¿Qué es un hacker? - Origen y tipos de hackers

¿Qué es un hacker?

Un hacker en el imaginario popular español es un individuo capaz de irrumpir en los sistemas de seguridad de una compañía o un particular. Sin embargo, esta figura tiene una historia de trasfondo que rompe con este estereotipo mal definido y explica sus verdaderas funciones.

El hacking se fraguó con la inquietud de un grupo de jóvenes curiosos, que quería aprender y evolucionar en materia de la defensa y no defensa de la red de diversos organismos nacionales e internacionales. Como en aquel momento no había información a disposición de estos jóvenes, al margen de la ley fueron investigando por su cuenta  y perfeccionando tanto sus conocimientos como la técnica a través de la experiencia.

Por tanto, el término hacker no hace referencia a un ladrón de datos, como vulgarmente se creee, sino a un conocedor de los sistemas, que disfruta con algo y quiere aprender más. De hecho, el PC, el desarrollo de Internet o el sistema operativo Linux, por ejemplo, son obra de hackers.

En la obra Hackstory.es: La historia nunca contada del underground hacker en la Península Ibérica, su autora, Mercè Molist, explica que en España han existido desde siempre hackers de gran nivel y hemos tenido a nuestro alcance todo un mundo “underground” que en la década de los 90 ya tuvo una gran repercusión junto a la expansión de Internet. Y aunque comúnmente hablamos de los hackers en el ámbito informático, lo cierto es que este concepto puede ser extrapolado a todos los sectores, porque un hacker es alguien con un nivel de conocimientos superior al de mayoría en un área concreta.

No obstante, es importante discernir entre lo que se conoce como un hacker bueno y uno malo. Según señala Mercè, experta en la materia, para saberlo, hay que dar respuestsa a dos preguntas:  ¿qué haces y por qué lo haces? Los hackers buenos dedican su conocimiento a construir cosas y arreglar, mientras que los malos lo emplean para destruir cosas o molestar. Cada perfil tiene sus propias motivaciones, pero no persiguen el mismo fin.

Cómo se encuentra el hacking en España

Después de conocer de forma superficial la figura de un verdadero hacker, es importante destacar que ellos son los artífices de crear la red, lo primeros ordenadores, los programas y sistemas operativos que dieron vida a los primeros PC’s. De hecho, en el mundo del haching se dice que Internet es la hija del mismo.

Así pues, en España, a pesar de la falta de presupuesto, se cuenta con una cantera de hackers, que motivados por la curiosidad exploran por su cuenta los sistemas de seguridad para encontrar los fallos y subsanarlos.

Photo by Marga Ferrer

La prensa tradicional en el abismo: posibles soluciones

No es ninguna novedad. Que los diarios se encuentran al borde del precipicio hace tiempo que se viene afirmando, pero siempre con un halo de esperanza, de que el Periodismo puede resurgir de sus cecinas. Este optimismo se ensombrece cada vez que salen nuevos datos que nos vienen a decir que el abismo está más cerca que nunca.

Los datos auditados por la OJD de este verano indican que los seis principales periódicos nacionales vendieron 324.083 diarios en julio, lo que representa una caída del 14,3% interanual, mientras que en agosto fueron 316.288 ejemplares, si bien es cierto que este es el mes que menos prensa se consume. Lo que sucede es que se encuentra en mínimos históricos.

Así pues, El País, El Mundo, ABC, La Razón, La Vanguardia y el Periódico aglutinaron, todos ellos, menos ejemplares que los vendidos solo por El País en mayo de 2007, cuando fueron 344.412, según ha informado El Español. La crisis es más que evidente, aunque hace tiempo que se viene alertando de la misma.

Los nuevos medios digitales, así como el avance de las nuevas tecnologías son el origen de los problemas que arrastra la prensa diaria, pues no han sabido o no quisieron en su día adaptarse a los cambios estructurales que estaban acaeciendo. A ello se suma la politización de la prensa, lo que acarrea una disminución de su credibilidad. En este sentido, cuando se conozcan los datos de la OJD de septiembre y octubre con motivo del ‘procés’ catalán se podrá conocer si ha habido un resurgimiento por el interés informativo o, en cambio, la polarización ha hecho que se hundan aún más.

