censo_adn_canino_covid19

Plantean pruebas PCR para detectar transmisión de Covid-19 de perros a humanos

A pesar de que aún no existen evidencias de que la Covid-19 pueda transmitirse de perros a humanos, controlar la secuencia genética de la población canina sí es posible. Como también lo es practicar en las clínicas veterinarias pruebas preventivas de PCR a las mascotas de quienes sospechen que pueden estar contagiados o hayan superado la enfermedad.

Estas pruebas preventivas sumadas a la evaluación y registro genético de los animales en un censo canino permiten detectar con agilidad eventuales brotes que pudieran darse de transmisión de mascotas a humanos de la Covid-19 y actuar con rapidez para evitar su propagación. Para que se dé esta circunstancia intervienen tres perfiles profesionales: el veterinario, que realiza las pruebas; el laboratorio, que las analiza; y el dueño de la mascota, que vela por garantizar la salud de su perro y la de su entorno más próximo.

Heces en la calle: un problema de salud pública

Porque, más allá de que puedan transmitir la Covid-19 y de cómo prevenirlo, las heces de las mascotas en la vía pública “significan un problema de salud pública en sí mismo para los vecinos de las poblaciones que sufren la presencia de las deposiciones animales”. Enrique Perigüell es el CEO de ADN Canino, la primera empresa que, en colaboración con Colegios de Veterinarios como el de Málaga, ha implantado en España un sistema de registro de mascotas a partir de su secuencia genética.

El registro del ADN canino en España

Precisamente, el registro del ADN de los perros ya es una realidad en numerosos municipios españoles. Cárcer, en Valencia, o Meco, en Madrid, han sido los últimos en incorporar esta posibilidad en su población canina. Una medida que también permite controlar la salud de sus vecinos, prevenir casos de maltrato o abandono del animal o identificar a los infractores que dejan las heces de su mascota en la vía pública.

Así, los más de 5 millones de perros que hay en España tendrían garantizado un seguimiento  más real, más eficaz y más actualizado que el que pueden ofrecer los chips con el que actualmente se controla su población. “El problema del chip es que se puede extraer, se puede manipular o se puede olvidar eliminarlo cuando el can fallece, por lo que la información que contiene plantea sesgos que impiden ser eficaces en el control de epidemias, censo y otras actuaciones como las preventivas o las sancionadoras para casos de abandono o maltrato”, señala Perigüell.

Protocolo de actuación ante un caso de zoonosis por Covid-19

En el caso de que la prueba PCR diera positivo, la veterinaria María del Rosario Montaner Signes, recomendaría establecer un protocolo “similar al que seguimos con las personas; en este caso sería aislar y poner en cuarentena al animal”.

Con todo, según asegura la especialista, “por el momento solo ha habido casos aislados de mascotas con la Covid-19 y siempre como portadores del coronavirus, no como transmisores por zoonosis; por ello puede ser recomendable tomar medidas preventivas como las indicadas y hacer las pruebas PCR a los canes de personas que hayan pasado la enfermedad”.

Precisamente, el origen de la Covid-19 es una zoonosis y en el caso de las mascotas hasta ahora han sido los humanos los que han transmitido la enfermedad a los animales de compañía.

Soma Comunicación online

La eficacia de la comunicación online

Ya sea por herencia o por capricho vintage, aún nos cuesta enfocar eventos con repercusión potencial alejados de las plataformas online. Pensamos siempre en el evento face 2 face, en las preguntas hechas a mano alzada, en el networking de los encuentros, en las relaciones públicas a golpe de Bic y en la evaluación de la buena o mala repercusión de la cita por el número de sillas ocupadas. Tics multidisciplinares que salpican a todos los sectores, desde los más tradicionales a los más ‘estartaperos’. Quizás los tres meses de confinamiento forzado por la situación sanitaria puedan haber servido para ayudarnos a reflexionar sobre la capacidad tolerable de la comunicación online para ser tan eficaz como la que se plantea en escenarios tradicionales como los descritos.

