Contacte con el equipo de Soma Comunicación (+34) 961 329 801|soma@somacomunicacion.com

adminsoma

About adminsoma

This author has not yet filled in any details.
So far adminsoma has created 391 blog entries.

11 septiembre, 2017

Abierto el plazo para presentarse al II Premio Periodismo de Datos

11 septiembre, 2017|

El ayuntamiento de Madrid ha convocado la segunda edición del Concurso de Periodismo de Datos, organizada por Medialab-Prado, en colaboración con el Área de gobierno de Participación Ciudadana, Transparencia y Gobierno Abierto. El objetivo que se persigue es promover el uso de la información municipal proveniente del sector público.

Aquellos periodistas, estudiantes y emprendedores que quieran optar a dicho galardón desde hoy pueden presentar los artículos periodísticos en los que hayan utilizado como fuente datos emitidos en el Portal de Datos Abiertos y en el de Transparencia de Madrid. Los requisitos, según informa la organización, son que hayan sido publicados en cualquier idioma en algún soporte escrito o audiovisual, entre el 1 de septiembre de 2016 y el 31 de octubre. Los participantes pueden remitir sus trabajos hasta el 1 de noviembre de 2017 como fecha límite, según informan las bases.

Tal y como han comunicado los promotores del Premio, el concurso tiene dos modalidades diferenciadas, una dirigida a profesionales y otra a estudiantes de cualquier disciplina. En la primera se otorgarán dos premios, para el que quede en primera posición uno de 2.000 euros y un segundo de 1.000 euros. A la categoría de estudiantes, se le obsequiará con dos premios de menor importe, uno de 900 euros y otro de 600 euros.

Función social

El periodismo de datos cumple una función importante en la sociedad porque recaba y analiza los datos mediante un software especializado para hacer comprensible la información para el público a través de artículos como los que promueve este concurso.

El uso del vídeo llega por fin a LinkedIn

7 septiembre, 2017|

Desde hace tiempo, las redes sociales apuestan firmemente por el vídeo como contenido principal. De hecho, aún faltaba LinkedIn por otorgarle este protagonismo y la última actualización, que llegará en breve, permitirá a los usuarios subir vídeos desde la propia aplicación, que se reproducirán de forma automática al hacer scroll.

Los contenidos en vídeo son los que generan más engagement, interés y más visualizaciones de perfil, por lo que LinkedIn, como red profesional que es, no se quería quedar atrás. Por ejemplo, si un periodista ha trabajado en televisión, puede subir directamente su video book con el cual dar a conocerse o una empresa que quiera subir su propio anuncio.

Los vídeos durarán 10 minutos como máximo y se podrán subir tanto en horizontal como en vertical. Los usuarios dispondrán de los datos del impacto que haya generado, tanto las visitas como los ‘me gustas’ o las veces que haya sido compartido. También se podrán conocer las interacciones que haya registrado el vídeo y se ofrecerá información sobre los espectadores, tanto dónde trabajar como el cargo que ocupan.

De esta manera, LinkedIn pretende dotar de un nuevo uso al vídeo en LinkedIn, ya que sabiendo el público al que se atrae, tanto los profesionales como las empresas podrán hilar más fino en todo aquello que comparten. Previsiblemente, la red social premiará a los usuarios que suban más contenido audiovisual, como hacen otras plataformas como Facebook, si bien es cierto que ya está tratando de darles prioridad cronológicamente.

Para subir el contenido en vídeo habrá que pulsar el icono de videocámara que aparecerá en la caja de mensajes, una opción que se tendrá por primera vez en esta red social. Aunque todavía no hay una fecha concreta para esta nueva e importante opción, LinkedIn anunció que aparecería de forma gradual en los usuarios en los próximos meses.

Injuve convoca los Premios Periodismo Joven sobre Violencia de Género 2017

6 septiembre, 2017|

El Instituto de la Juventud, Injuve, ha anunciado como cada año la convocatoria de este galardón, que pretende reconocer el trabajo de los profesionales de comunicación que hayan contribuido de forma activa a la difusión y defensa de los valores contra la violencia de género.

