@Latanace) todavía sonríe con picardía cuando le confunden con la conocida ex actriz pornográfica. De hecho, en alguna ocasión ha afirmado que se siente muy halagada por la homonimia. En lo que sí coinciden es en haber centrado gran parte de sus carreras profesionales en una temática sobre la que todavía recaen unos cuantos tabúes: el sexo. Desde Cadena SER y el diario El País trata de desmontarlos y da voz a personas (en la radio) y a sus experiencias. También ha tocado casi todos los canales de televisión nacionales como reportera, aunque hoy se siente bastante desligada a este medio.

¿Eres más de informarte a través de la prensa, la radio o la televisión?

Apenas veo la televisión. No la veía mucho cuando trabajaba en ella; ahora mucho menos. Me informo, sobre todo, por la radio; estoy todo el día con ella encendida, y por prensa online. Soy fija de El País y de ElDiario.es. Y desayuno en un bar en el que tienen dos periódicos, El País y El Mundo. Hay mañanas que puedo ojear ambos.

¿Qué te gusta de la televisión a nivel profesional para haberte colado en todas las cadenas y ser ‘la vecina del descansillo’ durante tanto tiempo?

A mí me gustaba hacer reportajes y tuve la suerte de que durante mucho tiempo eso me diera de comer. Hay muchas cosas que detesto de la televisión. La esclavitud de la belleza y la juventud o el morbo al que se llega sin límites, por ejemplo. Fui muy feliz durante la época que ejercí de reportera, pero reconozco que en parte fue porque tuve a mi lado jefes que me respetaron y de los pude aprender.

¿Cuáles son las claves para enfrentarte a una cámara de televisión para informar y no morir en el intento?

Ser rigurosa y honesta. En televisión todo se nota, se transmite y se muestra. A mí especialmente porque gesticulo y levanto la ceja. Si miento, se me nota. Si estoy triste, se ve. Si no me creo lo que estoy contando no puedo conseguir que me crean. Esa es la parte buena de la televisión.

¿Cómo defines en pocas palabras lo que es periodismo de calidad?

Eso mismo: el que es riguroso y honesto. No hay otro periodismo. Si no es riguroso y honesto no lo llamen periodismo; es otra cosa.

¿Qué te llevó a enfocarte en una temática tan controvertida a nivel público todavía como es la del sexo?

Me gusta mucho, me interesa y creo que tenemos una educación sexual pésima. Si supiéramos más de sexualidad seríamos mucho más felices. Y, sobre todo, me niego a juzgar sexualidades ajenas y jamás permito que juzguen la mía.

¿Sigue habiendo tabúes para informar o aconsejar sobre ello en medios de comunicación?

Yo no he tenido tabúes. Tanto la SER como El País dejan a mi libre elección todos los temas que quiera tratar. Imagino que tiene que ver con la intención de los medios sobre educar o no en una sexualidad libre y diversa. El sexo solo es ilegal en las condiciones que recoge el Código Penal. Sin embargo, hay medios de comunicación (sobre todo, la televisión) que siguen recurriendo al morbo más absoluto, a contar las sexualidades no convencionales juzgándolas (vomitivos reportajes sobre BDSM, por ejemplo) y que quieren seguir aleccionando sobre con quién debemos meternos en la cama a tener el sexo que no sé quién decide. Es cuestión de tiempo que fracasen en el intento.

¿Cómo te definirías a la hora de informar sobre sexo?

Informo y no juzgo. Trato de opinar lo justo, pero no puedo evitar que me broten reproches cuando alguien se permite el lujo de opinar sobre la vida sexual de otros. Imagino que entonces también estaré opinando yo. Informo porque de eso se trata, de aprender, y es necesario que haya mucha más información sexual de la que hay.

¿Los tabúes con el sexo siguen en la sociedad o la situación está cambiando?

Creo que cada vez hay menos porque cada vez sabemos más. Esto es imparable.

¿Crees que la gente es ‘sosa’ en la cama o que detrás de los tabúes hay muchas ‘fieras’ con deseos (e, incluso, filias) escondidos?

Uy, ni idea. Yo solo sé cómo son mis amantes. Lo que sí sé es que hay mucha desinformación y eso hace que las camas no estallen todo lo que podrían. Ahora cada uno es libre de elegir si quiere ser fiera o soso en la cama. Quiero creer que cada uno folla como quiere; de eso se trata.

¿Qué es lo mejor y lo peor de hablar sobre sexo a través de las ondas a la 1.30 de la madrugada?

No creo que haya nada malo. No me importa que sea nocturno y creo que favorece la comunicación con los oyentes. Por la noche estamos a solas, en la cama, escuchando la radio mucho más tranquilos que durante el día. Me permite que haya más complicidad. Me encanta.

