Instagram y su cambio de algoritmo

Instagram y su cambio de algoritmo

Puede ser que en las últimas horas hayas percibido un menor engagement en todas tus cuentas corporativas de Instagram; que una fotografía, que antes funcionaba bien, ahora no tenga el alcance esperado, y en algunos casos es posible que hayas recibido peticiones por parte de tus seguidores, que exigen ver tus publicaciones.

Si te encuentras en esta situación es por el cambio de algoritmo de la red social favorita por los influencers y prescriptores más aspiracional del mercado. Para entender este nuevo escenario y la forma en la que te puedes ver afectado/a por el mismo es importante recordar el mecanismo de esta aplicación.

Instagram tiene tres factores clave que condicionan el orden en que aparecen las publicaciones de tu comunidad de seguidores y de los perfiles que sigues en esta red social, que son: el interés de la audiencia, es decir, si tiene muchas interacciones, lo que más reciente se ha publicado y la relación con la cuenta. Esto quiere decir, la periodicidad con la que interactuas con la cuenta, ya sea en forma de likes o comentarios.

El nuevo algoritmo, pese a ser muy criticado por los influencers, que se manifiestsan en contra del mismo porque su audiencia no ve sus fotografías, promete enseñarte hasta un 90 por ciento de las publicaciones de followers, frente a un 70% que te mostraba antes.

La aplicación social se acoge a todos estos parámetros para organizar el feed de los usuarios, en función del tiempo que pasan dentro de la app, la frecuencia con la que la utilizan y la cantidad de perfiles que siguen. Y para ello, emplea la fórmula de aprendizaje automático. Recaba todos los datos y analiza la información de cada usuario para “mejorar su experiencia en la siguiente sesión”, o ese es el propósito que, según han anunciado a los medios, persiguen. Pero las numerosas críticas que han recibido no apuntan a que estén logrando su propósito.

De hecho, los celebrities se han visto obligados a publicar stories, anunciando cada vez que suben una foto y reclamando “likes” a sus seguidores para que puedan seguir viendo sus próximas publicaciones. Lo que en materia de comunicación corporativa, que es el terreno que nos atañe, se traduce en una menor visibilidad para tu público si no pasas por caja.

Pero hecha la ley, hecha la trampa. Existen algunas formas para sortear los efectos negativos del algoritmo como, por ejemplo, publicar a las horas que más se conecta tu audiencia o potenciar las relaciones con tus followers, para que Instagram las detecte como fluidas y no asiduas. De ese modo, le otorgará una mayor importancia al fee de tu marca. Es una forma de asegurarte que parte de la misma podrá ver tu producto, servicio o mensaje.

2018-06-21T14:06:43+00:00 11 junio, 2018|Blog, Destacado|0 Comments

Leave A Comment

2 + 8 =