Turismo_Slow_Carraixet

Estrenando la nueva normalidad ‘slow’ de la huerta de Valencia

Turisme Carraixet ya es una realidad como destino turístico complementario a Valencia. Carraixet, Turisme de l’Horta es la vitola con la que llega a su primera temporada turística, con el afán de ser un punto de evasión del entorno urbano con los alicientes que ofrece a quienes buscan una forma ‘slow’ de disfrutar de su tiempo libre.

La nueva marca turística, que abarca una superficie de 23 kilómetros cuadrados, fundamenta su fortaleza en el cicloturismo, el senderismo, la gastronomía de la huerta y el patrimonio cultural que albergan los municipios de Alfara del Patriarca, Bonrepòs i Mirambell, Foios, Vinalesa, Albalat dels Sorells, Almàssera y Meliana.

“Quien quiera huir, en bicicleta o a pie, del ruido de la ciudad; encontrar tranquilidad, conectar con la naturaleza; conocer el ciclo de la vida de la huerta y probar sus productos en rincones únicos de la gastronomía de kilómetro 0, tiene la oportunidad de hacerlo en Carraixet”, explican desde la entidad.

Portal de Turismo Carraixet y vídeo ‘slow’ del destino

El lanzamiento de Turisme Carraixet como destino de facto, coincide con la publicación de su portal web, Turismecarraixet.com y la edición de un vídeo, también ‘slow’, que recoge los principales hitos del destino turístico complementario a Valencia.

Así, la página incluye una propuesta de rutas cicloturistas, impulsando la bicicleta como el medio de transporte oficial de la huerta; el Club Tastem l’Horta, para enfocar los bares y restaurantes de la zona y las materias primas que recogen directamente de la huerta; y experiencias a pie de campo.

Unas experiencias abiertas por entidades, personas y firmas autóctonas del enclave colaboradoras con la entidad para que el turista “sienta la cercanía de la tierra, el mar y el sabor de las tradiciones más arraigadas, de su cultura y folclore”. En este sentido, “los turistas ya pueden alargar su estancia en este enclave natural y sostenible adaptado al contexto actual de nueva normalidad de la Covid-19”, subrayan.

Decálogo para un turismo responsable en la era Covid-19

La entidad ha adaptado también un código ético para el turista que visite las zonas propuestas de la huerta para complementar la visita a Valencia. “Principalmente, queremos apelar al sentido común y a la responsabilidad individual de las personas, para conseguir que la nueva situación tras el estado de alarma se prolongue lo máximo posible”, indican desde Turisme Carraixet.

Acudir a los enclaves de la Huerta con vocación de integrarse en la cultura de la huerta; respetar la actividad agrícola de la zona y comprender al agricultor; apostar por el silencio; mantener el entorno limpio y sin restos como mascarillas, colillas o guantes; recoger los residuos para devolverlos a su lugar de procedencia; procurar seguir los itinerarios marcados sin salirse de los caminos; y compartir con respeto y educación los espacios comunes con ánimo de compartir una experiencia única. Estos son los puntos más destacados del decálogo impulsado por Carraixet, Turisme de l’Horta para comenzar la nueva normalidad.

Club de producto gastronómico

Tastem l’Horta es el club de producto gastronómico que impulsa la nueva marca turística para realzar de cara al turista la importancia de los bares y restaurantes del Carraixet dedicados a la gastronomía y a su materia prima. “El club se centra en una primera etapa en ellos, mientras que en las siguientes etapas de trabajo daremos cabida también al resto de actores que forman parte de la cadena de valor de la huerta valenciana, desde el productor agrícola hasta su transformación gastronómica”.

Así, Ca Pepico, El Racó, Ca Xoret, El Celler de Jadelu, Lluna de València  y la Barraca de Toni Montoliu son los restaurantes que componen la primera oferta gastronómica conjunta incluida en Tastem l’Horta como “embajadores de la cocina de la Huerta, con producto agrícola de kilómetro cero para una gastronomía de calidad”.