Por @casas_castro
Foto: Cadena SER

“El Papa Francisco ha cambiado la comunicación del Vaticano”

5 julio, 2017|

Álvaro de Juana entiende la necesidad actual del profesional de la comunicación de tocar todos los palos posibles para ganar en experiencia y en calidad periodística. Por ello navega entre la prensa, las agencias, la locución, la televisión y la radio con devoción y tranquilidad, pero nunca sin perder ese punto de nervios que genera actividad. Y lo hace como corresponsal en el Vaticano y en Italia, desde donde informa sobre religión y sociedad.

¿Te informas a través de la prensa en papel, digital, radio o televisión?

Me informo principalmente a través de la prensa en papel y digital. A través de la televisión y de la radio menos, porque me es más difícil por el trabajo, pero también lo hago en cuanto puedo.

¿Qué te condujo a querer dedicarte al mundo de la comunicación?

La convicción de contar historias, noticias, algunas buenas y otras no tanto. Es una hermosa profesión absolutamente fundamental en nuestro mundo. En definitiva, todo es comunicación: cuando hablamos, cómo nos movemos, nuestros gestos, etc. Estamos inmersos en un mundo comunicativo.

¿Qué ‘encantos’, dificultades y facilidades encuentras en cada uno de los medios en los que trabajas actualmente: prensa, radio y televisión?

Cada medio tiene su estilo y eso a veces significa un “balón de oxígeno” en el día a día. Por ejemplo, si llevo todo el día trabajando con agencia, el momento en que tengo que hacer televisión me hace descansar y me da al mismo tiempo satisfacción. Significa cambiar de registro y eso siempre también es una responsabilidad. Puedo decir lo mismo respecto al periódico. El problema es que hay días que se me junta todo y tengo que organizarme bien y no dejarme llevar por el estrés. Pero es algo apasionante. Cada medio tiene sus cosas buenas y malas, pero creo que hay muchas más satisfactorias.

¿Cuáles son las claves para hacer un directo para televisión claro y de calidad?

No llevo mucho haciendo televisión, aunque en España realicé algunas colaboraciones. Pero creo que la clave está en entender que es un servicio público, que detrás de la cámara hay alguien, quizás un enfermo, un anciano o un joven que te va a prestar atención y que se va a quedar con lo que tú le digas. Por lo tanto, diría que hay que ser sencillo, concreto y amigable, porque uno entra en las casas de mucha gente con situaciones muy dispares. Siempre hay que ser honesto e informar con la verdad.

¿Cuáles son las cinco características primordiales que deben definir a un corresponsal?

Creo que tiene que estar disponible siempre para lo que pueda ocurrir, a cualquier hora del día; tiene que estar comprometido con su trabajo, querer aprender, aceptar cómo es la gente del país en el que está, y sus costumbres. Y, por supuesto, informase mucho y hacer también amigos entre los compañeros. Al final somos como una gran familia.

¿Cómo es cubrir las noticias que se dan en el Vaticano? ¿Cuáles son tus rutinas diarias para esa cobertura?

El Papa Francisco ha cambiado de alguna manera el estilo de comunicación del Vaticano. Nunca se sabe lo que puede pasar o cuándo va a surgir una noticia. Cada día es una aventura, y eso también es lo bonito y lo que hace que cada jornada sea distinta. Yo llego a la oficina sobre las 9,30 horas y toca estar atento a lo que puede ocurrir. Intento leer la prensa internacional (al ser español pongo mucha atención también en lo que ocurre en nuestro país), hablo con algunos compañeros de otros medios y veo previsiones. Y dependiendo de lo que haya empiezo con una cosa u otra.

¿Cuál es el panorama actual del periodismo en Italia?

Yo me considero un privilegiado, también respecto a España, porque tengo muchos conocidos que buscan trabajo desde hace tiempo en este mundo y no lo encuentran. La prensa en Italia y en España tiene sus diferencias. Lógicamente el Vaticano está aquí y eso genera una enorme corriente de información en torno a él y a la figura del Papa. Son muchos los medios que le prestan atención a diario.

¿Cómo está siendo la adaptación del periodismo a los nuevos lenguajes comunicativos y a las redes sociales en estas zonas geográficas?

Las redes sociales son fenómenos globales. En Italia ocurre lo mismo que en España: Twitter, Facebook o Instagram son fundamentales y hoy en día el periodismo no se puede entender sin ellas. Sin embargo, sí noto alguna diferencia respecto a América Latina, por ejemplo. Aquí normalmente se da la noticia antes por Twitter y luego ya se escribe para la agencia o el periódico. Pero primero son los famosos 140 caracteres de la red del pájaro azul. Gana el más rápido, digamos. Pero eso encierra otro peligro: el que uno al querer ser el primero en publicar lance algo que no sea verdad o exacto. Al final es un equilibrio.