Ante este escenario, las soluciones tienen que ser rápidas, ya que en unos años podríamos certificar de muerte la prensa tradicional. Y, todo ello, pasa por lo digital en consonancia con lo online. El modelo de referencia es el Washington Post, que ha superado el millón de suscriptores, mientras que el New York Times acumula 2,3 millones. La clave se encuentra en los milennials, pues están acostumbrados a pagar por aquellos productos online de calidad, un público muy descuidado por la prensa española.

Los medios de comunicación deben de ser conscientes de que el papel se difumina y que la importancia de los contenidos se encuentra ahora en Internet y en la noticia en directo que se muestra en las redes sociales. De hecho, Reuters lanzó un informe que pide a las redacciones replantearse el peso del papel para optar por publicar sus contenidos de calidad en la página web vía suscripción.

Asimismo, esto supone una nueva mirada a la publicidad, ya que esta no para de caer y caer en los medios impresos. Google y las redes sociales han incrementado exponencialmente los ingresos publicitarios, ¿por qué no apostar firmemente por esos formatos? Llega a más público y este puede estar dispuesto a pagar por los informaciones preparadas por profesionales.

Todo esto supone que el modelo de negocio de las prensa tradicional debe ser modificado. Así lo aseguro, además, el director de El País, Antonio Caño, durante la celebración del aniversario del diario portugués Público donde aseguró ue el Periodismo “está seriamente amenazado”. Indicó también que hay que ir a buscar a los lectores pues, “ya no vienen a los quioscos, hay que buscarlos donde están, sea Facebook o Instagram”. Ello pasa también por pensar cuál es el papel profesional del periodista con el fin de darle el valor que se merece y que la sociedad lo perciba como un actor fundamental.

Los periódicos y su vertiente digital deben también de adaptarse a los nuevos formatos que los usuarios de la web 2.0 están imponiendo, desde los vídeos verticales y cortos, el seguimiento minuto a minuto de un evento (‘live blogs’) o las newsletter para suscriptores y para aquellas personas que se han inscrito en el feed para seguir las noticias.

Ante este panorama tan desolador para los diarios, la frase “reinvertarse o morir” cobra más sentido que nunca. Ya no están al borde del precipicio, se hallan cayendo por el abismo, y si no se adoptan soluciones rápidamente veremos la prensa en papel solo durante el fin de semana o, simplemente, no la veremos.

Gabinete de prensa

Los periódicos digitales, los más consultados en Internet

Los medios de comunicación digitales crecen en número de usuarios frente a los tradicionales que continúan a la baja, sobre todo, el papel. La gente ha trasladado a la web la forma de informarse y, de hecho, los periódicos online son los más frecuentados por los españoles y los que mayor confianza inspiran, según el Estudio Anual de Medios de Comunicación Online que hoy publica IAB Spain.

El informe destaca que el 78% de los internautas consultados consume periódicos digitales y el 60% se informa también a través de portales temáticos. De media, los encuestados declaran utilizar casi cuatro medios de comunicación, siendo Internet (100%) y la televisión (91%) los de mayor penetración. Además, estos dos son los utilizados con mayor intensidad, superando los seis días por semana, si bien es cierto que Internet se usa a diario con una media de 3,4 horas.

Los medios de comunicación online son usados por más del 60% de la población, según el estudio, solo superados por buscadores, redes sociales y portales de compra online. Durante una hora al día de media, los internautas acuden a los medios digitales para saber más sobre la actualidad, leer varias cabeceras y ampliar la información que requieran.

Los smartphones se han establecido como la puerta de entrada de la gente a las noticias, sobre todo, entre los jóvenes. De hecho, el ordenador y el móvil se sitúan la mismo nivel en cuanto a consultas en Internet, con un 90 y un 91% respectivamente.

Internet, un medio menos saturado que la televisión

Un dato que refleja el estudio y que es interesante resaltar es que, para estos usuarios, Internet es sinónimo de confianza al considerarlo un medio menos saturado y creíble que la televisión. En este sentido, la radio es precisamente la que mayor credibilidad acapara, con una puntuación de 7.0.

La ventaja de Internet radica en que es un medio en el que la gente puede buscar información más o menos detallada sobre aquello que le interesa. De hecho, en este aspecto está muy por encima de lo que es la televisión y la radio.

En general, el informe señala que los medios de comunicación cuentan con una credibilidad superior a la media (6,1 puntos), por le que inspiran mayor confianza que otro tipo de portales. Y son los periódicos online los que generan ese mayor grado de confianza, aunque ello implique también un alto grado de saturación de publicidad.