Con el objetivo de incentivar la labor social de los periodistas y escritores que denuncian esta lacra y de poner en valor su tarea informativa, la organización exalta los mejores trabajos periodísticos de jóvenes menores de 35 años, de nacionalidad española y con residencia legal en España. El galardón, según informa la institución, cuenta con tres modalidades diferenciadas: Periodismo Impreso, Periodismo Audiovisual (Radio y Televisión), Gráfico y Digital, con una dotación económica de 4.500€ cada una.

El año pasado ganaron la modalidad de Periodismo Impreso Rubén Elizari Sola, con su artículo”180 mujeres víctimas de violencia de género reciben ayuda psicológica en Navarra” y Francisco Javier Carrión con su pieza informativa “Fuimos esclavas del Califato”. Dos trabajos que denuncian el modo en que las nuevas tecnologías han influido para que aparezca la violencia de género cada vez más pronto y otro artículo elaborado en Irak con el testimonio directo de tres yazdíes que fueron secuestradas por el autodenominado Estado Islámico y convertidas en esclavas sexuales en agosto de 2014.

En el ámbito audiovisual, Ana Rayaces Alonso optó al galardón con su reportaje televisivo de 20 minutos “Los golpes que nadie oye”, en el que reflexiona sobre qué está fallando para que la violencia de género siga minando la independencia de miles de mujeres. En la tercera modalidad digital condecoró a Vanesa Pi Giménez y a Marta Roqueta Fernández por sus trabajos “Las maltratadas silenciosas” y “Zena”, una publicación en la que se habla de cine, literatura, videojuegos, cómics y televisión desde una perspectiva de género. Mientras, el premio de Periodismo Gráfico quedó desierto.

Resolución de los Premios

El Instituto de la Juventud anunciará los ganadores de este año el próximo mes de enero, tal y como figura en la convocatoria publicada en BOE nº 181 de 31/07/2017.

¿Cuál es el papel de una agencia de comunicación?

4 septiembre, 2017|

Una agencia de comunicación es la actriz de reparto que toda empresa protagonista necesita para proyectar al exterior la actualidad que fluye de sus departamentos, escuchar las voces que evalúan sus productos y servicios, responder a los pálpitos de demanda de su sector, informar sobre el acontecer de su mercado, prescribir oportunidades en dichos marcos de actualidad caprichosa y planificar los titulares que formarán parte de todo este elenco de hitos comunicativos.

Precisamente, la decisión de contratar una agencia de comunicación ha de estar acompañada de la escrupulosidad necesaria para encontrar el mejor compañero de viaje. Porque las políticas comerciales y la toma de decisiones estratégicas de la empresa habrán de incorporar también el qué comunicar, el cómo hacerlo, en qué momento o contexto, quiénes protagonizarán los mensajes, bajo qué apariencia (online, offline), con qué información especializada, bajo qué pauta y frecuencia, con qué objetivos, con qué recursos y ante qué estimación de impactos, ROI y sentimiento aparejado a la reacción del público destinatario de las comunicaciones. Cuestiones iniciales que la agencia habrá de incorporar a la estrategia general de la compañía, como reflejo de su día a día y de sus objetivos empresariales.

En este baile de conquista, las dos actrices han de saber cuándo y cómo intervenir bajo una hoja de ruta definida de antemano, pero también conocer bien su papel para improvisar con la mejor preparación posible. Las herramientas que disponen para poder practicar ese ejercicio pasan por una hoja de estilo de comunicación por canales online y offline que describa la proyección externa e interna de la misión de la empresa para cada perfil de audiencia y la tipología de mensajes y atención que practica en dichos canales; un plan de crisis para atender situaciones tipo con un protocolo de respuesta y de comunicación que solvente con buena reputación escenarios de incomodidad u oportunidad; una relación entre interlocutores de la empresa y de la agencia igualmente fluida para atender las cuestiones marcadas en la agenda, así como la evaluación de progresos o toma de decisiones; o una correcta combinación estratégica de las herramientas de marketing digital con las periodísticas en el ejercicio de las relaciones públicas.