Por @casas_castro

La parábola del periodista emprendedor

3 julio, 2017|

El primer quinto del siglo XXI pasará a la historia de la profesión, además de por la crisis de los medios tradicionales, por el ánimo emprendedor del periodista que, empujado por la propia crisis, por el desempleo o por la distorsión institucional que animó a todo el mundo –estuviera o no preparado para acometer tal paso- a emprender, comenzó un camino nuevo en su trayectoria. Decidió crear un proyecto empresarial, fundamentado en un blog o en una plataforma online, con el que ganarse la vida.

Pero, ¿estaba preparado el periodista para dar un paso así? ¿Hasta dónde su cualificación periodística le servía para atravesar el océano empresarial? ¿Quién le advirtió de las dificultades? ¿Qué papel jugaron las asociaciones profesionales en este trance? ¿Y los propios medios de comunicación? ¿Fue suficiente el voluntarismo del periodista para comer y vivir de una publicación periódica artesana? Nadie lo supo, porque el barquito de cáscara de nuez fue botado en una regata sin jueces, sin cronómetro, sin boyas, sin difusión, sin monitorización institucional alguna.

Un fenómeno de alcance mundial, habida cuenta de que el periodista sufrió un golpe global a su relación tradicional con la profesión. Y lo hizo aprovechando la oportunidad para crear de cero, sin empeñar tamaños gastos a los que significaban en el siglo anterior montar un medio de comunicación. Precisamente, al no requerir de una estructura empresarial, de una inversión que confiara en su proyecto, el periodista desempleado o el que hallaba un nicho especializado, se lanzó a probar. Nada que perder, ¿no?

Lo que perdió el periodista es lo que mejor sabía hacer, aunque con una nueva cara: la inversión en tiempo, en aprendizaje de las nuevas plataformas digitales, en relaciones públicas que alimentaran su agenda de contactos, en presencia en nuevos foros distintos a los tradicionales para practicar el networking con fuentes distintas a las de siempre, la capacidad para entender a las audiencias. Y en este punto se encontró con la frontera entre el voluntarismo de su emprendimiento y el punto de inflexión que le permitiera continuar. De las audiencias se desprendió el primer concepto empresarial que le obligó a cambiar el chip; del lector a la audiencia; de la pieza informativa a la pieza rentable; del tiempo al ROI; de la información al marketing digital para alcanzar a una audiencia, generar un engagement, conseguir demostrarlo a marcas con capacidad inversora y ganar dinero con lo que mejor sabía hacer.

Y de ahí a saber lidiar con la fiscalidad; con la incomprensión de los colegas de medios tradicionales –mejor dicho, de las empresas informativas tradicionales en las que éstos trabajaban- que lo percibieron como amenaza a sus puestos de trabajo; con la falta de proyección informativa de los otros colegas de colectivos profesionales –más preocupados en luchas a la izquierda y a la derecha en formato tradicional que de comprender a los actores del nuevo siglo-; del sempiterno intrusismo, bajo la forma de nuevos líderes informativos, ¿enemigos, fuentes o aliados?; de formatos publicitarios que le permitieran mantener la independencia de sus escritos cualificados; y de las normativas, los programas, las licencias, los números…rojos. ¿Cuán difícil fue botar la cáscara de nuez? ¿Cómo sobrevivieron los que llegaron a buen puerto? ¿Quiénes son esa minoría y cómo se animó a la mayoría a lanzarse a un espectro con tantas incertidumbres?

Sobrevivieron quienes supieron especializarse, separar los contenidos de la rentabilidad empresarial, bifurcar sus agendas de contactos entre clientes y protagonistas de informaciones; organizar hitos que ‘marketizaron’ sus propuestas; innovar con los formatos publicitarios; alcanzar audiencias hiperespecializadas y conseguir demostrárselo al mecenas; incluir la publicación en una estrategia de marketing y comunicación más amplia; pensar en mensajes transversales entre soportes y plataformas; virar a tiempo para escapar de las tormentas de la alta mar, tales como celos, malos consejos y perfiles nocivos.

Lo que quedó claro es que todo periodista emprendedor aprendió de su esfuerzo y probó, probó, probó….

(De la paradoja del destino del plumilla y la parábola inspirada en sus incertidumbres actuales).

Posted by Óscar Delgado

26 junio, 2017

Network Marketing: un modelo de negocio sin jefes

26 junio, 2017|

Rubén Margallo (@RubenMargallo) conoció el Network Marketing hace más de diez años y, desde entonces, se ha convertido en un apasionado de este modelo de negocio. Una forma de distribución de productos y de servicios sin intermediarios en el que la comunicación boca a boca puede derivar en una viralidad muy alta. Actualmente Margallo ha conseguido formar equipos en más de diez países para la empresa peruana de bebidas naturales FuXion y la red de mercadeo se extiende cada vez más por todo el mundo.