Más importantes son las ideas, las personas, los argumentos, la oportunidad, la novedad o la especialización llevada a la discusión constructiva que el contenedor que las acoge o la vía de transmisión que utilicemos para darlas a conocer, para divulgar conocimiento. Los requisitos para convertir en obviedad el recurrir al ámbito online tecnológicamente ya están a nuestro alcance desde hace una década, las personas que desarrollan apps para que sea posibile son protagonistas en sí mismas del nuevo escenario y los protagonistas que alimentan una cita, evento o encuentro online con sus razonamientos, argumentos y especialización se erigen en los albaceas de la oportunidad. Expertos que crean, expertos que debaten, expertos que difunden. En la tercera pata es donde la comunicación online crece y adquiere capacidad de repercusión e influencia.

Las plataformas como Skype, Hangouts, Teams, Zoom hacen posible la concreción y la plasmación abierta o cerrada entre protagonistas; las redes sociales su transmisión en directo a tavés de Youtube, Periscope, Instagram o Facebook Live y su posterior dinamización con los protagonistas, el hashtag elegido y el público asistente a las sesiones con sus comunidades online; y los blogs y medios de comunicación, su difusión a audiencias segmentadas por áreas de interés temático consecuencia de la buena labor del PR para entregar los contenidos relacionados con los eventos online que sean potencialmente de interés para los receptores de la información.

Todo online. Sin más inversión que la de apostar por plataformas estables, conexiones adecuadas, realización profesional, producción para formar un atrezzo y elenco de nombres interesante relacionados con la especialización de la organización o empresa, y buenos profesionales de la comunicación, el marketing y el periodismo para conectar con las audiencias que no accedan en directo al evento.

No es ciencia ficción, es poder hacer las cosas bien con las facilidades tecnológicas que contamos. El resto, armarse de profesionales en torno a una excusa creíble con el presupuesto adecuado. Un presupuesto siempre bastante inferior, pero bastante, al que siginifca apostar por los mismos estándares de calidad en citas tradicionales offline. A las crisis, asentamiento y consolidación de nuevas formas de comunicar con base online.

soma_prensa

Los retos de los nuevos periodistas de la Covid-19 ante el emprendimiento

Los nuevos periodistas, las nuevas hornadas que fluyen de las facultades de Periodismo y de Comunicación en tiempos de crisis sanitaria de la Covid-19, vuelven a poner el foco entre la teoría que reciben en los centros universitarios y la práctica con la que se encuentran al terminar sus estudios, con el emprendimiento como salida opcional al muro de ofertas laborales. Como ocurrió en 2008 con la crisis económica que salpicó sobremanera a la profesión y a los medios de comunicación, los futuros y los nuevos periodistas acaparan otra vez los interrogantes sobre lo que les puede deparar el futuro más próximo.

Antes de que comenzara la crisis, con todo, pudimos asistir a brotes verdes de ilusión reflejados en casos como los que imparte la doctora Elvira García de Torres en el UCH-CEU con sus alumnos de periodismo digital. Bajo un concepto eminentemente práctico, la profesora retó a sus alumnos a defender ante un jurado de profesionales externo sus proyectos de fin de asignatura. Proyectos con enfoque claramente pragmático, que exigían un trabajo en equipo y una prospección de posibilidades de ponerlos en marcha.

En la agencia tuvimos la oportunidad de conocer en primera persona algunos de ellos, como una aplicación para gestionar las plazas libres en las bibliotecas de la Facultad, un portal de información medioambiental con testimonios alejados de la oficialidad o un medio especializado en sucesos desde una óptica diferente a como se abordan estas informaciones en los medios tradicionales.

Ejemplos esperanzadores de cómo se puede hacer reflexionar a los alumnos o de cómo destapar el talento oculto de los nuevos periodistas sobre el contexto real que se encuentran al finalizar sus estudios. De la necesaria experiencia imposible, la que se puede adquirir partiendo desde cero con un proyecto comunicativo debajo del brazo o con una idea especializada de hacia dónde conducir la firma profesional de los nuevos plumillas.

A buen seguro, tras la crisis sanitaria de la Covid-19 se dibujará un panorama de nuevo tan cargado de incertidumbres como el que se planteó con la crisis de 2008, subrayado por todas las asociaciones profesionales de periodistas. Un escenario que vendrá acompañado del aliento oficial de los gobiernos para que los nuevos o los viejos profesionales que se queden sin empleo se aventuren a emprender.