Evaluar los progresos en sintonía con los avances comerciales o estratégicos de la empresa, escuchar el sector para proponer nuevos escenarios que afrontar desde el marco comunicativo y trabajar en común todos los aspectos señalados, compondrán la situación deseada en la relación agencia de comunicación-compañía: trabajar en equipo hablando el mismo idioma.

Cómo han informado los medios sobre los atentados de Cataluña

1 septiembre, 2017|

Desde que el pasado 17 de agosto se produjeron los terribles atentados en Barcelona y Cambrils, mucho se ha hablado del tratamiento llevado a cabo por los medios de comunicación españoles. En una situación de emergencia y de crisis como la que tuvo lugar la desorientación de los medios fue evidente en un primer momento, ya que la confusión reinaba mientras se trataba de esclarecer qué había sucedido.

Por ejemplo, prácticamente todos los medios de comunicación, tanto locales como nacionales, informaban en sus redes sociales y en su apartado digital que el terrorista que conducía la furgoneta se encontraba atrincherado en un kebab turco con varios rehenes. Nada más lejos de lo que realmente sucedió y que no fue mucho más alentador.

Los medios, en lugar de haber hecho caso a estos primeros bulos, tendrían que haberse cerciorado de lo que sucedía a través de las fuentes oficiales, como los Mossos de Escuadra, a los hay que reconocer una encomiable labor de información tanto off como online.

Al caos surgido de las primeras informaciones hay que añadir la proliferación de vídeos e imágenes que vulneraban los derechos de las víctimas, tendidas en el suelo, muertas y heridas. Y muchos medios de comunicación no dudaron en publicarlas en sus canales. En torno a esta cuestión se ha abierto un debate ético muy interesante que se podrá abordar en otro post: ¿son información o amarillismo?

En las siguientes horas del atentado y conforme las Fuerzas y y Cuerpos de Seguridad de Cataluña y del Estado iban esclareciendo los hechos, las informaciones fueron cobrando sentido. De hecho, se iniciaron las comparecencias públicas de rueda de prensa a través de las cuales se pudieron obtener datos más fiables sobre los sucedido.

Durante los días posteriores, en los que se conoció más sobre la explosión en Alcanar o sobre la identidad de los terroristas y la célula que conformaban, la prensa comenzó a dividirse. Y eso no solo se ve en los propios artículos de opinión y editoriales, sino también en los titulares de las noticias. De hecho, una parte de los medios de comunicación a nivel nacional trataba de mezclar el ataque terrorista con el proceso de referéndum en el que vive inmiscuida Cataluña.

La coyuntura política ha sido uno de los puntos destacado en el tratamiento del atentado en Barcelona y Cambrils, una situación que no se ha visto en otros ataques de similares características como los de Niza o Londres, por ejemplo. Ello, unido a la sensación de desinformación y amarillismo que mucha gente ha sentido por parte de los medios, ha hecho que una buena parte de la ciudadanía haya perdido su credibilidad en los periodistas.

Habría que estudiar concienzudamente y entonando el ‘mea culpa’ cómo se ha tratado el atentado en los medios de comunicación, ya que, al margen de que muchos lo han hecho con total profesionalidad, otros lo han contado de manera nefasta.

30 agosto, 2017

Carta a un estudiante de Periodismo

30 agosto, 2017|

Hola, futuro compañero o compañera,

En breve comienzas tu andadura en la Universidad. Decidiste estudiar aquello por lo que creías tener vocación, Periodismo. Sé que aún piensas en aquellas redacciones de antaño, en las que resonaban las máquinas de escribir y el humo de los cigarros conformaba una espesa niebla; aquella época en la que el Periodismo se escribía así, con mayúscula, pues era una profesión amada y temida a la vez en la que destapar pufos o sacar exclusivas era una victoria para toda la sociedad.