Respecto a la búsqueda de información y conocimiento sobre las marcas, los usuarios ya se pasan a los buscadores o a portales temáticos. No lo hacen tanto a través de las redes sociales, ya que se emplean para otros fines como compartir aspectos más personales o, incluso, las propias noticias.

Herramientas innovadoras para periodismo de trinchera

Inversión publicitaria para 2017

La publicidad se va recuperando paulatinamente. Durante el trimestre de este año, su inversión creció un 2,2% en medios convencionales hasta alcanzar los 947,5 millones de euros, frente a los 927,3 millones del mismo periodo del año pasado, según datos que ha ofrecido esta semana InfoAdex. En este sentido, la tendencia continúa al alza ya que 2016 cerró con un crecimiento moderado del 2,8%: los medios convencionales crecieron un 4,3%, mientras que los no convencionales lo hicieron solo un 1,6%.

La televisión sigue liderando el volumen de negocio, pues entre enero y marzo de este año creció un 4,3%, situándose así en los 520,1 millones de euros de inversión. Internet, que desde años va pisando los talones a la televisión, continuaría en segundo puesto. Por su parte, los diarios continúan con su tendencia a la baja, perdiendo en los primeros tres meses de 2017 un 7,5%.

Con estos datos proporcionados por esta empresa que controla la actividad publicitaria de España, se comprueba cómo la inversión va cobrando fuerza tras el parón de la crisis, sobre todo, en televisión e Internet. La prensa sigue perdiendo esa inyección de dinero a favor de la publicidad digital. De hecho, en países como Reino Unido, Australia, Dinamarca y, sobre todo, en Estados Unidos el presupuesto destinado a Internet es mayor que a la televisión, según un estudio de Magna (IPG Mediabrands).

Por tanto, las previsiones apuntan a que la publicidad online, con sus dos grandes empresas a la cabeza –Google y Facebook- acabará superando a la televisión en España. De hecho, la división de publicidad del operador de telecomunicaciones Telecoming ha comentado recientemente en un análisis que la inversión de publicidad digital continuará creciendo progresivamente hasta 2020 y podrá alcanzar los 1.588,5 millones de euros.

Todos estos datos vienen a confirmar la buena marcha del sector, si bien es cierto que no está repercutiendo en los diarios, y que está siendo muy lento. Algunos portales especializados como BizReport, recogen el informe ‘Global Advertising & Marketing Revenue Forecast 2016-20’ de PQ Media en el que se asegura que la inversión en todo el mundo no crecerá pese a que el año pasado aumentó un 5%. Y esto acaba proyectándose en España. Esta situación la achacan a que en 2017 no habrá grandes acontecimiento sí hubo el año pasado, como las elecciones estadounidenses o los Juegos Olímpicos.

De momento, hay que mostrar cautela ante la inversión publicitaria para este año, ya que el incremento está siendo sostenible y el tirón de Internet está haciendo que muchos propuestos de marketing se estén dirigiendo hacia estos canales. Lo que hay que repensar, y mucho, es el papel que juegan los diarios, pues la sangría de publicidad está siendo constante trimestre tras trimestre con el consecuente cierre de medios de comunicación, despido de periodistas y merma en la calidad de la información. Hoy, más que nunca, la prensa debe repensar muy bien cuál es su modelo de negocio para que se puedan seguir ofreciendo noticias sin depender solo de la inversión publicitaria.

Foto: Marga Ferrer

Digitalización periodística en el siglo XXI

¿Aún sigues utilizando 123456 como contraseña?

La pregunta del titular podría ser más bien una afirmación. El año pasado la retahíla numérica 123456 continuó encumbrada como la contraseña más popular en todo el mundo, pese a toda la información existente en torno a medidas de seguridad que hay que adoptar en Internet. Concretamente, fue utilizada por el 17% de cuentas hackeadas durante 2016, según la empresa de seguridad Keeper que analizó 10 millones de claves. Además, la mayoría está compuesta por menos de seis letras o dígitos. Otras personas intentan complicarlas e introducen contraseñas como “1q2w3e4r” o “123qwe”. Pero ahí se queda, en una simple pretensión, pues las actuales herramientas de fuerza bruta que emplean los hackers logran romper estas barreras de combinaciones simples. Al menos, “password” ya no es la más común en el mundo, como lo era hasta 2013, y se encuentra en octava posición.

