360 Grados Press reabre temporada semanal

222 360gradospressLa revista digital que edita Soma Comunicación, 360 Grados Press, retornó el pasado miércoles 4 de septiembre a la normalidad tras el paréntesis abierto durante el mes de agosto.

Y lo hizo con la edición semanal número 222, que rescata en cabecera la dureza con la que convive el deportista de élite de un deporte minoritario como el vóley playa, de la mano del subcampeón olímpico y vigente campeón de Europa, Pablo Herrera; o de David Fernández, el mecánico del mejor equipo ciclista del mundo.

También aborda el concepto couchsurfing, una modalidad de disfrutar del turismo que se extiende como la pólvora y de la que es complicado huir una vez probada. El que no viajó precisamente este verano fue el jefe de Peláez, que según el resumen semanal de los #pelaezleaks -cables a los que accede en exclusiva el semanario digital-,  se quedó encerrado en el parking de su periódico de provincias todos el mes de agosto.

Bolonia acapara el protagonismo de la semana en la sección ‘Viajes’, como ciudad sorpresa que se pone a tiro del viajero casual, al que soprende con culturalidad, gastronomía y ambiente universitario. No sorprende a nadie en tiempos de crisis la generalizado del perfil del parado, que los viñetistas 332 homenajean tras el parón vacacional, con la misma fuerza que el post del Butacón del Garci lo hace con las ‘Palabras vivas‘.

Del ámbito cultural, el semanario rescata la obra teatral ‘A medianoche‘, la película Hannah Arendt, las mil portadas de la revista 6Toros6, el libro ‘La casa en ruinas‘ o la videopelícula ‘Cruce de destinos‘.

Soma Comunicación edita 360 Grados Press todos los miércoles desde octubre de 2008.

Contenido WordPress para periodistas

Aquí os dejamos la presentación que utilizó Óscar Delgado en el taller de WordPress para Periodistas que impartió para la Unió de Periodistes Valencians en la Facultad de Filología y Comunicación de la Universitat de València el pasado lunes 4 de marzo de 2013.

Las diapositivas recogen los puntos 1 y 3 del taller y corresponden al aspecto más cualitativo de la tarea del periodista en la plataforma WordPress, con el valor añadido de su firma, agenda, influencia y calidad redaccional como principales armas para ganarse un hueco especializado en la blogosfera.

Antes, y como elemento primordial de su labor, el profesional de la comunicación ha de fijarse una hoja de ruta que contemple los objetivos que pretende alcanzar con su bitácora, la audiencia a la que quiere dirigirse, como quiere posicionar su identidad profesional en el ámbito digital y, entre otros aspectos, con qué periodicidad va a medir si las pretensiones iniciales van encajando con la evolución e incidencia alcanzadas por sus artículos publicados.
[fusion_builder_container hundred_percent=”yes” overflow=”visible”][fusion_builder_row][fusion_builder_column type=”1_1″ background_position=”left top” background_color=”” border_size=”” border_color=”” border_style=”solid” spacing=”yes” background_image=”” background_repeat=”no-repeat” padding=”” margin_top=”0px” margin_bottom=”0px” class=”” id=”” animation_type=”” animation_speed=”0.3″ animation_direction=”left” hide_on_mobile=”no” center_content=”no” min_height=”none”][scribd id=128638982 key=key-1m2lqbwcy5v2qgi7t5a6 mode=scroll]

Los puntos 2 y 4 del programa (configuración de WordPress.org, SEO/SEM y monetización), recogido en la primera diapositiva, fueron impartidos por Javier Cebrián y Dani Ortega respectivamente.[/fusion_builder_column][/fusion_builder_row][/fusion_builder_container]

Las herramientas periodísticas de la segunda década del siglo XXI

Presentación utilizada en el curso-taller que, de la mano de Óscar Delgado y Javier Montes, Soma Comunicación impartió a los colegas de la Asociación de la Prensa de Oviedo entre el 26 y el 30 de noviembre de 2012.

Fue una bonita experiencia basada en la especialización, la calidad de contenidos y las nuevas oportunidades abiertas en el ciberespacio para los profesionales de la comunicación en una contexto de crisis y de transición de soportes para ejercer el periodismo.

 
Curso-taller de herramientas periodísticas en los medios sociales.