Sin embargo, y sin ánimo de amargarte la ilusión, mucho ha cambiado desde aquello. Los que estudiamos esa carrera hace 20 años no nos imaginábamos cuánto iba a transformarse y qué poco o qué despacio se iban a ir adaptando los medios de comunicación ante la llegada de Internet y la web 2.0. Por eso, aquí estoy, querido amigo o amiga, para darte unos consejos en modo abuela cebolleta para que el recorrido sea algo más sencillo:

– Si aún no lo has hecho, aprende mecanografía ya. Creo que es lo que más me ha servido en mi trayectoria profesional, ya que los dos años en los que me empapé los cuatro Métodos me han ayudado a ser muy veloz y rápida. Primero con la máquina de escribir (las Olivettis de toda la vida) y ahora con el ordenador, lo cual es un alivio cuando tienes páginas y páginas que escribir.

– La carrera de Periodismo poco o nada tiene que ver con lo que te vas a encontrar ahí fuera. No pasa nada. Empápate de todo el conocimiento que puedas, pero haz prácticas o trabaja en un medio si tienes la fortuna de conseguirlo mientras estudies. Es duro compaginarlo, pero lo agradecerás cuando finalices.

– Como sabes, las nuevas tecnologías han cambiado la forma de hacer Periodismo. Las redes sociales y el entorno digital van a ser tus principales aliados, no tus enemigos, para que, cuando finalices el periplo universitario, tengas las competencias suficientes como para encontrar antes un trabajo, bien sea en un medio, en una agencia o en un departamento de comunicación.

– Trabajar en un medio de comunicación, sobre todo en un periódico, es duro tanto por horario como a la hora de buscar temas propios. Y no hablemos de la precariedad laboral. Grábatelo bien para no caer en el desánimo a la primera de cambio. Paciencia.

Sé buen compañer@. Parece una obviedad, pero encontrarás gente que te roba tus temas (incluso en la misma redacción), que no comparte o que miente. No les sigas la corriente. Como dijo Kapuscinski: “Las malas personas no pueden ser buenos periodistas”.

– Actualízate continuamente, ya que el Periodismo y todo lo que rodea a la comunicación va a ir cambiando constantemente. Nuestra profesión requiere de un estudio constante. No vale con el título universitario, se necesita saber desde qué se mueve en Internet, hasta las noticias de día a día. En un mundo global y dinámico, el periodista no puede estar parado nunca.

Valora a todos tus compañer@s, estén en un gabinete de prensa, en una agencia de comunicación o en el periódico de la competencia. Todos somos profesionales con los que tarde o temprano podrás tener contacto.

– Encontrarás a mucha gente que te va a asegurar que estás estudiando una profesión saturada y con altos índices de paro; ni caso si es lo que siempre has querido hacer.

Y, aunque sea un profesión dura, en la que creatividad y la calidad de lo que haces sea tu mayor plus, haz siempre todo aquello que te gusta. Muchas veces la vida te lleva por otros derroteros profesionales, aunque al principio soñáramos con ser corresponsales de guerra. El Periodismo es mucho más que eso y, poco a poco, te irás dando cuenta y haciéndote tu espacio.

Patricia Moratalla

Foto: Marga Ferrer

 

Los fichajes, el colorín e Instagram

28 agosto, 2017|

A punto de finalizar el plazo para que los equipos de fútbol cierren los fichajes del mercado de verano, el más sonado de la temporada ha sido, por encima del de Neymar o Mbappé, el de Instagram. La red social que nació como aplicación para amantes de la fotografía se ha convertido en un escaparate para el rumor, los dimes y los diretes que la prensa deportiva eleva a la categoría de titular de portada en ediciones digitales interminables, actualizadas a golpe de foto del futbolista de turno, reconvertida por las cabeceras en elemento con el que especular durante la sequía informativa o ante el silencio de la oficialidad que emana de los clubes.