Surgirá así, una cantera oficial forzada de emprendedores tan peligrosa como el desconocimiento de las normas financieras y de las trabas que se encuentra un profesional no formado en los menesteres de la gestión y de los números. Porque la oficialidad querrá maquillar las cifras de desempleo con impulso de medidas emprendedoras que, mal entendidas o mal practicadas, pueden significar planteamientos erróneos que solo beneficien a la estadística y nunca a los osados que den el paso.

Por eso, ante las crisis, ideas como la apuntada en este post; tanto para la formación como para la puesta en marcha de nuevos proyectos periodísticos. Que no podrán ser entendidos sin una disminución de riesgo, sin una comprensión de las reglas de juego financiero, sin un plan a corto y medio plazo (de largo no podemos hablar) y sin el análisis real de hacia dónde van los periodistas, haca dónde pueden ir y bajo qué criterios, normas y recursos pueden aventurarse a emprender.

 

 

comunicacion_sostenible_empresas

Claves de una comunicación responsable y sostenible

¿Es posible practicar una comunicación responsable y sostenible? En contextos informativos como el que actualmente impera en las empresas, cuya aspiración a atender los ODS y a cuidar el planeta les “obliga” a trabajar para que sus productos y servicios sean respetuosos con el medio ambiente, la comunicación que proyectan ha de ser también, necesariamente, “limpia”. Al menos, ha de aspirar a serlo en los intangibles, con algunas herramientas clave como las que recogemos ahora en este post.

Responsabilidad en esencia. La esencia de la comunicación responsable ha de tener en cuenta los valores propios de la praxis medioambiental de las compañías. Esto es, si una empresa quiere proyectar a la sociedad la capacidad, sacrificio, esfuerzo y decisión de respetar las reglas del juego del planeta y de la legislación o certificaciones que así lo garantizan, la comunicación que practiquen ha de se responsable con ese trabajo que implica a toda una plantilla y acompañar, en suma, dicho esfuerzo para que la imagen, las versiones y los titulares que fluyan de la organización reflejen su apuesta real.

Contenedores y soportes. Si una empresa quiere comunicar valores sostenibles, éstos han de incorporarse a la trazabilidad de hechos que proyecte. Es decir, la estrategia de comunicación ha de saber incorporar las pautas que contemple cada departamento en ese afán, desde la comunicación interna a la externa, pasando por los soportes, contenedores y contenidos que fluyan de la compañía, tanto online como offline. Una política de marca asociada a dichos valores, y una hoja de estilo sostenible que puedan practicar los departamentos en su día a día, tanto comercial como ejecutivo, serán claves para que de lo dicho al hecho haya poco trecho.

Transversalidad y oportunidades informativas. Precisamente, de cada departamento, de cada lanzamiento, producto o servicio, la estrategia de comunicación responsable habrá de entrelazar las virtudes, defectos, oportunidades y propiedades, al objeto de pautar planes de comunicación transversales que optimicen al máximo los esfuerzos de difusión y de divulgación de los valores sostenibles e intangibles de la empresas. Porque si se busca la eficiencia en materia de comunicación, exprimiendo las posibilidades reales para alcanzar la eficacia, la praxis misma de ponerla en práctica restará recursos, tiempo, espacios y acción que refleje realmente una apuesta responsable por lo que se hace, se dice y se divulga de lo que se practica, se dedica y se comercializa.

Servicios integrales de comunicación

El concepto 360 grados en la comunicación

Se habla mucho del servicio de comunicación 360 grados cuando nos referimos a un concepto que pretende abarcar el espectro más amplio de vinculación entre el emisor, el receptor y el canal. Pero conseguirlo requiere de mucho tiempo, dedicación, escucha activa, toma de decisiones, empatía, aptitud, actitud, improvisación, preparación, don de gentes, proyección y profesionalidad.