Soma Comunicación en la celebración de ‘Tres años en red’

La Diputación de Valencia organiza el próximo 27 de septiembre un evento para celebrar los tres años del momento en que comenzó su digitalización y que reunirá a 12 especialistas en diferentes áreas relacionadas con las nuevas formas de comunicación, marketing en Internet y social media-web social. Los ponentes trasladarán su particular visión sobre cada uno de dichos campos profesionales en charlas rápidas, dinámicas y muy concentradas.

Precisamente, Óscar Delgado, director de Soma Comunicación y del semanario digital que edita la agencia de las lunas, 360gradospress.com, formará parte de ese equipo de especialistas para analizar ‘El papel del periodista en el contexto de las nuevas herramientas periodísticas 2.0: el caso del comunicador en los gabinetes de prensa institucionales‘.

El evento comenzará a las 16:00h en el MuVIM, en la calle Quevedo,10, de Valencia y se podrá seguir en tiempo real por el Twitter de la Dipu en la Red y la Diputación de Valencia y conectando a través del tweetchat con hashtag #sonaladipu.

El resto de perfiles profesionales vinculados a Internet y al Social Media encargados de ofrecer su visión especializada serán: Clara Soler, Esiva Campos, Álex Rubio Navalón, Esteban Rodrigo, Francisco López, Gersón Beltrán, Jesús Gallent, Luis Calabuig, Vicente Vicens, Victor Ronco e Isra García.

 

Urgencias periodísticas en 140 caracteres

Hace unos días conversaba en Twitter con José Manuel Rodríguez (@rpicallo) acerca del carácter urgente que acompaña a determinados tuits cuyo contenido se asemeja a las noticias de última hora que otros medios como la radio han ofrecido tradicionalmente.

¿Hemos de establecer algún género periodístico dentro de las redes sociales vinculado a ese germen de inmediatez que apareja una información ‘urgente‘? ¿Un medio de comunicación que comparte informaciones de alcance que acontecen en el momento en que las comparte a través de las redes sociales ha de acompañarlas de la etiqueta de URGENTE o de ÚLTIMA HORA? ¿No es Twitter  es sí misma una red social cuya inmediatez ha quedado demostrada en sobradas ocasiones en acontecimientos como los JJOO, las cumbres europeas o el ya más lejano caos aéreo provocado en España durante el puente de diciembre de 2010 -hito que comenzó a generalizar en España el uso de Twitter como canal de información de servicio-?

Algunos medios de comunicación ya han redactado guías de estilo de su presencia en las redes sociales. Quizás, al igual que el resto de la producción informativa tradicional, habrán de saber institucionalizar el sentido del uso de esos recursos que apelan a la inmediatez para establecer un consenso entre los profesionales y los destinatarios de los mensajes. Así evitarán colocar el apellido de urgencia gratuitamente en hechos poco noticiables o de poco alcance y, con ello, no confundir a los destinatarios de los mismos. También se ahorrarán ‘cosificar’ el sentido noticiable de los hechos que acontecen y alejarán a su vez de ámbitos participativos y dinámicos como las redes sociales, los tics heredados de los soportes tradicionales.

No hemos de olvidar que los usuarios y la audiencia de Twitter también es heterógenea, y dispersa , compuesta por un universo de usuarios que ya se asemeja a la sociedad tal y como la hemos abordado desde los medios de comunicación tradicionalmente. Por ello, estaría bien delimitar unas reglas de juego desde los medios de comunicación, en general, y desde los periodistas, en particular, para que nadie se llevara al engaño de qué tiene una incidencia grave, urgente o noticiable y de qué es prescindible de llevar ese apellido.

De los periodistas depende cumplir esa misión. Del establecimiento del orden del ruido y de la lógica deontológica profesional, también.  Este post no es urgente, quizá sí el debate profesional de la idoneidad o no de su contenido.

Posted by Óscar Delgado / Soma Comunicación

Zeen o las «revistas ciudadanas»

Hace unos días El País publicó un artículo que anticipaba la llegada de Zeen, una suerte de revista digital que, a priori y en plena fase beta, podrá editar cualquier persona que desee tener su cabecera en internet, a imagen y semejanza de sus mejores deseos editoriales, de su portada soñada o de su producción informativa más elaborada.

Una especie de Youtube de los contenidos mostrados en formato revista y que, a diferencia de Flipboard, permitirá a los usuarios maquetar y colocar los recursos de sus piezas de forma subjetiva, sin que la herramienta haga ese trabajo por ellos a partir de otros enlaces o informaciones procedentes de los canales sociales.