La gente no es consciente de la importancia que tiene elegir una contraseña segura. Con todos los servicios que, actualmente, utilizamos a través de Internet, se aconseja no sólo cambiarlas en un tiempo prudencial, sino no emplear la misma para todo. De hecho, el 56% de las personas asegura no modificarlas nunca, según se desprende de una encuesta realizada por la empresa de ciberseguridad S2Group. Sólo el 18% las cambia mensualmente, y en torno al 13% las renuevan anualmente.

Otros datos significativos de esta encuesta indican que el 77% reconoce utilizar contraseñas “débiles”, conformadas por letras, números o la combinación de ambas, y el 13% hace uso de ‘passwords’ considerados seguros, los cuales se componen de letras, números, mayúsculas, minúsculas y caracteres especiales como % o &. Además, el 42,7% de los usuarios utiliza la misma para todo y sólo el 31% dispone de una diferente para cada entorno.

De todo ello se desprende que una amplia mayoría de la población está expuesta al spam, creación de cuentas falsas, robo de datos o ‘phishing’. Por ello, se recomienda desde no utilizar datos familiares, hasta evitar palabras o series de números, no guardar las claves y utilizar diferentes para cada servicio. Si este último punto es complicado de recodar, existen servicios gratuitos y seguros, como Passpack, que cuentan con opciones gratuitas para almacenar claves y tenerlas todas juntas en un mismo espacio con el fin de no olvidarlas.

Los expertos opinan que se debe impulsar y hace pedagogía sobre un uso responsable de las contraseñas y de lo que supone no proteger el entorno online. Por su parte, los proveedores de servicios online podrían bloquear las cuentas cuando un usuario trate de introducir una clave insegura. La persona lo agradecerá.

Periodismo-Diigital-Marga-Ferrer

Las leyes del buen periodista digital

Multitud de plataformas, rápido acceso a las fuentes, instantaneidad a la hora de publicar la información, interactividad con las audiencias y océanos de datos a golpe de click. Muchas son las cosas que han cambiado en el ejercicio del periodismo con respecto a la época previa a la revolución tecnológica iniciada con la democratización de Internet. Algo que, a primera vista, ha modificado totalmente la forma de ejercer la profesión.

Sería ingenuo negar que en gran medida lo ha hecho. Especialmente en lo que se refiere a la reducción de los tiempos y al aumento de las tareas asumibles por el periodista, que se ve abocado a la hiperactividad. Si bien la brecha comunicativa se ha reducido, permitiendo una mayor conexión de las audiencias a lo que está ocurriendo casi en el momento exacto por lejos que sea, el exceso de celo por la puntualidad provoca en muchas ocasiones la pérdida de reflexión y rigor adecuados. Pilares estos últimos en los que se fundamenta la práctica informativa y que siempre debe conservar sólidamente el periodista, aunque su ejercicio se circunscriba exclusivamente al escenario digital.

Por este motivo, y debido a la confusión que puede provocar el ruido de un escenario donde se mezclan multitud de plataformas, se hace más necesario que nunca establecer una serie de preceptos que contribuyan a mantener los rasgos diferenciales de la profesión con respecto a otras prácticas.