‘Slow bike’ y senderismo

Carraixet. Turisme de l’Horta presenta como otra de sus singularidades el turismo ‘slow bike’, con el que potencia numerosas rutas de cicloturismo y senderismo por la Huerta valenciana. “Es un turismo activo no tanto de cuentakilómetros y pulsaciones como de levantar la cabeza del manillar y disfrutar del cambiante paisaje de la Huerta”.

Destacan la ruta del Camins del Carraixet, con 28 kilómetros que permiten conectar con la huerta apreciando un paisaje diferente y único a pocos kilómetros de Valencia; la Vía Churra, una ruta de 15 kilómetros por el trazado del antiguo ferrocarril que es una de las rutas más atractivas y transitadas de l’Horta; o el Anillo Verde, una vía cicloturista de 52km que recorre el área metropolitana de Valencia y que en su zona norte conecta la huerta con el mar a través de caminos históricos y naturales.

Experiencias y narraciones personales

Por último, las experiencias a pie de campo. “Que el turista se empape de la singularidad del entorno, de los oficios tradicionales, de cómo se producen productos a pie del Mediterráneo y qué personas son las encargadas de llevarlos de la huerta a la mesa”. Son atractivos esenciales de este destino complementario a Valencia.

Viajes_Fin_Curso_2

Los viajes de fin de curso ganan tiempo, alternativas y seguridad ante la Covid-19

Faltaba una causa de fuerza mayor oficial que permitiera a los alumnos de 2º de Bachillerato conocer que se quedaban sin viajar en las fechas que habían reservado. El Estado de Alarma prorrogado hasta el 7 de junio y la fase de desescalada asimétrica que no permite el desplazamiento entre provincias significan también no poder realizar estos viajes de fin de curso en fechas anteriores a ese día y activar las devoluciones del importe que habían pagado por sus reservas los estudiantes y sus familias.

Precisamente, en cumplimiento del artículo 36,4 del Real Decreto Ley 11/2020 de medidas especiales en el ámbito social y económico para hacer frente a la Covid-19, Tumbalea, agencia de viajes especializada en excursiones, eventos y viajes de fin de curso, ofreció a los estudiantes la posibilidad de canjear sus viajes por un bono para utilizar desde la finalización del Estado de Alarma. Con todo, ante la reclamación mayoritaria por parte de los afectados de la devolución íntegra del importe recogida en el artículo 160.2 del Real Decreto Legislativo 1/2007 de la Ley General para la Defensa de los Consumidores y Usuarios y en la misma norma citada con motivo de la Covid-19, la agencia de viajes ha confirmado hoy que ha podido devolver íntegramente el dinero a estos alumnos “por causas de fuerza mayor oficiales, gracias al reembolso de los proveedores y a las tareas de mediación que llevamos practicando con ellos con las familias desde que comenzó la crisis sanitaria”.

Con todo, y ante las más de 4.000 reservas que tienen a partir del 8 de junio para viajes a realizar entre ese mes y el de julio, instan “a quienes no sepan seguro que viajarían, ya sea por la incertidumbre sanitaria, por la ausencia de pronunciamiento oficial similar al actual sobre los viajes que se den a partir del 8 de junio, por el traslado de fechas de la EBAU o por temor a que la experiencia quede limitada por las regulaciones especiales de la pandemia, que no esperen a que haya una nueva prórroga del Estado de Alarma o a que no les dejen desplazarse de una provincia en una fase a otra de la desescalada”. “Porque –continúan- los alumnos pueden verse obligados a realizar un viaje que no quieran hacer si esa circunstancia no se da o a perder el importe íntegro de sus reservas si no quisieran viajar voluntariamente sin causa de fuerza mayor”.

Garantía internacional para viajar

La agencia de viajes de fin de curso se ha anticipado a las circunstancias y ha anunciado hoy que pone a disposición de todos los jóvenes con reservas realizadas para viajar entre el 8 de junio y el mes de julio el Crédito Tumbalea. Un vale que los alumnos y familias podrán solicitar a la agencia para garantizar el dinero íntegro de las reservas, y que podrán canjear en los próximos 18 meses prorrogables para viajar a cualquier parte del mundo, “lo que significa recuperar el importe desembolsado íntegramente para realizar otro viaje sin arriesgarse a que no se cancelen por causa de fuerza mayor los viajes reservados”, apuntan desde la agencia.

