“Siempre habrá alguien que elija saborear la lectura en papel”

11 agosto, 2017|

Al periodista Juan Carlos Ramos (@jucarrama) le gusta escribir la palabra periodismo con ‘p’ mayúscula y así es como va a aparecer a lo largo de su entrevista. Porque representa la grandeza de lo que él transmite con sus palabras y con la que trata de definir la profesión a la que dedica su vida: dignidad, ética, sociedad y humanidad. Ramos ha centrado también su formación y su trabajo en la asesoría de comunicación y en la docencia como profesor de Periodismo en la Universidad Internacional de La Rioja y en la Universidad Internacional de Canarias.

¿Cómo defines la buena práctica del periodismo?

El Periodismo (me gusta escribirlo con mayúscula) es un servicio público con tres misiones fundamentales: informar acerca de los acontecimientos de actualidad, orientar a la opinión pública sobre la importancia de esos acontecimientos y atender a fines sociales (educar y formar) o comerciales. Por lo tanto, sus profesionales deben de buscar, seleccionar y transmitir esa información de actualidad que necesita la ciudadanía desde el máximo respeto y la máxima responsabilidad. El verdadero Periodismo ha de ser digno, ético, social y humano. En todo momento, el periodista tiene que contemplar la realidad y, sobre todo, escuchar con los cinco sentidos para comunicar con precisión y honesta objetividad, sin olvidarse jamás de que sirve a la sociedad y no se sirve de ella para sus intereses personales. “El fundamento del Periodismo es buscar la verdad”. Es una de las frases más conocidas del ya legendario Ben Bradlee. En definitiva, parafraseando a Ryszard Kapuściński, otro maestro de periodistas, una mala persona nunca será buen periodista, ni electricista, ni albañil. De ahí nuestra lucha diaria por ser objetivos, veraces, plurales, honrados, valientes, responsables y, sobre todo, humanos.

Háblanos de tu blog “Comunica y vuela alto”.

Nació con el objetivo de compartir pequeñas reflexiones sobre el Periodismo y la comunicación de calidad (corporativa, interna y externa), apoyadas en más de 30 años de experiencia personal aprendiendo en gabinetes, agencias, periódicos y televisiones. Son píldoras de ideas, ejemplos y testimonios que intentan despertar conciencias y, especialmente, acompañar a los profesionales de la comunicación para que sintamos que no estamos solos en esta feliz lucha por servir a la sociedad, sembrando un poquito de paz y alegría a nuestro alrededor. El blog pretende recordar que desde nuestro rinconcito como profesionales de la comunicación también podemos y debemos ahogar el mal en abundancia de bien.

¿Cuál es el panorama actual de la prensa en papel en España? ¿Acabará ‘derrotada’ del todo por la digital?

La prensa en papel vive un proceso de transformación. Necesita adaptarse a la constante evolución tecnológica y a los continuos cambios de la demanda. Descubrir qué necesita la ciudadanía y cómo atenderla de la mejor manera, siempre complementándose (más que compitiendo) con los nuevos medios. En cualquier caso, nunca acabará derrotada completamente por lo digital. Igual que sucedió con el cine cuando apareció la televisión. El libro tradicional con los eBooK. O las cartas de puño y letra con los correos electrónicos. O las conversaciones en vivo y en directo frente a los chats. Siempre habrá alguien que elija saborear la lectura en papel.

¿Cuáles son las claves para el trabajo eficaz del ‘dircom’ de una empresa?

Conocimientos más habilidades y multiplicado por actitud (con ‘c’) al cuadrado. Afrontar el día a día con entrega, ilusión y entusiasmo. Con plena disposición para aprender en todo momento. Apoyándote en los demás profesionales que te rodean, de tu departamento o de otras áreas. Formando un equipo alejado de protagonismos y estrellitas que se estrellan. Con líderes, en lugar de jefes. Por supuesto, sin olvidarnos nunca de que cualquier persona ha de vivir y trabajar desde la dignidad, la moral y la ética.

¿Qué dejas claro para su buen funcionamiento a las empresas que asesoras en materia de comunicación cuando trabajas con ellas?

Insisto. Todo tiene que partir de que se cumplan y defiendan los valores humanos que todos conocemos. Con esos pilares, la comunicación de la empresa ha de construirse en equipo, porque cada persona es embajadora de su marca. De ahí que transmita a los directivos que su tesoro a mimar son quienes allí trabajan. Después, dependiendo del tamaño de la empresa hablamos del valor de plantear una estrategia de comunicación interna y externa.

¿Qué le aporta la docencia en Periodismo? ¿Qué trata de transmitir a sus alumnos?

Formar a estudiantes de Periodismo me aporta una profunda satisfacción y una gran responsabilidad. Es una forma muy directa de contactar con futuros sembradores de paz y alegría que podrán ayudar a embellecer el mundo. Procuro transmitirles mucho más que conocimientos y habilidades. Busco que descubran horizontes nuevos. Que miren a los ojos de los demás. Que contemplen y escuchen con los cinco sentidos. Que respeten desde el espíritu crítico. Que batallen sin tregua contra la comodidad, el aburguesamiento y, en especial, la mentira y la manipulación. Que bailen con garbo la música que nos toca en cada momento. Que escriban versos endecasílabos con la prosa diaria. Porque siempre podrán elegir (si llueve, quedarte en casa lamentándote o coger un paraguas para disfrutar de un paseo). En definitiva, que sean buenas personas y, más aún, que vivan desde la humildad, una virtud que olvidamos y que tiene que acompañar a todo profesional de la comunicación.

¿Hay futuro laboral para los actuales estudiantes de Periodismo? ¿Hacia dónde debe virar su formación?

Cien por cien. Mientras existan personas, existirá la comunicación y, por lo tanto, habrá necesidad de informar sobre la actualidad, orientar a la opinión pública y atender a fines sociales o comerciales. Hoy en día nos enfrentamos a una brutal sobreinformación, múltiples fuentes incontroladas. Por eso, el periodista es más necesario que nunca para buscar, seleccionar, explicar y dar garantías de credibilidad. Eso sí, hemos de reinventarnos a cada momento. Adaptarnos a las circunstancias. Muy atentos (como apuntas en la pregunta) a dónde vira la formación: el creciente potencial de los medios sociales y de la comunicación corporativa como escaparate de instituciones, entidades, organizaciones, multinacionales, pymes y hasta micropymes. Acabo insistiendo en nuestra feliz lucha por ser objetivos, veraces, plurales, honrados, valientes, responsables y, sobre todo, humanos.

Por @casas_castro