  • Consultar la fuente original. Redes sociales, blogs y webs. La información circula a una velocidad que se acelera exponencialmente a golpe de comentario y retuit, de tal forma que a menudo es difícil perder la pista a su origen. Si “el alguien dijo algo que” ya provocaba fracturas importantes en el mensaje, con Internet ha terminado por complicarse del todo. El periodista digital intenta tener a mano siempre fuentes originales, compartiendo o difundiendo la información de sus canales oficiales, evitando dar pábulo a noticias llegadas por canales de dudosas intenciones o, simplemente, también contaminados por las mismas causas.
  • Reposar antes de publicar. La cadena de supervisión a la que antes se sometía una información se ha visto reducida prácticamente a la nada. Las nuevas tecnologías ponen a golpe de click la difusión de una noticia sin que haya nadie entre emisor y receptor. Algo que se ha agravado todavía más con la reducción de medios humanos disponibles en las redacciones. Nunca hubo nadie infalible y hasta el más experto de los escribanos siempre ha echado un borrón. La diferencia es que antes era más probable detectarlo en algún momento del proceso: redactor, redactor jefe, director e incluso talleres como último filtro. Dar un tiempo al contenido antes de su publicación para que lo vean otros ojos o dejar que los propios descansen para un posterior repaso está entre las buenas prácticas del periodista digital.
  • Mantener el contacto con la realidad. Cierto es que el trabajo de despacho y la hiperactividad absorben tiempo y recursos. Datos, declaraciones y comentarios en redes sociales han originado un género periodístico en sí mismo, en el que se puede dar valor de noticia a unos simples caracteres. Sin embargo, la contextualización y trasfondo siguen siendo un rasgo diferencial que distinguen en calidad e interés a las buenas informaciones. En un mar de tuits, fan pages y posts, una buena conversación telefónica o a la mesa siguen marcando la pauta.
  • Respetar la autoría. Nadie mejor que un periodista sabe lo que cuesta crear buen contenido original. Horas de reflexión, planteamiento, producción e inversión de recursos económicos y materiales. Que algo se distribuya por Internet no ha de significar que esté a libre disposición de todo el mundo, por lo que el buen profesional nunca roba material ajeno o lo usa sin citar o mencionar. Así él recibe su cuota de notoriedad y repercusión.
  • Interactuar. El nuevo panorama rompe con el muro que existía antes entre periodista y receptor. La unidireccionalidad del mensaje es algo que pasó a la historia y que contribuye al enriquecimiento del mensaje. Sin caer en las provocaciones o en debates eternos, el periodista digital atiende a los comentarios que recibe de sus audiencias
Posted by @ivan_munoz
Foto: @Marga_Ferrer
Soma Comunicación. Formación y Periodismo

Cursos y talleres de periodismo para el verano 2015

La actualidad no entiende de vacaciones, como tampoco lo hace la formación para los ‘plumillas’. Son muchas las universidades o centros de estudios que dan continuidad a su oferta académica durante los meses estivales con vistas a saciar las inquietudes de quienes ven en esta época del año la oportunidad para completar su aprendizaje, porque cuentan con el tiempo necesario y los problemas de desplazamiento son más salvables que el resto del año, cuando la agenda está cargada de obligaciones u otros compromisos.

Entre las opciones disponibles se encuentran:

Políticas de comunicación impartido en la Universitat Pompeu Fabra de Barcelona del 1 al 22 de julio.

Emprender en periodismo impartido en modalidad online por la Universitat Oberta de Catalunya del 1 al 30 de julio.

Las mujeres en el periodismo deportivo impartido en el Instituto de Estudios Portuarios y organizado por la Fundación General Universidad de Málaga del 13 al 17 de julio.

El humor en los tiempos del dogma impartido en el Edificio Constitución 1812 y organizado por la Universidad de Cádiz del 13 al 15 de julio.

Adobe Dreamweaver CC impartido en La Casa Encendida de Madrid del 14 al 17 de julio.

Seducir con las palabras: la crónica periodística, el guión cinematográfico impartido en el Instituto Alicantino de Cultura Juan Gil-Albert y organizado por la Universidad Miguel Hernández del 15 al 16 de julio.

Tratamiento informativo de la cultura en el periodismo local impartido en el Campus de Elche y organizado la Universidad Miguel Hernández del 20 al 24 de julio.

Jornada de Puertas Abiertas en el Instituto RTVE de Madrid para dar a conocer la oferta informativa, el 23 de julio a las 12:00 horas.

Juego limpio y violencia en el deporte y en la información deportiva impartido en el Campus de Santa María de la Rábida (Huelva) y organizado por la Universidad Internacional de Andalucía del 20 al 24 de julio.

La organización de eventos en los diferentes ámbitos sociales: institucionales, empresariales, políticos, deportivos y sociales impartido en El Centro Mediterráneo de la Universidad de Granada del 20 al 24 de julio.

Herramientas para la comunicación eficaz: oratoria, liderazgo y superación del miedo escénico impartido en el Campus de Santa María de la Rábida (Huelva) y organizado por la Universidad Internacional de Andalucía del 20 al 24 de julio.

Marketing y comunicación digital: retos y oportunidades en la nube impartido en la Sede Olavide en Carmona y organizado por la Universidad Pablo de Olavide de Sevilla del 30 al 31 de julio.