A bote pronto, y desde el punto más revolucionario de Zeen, cabría preguntarse (antes incluso de conocer con más concreción los detalles de la aplicación) por el sentido que tendrá para los profesionales que actualmente pagan plataformas digitales con las que editan revistas periodísticas; o por cómo afectará a estos proveedores de servicios una ‘competencia’ tan inesperada.

Asimismo, puede alimentar de nuevo el debate entre la idoneidad de que los periodistas puedan valerse de los contenidos que otras personas de distinto perfil profesional o ciudadanos inquietos publiquen con esta herramienta, al igual que ha ocurrido con los blogueros o con los materiales potencialmente informativos que las nuevas fuentes ciudadanas comparten a través de Twitter.

Es decir, los partidarios y los detractores del periodismo ciudadano quizá encuentren en Zeen un nuevo soporte para sus discusiones. Discusiones que apuntan de nuevo a qué se puede considerar periodismo, o a qué herramientas son las que en la era digital distinguen, como ocurrió en la etapa de los soportes tradicionales, al periodista cualificado para ejercer su función de atender al derecho a la información de las personas que escriben sobre algún acontecimiento, circunstancia o dilema, del que no lo es.

De una forma u otra, la música suena bien y si aplicaciones como Zeen contribuyen a mejorar las interacciones entre usuarios de las redes sociales y del espacio digital, dejaremos que el debate apuntado también fluya libremente por los recovecos de una nueva forma de editar la realidad compartida.

Posted by Óscar Delgado/Soma Comunicación

Las medallas, para el deporte y para el periodismo

Ya es oficial: como cada cuatro años, la hipnosis deportiva propia de los Juegos Olímpicos se ha apoderado de la actualidad. Los uniformes que lucirá la representación española – muy bonitos, por cierto – abrieron la veda hace unas semanas. Una vez superado el shock de semejantes creaciones – shock por la hermosura de los mismos, insisto –, las noticias acerca de la cita en Londres han sido una constante: apuestas seguras y nuevas promesas, preparativos en la ciudad anfitriona, curiosidades, marcas a batir… Lo de siempre pero, en esta ocasión, con la reminiscencia de Barcelona’92 más presente que nunca. Es lo que tienen las cifras redondas, que nos sacuden especialmente la memoria.

En fin, el apogeo de los Juegos Olímpicos y la apuesta informativa por ellos son tales que el mismo día en que el paro ha alcanzado una nueva marca histórica –5.693.100 personas están sin empleo en nuestro país, nada más y nada menos – la primera edición de la gran mayoría de telediarios ha decidido abrir con la cuenta atrás para las Olimpiadas. Y éste ha sido el preludio de lo que tenemos por delante: las alegrías llegarán con las conexiones desde la capital británica, mientras que las desgracias… Perdón, quiero decir ‘el resto de noticias’ nos las seguirán contando desde Madrid.

Y llegó el párrafo de los ‘quizás’. Quizá sea porque, especialmente en los tiempos que corren, necesitemos una válvula de escape. Quizá, porque el deporte español está realmente en un momento pletórico de su historia. Quizá, también, porque siempre han sido muchos los espectadores, lectores y oyentes aficionados al deporte. Quizá, además, porque los espacios informativos tienden a abusar del contenido deportivo en la actualidad por eso de no alimentar demasiado nuestra úlcera en cuestión de minutos.

Sea como fuere, solo espero que, a diferencia de recientes eventos deportivos de referencia, esas voces críticas que creen que seguir una afición implica dejar de lado el resto de problemáticas se acallen o, por lo menos, no se hagan llamar críticas, sino cínicas. Asimismo, confío en que los periodistas – nuestros compañeros – sepan discernir cómo y cuándo tienen que presentar la información. Hasta donde logro recordar, que no es muy atrás en el tiempo, el deporte de los Juegos Olímpicos ha sido un contenido saludable, cultural y bien trabajado. Así, sé que en los próximos días veremos buenos profesionales compitiendo en los estadios y buenos profesionales narrando lo que ocurre en los mismos. Firmo por ello, como también por unos cuantos oros.

Posted by @LaBellver/ photo by @Marga_FerrerSoma Comunicación

El periodista emprendedor (y 2)

Ya has emprendido, o has decidido hacerlo, pero… ¿por dónde empezar? Al igual que en su faceta tradicional, la agenda de un periodista sigue siendo el mejor termómetro para medir su influencia y para proyectar seguridad, garantías y avales de buena reputación a los primeros clientes a los que pretendamos ofrecer nuestros servicios.