Emprender un proyecto de comunicación 360 implica ser excelente en todas las facetas que se han de presuponer a quien oferta ese servicio de comunicación. Además de los intangibles referidos, éstas han de venir reforzadas por la capacitación técnica y el talento en las siguientes áreas:

Conocimiento: del sector, del medio, del contexto informativo, de la realidad comercial, del ámbito de actuación, del saber quién va a hacer qué, de los productos y servicios, de las personas, de los defectos y de las virtudes, de las oportunidades, de las amenazas, de las fortalezas y de las debilidades.

Planificación estratégica: a corto, medio o largo plazo. Con una introducción (diagnóstico), nudo (análisis del punto de partida, herramientas para la comunicación 360 grados, tanto internas como externas, y cronograma de acciones por canales, personas, fechas y objetivos) y desenlace (autocrítica, toma de decisiones, continuación o pausa).

Ejecución: online, offline, con funciones delimitadas por los objetivos contemplados tras el trabajo de los pasos anteriores. Este capítulo incluye las acciones de desarrollo, maquetación y diseño de los conceptos creativos solapados a la línea estratégica de comunicación global. También los contenidos que acompañarán la tarea, tanto en medios propios, como en medios externos. Y los trabajos técnicos para posicionar, hablar, relacionarse, conectar y comunicar por tierra, mar y aire las fortalezas del plan de trabajo.

Relaciones públicas: transmitir el conocimiento, la esencia de la definición del nudo a las personas que están predispuestas a recibirlo de buen grado. Para conseguirlo, en vez de quedarnos sentados cómodamente en la silla a esperar, habremos de tener un conocimiento real de quiénes son los que componen nuestra audiencia, esto es, quiénes son los perfiles más predispuestos a atender el conocimiento, los productos y servicios como clientes o potenciales prescriptores de los mismos.

Y practicaremos las relaciones públicas dentro del concepto 360 de comunicación a través de la presencia en eventos, del networking trabajado con el criterio apriorístico de quien conoce con quién ha de entablar o reforzar contactos, a través de las redes sociales y con la atención de calidad a nuestra agenda, tanto telefónica como virtual.

Diseño y desarrollo: online, offline. Ambos capítulos significan abrazar un arco fundamental del círculo 360 de calidad que perseguimos. La comunicación de esta parte del milenio no se entiende sin ambos polos, pero acompasándolos con la misma intensidad, sentido, esfuerzo y virtudes descritas para el resto de capítulos. Y si no se es bueno en este ámbito, optar por contar dentro del ejercicio mismo de las relaciones públicas con profesionales que estén a la altura de la calidad perseguida.

Porque brindar un servicio 360 de comunicación no ha de significar necesariamente abarcar todos los polos si no puedes garantizar hacerlo con la misma calidad que el resto de capítulos de la circunferencia de servicios. Esta apreciación es válida para cualquiera de los otros polos contemplados, si no se puede garantizar hacerlo bien, mejor hacer equipo en cualquiera de ellos con profesionales de nuestra cuerda que consigan alcanzar la excelencia.

Evaluación y medición para la toma de decisiones. La guinda del pastel, el último giro del compás, pasa por saber evaluar y medir con una periodicidad estipulada el sentido y la desembocadura del servicio 360. De aquí surgirán las buenas o malas tomas de decisiones y el éxito o el fracaso de haber sido buenos o malos.

Dotarse de las herramientas adecuadas y saber leer los aspectos cualitativos y cuantitativos desprendidas de las mismas, serán piezas claves para ser profesionales y poder incluir en la web de nuestra agencia de comunicación la vitola del servicio 360.

[/fusion_text][/fusion_builder_column][/fusion_builder_row][/fusion_builder_container]

Nueva sede y localización de Soma Comunicación

La agencia de comunicación Soma estrena sede en Valencia

La agencia de comunicación Soma estrena sede en Valencia desde este mes de abril. Tras más de 10 años de andadura, establece su nueva ubicación en la capital del Turia, en la calle Almirante Cadarso, 16, puerta 5, en una marcada apuesta por concentrar la labor de relaciones públicas y su trabajo permanente de comunicación, marketing digital de contenidos y organización de eventos en un nuevo entorno más urbano y cercano al acontecer de las empresas y de los profesionales que trabajan codo a codo con los profesionales de la agencia.