Esta opción pionera que ofrece en exclusiva Tumbalea “se ha conseguido gracias a un acuerdo suscrito con Halcón Viajes, que pone a disposición de los clientes que habían cerrado con nosotros el viaje de estudios a Mallorca su catálogo de paquetes vacacionales, cruceros y estancias en hoteles de todo el mundo”.

Solución antes del 31 de mayo

Por ello, desde Tumbalea abren la opción a los viajeros, familias y estudiantes que tengan un viaje de estudios cerrado con ellos de acogerse antes del domingo 31 de mayo a la opción indicada para garantizar al 100% sus reservas “sin perder ni un solo euro”. “De lo contrario –apuntan-, tendrán que viajar en las fechas reservadas si no hay causa de fuerza mayor que se lo impida y, si la hubiera, recuperar el importe de la reserva con las limitaciones que interpongan los proveedores de los servicios a la agencia”.

Precisamente, sobre esas limitaciones, la agencia también reembolsaría al viajero el importe retenido por los proveedores cuando se lo reembolsaran los proveedores, tal y como contempla el artículo 160.2 de la citada Ley General para la Defensa de los Consumidores y Usuarios.

Los nuevos viajes de fin de curso

Con todo, los viajes de fin de curso que se puedan realizar finalmente a partir del 8 de junio y hasta el 31 de julio, tendrán una nueva ‘fisionomía’, en la que la seguridad, la higiene y las medidas de prevención primarán en proporción a las de las experiencias y a la diversión que buscan los jóvenes.

En este sentido, Tumbalea anuncia que entregará “de forma gratuita mascarillas para todos los viajeros” y cumplirá “con las restricciones que impongan las autoridades sanitarias para lo que modificaremos, ampliaremos o reduciremos los planes, actividades y experiencias previstas en los viajes”. Algo que la agencia trabajará de forma compartida con “proveedores, hoteles, navieras, aerolíneas, playas y locales donde se celebran las fiestas de fin de curso”.

Mallorca destino preferido

Mallorca volverá a ser el destino preferido para 20.000 estudiantes de toda España que viajen a la isla para poner un broche de oro a un fin de ciclo, según las cifras que maneja Tumbalea, la agencia de viajes con sede en Valencia que lidera este mercado en el ámbito nacional.

sal-marina

Consumidores e industria alimentaria impulsan un 150 por ciento la venta de sal marina

La Asociación Española de Productores de Sal Marina (Salimar) valora con cautela un incremento que se contrapone con la disminución sensible de las ventas dirigidas al tratamiento de aguas o al deshielo

Los españoles compramos más sal marina para uso alimentario durante el mes de marzo. Según los datos que maneja la asociación Salimar -Asociación Española de Productores de Sal Marina-, cuyas empresas asociadas envasan más del 60 por ciento del producto dirigido al consumo doméstico, “hemos registrado porcentajes que oscilan entre el 100 y el 150 por ciento por encima de un mes de marzo normal, lo que significa un incremento trimestral de las ventas dirigidas a este segmento de entre un 35 y un 40 por ciento”. Un aumento, según la Asociación, también alentado por la mayor demanda procedente de la industria alimentaria –empresas conserveras, salazoneras y cárnicas, entre otras- atribuible a la crisis del Covid19.

Con todo, el presidente de la entidad, Gonzalo Díaz Caicoya indica que el dato “ha de interpretarse con prudencia y en perspectiva anual”, ya que, según señala, “este crecimiento de ventas dirigidas al consumo doméstico compensa, al menos en parte, la reducción de demanda procedente de otros segmentos, como el de tratamiento de agua, o el deshielo, cuyo consumo está siendo inferior a la media de otros años”. De hecho, la disminución en descalcificación “es muy severa y podría provocar en abril un descenso muy superior al incremento referido de marzo de la sal de alimentación”, subraya.