¿En qué consiste el Network Marketing?

El Network Marketing (NWM) es una forma de distribución de productos y de servicios, directamente desde el fabricante al consumidor final, sin intermediarios. Facilita por el consumo personal y por recomendaciones a otros generar continuas ganancias en forma de comisiones y bonos. Comenzó a utilizarse en 1956 en los Estados Unidos y está regulado en España en la Ley de Ordenación del Comercio Minorista 7/1996 y 26/1991.

¿Qué beneficios aporta a la empresa y al producto que vende?

La empresa evita inversiones en marketing, publicidad, transporte, pago de comisiones a intermediarios y gastos fijos en locales comerciales. El producto recibe una publicidad de primera mano, de boca en boca. Está demostrado que todos recomendamos aquello que nos gusta o nos hace sentir bien y los productos de las empresas de marketing multinivel los conocemos a través de personas conocidas en la mayoría de los casos, lo que añade un plus de confianza en el producto y/o la marca. Suelen ser productos de una calidad excepcional, lo que facilita mucho más este modelo de distribución.

¿Cómo conociste este modelo de negocio y qué te llevó a apasionarte por él?

Conocí este modelo de negocio en octubre de 2004. Por mi carácter emprendedor buscaba una manera de desarrollar unos ingresos mayores que los que me pagaba la empresa en la que trabajaba por aquel entonces. Frente a los ingresos lineales tradicionales en los que se intercambia esfuerzo y tiempo por dinero, las empresas de mercadeo en red pagan ingresos residuales por el consumo de productos que llevan a cabo las personas referidas. Ello sin ningún tope máximo de ganancia y con la libertad de que cada persona puede trabajar sin jefes, sin presiones, sin tener que acudir a una oficina y con el deseo de poder ayudar a otras personas a conseguir los mismos resultados e incluso mejores. Es un modelo de negocio que no necesita una fuerte inversión de inicio. El riesgo es mínimo, no se necesitan locales ni tiendas virtuales, se puede desarrollar incluso a tiempo parcial y no importa el grado de educación de cada persona, ni su edad, sexo o experiencia previa.

¿De qué manera se ve beneficiado este modelo por internet y las redes sociales en concreto?

Al realizarse toda la publicidad de boca en boca ocurre una viralidad muy alta. Hoy en día la prueba social de este modelo de negocio es fundamental: es fácil conocer los avances en el negocio de otras personas, lo que nos anima a ser conscientes de que también podemos conseguir los resultados anhelados. Del mismo modo, los métodos de trabajo para los distribuidores son comunicados de forma muy rápida de una punta a otra del planeta, lo cual genera la confianza de que el método y el modelo de distribución funcionan. Solo falta que el distribuidor sea consciente de que es un empresario más y que debe tomar su negocio con la misma seriedad con la que lo tomaría si hubiera tenido que realizar una inversión mucho mayor para comenzar.

¿Qué importancia tiene la necesidad imperante de aprendizaje para un emprendedor que hace uso del Network Marketing?

Cualquier empresario trabajaría con un sentido egoísta del Know How para evitar que su competencia consiguiera buenos resultados. Eso no ocurre en el mercadeo en red, donde los propios distribuidores son los más interesados en que otras personas consigan buenos resultados para lograr que la marca y el producto sean muy conocidos. Partiendo de esa premisa se organizan formaciones periódicas para los distribuidores, voluntarias, pero muy necesarias para conocer a fondo la empresa y los productos con los que se trabaja. A ello se une la necesidad del crecimiento personal, de forjar la personalidad para lograr una mentalidad de empresario que muchas personas por su falta de experiencia previa no han podido adquirir.

¿Cómo ha sido tu propia experiencia para empresas?

Trabajé con una empresa norteamericana, con productos de excepcional calidad, pero con un plan de pagos que se había diseñado veinte años antes. Eso conllevaba que los requisitos exigidos por la empresa cada mes fueran muy altos para cobrar el 100% de las comisiones generadas. Después analicé nuevas opciones y estudié la opción más interesante que se podía desarrollar actualmente en España. Por ello elegí a FuXion, empresa peruana de distribución de bebidas 100% naturales, presente actualmente en 17 países y creciendo un 200% de un año a otro. En este tiempo he logrado formar equipos en más de diez países y animo a que todas las personas se den la oportunidad de conocer este modelo de negocio con el que un consumo mensual moderado y el apalancamiento de generar una red de consumidores pueden generar unas comisiones que superen con creces cualquier salario fijo que puedan percibir.