Así, periodistas deportivos, medios de comunicación y futbolistas protagonizan bajo la plataforma propiedad de Facebook, una suerte de baile seudoinformativo que los terceros aprovechan para renegociar al alza sus contratos, jugar al gato y al ratón con los informadores y, por qué no, divertirse gracias a la repercusión que obtienen por el mero hecho de hacerlo. Atrás quedó el telefonazo del periodista bien contactado a una fuente solvente para confirmar o desmentir un fichaje; más lejos todavía el papel del reportero deportivo que vagaba por sitios vacacionales para entrevistar y recoger impresiones del futbolista que proyectaba titulares relacionados con su futuro; incluso la libertad del jugador para atender las peticiones de los medios. Los mismos que, ante el blindaje de unas cada vez más configuradas como grandes empresas de compra-venta de derechos como son los equipos, especialmente los más grandes, recurren al reducto libertario que les brindan las redes sociales para trastear con la información que publican.

Porque los medios de comunicación cuando tratan de contactar con estas grandes corporaciones que son los clubes hoy en día, rara vez pueden huir de un 902, de ruedas de prensa enlatadas a cuentagotas por los derechos y las normas que impone la otra gran corporación que es la competición liguera con todas sus marcas y obligaciones, de normas que los propios clubes dictan a sus plantillas para no realizar declaraciones sin el parapeto publicitario o el convenio de turno, o de basar su posición natural ante un partido en un comunicado oficial con no más de 100 palabras.

Un tablero de juego complejo en el que cada vez se despersonaliza más el papel del periodista, se banaliza la misión informativa y de servicio público de los propios medios, se frivoliza con la actualidad a partir de fotografías de amigos que juegan una timba de verano en casa del descartado por un club, y se lleva a la repercusión de tertulia fácil en el que los desinformados de todo el ciclo lanzan vaticionios sobre el futuro o el presente de los clubes a propósito de la interpretación que proyectan de esas fotografías.

Un colorín colorado que corrompe a la vez la misión comunitaria de las propias redes sociales, especialmente de Instagram, una plataforma basada de partida en la horizontalidad que brinda la filosofía de convivencia de los usuarios en las redes sociales. La misma con la que, desde el origen de los blogs, se persigue mediante la aportación de contenidos originales, especializados, novedosos o curiosos; y con la inclusión de comentarios enriquecedores que terminan por crear una comunidad en torno a una firma o estilo.

¿Será una amenaza para la preexistencia de la espontaneidad y credibilidad de esta plataforma la consolidación del ruido del colorín iger? ¿Acaso no es un síntoma de que la sociedad ya está en Instagram con la misma virulencia con la que la sociedad estuvo en Twitter hasta emborronar las señas de identidad de su esencia?

Posted by Óscar Delgado

“El impacto social de ‘Juego de Tronos’ es innegable”

25 agosto, 2017|

Convertir una afición en parte de tu trabajo es todo un placer. Y si no que se lo digan al periodista Jesús Travieso, que lo ha hecho durante un tiempo en el blog Solo un capítulo más de 20 Minutos, poniendo el foco del análisis sobre las series de televisión que se acababan de estrenar y sobre las más punteras del momento. Actualmente trabaja en ElDiario.es, donde escribe sobre temáticas tan dispares como política, deportes o cultura.

¿Dónde te veías trabajando a 10 años vista cuando empezaste a estudiar Periodismo?

En radio, pero la realidad te pone en tu sitio. Las diferentes opciones que se te presentan te hacen escoger un camino. Y, en mi caso, no fue el radiofónico. Siempre quise seguir la estela de los periodistas a los que había escuchado durante toda la vida (en casa siempre hemos tenido la radio puesta). Por imitación y admiración.

¿Qué importancia están teniendo las redes sociales en el mundo del periodismo?

Depende de su uso. Una cosa es utilizarla como fuente o para conseguir algún dato y otra para difundir las informaciones. Hay que utilizarlas en su justa medida, porque no te puedes fiar de lo que encuentras en ellas. Su uso determinará tu imagen como periodista: la gente se dejará llevar por lo que publiques, por eso hay que ser siempre rigurosos y saber medirse. Si no podemos caer en bulos como ha estado sucediendo estos días con los atentados de Barcelona.

¿Cómo defines la situación actual del periodismo español?

Según lo vivido en mi corta carrera, la defino por el movimiento total a internet, algo que ya comencé a vivir cuando era becario. Muy poco va quedando ya en papel. Ya no hay vuelta atrás. Pero, en internet o no, sigue siendo periodismo, solo han cambiado las herramientas y el formato.