Más de 410.000 toneladas para alimentación

Anualmente, la producción representada por los miembros de Salimar acumula 410.400 toneladas a alimentación, lo que significa el 57 por ciento del total de su producción media anual (720.000 toneladas). De ésas, 94.392 toneladas corresponden a paquetería de venta directa al consumidor y 316.008 toneladas a la sal marina que adquiere la industria alimentaria. Asimismo, las empresas asociadas venden 180.000 toneladas para el tratamiento de aguas y 129.600 para el deshielo.

Factores externos que influyen en la venta de sal

Además de la crisis sanitaria del Covid19, la venta de sal marina está expuesta de forma recurrente a numerosos factores externos que alteran un comportamiento regular de la salida al mercado del producto. Por ejemplo, “la producción varía enormemente en función de las condiciones climáticas cada año”, matiza Caicoya.

A la vez, las características de la sal marina conllevan una ventaja adicional para contrarrestar estos factores externos: “Es una suerte que nuestro producto no caduque, lo que nos permite ‘regular’ el stock producido para adecuarlo a la demanda de un año a otro”, explica el presidente de Salimar.

alcachofa

De ‘Cocinemos juntos alcachofas’ y consumo responsable

Bajo el lema ‘Cocinemos juntos alcachofas’, #cocinemosjuntos alcachofas en su representación online, la asociación Alcachofa de España, que aglutina a buena parte del sector alcachofero español, ha lanzado hoy un llamamiento a la persona encargada de realizar la compra en el hogar para que “compruebe cuando compre conservas o congelados si son alcachofas producidas y envasadas en España” y ha anunciado distintas acciones divulgativas, como el trivial ‘Sabor y Ganar’ a favor del Plan Responde Covid-19 de Cruz Roja.

El presidente de esta entidad sin ánimo de lucro, Antonio Galindo, justifica este llamamiento para “apoyar al sector y agradecer el esfuerzo que están realizando agricultores, productores, envasadores, distribuidores y el resto de personas que intervienen en la cadena de producción para conseguir llevar a la mesa del consumidor los productos que consume en un contexto tan difícil para todos, como es el estado de alarma y de crisis sanitaria que estamos sufriendo”.

Asimismo, “recomendamos al consumidor una dieta diversa, saludable y divertida, con productos que refuercen el sistema inmunitario de forma natural y con producto de temporada”, explica Galindo.

Cocinemos juntos alcachofas

Campaña de comunicación online de Alcachofa de España durante la emergencia sanitaria.

3 kilogramos por persona

Los datos que obran en poder de la asociación, que aglutina a empresas y cooperativas de Navarra, Alicante, Región de Murcia y Granada, apuntan a un consumo per cápita de alcachofa en España de más de 3 kilogramos por persona al año. Precisamente, campañas como ésta pretenden que “nos acostumbremos a incluir en la cesta de la compra nuestra verdura más preciada, que está disposición del consumidor los 365 días del año gracias a que los productores españoles consiguen llevarla con los máximos estándares de calidad a las fruterías y lineales de los supermercados”, señala Galindo.

Información de servicio y juegos en familia

Por otro lado, la entidad ha emprendido una acción especial de divulgación online para informar al consumidor de ésta y de otras iniciativas que va a activar durante los meses de abril y mayo. “Queremos que el consumidor español aproveche el confinamiento para cocinar alcachofa y se lo vamos a poner un poco más fácil gracias a las recetas, consejos y juegos que encontrará en Alcachofa.es y en nuestras redes sociales”, explica Galindo.

Así, la asociación sin ánimo de lucro pone a disposición de las familias confinadas en sus hogares tutoriales sobre cómo pelar y cocinar una alcachofa, imprimibles lúdicos para los más pequeños de la casa, el Trivial ‘Sabor y Ganar’ de la Alcachofa, recetas saludables para cocinar alcauciles en fresco, conserva o congelado y un sorteo que incentivará que los consumidores participen con el hashtag #cocinemosjuntosalcachofas y cuyo principal incentivo será recaudar fondos para combatir el Covid-19.

Campaña de comunicación online

Trivial ‘Sabor y ganar’ de Alcachofa de España.