Por @casas_castro

Cómo realizar una campaña en LinkedIn

22 junio, 2017|

Los reyes de la publicidad en redes sociales son Facebook, Instagram y Twitter. Pero LinkedIn lleva tiempo metiendo cabeza en las social ads, pues su target ayuda a muchas empresas a hacer llegar su negocio, sobre todo, cuando se trata de B2B. Muchas empresas desconocen el potencial de las campañas de publicidad en esta red que pone en contacto a profesionales, ya que se pueden segmentar por sectores concretos e, incluso, compañías en el formato CPM o CPC. Por ello, hay que tener en cuenta que LinkedIn posee información muy valiosa de sus usuarios y que raramente se encuentra en otras redes sociales.

Aunque otras plataformas como Facebook permiten realizar campañas con segmentación, en LinkedIn se detalla mucho más, ya que se encuentra el valor añadido de la profesionalización del usuario. Y aunque Facebook permite hacer más tipos de acciones, ya que es la que cuenta con un público mayor, las tres que posee la red social para profesionales logra leads de mayor calidad.

Así pues, se puede poner en marcha una campaña de contenido patrocinado, que aparece en el muro de aquellas personas a las que se ha segmentado; una campaña de mensajes privados a través del InMail que también llegan a aquel público que se ha determinado; y una campaña de anuncio de texto que son aquellos que se visualizan en la barra lateral u horizontal.

Las campañas más comunes son las que se lanzan un contenido patrocinado, ya que el InMail suele resultar más invasivo y el contenido publicitario del anuncio de texto suele ser demasiado evidente. Si un usuario está leyendo su muro para encontrar un tema interesante, es más probable que se fije en un post que se quiera promocionar.

Las campañas de contenido patrocinado se crean desde el “panel de control”, donde existe dicha opción. Tras darle un nombre y elegir el idioma al que se quiere destinar el post, se selecciona o bien un contenido ya publicado, que solo habría que marcar, o bien crear uno desde cero. Respecto a este último, se tiene que escribir un nombre para la publicidad, una descripción y añadir el enlace hacia donde se quiere redirigir. También se puede editar un título, una descripción y la imagen del link.

Tras guardarlo hay que regresar a la pestaña anterior, pues se trata de una publicación ya existente, que habrá que seleccionar para patrocinarla. Ahora llega el momento de la segmentación: geográfica, edad, por actividad, por cargo, por títulos, aptitudes, tamaño de la empresa, género, años trabajando, etc. Conforme vayas incluyendo y excluyendo campos se puede ir comprobando la cantidad de audiencia alcanzada. Es muy importante tener presente que se debe alcanzar mínimo a 1.000 personas.

Posteriormente, hay que indicar las fechas en las que se ejecutará la campaña, así como el presupuesto y la puja, que, como se ha indicado, puede ser por CPC o por CPM. Una vez realizado este paso se hace clic en el botón “Lanza campaña” y el post se manda a revisión, la cual puede llegar a tardar 24 horas.

¿Cuánto invertir? LinkedIn solicita un mínimo de 2 euros de CPC y 10 euros diarios, por lo que con un presupuesto inferior a los 30 o, incluso, los 50 euros sería muy complicado obtener leads. Por ello, esta red social tiene fama de ser cara, si bien es cierto, que un mínimo de presupuesto ayuda a conseguir resultados de mucha calidad.

“Hay demasiado ‘Sálvame’ futbolero en televisión”

16 junio, 2017|

Mary Ruiz (maryruiz_es) es de esas profesionales que confían en la formación en diferentes ámbitos y en tocar todos los palos posibles para ganar en confianza y en experiencia de cara al mundo laboral. Por eso no dudó desde que se licenció en Ciencias de la Información en ampliar su espectro de capacidades enfocándose hacia la publicidad, el modelaje y la actuación. Hoy es una cara conocida de la televisión como reportera en 90 Minuti (Real Madrid TV) y en El Intermedio (La Sexta).

¿Qué tres palabras definen para ti el periodismo?

Veracidad, ya que debemos ser fieles a lo que contamos y no centrarnos solo en el clic; información, lo que vamos a contar, y altavoz para el mundo, con la responsabilidad de dar voz a personas que no la suelen tener en público.

¿Qué te atrajo del mundo audiovisual para decidirte a embarcarte en él profesionalmente?

Desde pequeña quise ser corresponsal de guerra para contar lo que sucedía en el mundo. Luego tiré más por la publicidad porque pensaba que el periodismo como profesión no tenía mucho futuro. Finalmente surgió la posibilidad de trabajar en televisión. Me encanta comunicar.

¿Cuáles son las claves para hacer un directo en televisión de manera clara y de calidad?