¿Y la política española? ¿La definirías con la trama de alguna serie actual?

Si existe debe ser una muy sosa, porque la política en España solo se activa en periodos electorales, salvo que se apruebe alguna ley importante. No es excitante como sucede para el periodismo en Estados Unidos con Trump, que se pasa el día dando titulares. En nuestro país los temas que más se viralizan son los sociales.

¿De dónde te viene la afición por las series?

Empecé por recomendación de amigos y acabé queriendo estar a todo. Pero te quita mucha vida social y al final quieres desconectar algunas temporadas. Antes había más series buenas y ahora no tanto. Ahora solo hay Juego de Tronos. No hay más series de las que hable todo el mundo.

¿Qué necesita una serie para que te enganche?

Un primer buen capítulo y luego un segundo. Si no lo hay, suelo dejar de verla. Aunque a veces también funciona que la gente hable bien de ella y acabas tragándote varios capítulos malos hasta que se pone interesante. No soy muy maniático con los géneros, por eso me engancho a casi todo. La comedia me cuesta más.

En tu opinión, ¿cuáles son las mejores series de la historia?

Juego de Tronos te puede gustar o no, pero el impacto social que ha tenido es innegable. También me gustó The Shield, Los Soprano, A dos metros bajo tierra, Dexter, Deadwood, Breaking Bad, Homeland o Sons of Anarchy.

¿Cuáles son las claves para enganchar, en este caso, al lector a una de tus críticas sobre series?

Trato de diferenciarme. He leído críticas de otros compañeros, me he documentado sin buscar un estilo y he acabado diferenciándome. Tienes que conocer bien el ámbito en el que te mueves.

¿Hay algo peor para un seriéfilo que un spoiler?

Los spoilers joden, pero no te cambian la vida. Con la madurez te preocupan menos. A mí me jode más que una serie que te gusta comience a decaer.

Por @casas_castro

El peso de los referentes

23 agosto, 2017|

“Si quieres coger un corte de voz de fulanito antes de la rueda de prensa te recomiendo que avises a zutano, le lleva sus cosas”. “Un titular así no dice nada nuevo, dale la vuelta con el enfoque que planteas en el subtítulo”. “Esta agenda la tengo desde hace 24 años, vale su peso en oro; si miras en la ‘s’ encontrarás el contacto directo de mengano. Yo no te lo he dado”. Frases y coletillas como estas podrían formar parte de una colección imaginaria de consejos proyectados por una figura en peligro de extinción en las redacciones de los medios de comunicación: la del referente.

El referente de una redacción siempre ha sido el periodista que más experiencia acumula, ya sea en alguna sección concreta o en varias, sin que juegue necesariamente por ello un papel destacado en la jerarquía de puestos de responsabilidad del medio. El referente es aquella figura que sabe resolver una crisis interna cuando acontece un suceso inesperado o un acontecimiento extraordinario, es quien siempre tiene el contacto a mano de quien puede ser fuente fundamental y destacada (en relación al medio de la competencia) en la exposición de argumentos informativos; también es el periodista que acompaña –muchas veces sin quererlo, sin saberlo o aparentando no querer hacerlo con un gesto torcido o una aseveración ácida- en el aprendizaje a los nuevos plumillas.

Nuevos plumillas que aprovechan los meses estivales para la realización de prácticas en medios de comunicación. Y son, precisamente, ellos los que más necesitan el papel del referente, ése que conoce la fontanería de la profesión, los protocolos de comportamiento tanto dentro como fuera de la redacción, el estilo más directo, con menos todismos, y siempre al grano de la novedad; el que sabe cómo vender un tema en la mesa de redacción; al que conocen hasta en el último rincón de la empresa, partido político o institución de turno; el que sabe convertir en titular un amasijo de adjetivos mal traídos; el que extrae un corte de voz al protagonista más reticente a facilitar declaraciones; el que conoce las manías y las horas de sueño del resto de redactores del medio…

Los periodistas del futuro necesitan de referentes; los medios de comunicación pierden calidad si se quedan sin referentes; la sociedad carece de referencias informativas contrastadas sin estos referentes; los poderes fácticos no ven proyectada su agenda con valoración interpretativa sin el concurso de los referentes; los nuevos protagonistas de la actualidad caminarán sin brújula en sus redes sociales sin los ejemplos de los referentes. Con todo, y tristemente, es una figura en peligro de extinción.