Divulgación convertida en donación para Cruz Roja

Precisamente, cada consumidor que participe al menos una vez en las actividades online propuestas por la entidad estará colaborando virtualmente con 1€ que Alcachofa de España traducirá en donación para ayudar a Cruz Roja Española en su lucha contra los efectos del Covid-19 entre las personas más desfavorecidas de la sociedad.

 

fuentes_informativas_COVID19

Coronavirus y fuentes informativas

Difícil es para cualquier persona abstraerse de la sobrecarga informativa que encontramos con motivo de la expansión mundial del virus COVID-19 o coronavirus de Wuhan, sobrenombre acuñado por el origen de la propagación en humanos. Tan difícil como saber seleccionar las fuentes adecuadas para disponer de un termómetro informativo adecuado que favorezca establecer opiniones con criterio, a partir del contraste de puntos de vista.

Sarcasmo y oportunismo en Twitter.

La cuenta creada por un oportunista que arrasa en Twitter.

Así, encontramos desde las oportunistas cuentas tuiteras vinculadas a las nomenclaturas del virus, que juegan entre el sarcasmo y la actualidad expansiva del COVID-19; hasta las de minuto y resultado que han introducido los medios generalistas de todo el planeta para dar cuenta de la evolución de los infectados; o las de las instituciones públicas, que se afanan por ofrecer rigor a través de mapeos, practicar el servicio público con datos actualizados periódicamente con el número de ciudadanos afectados, consejos sobre cómo prevenir la infección o no transmitirla, e información de interpretaciones legales, cancelaciones de eventos o decisiones políticas que afectan a núcleos poblacionales más o menos amplios.

Periodistas y coronavirus.

Experiencia de un periodista con coronavirus a través de Twitter.

También encontramos a especialistas, sanitarios, periodistas del ramo y políticos que hablan en primera persona sobre las predicciones que puede conllevar tal o cual ritmo de expansión, sobre cómo y cuándo cambiar del estadio de contención al de restricciones de movilidad o experiencias de infectados en primera persona. De estos últimos, perfiles con cierta capacidad de influencia por ser plumillas o personal de enfermería que, a modo de diario de bitácora y con la aportación de los responsables sanitarios que los auxilian, procuran erigirse en voceros de mensajes de tranquilidad y de contención en sí misma de la alarma social entre las comunidades online que los siguen.

Mapeo del virus COVID19 por instutciones públicas.

Comunicación institucional COVID19 Singapur.

Las asociaciones médicas, las cabeceras de periódicos especializados en Sanidad y otros expertos locales, regionales, nacionales o globales de la materia, completan el círculo del coronavirus en esta era de miedo contenido. Todos ellos fuentes fiables y para ser atendidas antes de caer en mensajes oportunistas que circulan por Whatsapp, fakenews que se propagan a la velocidad en que lo hace el pánico o bulos que en nombre de instituciones públicos u otras entidades se afanan por generar confusión anunciando la cancelación de actos multitudinarios o eventos.

Entidades médicas y el coronavirus.

Formas de comunicar el coronavirus en las redes sociales.

En todo caso, lo que está demostrando el contexto informativo actual pasa por una buena oportunidad para seleccionar fuentes informativas de todos los ámbitos a los que, además del sanitario, está afectando el COVID-19: el financiero, el deportivo, el social, el laboral… En cada uno de ellos, al igual que los ejemplos genéricos señalados para identificar los ejemplos de cómo circula la información en el presente contexto, podemos practicar una indagación de nombres fiables que den credibilidad a lo que nos llega de forma masiva sin filtrar por el ruido preexistente.

Newsletter coronavirus Washington Post

Newsletter coronavirus Washington Post

Así, es recomendable analizar las personas que siguen las fuentes iniciales localizadas, tales como periodistas del ramo o personal docente o sanitario, qué listas tienen creadas en redes sociales como Twitter, suscribirse a newsletters específicas como la que ha creado el Washington Post para sus lectores, practicar seguimientos específicos de los perfiles que hayamos probado trasladan información veraz, atender las alertas más rigurosas, dar credibilidad a los datos en función de quién los emite  y extraer conclusiones desde el contraste.

dia_mundial_de_la_radio

La radio, antónimo de soledad

¿Dónde escuchamos la radio? ¿Cómo vemos la tele? ¿Quién lee periódicos en papel? ¿Cuántos se informan a través del dispositivo móvil? ¿Nos quedamos con la primera pregunta?