Depende del formato. En el mío, que es el del entretenimiento, lo importante es mostrar frescura, empatía y sentido del humor ante la cámara.

¿Qué aportan las nociones de interpretación a tu trabajo como reportera y presentadora?

Permiten perder el miedo a hacer el payaso y te salvan de situaciones incómodas. Interpretar es comunicar de otra manera. También aportan movilidad corporal ante la cámara. En el sector del entretenimiento, sobre todo, la versatilidad de recursos es necesaria.

¿Qué no debe faltar en una publicación sobre moda y tendencias para que sea atractiva para su público sin perder rigurosidad?

Es imposible que no tenga una parte sensacionalista, porque vende, pero debe aportar también contenido de calidad porque el público no es tonto y se da cuenta cuando algo es bueno y cuando no. Y, por qué no, un puntito de sentido de humor y de alegría.

¿Qué has podido aprender de/aportar a figuras de la radio y de la televisión como Dani Mateo, El Gran Wyoming o Miki Nadal trabajando con ellos?

Con ellos he aprendido a ser ágil ante la cámara, ya que ellos son muy rápidos de mente y muy claros y tú te tienes que subir a ese carro comunicativo para encajar. Yo les he dado a ellos mi alegría y mi buen rollo.

¿Supone todavía un plus para una periodista o comunicadora su belleza o su físico para trabajar delante de la cámara o se prima ya más en su profesionalidad?

Depende del tipo de programa, pero claro que es una ayuda, es así. Eso sí: tienes que ser buena profesional, aportar cosas de tu cosecha comunicativa, tu especialización. Todo suma.

Cubres eventos deportivos y realizas entrevistas a figuras del deporte en clave de humor en ’90 minuti’, ¿consideras que sigue existiendo rigurosidad y buen trabajo en el periodismo deportivo televisivo actual o que hay demasiado amarillismo? ¿Hace más falta el humor en el mundo del deporte a través de programas como el vuestro?

Hay demasiado ‘Sálvame’ futbolero en televisión. Hay más personajes que rigor informativo. Se ha puesto de moda y puede llegar a ser excesivo y pesado. De todos modos, está bien dar un toque de humor a la información deportiva como hacemos nosotros para que todo no sea gris. No tomarse todo tan en serio, darle un toque de ficción.

¿Existe todavía machismo hacia las periodistas y comunicadoras deportivas, sobre todo, en los espacios audiovisuales o es algo ya superado? ¿Cómo es posible superarlo, en caso de no estarlo?

Yo creo que se está superando, pero sigue siendo muy retrógrado y eso se debe a que la mayoría de las noticias deportivas en prensa las han firmado hombres. Y eso supone encontrarte situaciones como las de las Olimpiadas Olímpicas de Río de Janeiro 2016, en las que se destacaba más la belleza de las deportistas o si alguna estaba gorda, etc. De todos modos, el machismo en la prensa deportiva acabará siendo anecdótico, porque cada vez más mujeres se dedican al periodismo deportivo.

Por @casas_castro

Diferencias entre el vídeo interactivo y el lineal

14 junio, 2017|

El vídeo se ha convertido en uno de los formatos más consumidos en Internet desde el ‘boom’ de los smartphones y el incremento de velocidad de navegación. Pero no todos generan el mismo engagement, sobre todo, con la evolución hacia el vídeo interactivo. Existen grandes distinciones entre este, en el que existe una experiencia inmersiva y emocionante, y el pasivo, en el que el espectador no interactúa ni forma parte de la historia.

Según la plataforma de creación de videos interactivos PlayFilm, el engagement que se genera se eleva al 68%, mientras que con un formato lineal se traduce en un 22%. “En general, el valor principal del vídeo interactivo es que mejora los ratios de conversión y la experiencia del usuario al permitirle tomar decisiones que afectan a la historia”, comentan.

Así pues, las principales diferencias entre el video interactivo y el lineal son:

Vídeo interactivo

  • El usuario es el protagonista, es partícipe de la historia con sus clics.
  • Está 100% libre de anuncios, por lo que la marca tiene el control de lo que se anuncia en sus vídeos.
  • Permite realizar una compra sin salir del vídeo.
  • Incluye metadatos que ayudan a posicionar la página en la que está embebido, no un canal de terceros como YouTube.
  • Se pueden realizar cambios en el vídeo, reemplazarlos o introducir imágenes sin tener que volver a exportar y perder las visitas ya conseguidas.
  • El diseño del player y sus funcionalidades disponibles son personalizables para adaptarlos a las necesidades e imagen de marca.
  • Cuenta con métricas avanzadas que permiten conocer a la audiencia a través de los clics.