Las prejubilaciones, la cosificación de las redacciones, el ‘cambio una nómina de referente por el mismo precio que dos nuevas nóminas’, la crisis de los medios tradicionales y la propia incapacidad de los mismos para haberla previsto y abordado en convivencia con las nuevas plataformas; incluso el papel renegón de muchos de estos referentes para con las nuevas tecnologías, están condicionando que el referente se quede en eso, en un elemento romántico al que apelar cuando se produce una pausa a destiempo en el trajín informativo de una redacción.

Referentes de los medios de comunicación: simplemente, gracias.

Posted by Óscar Delgado

La fotografía deportiva en la Vuelta ciclista a España

21 agosto, 2017|

La Vuelta ciclista a España volvió a su cita con el calendario deportivo veraniego el pasado 19 de agosto. Y, con ella, una oportunidad diferente de comunicar y acercar un momento histórico a los fanáticos de este deporte. Pero, ¿cómo fotoperiodistas y medios de comunicación -digitales e impresos- hacen llegar el día a dia a los espectadores que no pueden presenciar in situ sus etapas?  Mediante la fotografía, esa protagonista principal del pelotón.

Capturar un adelantamiento, un sprint o una imagen del pelotón es la misión de estos fotógrafos, que se suben diariamente a la moto y los siguen de cerca durante toda su trayectoria, viviendo cada momento de la carrera con pasión para dejar constancia del mismo a través de un fotograma, “un instante único e intransferible”, señala Luis Gómez, de Photo Gómez Sport, una empresa familiar que ha vivido las dos fases del ciclismo y que ha cumplido 30 años cubriendo eventos deportivos como La Vuelta.

De hecho, son muchos los periodistas, fotoperiodistas y medios de comunicación los que acuden a dar cobertura a la Vuelta. El profesional referido considera que lo más importante para hacer una cobertura de este tipo es “contar con un piloto bueno, con el que tengas una reciprocidad y una conexión vital, porque le tienes que confiar tu vida a él.  Además de hacer una inversión en un buen material fotográfico y una infraestructura cómoda, como es una  moto con maletas a los laterales con mucha potencia, que no consuma mucho, para así no perderse ningún momento de la carrera por tener que ir a repostar”.

Para estos comunicadores gráficos que también se juegan la vida en la carretera, al igual que los ciclistas que participan en la carrera, lo más importante es formar parte del pelotón, que los corredores les conozcan, les dejen pasar y consigan presencia en el mundo del ciclismo. “Sentirte arropado en el pelotón es el mayor reto de un fotógrafo de ciclismo”, recalca Luis Gómez.

Fotografía especializada

Aunque existen diversas especialidades en el ámbito de la fotografía, los que  aman este deporte se decantan por la vía más paisajística, dinámica y aventurera  que entraña el ciclismo.

Para tener buenos resultados, se requieren objetivos de gran alcance como  teleobjetivos o  gran angulares que permitan una mayor profundidad de campo y  aporten una  perspectiva general, pero sin obviar los de corto alcance para tomar  otro tipo de  imágenes al detalle, sintéticas, que expresen una emoción o un  sentimiento de un  ciclista.

Cualquier detalle, por insignificante que parezca, permite acercarle al lector la  vuelta de una forma personal y duradera en el tiempo, siempre desde un  prisma artístico. “El ciclismo es un deporte dinámico que permite la búsqueda  de fondos y enfoques artísticos en los deportistas, a fin de recrear una escena  bien profesional, sin olvidarnos del encuadre que permite realizar fotografías completamente distintas de un mismo momento”, concluyen.

Photo by: Photo Gómez Sport
Written by: Inma Gabarda