Nos quedamos con la primera pregunta por respeto. Porque el 13 de febrero es desde 2012 el Día Mundial de la Radio, como así lo declaró la Unesco. Pero también elegimos esa cuestión porque su respuesta es dinámica, sencilla y directa. La radio es el medio que históricamente mejor se ha sabido adaptar a los cambios sociales, a las modas, al consumo, al uso y abuso de plataformas diferentes a las tradicionales, a la vida y a sus aristas tecnológicas.

La radio se escucha en el coche (todavía), la radio se lleva encima (en un app, en el móvil o en un transistor –¿aún?-); la radio llega al supermercado, a la peluquería, al estadio, al barco, al tren, a la ducha (¿también?); la radio es tan inmediata como un tuit (¿o no?); la radio es una voz misteriosa a la que no hemos desenmascarado aún (¿o sí?); la radio se ve también en Youtube o en la versión web de cada estación; la radio salta a la tele (en los telediarios) o se retroalimenta con su fonoteca para sonrojar a más de uno que olvidó lo que dijo… La radio, sí, la radio es así.

La radio es el medio tradicional que mejor ha sabido leer la vida y que acompaña tanto como las redes sociales en esa nueva forma de consumir información en modo múltiplex o, lo que es lo mismo, ver mientras sientes lo que otros opinan sobre lo que estás viendo; escuchar una tertulia como lees una colección de tuits mientras se celebra la gala de los Goya o el festival de Eurovisión; mientras recuentas votos y lees encuestas; la radio es el tintineo informativo y entretenido que mantiene la llama al otro lado las 24 horas del día. La radio es el antónimo de soledad.

La radio es para siempre.

Feliz #DíaMundialdelaRadio

pedro simón

Pedro Simón: “Hay que quitar solemnidad al periodista que toca heridas”

El madrileño Pedro Simón ha levantado su carrera sobre los huecos que la industria periodística deja por cubrir. Huecos oscuros y densos, pero casi siempre gratificantes. En el recién publicado libro ‘Crónicas Bárbaras’ cose algunas de sus mejores historias humanas, de sus peores huecos, con el hilo conductor de la compasión; y nos lo ofrece envuelto en un mensaje de cierto optimismo gremial: el periodismo social no ha muerto, todavía tiene público y benefactores. 

Viñeta de El Roto para El País

El humor gráfico en el periodismo de hoy

Las viñetas suelen funcionar como los gags humorísticos engarzados en las películas de acción: son un respiro cómico que relajan la tensión del relato sin llegar a detener el flujo de la información. Chiste con el que te alivias entre noticia de accidente y reportaje de corrupción. 

Foto publicada en El País | Debate electoral con mujeres de las cinco principales formaciones políticas

¿Cómo se está comunicando el 10N en los diarios?

A 48 horas de una nueva jornada electoral, la cuarta cita con las urnas en cuatro años, parece buen momento para analizar el papel de los medios en la preparación de estos comicios. Como garante de la democracia, el periodismo debería ser lo más ecuánime posible –ya no objetivo, el concepto de objetividad está perdiendo peso en su condición de cuasi-utópico–, pero, una vez más, es fácil comprobar que la ecuanimidad aparece quebrada en casi todas las cabeceras del país.

Paula-Corroto

“Se cruzan muchas líneas rojas en el periodismo de sucesos, pero hemos mejorado desde el caso Alcàsser”

La periodista Paula Corroto acaba de publicar ‘El crimen mediático’, un libro de Akal en el que se pregunta por qué nos fascinan tanto las noticias de sucesos. Desde aquí hemos querido conocer la razón de esa morbosidad compartida entre periodismo y sociedad, y al mismo tiempo hemos aprovechado la conversación con Corroto para adentrarnos en las prácticas más controvertidas de la esfera mediática actual.

