El espectador ya no se conforma con disfrutar de contenido de calidad (audiovisuales, digitales, etc.) de manera unilateral. Desde hace ya algunos años quiere interactuar y participar de él. Quiere vivirlo. El Transmedia está dando la oportunidad de hacer ese sueño realidad, alcanzando cimas aún más altas como la de la educación. Pero, ¿de qué se trata realmente? Eduardo Prádanos (@EduardoPradanos), CEO de la agencia de innovación creativa FLUOR, fundador de innovacionaudiovisual.com y miembro del comité asesor del EuroTransmedia nos lo cuenta.

¿En qué consiste el Transmedia?

Las iniciativas, productos o narraciones Transmedia forman parte del relato y son concebidas como tal. Extienden la trama del eje principal a distintas plataformas y permiten desde el germen que los usuarios colaboren para ampliar su universo. La importancia de las narrativas Transmedia es que cada una de esas plataformas, ventanas, piezas o elementos forman parte de la historia, aportan al conjunto del relato y no están desvinculadas entre ellas. Así, cada parte de la narración es única por la propia esencia de la plataforma en la que se desarrolla (internet, cómics, redes sociales, videojuegos, juegos de mesa, etc.).

¿Qué supone para el disfrute del espectador y para su conexión con la historia?

Supone proporcionar unos recursos narrativos que crecen exponencialmente a medida que sabemos aprovechar las fortalezas de cada ventana y que sirven para que el espectador pueda tener diferentes puntos de entrada a la historia. En las narrativas Transmedia, los usuarios colaboran en la construcción del relato, lo que supone que estos vivan una experiencia de inmersión plena en la historia. Como escribe Simon Sticker, Transmedia is about the story, not the tools”  (El Transmedia se refiere a la historia, no a las herramientas).

Star Wars, Matrix o Lost son claros referentes del Transmedia a nivel mundial, pero ¿y con sello español?

Águila Roja, El Barco, El Ministerio del Tiempo o Innovación Audiovisual. Me gustaría detenerme en este último caso. Un proyecto entre 93 personas con perfiles profesionales súper potentes que comenzó siendo un blog, después un grupo de colaboración secreto en Facebook, más tarde se constituyó en un Manifiesto, luego saltó a un foro de debate mensual, posteriormente a una sección de radio (y un podcast) de entrevistas a los autores, luego unas conferencias por el mundo (Cuba, Brasil, etc.) y actualmente se encuentra estableciendo los parámetros estratégicos de aquí al año 2020. Es, sin duda, un caso que nos enorgullece muchísimo a todos los que estamos dentro y que cada vez tiene más seguidores.

¿Qué series o películas, por poner ejemplos, con buen guion y buena trama, hubieran cosechado mayor éxito del que tuvieron gracias al Transmedia?

Es una pregunta complicada. Muchas, sin duda, aunque no todo debe ser Transmedia. Lo ideal sería analizar cada caso. En publicidad sucede lo mismo: muchas campañas podrían ser mucho más grandes si no se pensaran ‘monomediáticamente’.

¿Cuál es el presente y el futuro del Transmedia? ¿Qué posibilidades tiene?

Cada vez se están desarrollando más proyectos Transmedia relacionados con la educación. Es un área que a mí me encanta y con muchísimos avances por hacer. Es en un buen momento para el Transmedia, el mejor que hemos vivido hasta ahora. Sin saber cómo se llama exactamente, sí nos damos cuenta de que el espectador/consumidor demanda estrategias Transmedia y, cuando se las damos, las disfruta. Así que me gusta vivir este momento desde dentro.

Foto: @marga_ferrer