Con todo, el servicio que brinda Soma abarca desde esta nueva ubicación a puntos geográficos de ámbito nacional e internacional, aspecto que refuerza también gracias a la especialización de sus enfoques, a la segmentación de sus campañas de comunicación y marketing, al establecimiento de sinergias enfocadas a la comunicación transversal ‘win to win‘ y a la relación de calidad que mantiene con medios de comunicación, blogs e influencers de todos los ámbitos y sectores. Precisamente, la industria 4.0, el sector agroalimentario, la restauración, el ámbito horeca, el turístico, el gastronómico, el ocio o el deportivo acaparan la acción que desarrolla la agencia para sus clientes.

Servicios especializados

En dichas líneas de trabajo y de servicios brindados, Soma Comunicación pone a disposición de sus clientes una amplia carta de servicios para acompañarlos en el cumplimiento de sus objetivos estratégicos y comerciales a corto, medio y largo plazo. Desde las tareas propias de gabinete de prensa, fotografía de calidad periodística, la gestión y organización de eventos, las relaciones públicas con prescriptores, la organización de acciones especiales con influencers, bloguer@s y líderes sectoriales de opinión, gestión y posicionamiento SEO/SEM de páginas web corporativas a través de una estrategia de contenidos de calidad, la edición de revistas y libros especializados en el sector correspondiente y la gestión llave en mano e integral de la comunicación externa e interna de organizaciones y empresas.

Soma Comunicación afronta esta nueva etapa cargada de buena ideas, mejores propósitos y con una vocación permanente de enriquecer la experiencia de sus clientes para conseguir a más a más una proyección de calidad de sus productos y servicios en la agenda online y offline de sus sectores.

Acto Turismo de Francia 1

Eventos noticiables para empresas con contenido

[fusion_builder_container hundred_percent=”no” equal_height_columns=”no” menu_anchor=”” hide_on_mobile=”small-visibility,medium-visibility,large-visibility” class=”” id=”” background_color=”” background_image=”” background_position=”center center” background_repeat=”no-repeat” fade=”no” background_parallax=”none” parallax_speed=”0.3″ video_mp4=”” video_webm=”” video_ogv=”” video_url=”” video_aspect_ratio=”16:9″ video_loop=”yes” video_mute=”yes” overlay_color=”” video_preview_image=”” border_size=”” border_color=”” border_style=”solid” padding_top=”” padding_bottom=”” padding_left=”” padding_right=””][fusion_builder_row][fusion_builder_column type=”1_1″ layout=”1_1″ background_position=”left top” background_color=”” border_size=”” border_color=”” border_style=”solid” border_position=”all” spacing=”yes” background_image=”” background_repeat=”no-repeat” padding_top=”” padding_right=”” padding_bottom=”” padding_left=”” margin_top=”0px” margin_bottom=”0px” class=”” id=”” animation_type=”” animation_speed=”0.3″ animation_direction=”left” hide_on_mobile=”small-visibility,medium-visibility,large-visibility” center_content=”no” last=”no” min_height=”” hover_type=”none” link=””][fusion_text columns=”” column_min_width=”” column_spacing=”” rule_style=”default” rule_size=”” rule_color=”” class=”” id=””]

¿Tiene una empresa que esperar a ser invitada a un evento de su sector para divulgar el conocimiento especializado que ostenta? ¿O a que un medio de comunicación del sector le proponga ser mecenas de un foro determinado en el que se difumine su valor informativo real? Las empresas cargadas de contenido tienen como alternativa plantearse organizar un evento noticiable y dinamizable que marque la agenda de su sector y que, en paralelo, sirva para saltara la de prioridades informativas de aquellos medios de comunicación que contengan informaciones especializadas.

Porque las relaciones públicas se han de mantener con excusas que las justifiquen. Y que sean excusas de calidad, que aporten el valor de protagonistas de contrastada experiencia dentro de un ámbito temático concreto y que el contexto sea favorable para que se celebre un evento a partir de la oportunidad de un hito, fecha o posibilidad informativa real para los protagonistas que concurran y para los que tomen la palabra.

Así, las empresas pueden elegir la senda de ofrecer a la sociedad, por un lado, conocimiento especializado traducido a públicos más amplios; y, por otro, profundización en los enfoques que justifican la generación de productos y servicios que por sus características son, en sí mismos, noticiables o susceptibles de ser englobados en el ámbito de lo curioso.