Vídeo lineal

  • El espectador es pasivo, por lo que no forma parte de la historia.
  • Lleva el tráfico a una web de terceros y, aunque esté embebido, los datos se registran en el canal de YouTube o Vimeo, y no en el del sitio web.
  • Cada ajuste o cambio que se necesite realizar significa exportar y publicar un contenido nuevo, por lo que se pierden las visitas y las métricas conseguidas hasta el momento.
  • Aparecen anuncios de terceros en los vídeos, lo cual no se puede controlar.
  • Diseño del player predeterminado, con colores e imagen de marca de la plataforma de terceros en la que se alojan los videos sin posibilidad de personalizarlo.

Por tanto, la evolución del vídeo hacia lo interactivo posibilita que el usuario pueda obtener información de un producto mediante fichas integradas en el vídeo o que pueda comprar productos o servicios sin abandonar el vídeo. Además, puede tomar decisiones que varíen el rumbo de la historia, con múltiples líneas narrativas y desenlaces.

Para las marcas, este formato les ayuda a captar datos sobre la audiencia, desde cómo interactúa, hasta dónde muestra más interés. También puede conseguir datos personalizados a través de formularios totalmente integrados y cuenta con la posibilidad de gamificar vídeos, creando retos y rankings que fomenten la repetición de la experiencia y aumentan el tiempo de permanencia en el vídeo.

Asimismo, la tasa de abandono de un usuario ante un vídeo interactivo se sitúa en el 23% frente al 70% del vídeo lineal, tal y como asegura PlayFilm, empresa participada por Angels Capital, que le apoya en la gestión y desarrollo del modelo de negocio, y que ha trabajado con empresas como Coca-Cola, Universal Pictures o Microsoft. También han podido constatar a través de sus proyectos que el ratio de clic asciende a un 23%, mientras que en el formato pasivo no llega al 1%.

“Basta con revisar las firmas de los diarios de México para comprobar la ausencia de mujeres”

9 junio, 2017|

Verónica Calderón asegura en su blog que cuando dirija un periódico prohibirá “para siempre el uso de la primera persona en un texto”. Pero lo cierto es que todavía se ve complicado que una mujer alcance el mando de los principales diarios mexicanos, debido al imperante machismo que, ella misma admite, se sigue viviendo en las redacciones. Por no hablar del peligro (de muerte) que los periodistas viven cada día en las calles. A pesar de ello, Calderón se esfuerza cada día por proporcionar al lector información de calidad y en tono social, que se aleje de la censura gubernamental dominante.

¿Te informas a través de la prensa en papel, digital, radio o televisión?

Intento escuchar un informativo de radio al día y leo los periódicos en digital (desgraciadamente, cada vez menos en papel). Consumo muy poca televisión, salvo los 24 horas de EEUU cuando hay un última hora.

¿Qué aprendiste a nivel profesional de tu paso por El País en tu estancia en Madrid?

Fue una experiencia que me cambió para siempre y de la que estoy profundamente orgullosa. Tuve la fortuna de estar en la calle Miguel Yuste en una época difícil, pero rodeada de profesionales que hacían un gran periódico. Aprendí mucho de ellos no solo de periodismo, sino de la vida en sí, y me siento muy contenta de haberlo compartido así en ese momento.

¿Cuál es el panorama actual del periodismo en México?

Desolador. Nuestra frágil democracia no ha conseguido consolidar la información como un derecho básico para el ciudadano y muchas prácticas que eran comunes durante los 71 años que el PRI gobernó a este país sin alternancia se mantienen. Hablamos de los medios que solo subsisten a través de la información oficial, el soborno a periodistas, la autocensura y el autoritarismo. A esto se suma la violencia del narcotráfico que ha crecido precisamente desde que el PRI perdió la presidencia de México, en 2000, y que ha provocado una sangría entre los informadores. El periodista en México se enfrenta a sueldos bajísimos, a jefes que en muchas ocasiones no darán la cara por él, a una sociedad que mira con mucho recelo su trabajo y finalmente a la impunidad en caso de sufrir una amenaza o un atentado. “Te van a matar”, es algo que les dicen a los jóvenes en las facultades de Periodismo en México. Ya se toma como natural que nuestro trabajo sea una garantía de amenazas y eso es tan asumido que la gente te pregunta por qué insistes en ser periodista, si las cosas “son así”. Es muy triste.

¿Es peligroso ser un periodista comprometido con la sociedad y no con el gobierno en México?

Por supuesto. La mayoría de las agresiones en México contra periodistas vienen de funcionarios públicos, según reconocen sus propios datos. El Gobierno es el último interesado en que nuestro trabajo sea respetado. El presidente Peña no ha dado una rueda de prensa en al menos un año (si no es que más tiempo). Los ministros igual. No hay una cultura de información y no hay interés en promoverla.