Y hoy, la agenda del periodista también viene representada por los contactos que mantiene en ámbitos tradicionales y por los que ha conseguido ampliar en los canales sociales, en la blogosfera, en el mundo online. Para ello, el comunicador tiene que forjarse el mismo respeto del ámbito offline con una presencia ordenada, planificada, estructurada, seria, especializada, rigurosa, veraz y con un estilo propio en el lado online del acontecer.

La mejor forma de ponerlo en práctica es mantener la homogeneidad de un estilo en su presencia online, lo que significa analizar las fuentes que se le abren en los entornos sociales, lo que él puede aportar a las mismas, cómo presentar los contenidos para adaptarlos a los lenguajes de cada canal, buscar la representación digital de sus contactos tradicionales; y conversar, ordenar, compartir, participar en debates especializados sobre las materias que mejor maneja o sobre las que utilizará en relación a los sectores de sus clientes de presente y de futuro.

Contenido, calidad, tiempo, don de gentes, capacidad negociadora e independencia serán las especias de la receta periodística del camino emprendedor escogido.

Suerte 🙂

El periodista emprendedor (1)

El periodismo y la decadencia

Una sociedad democrática corre peligro cuando el periodismo y la educación entran en decadencia. Los recortes presupuestarios, unidos al cada vez mayor menosprecio a la figura del profesor, han dejado a la educación española en una situación crítica, desconocida hasta la fecha en un sector que, pese a las crisis cíclicas y los continuos y políticos cambios en el sistema, nunca había sufrido tanto ante un futuro que pinta a azul oscuro casi negro.

Diferentes son los antecedentes del periodismo y los periodistas. Una profesión siempre en el alambre, fiel heredera del espíritu agonista de los corredores de marcha. Sufridora en potencia. Siempre sumida en una crisis, a veces económica, a veces de identidad, de la que parece imposible que salga nunca. Como si la crisis fuese su forma de vida y la decadencia su rasgo más distintivo.

No sufre el periodista español, pese a que no dejan de existir amenazas, la persecución a la que son sometidos compañeros de profesión en países de Centroamérica y América Latina. Últimamente parece que no hay día en que la profesión no sea noticia por el asesinato a sangre fría de un periodista en Bolivia, Méjico, Honduras… El derecho a informar y a ser informados no está bien visto por algunos.

La crisis del periodismo español va por otros derroteros. Libres, por el momento, de víctimas que nos hagan derramar lágrimas y ríos de tinta, la profesión se desangra a sí misma víctima del conformismo de unos y el afán de protagonismo y enriquecimiento de otros. No hay que mirar muy lejos para buscar respuestas y responsables. Esta vez basta con mirarnos el ombligo. Leer más…

Posted by @acordellat
Photo by @Marga_Ferrer

Conglomerado de titulares digitales

Los medios de comunicación que informan a través de la red desde una óptica más interactiva que la de los soportes tradicionales, tuvieron el pasado sábado en el Bioparc de Valencia un punto de encuentro para la reflexión y para la tertulia periodística con motivo de las II Jornadas de Medios Digitales organizadas por la AMDComVal.

Este post repasa los titulares que los ponentes utilizaron para describir el encuentro periodístico, tras ser preguntados por tal particular a la finalización de las jornadas en un ambiente distendido ‘a la valenciana’: a pie de la Playa de la Malvarrosa y con el gesto relajado que ofrece la degustación de una paella hecha a leña. El resultado:

Millán Berzosa (@ideas4all): “Periodismo y periodisme en València: contenido, contenido y contenido”

Pepa Crespo (@bioparc): “Frenesí periodístico en la red”

Javier Furió (@ciberfallas): “Presente y futuro de la fauna periodística en Bioparc”

Antoni Reig (@ACPG_ACPG): “El futuro digital (3.0) presente en las Jornadas de AmdComVal”

Víctor Núñez (@prensagratuita): “El periodismo digital valenciano apela a la unión contra la crisis”

Félix Tena (@RTVV): “El instinto periodístico vive en la red”

Óscar Delgado (@360gradospress): “Un ‘grito salvaje’ a favor del periodismo digital”

Manuel Furió (@hortanoticias): “La fauna periodística digital toma Bioparc”

Copyright 2019 SOMACOMUNICACIÓN ©  Todos los derechos reservados.