Poner en manos de una agencia de comunicación la organización del antes-durante-después de la cita a partir de la comprobación empírica previa de que ésta disponga de una buena agenda de contactos para garantizar a priori una buena estimación de impactos presenciales, informativos y reputacionales. Son las claves para no caer en el error de tomar una buena decisión pero no ponerse en manos de los profesionales adecuados.

Soma Comunicación pone a su equipo de profesionales y su directorio de oportunidades a disposición de las mercantiles que quieran añadir un valor añadido a su agenda comercial, incluyendo hitos en la actualidad sectorial como protagonistas de la misma.

[/fusion_text][/fusion_builder_column][/fusion_builder_row][/fusion_builder_container]

fruit_attraction_soma_comunicacion

Comunicación empresarial y perchas informativas

[fusion_builder_container hundred_percent=”no” equal_height_columns=”no” menu_anchor=”” hide_on_mobile=”small-visibility,medium-visibility,large-visibility” class=”” id=”” background_color=”” background_image=”” background_position=”center center” background_repeat=”no-repeat” fade=”no” background_parallax=”none” parallax_speed=”0.3″ video_mp4=”” video_webm=”” video_ogv=”” video_url=”” video_aspect_ratio=”16:9″ video_loop=”yes” video_mute=”yes” overlay_color=”” video_preview_image=”” border_size=”” border_color=”” border_style=”solid” padding_top=”” padding_bottom=”” padding_left=”” padding_right=””][fusion_builder_row][fusion_builder_column type=”1_1″ layout=”1_1″ background_position=”left top” background_color=”” border_size=”” border_color=”” border_style=”solid” border_position=”all” spacing=”yes” background_image=”” background_repeat=”no-repeat” padding_top=”” padding_right=”” padding_bottom=”” padding_left=”” margin_top=”0px” margin_bottom=”0px” class=”” id=”” animation_type=”” animation_speed=”0.3″ animation_direction=”left” hide_on_mobile=”small-visibility,medium-visibility,large-visibility” center_content=”no” last=”no” min_height=”” hover_type=”none” link=””][fusion_text columns=”” column_min_width=”” column_spacing=”” rule_style=”default” rule_size=”” rule_color=”” class=”” id=””]

La comunicación empresarial que se practica desde una agencia como Soma Comunicación tiene como objetivo principal conectar a las mercantiles con las audiencias relacionadas con su target de cliente potencial. Una de las herramientas de trabajo que se utilizan es la de la localización de perchas informativas para empresas susceptibles de convertir su producto o servicio en noticia. Para lograrlo, es necesario conocer anteriormente mediante un diagnóstico de temáticas, lectores y contenedores las oportunidades potenciales que tiene para ser referencia en los medios especializados. ¿Qué indicadores encuentra la agencia de comunicación en su cliente para trabajar la segmentación informativa en clave periodística?

1. Hitos sectoriales. Proceden de la agenda de trabajo de la empresa, de su estrategia comercial, de las reuniones que vaya a mantener, de las ferias en las que participe o asista, de los eventos en que sea ponente, de sus objetivos y métricas anuales. De esta vertiente, se obtienen las excusas informativas para proyectar contenidos de calidad a los medios de comunicación de su sector, a los más especializados dentro de su core de negocio. La difusión de informaciones en esta categoría es la más técnica, habida cuenta de que tanto los medios receptores como sus lectores pertenecen al ámbito B2B, y hablan el lenguaje cualificado del emisor de las informaciones.

2. Hitos de actualidad. Estas excusas permiten conectar a la empresa con audiencias más generalistas o especializadas en sectores a priori distintos a los que encabeza, habitualmente a partir de noticias en los que directa o indirectamente el producto o servicio que ofrece ha sido foco de la información. La agencia de comunicación rastrea dichas oportunidades y trabaja en clave periodística las relaciones públicas para salir al paso del enfoque emitido o publicado, induciendo a los medios la posibilidad de contar con el portavoz de la mercantil como fuente cualificada para enmarcar o profundizar la temática abordada.