Últimamente parece que todo el periodismo de sucesos está atravesado por el sensacionalismo. Para ti, ¿cuál es el buen periodismo de sucesos? 

Es complicado decir cuál es el buen y mal periodismo de suceso. Sí creo que muchos de los casos de los que hablo en el libro se impregnaron de sensacionalismo y amarillismo. Sucedió en las televisiones y sucedió en la prensa escrita, ésta última se vio arrastrada por algo que estaba sucediendo en las televisiones y que se vio claramente, con testimonios que no tenían nada que ver con el caso, gente llorando, gente con rabia o con ira.

¿Crees que el público se ha insensibilizado, que si no se le da esa ración de sensacionalismo tiende a cambiar de canal?

No lo creo, no creo que exista una nueva falta de sensibilidad. Diría que el periodismo de sucesos ha interesado siempre y nos ha fascinado siempre, lo que ocurre ahora es que podemos mostrar aquello que nos causan estas noticias y nuestras emociones en las redes sociales y a través del whatsapp, y al final se crea una gran conversación que antes no estaba. Todos podemos comentar y especular sobre lo que le pasó a Diana Queer o al niño Gabriel. No es que haya más fascinación, sino que la forma de consumir estos sucesos y de mostrar lo que nos producen sí que ha cambiado; todo el mundo ha  especulado siempre a raíz de los sucesos, pero ahora se genera un tsunami en las redes que antes de la democratización de estas tecnologías no sucedía.

Netflix volvió a poner en la palestra el caso Alcasser y la pornografía emocional que sirvió en bandeja el programa especial de Nieves Herrero. ¿Crees que estamos mejor que entonces?

Creo que sí que estamos mejor, se han cruzado algunas líneas rojas en algunos casos, pero lo que sucedió con Alcasser no ha vuelto a ocurrir. He visto el documental y vi en aquel momento, en los 90, la edición de ‘Quién sabe dónde’ o el especial de Nieves Herrero, cuando acababan de aparecer los cuerpos y estaban en la mesa de autopsia y se les preguntaba a los familiares cómo se sentían. Aquella pornografía del horror y de lo más terrible que le pueda pasar a una familia no se ha vuelto a alcanzar.

¿Qué líneas rojas se traspasan ahora en el periodismo de sucesos?

Bueno, por ejemplo ha habido programas de televisión que han involucrado a menores, como hizo Telecinco en el caso de Marta del Castillo, razón por la que fueron multados. Llevar a menores para que hablen de su amiga desaparecida me parece que sobra; sacar testimonios, primeros planos, gente llorando, tertulias en la que hay pura especulación porque nadie sabe realmente por dónde está yendo la investigación, todo eso sobra. Mostrar testimonios hablando del dolor que puede sentir una madre, un padre, un amigo, que muestre su ira y lo que haría con el presunto culpable, yo creo que eso forma parte de lo adyacente al suceso. La especulación crea realidades paralelas que no tienen nada que ver con la verdad.

En ‘Chavs’, el periodista Owen Jones compara las desapariciones de Madeleine McCann y Shannon Matthews, dos niñas de la misma edad que sin embargo suscitan una atención desigual en los medios. La tesis del periodista es que el caso de Madeleine se mediatiza y el de Shannon no lo hace por el origen humilde de la segunda. ¿Crees que existe un trato diferente en función del estrato social de las víctimas?

Desde luego, hay estudios sobre eso que lo atestiguan. Estoy muy de acuerdo con la tesis de que se discrimina en función del origen de cada cual, y de hecho los estadounidenses lo llaman el ‘Síndrome de la mujer blanca desaparecida’, que tiene que ver con chicas atractivas, guapas, de una familia estructurada, normalmente de clase media o clase alta, víctimas con las que el caso siempre se mediatiza muchísimo más. Si el caso afecta a una chica de familia humilde y desestructurada, aunque la víctima sea una chica –las desapariciones de chicas siempre tienen más repercusión–, ese caso va a tener menos atención mediática a causa de un sesgo cognitivo que cataloga el suceso como algo normal, esperable.

¿Hay un patrón en estos casos mediáticos explotados por el periodismo de sucesos?