¿Cuáles son las claves para dedicarse al periodismo social, para ‘contar a la gente lo que le pasa a la gente’, de forma honesta y de calidad?

Ser valiente, ser honesto y aceptar cuando uno se equivoca (que es muchas veces). Una vez que se establece un vínculo de confianza entre el periodista y el lector, es muy difícil que se rompa.

¿Cómo crees que se están adaptando los medios tradicionales al trabajo en digital en tu país? ¿Hay resistencias a cambiar de rutinas y hábitos anteriores?

Totalmente. Diría incluso que no están acostumbrados a que ahora tienen una audiencia que responde. No solo los medios, el propio gobierno. Dato: los únicos dos funcionarios de Peña Nieto que han dimitido lo han hecho porque usuarios de redes sociales les han sorprendido y el escándalo se ha hecho público. Eso habla de lo poco acostumbrados que están.

¿Cuál es la situación actual de la mujer periodista en tu país? ¿Es fácil o complicado encontrar directoras de medios de comunicación allí?

Es muy complicado. Incluso a bote pronto solo recuerdo un ejemplo. Hay un machismo imperante en todo el país y el periodismo no es la excepción. Una mujer que cubre temas de seguridad es raro y mal visto. Basta con revisar las firmas de los principales diarios y de algunas oficinas de medios extranjeros en México para comprobar la ausencia de mujeres en este sentido.

Además de prohibir el uso de la primera persona en un texto, ¿cuáles serían las características que imperarían en el periódico que dirigieses?

Digamos que lo de la primera persona venía a cuento porque me parece que hay una exageración en el papel de “El Periodista” y, salvo cuando realmente somos testigos de cosas totalmente excepcionales, generalmente sobrevaloramos nuestro papel. “Como este periodista les adelantó”, “en ese momento pensé”. ¿A quién rayos le importa? Honestamente solo pediría mucha más humildad y que aprendamos también a reconocer nuestros muchísimos errores. La arrogancia en mi oficio es muy responsable de la crisis por la que estamos pasando, no sólo en México sino en todo el mundo.

Escrito por @casas_castro

Dronestagram, la primera red social para drones

2 junio, 2017|

De los canales sociales de fotografía por excelencia Instagram, Snapchat y Flickr, llega la versión adaptada para imágenes captadas con drones, que ya funciona en Estados Unidos, Francia, Canadá, Reino Unido, Alemania y España y que posee más de 35.000 usuarios registrados. Permite explorar paisajes recónditos, nuevos, inéditos, así como compartir impresiones y realizar comentarios, al igual que cualquier otra red social.

El funcionamiento es el mismo que en Instagram, aunque no cuenta con filtros y el único requisito es subir vídeos o fotografías que hayan sido captados por un dron. Con ello, según informa la compañía en un comunicado, se pretende realizar un mapa de la tierra “a vista de pájaro” con la colaboración de todos los usuarios.

Al igual que sucede en Flickr, en Dronestagram las imágenes están organizadas por temáticas, lo que agiliza la búsqueda del usuario, tanto a la hora de subir material a la plataforma como para buscarlo. Por lo que es importante cuando se sube a la plataforma una imagen categorizarla, según lo que le corresponda, como “urbana”, “campo”, “ciudad”, “industrial” o “deportes”. Del mismo modo, las fotografías tienen una referencia geográfica, que se puede apreciar a través del mapa de la página web donde figura la localización y la zona desde donde han sido tomadas distintas imágenes.

Dicha información revela también el autor, el modelo del dron utilizado para captar estas imágenes y otras fotografías realizadas en el mismo terreno. Actualmente la plataforma solamente está disponible en inglés, pero ofrece muchas ventajas en el campo audiovisual como sucede con los vídeos en 360 grados, porque permite una visión global de un enclave paisajístico. Probablemente, se convierta pronto en otra de las herramientas móviles que terminarán empleando los profesionales audiovisuales o periodistas para enriquecer sus informaciones con gráficos de mayor calidad y aportar una visión globalizada de un tema en concreto.

En el caso de los vídeos, el funcionamiento no es igual, pues para subirlos a la plataforma social primero deben estar en Vimeo o Youtube. Una vez indexados en dichos canales, ya se puede compartir con la sociedad una perspectiva diferente del mundo que te permite hallar imágenes espectaculares como, por ejemplo, las del Cristo Redentor en Brasil o vídeos de las Islas Maldivas.

Concurso Internacional de Fotografía de Drone 2017

Dronestagram acaba de publicar la cuarta edición del concurso anual de fotografía área, que nuevamente es respaldado por National Geographic. Los pilotos y creadores de contenido pueden mandar su mejor trabajo hasta el 30 de junio. El concurso de este año se compone de tres categorías: Naturaleza, Urbano y Gente.

Fotografía: Colors of the river
By