3. Hitos geográficos. La condición biográfica de los empresarios, las soluciones que aportan a distintos puntos concretos de la geografía, la particularidad conocida en un lugar del planeta o región o el contexto informativo de los hitos sectoriales abordados en el primer punto, posibilitan a la agencia de comunicación con base periodística trabajar enfoques más localizados. De hecho, la información local agradece recibir un trabajo que personalice las informaciones con una proyección de impacto vinculado a un determinado núcleo poblacional.

4. Hitos sociales. Las redes sociales y el devenir de las tendencias que registran las personas en éstas, también son fuente de conocimiento de informaciones que pueden alimentar la repercusión positiva de la empresa. Un hashtag, un debate abierto por un influencer sectorial, un evento celebrado lejos pero con la cercanía de seguimiento que permite una etiqueta, una mención a un producto, una pregunta por un servicio… Cuestiones que con una escucha activa en redes pueden significar perchas informativas para proyectar en otros canales la actualidad informativa de la empresa con calidad e interés periodísticos.

[/fusion_text][/fusion_builder_column][/fusion_builder_row][/fusion_builder_container]

Agencia de comunicación

Retos de la agencia de comunicación para 2019

Profesionalizar. Quizás sea la acción que mejor resuma la conjunción de retos que puede asumir una agencia de comunicación de cara a este 2019 ya rodado. Una acción entendida por una conjunción de valores, virtudes y aptitudes donde el objeto a comunicar sea el centro de la acción. Parece genérico, pero esta esencia es precisamente la que debe primar en la acción de quienes tienen la responsabilidad de difundir con herramientas tradicionales o digitales lo noticiable, lo dinamizable, lo significativo, lo latente, lo manifiesto, la oportunidad, la actualidad, la especialidad…

Características o ingredientes informativos con los que se cuenta en el trabajo cotidiano de la agencia para marcar la agenda de determinada empresa en su sector; para convertir en tendencia algún aspecto temático o hito en las redes sociales con la vocación de consolidar comunidades que se retroalimenten con aporte de valor; para ser noticia por lo que hacen sin reparar en nada más extraordinario que el sentido, la novedad o el servicio que determinada mercantil proyecta a la sociedad, a sus clientes o a sus potenciales compradores.

¿Mucha teoría o más de lo mismo? Si lo enfocamos con querencia práctica, es real. Si por el contrario, lo abordamos como un ‘blablabla’ comercial, es mentira. Nosotros somos partidarios del primer enfoque y por eso catalogamos las acciones que planificamos para conseguirlo como realidades que se planifican, ejecutan y miden por periodos de tiempo asociados a las agendas de los clientes, a la actualidad y a la oportunidad del día a día, con sus temáticas, protagonistas y gestores de informaciones. Tanto de un lado como de otro, siempre hay personas que aportan un valor a otras. Y, con esa metodología de trabajo, con la que te pones en el lugar del destinatario de las acciones que planificas, es como pensamos que se consiguen los retos desde esa querencia práctica reseñada.

Entonces, ¿qué novedades aporta 2019 a esos retos de manual? Una hoja en el calendario, espíritu de reciclarse, familiarización con las nuevas herramientas de comunicación para proyectar siempre un mejor servicio, profundización en las virtudes de la profesión periodística para trabajar con buena praxis las oportunidades de lo cotidiano o del acontecer, deontología profesional y vocación de servicio reciclada semanalmente con la satisfacción que significa para un equipo de profesionales hacer las cosas bien y hacer, por ello, felices a los clientes.

Filosofía aplicada al trabajo de la agencia que Soma Comunicación “gusta de aplicar”.

comunicacion_vigencia_twitter

La comunicación y su vigencia en Twitter

“Twitter está muerto”. Esta afirmación, con la que muchos dan hoy por muerta a la red social del pajarito azul, puede significar un arma de doble filo para quien la pronuncie. Por un lado, podría suponer un ejercicio de falta de asimilación de la fisionomía camaleónica de la plataforma de los 280 caracteres; por otro, una capacidad profética sin precedentes, o bien una realidad palpable para quienes quizás no estén tan cerca de los usuarios de Twitter y vean desde la distancia que “ya no es lo que era” (sic). De una forma u otra, el poder de la comunicación en la plataforma de microblogging sigue vigente, por lo menos desde el punto de vista de la influencia que mantiene en la agenda de la cosa pública.