Normalmente suele ocurrir que la noticia aparece en medios locales alertando de la desaparición de una chica adolescente o niños. Las víctimas casi siempre tienen este perfil. Luego se desatan las especulaciones sobre lo que ha ocurrido, lo cual suele durar unas semanas o meses, y finalmente va a desapareciendo en el tiempo y deja de salir en televisión y prensa, a no ser que el caso gire, como sucedió con Diana Queer, que de repente lo importante y lo que nos interesaba era la familia. En última instancia, los medios recuperan el interés cuando aparece el cuerpo o la persona viva.

¿El hecho de que haya un monstruo detrás del suceso hace que se mediatice aún más el caso?

Un suceso siempre es un misterio, se trata de averiguar qué le han hecho a la persona desaparecida, quién se lo ha hecho y por qué. Se trata de buscar siempre a un culpable. Por ejemplo, en el caso de Bretón era paradigmático y curioso porque siempre se le puso el ojo del huracán aunque no se tuvieran pruebas contra él –también es verdad que hubo un error de la forense al investigar los cuerpos que estaban en la finca–. Luego, una de las cosas en las que hay que andar con cuidado, y siempre lo dicen los especialistas en sucesos, es en no señalar a alguien que finalmente no tenga nada que ver con el crimen. Si señalas a un inocente en los medios le puedes arruinar la vida.

¿De qué manera las redes sociales amplifican el periodismo más sensacionalista?

Como decía en otra pregunta ahora mismo todos podemos comentar y dar nuestra opinión en las redes, e incluso señalar las penas que debería tener esa persona que igual no sabemos ni quién es, y ahí se van lanzando muchísimas especulaciones. Cuando preparaba el libro muchos periodistas me comentaron que por las mañanas se revisaban las redes sociales y que incluso algunos programas de televisión se ponían a dar noticias que estaban basadas en meras especulaciones vertidas en Twitter o Facebook.

¿Por qué suscita tanto morbo el periodismo de sucesos?

Los sucesos nos han interesado siempre, de hecho, a finales del siglo XIX hubo un crimen en Madrid, en la calle Fuencarral, y llegó a vender muchísimos más periódicos de los que se estaban vendiendo porque la gente quería saber qué estaba pasando en el caso del asesinato de una señora que, una vez más, era de clase alta en el centro de Madrid. Nos fascinan en general porque el suceso, como las series de televisión, lo tiene todo: un misterio, una víctima, un culpable, un móvil que no sabemos cuál es; no apasiona descubrir qué es lo que ha pasado y luego nos remueve por dentro, nos genera empatía con la víctima, nos genera dolor, ira, rabia y nos hace mantenernos completamente en vilo. Es decir, tiene todos los ingredientes de una buena novela. Es la gran historia y eso periodísticamente tiene mucho tirón y va a seguir teniéndolo.

Da la impresión de que los programas de televisión matinales, que son los que suelen tratar más profusamente estos sucesos, se saltan con alegría la deontología periodística, ¿es tan así? ¿Están tan lejos como parece de la ética profesional?

En esos programas hay de todo, como en cualquier profesión, también hay gente que sí que tiene un cierto respeto, una elegancia y una forma de contarlo elegante. De todos modos, sí que sabemos –y se ve nítidamente– que hay directrices para que se ponga toda la carne en el asador. En ese sentido, los programas matinales sí han cruzado muchas líneas deontológicas, tal y como ha señalado el Consejo Audiovisual de Andalucía, señalando directamente que los programas de Ana Rosa y de Espejo Público cruzaron todas esas líneas anteriormente mencionadas en los casos de Diana Queer, Marta del Castillo y Gabriel Cruz.

¿Hay alguna repercusión cuando los periodistas cruzan esas líneas?

Normalmente no, suele haber una llamada de atención y tal, pero no se termina haciendo nada. De todos modos estamos hablando de grupos muy potentes que pueden pagar la multa en cuestión. Yo cuando estaba investigando todos estos temas no recordaba que dichas televisiones hubieran tenido demandas, y eso ocurre porque ls sanciones se suelen enterrar.