Hubo un tiempo en que en Twitter conversabas abiertamente con Arturo Pérez Reverte, por poner un ejemplo de perfil notable. Por aquel entonces, en los últimos años de la primera década del XXI, la red social florecía a un ritmo de fascinación que implicaba a grandes y pequeños a partes iguales, estableciendo una horizontalidad de interacciones que pasaban por encima del quién eras. Y eso era lo más importante. Daba igual que fueras un escritor de renombre, un periodista deportivo, una investigadora universitaria, un taxista, un recepcionista, una geógrafa, un restaurador, un arquitecto, una fotógrafa, una doctora, un marketer, un desarrollador web, un panadero, un herrero, un sastre… Estabas en Twitter. Y eso generaba una empatía favorable entre los que utilizaban la red social del pajarito, por entonces con 140 caracteres, ni uno más; ni uno menos; sin imágenes que añadir al TL, caracteres, arrobas, hashtags y punto.

Una etapa de fascinación que perduró, como mínimo, hasta diciembre de 2010, cuando la crisis provocada por la huelga de los controladores aéreos en España significó un punto de inflexión para la red social, que encontró nuevos usuarios en los viajeros desesperados por conocer noticias sobre la situación de sus vuelos. La encontraron en Twitter de forma más inmediata que en la radio. La democratización de los smartphones había irrumpido en paralelo, con lo que la movilidad compartida de mensajes facilitó a posteriori el crecimiento exponencial de usuarios, especialmente los de perfil institucional. Porque desde ese mes, Aena dio el paso a informar a través de Twitter, y con esta entida pública, comenzaron a desembarcar poco a poco todo el aparato institucional: medios de comunicación, artistas, famosos y profesionales de reconocido prestigio.

Twitter se puso de moda. El número de usuarios se disparó y, con ellos, el de interacciones, robots o cuentas anónimas, sin nombre ni apellido; auspiciados por nicks de usuario de los que emanaban insultos, dádivas a favor o en contra del partido político de turno, mensajes de ida sin vuelta, comentarios carentes de suma a un punto de vista y ruido. Ruido mostrenco que fagocitó la sostenibilidad inicial. Los famosos de la vida real dejaron de hablar con los que no lo eran, los profesionales que se famosizaron por su acción tuitera desaparecieron y el comunicado oficial se instauró en las cuentas deshumanizadas de los actores de siempre, los mismos de la tele o de la radio.

Una evolución que condicionó el desarrollo paralelo de la plataforma, con la incorporación de lenguajes propios de otras redes sociales a la biografía: vídeos, fotografías, hilos y hasta 280 caracteres en vez de 140. Twitter había cambiado. ¿Asimilaron el cambio los usuarios? Es la pregunta que cabría realizar en este punto a los apocalípticos que hoy opinan que “Twitter está muerto”. ¿Lo opinan quienes conocieron la versión anterior a diciembre de 2010-2011? ¿Piensan eso los nuevos usuarios? ¿Y los que utilizan el canal con la misma frecuencia de siempre?

Solo por existir debates como el que plantea la esencia de este post, el relacionado con la vigencia o no de la red social del pajarito, puede servir para afirmar que “sí, Twitter está muy vivo”. Aunque quizás de otra manera, en constante evolución, en la que hoy se requiere invertir más tiempo que antes para acondicionar un TL propicio para que sea útil, más especializado, más segmentado, más veraz. Al menos, más práctico para que sea utilizado con criterio informativo, con vocación de relaciones públicas, con el marchamo del sé que Twitter me puede ayudar a conectar con prescriptores, fuentes, enfoques, personas anónimas con capacidad profesional sobrada en cualquier ámbito, temático o geográfico. Valores inherentes a la comunicación digital que cualquier planificador estratégico no habrá de desdeñar.

La comunicación tiene que seguir creyendo en Twitter. Twitter necesita su tiempo. Tiempo al tiempo.

@os_delgado o @360gradospress