La prensa sin papel. El papel del nuevo periodista impartido en el Campus Antonio Machado (Baeza) y organizado por la Universidad Internacional de Andalucía del 24 al 27 de agosto.

Cuanto menos, más. Cómo leer, analizar y escribir microrrelatos impartido en el Palacio Miramar de Donostia y organizado por la Universidad del País Vasco del 26 al 28 de agosto.

VI Encuentro fotográfico: técnica, estilo, discurso. José María Mellado impartido en El Centro Mediterráneo de la Universidad de Granada del 15 al 17 de septiembre.

Tristán Elósegui imparte una charla en Valencia para desvelar las claves del Big Data y de Internet para empresas

XIII FORUM D'OCUPACIO I EMPRENEDORIA DE LA FACULTAT D'ECONOMIA. STANDSHablar de Tristán Elósegui es hablar de Internet, de marketing online y, más concretamente, de analítica web y social media. Basta con escribir su nombre en Google para encontrarnos con su blog, recientemente galardonado en la categoría Top Blogs Marketing de ‘Los mejores de prnoticias 2014’, un premio que se suma a la larga lista de distinciones que ha ido cosechando su bitácora por la que mensualmente pasan más de quince mil internautas.

Sus posts son una guía para quienes quieren estar al día de las últimas novedades en redes sociales y/o estrategias de marketing online. En sus cuentas personales en Twitter y Facebook acumula una legión de fieles seguidores. Mañana, miércoles 18, a partir de las 18.15 horas, estará en la Facultat d’Economia de la Universitat de València. Allí impartirá la charla ‘La relación entre la estrategia digital de las empresas y la analítica web’, moderada por la profesora Manoli Pardo y organizada por Soma Comunicación, dentro del XIV Foro de Empleo. La entrada es libre.

Considerado por algunos como el mayor experto del país en marketing digital y social media, Tristán Elósegui es cofundador de El Arte de Medir, Secuoyas Academy y Kschool y ha impartido charlas y conferencias en diferentes países de todo el mundo. Elósegui defenderá que la analítica web es una herramienta más de negocio que engloba toda la actividad de la empresa, tanto la offline como la online. Durante una hora desgranará las claves generales para optimizar el trabajo de marketing de las empresas.

Invitado al Horchata&Twitts

Tras la charla habrá una nueva oportunidad de acercarse a la figura de Tristán Elósegui, quien participará en la XI edición del Horchata&Twitts, un encuentro distendido al que también han confirmado su asistencia la guionista Fani Grande, el dircom de la Diputación de Valencia, Pedro Muelas, Eva Blanco y que moderará Óscar Delgado, director del semanario digital 360 Grados Press y que, como ya es tradición, finaliza con una sesión de networking con horchata natural de Alboraia y fartons.

Y los ganadores en reputación online son…

IX Horchata and Twitts 62528Cada vez se le concede más importancia al prestigio cosechado en el plano 2.0, de manera que las herramientas para medirlo han proliferado considerablemente de un tiempo a esta parte. Por ejemplo, una de las metodologías empleadas con dicho fin comprende la suma de seis factores: los diez primeros resultados encontrados en la página inicial de búsqueda de Google (65%), así como los obtenidos en la segunda (5%) y en la opción de imágenes (10%), además de los vídeos existentes al respecto en Youtube (10%) y de la presencia en Facebook (5%) y en Twitter (5%). En definitiva, se trata de una operación que puede dar como resultado hasta 100 puntos negativos o positivos, los cuales permiten establecer no sólo una clasificación, sino también una comparativa. Recientemente, hemos tenido acceso a un estudio basado en dicha fórmula, el cual ofrece algunos datos a destacar:

  • Los roles en el sector de la telefonía no sólo están cambiando en el consumo, sino también en la presencia online. Así, una compañía local como Euskaltel y un operador móvil virtual (OMV) como Pepephone se sitúan a la cabeza de la lista – primero y segundo, respectivamente –, mientras que los considerados tradicionalmente grandes, como Movistar o Vodafone, ocupan el quinto y el sexto puesto. Es más, la tercera y la cuarta posición corresponden a otros dos OMV – Simyo y Eroski Móvil –. ¿Sintomático?
  • En lo que a aerolíneas se refiere, llama la atención que Ryanair, la compañía líder en España, se encuentre en la última posición de su grupo con una nota en positivo, pero que no supera los 40 puntos. Bueno, quizá no sorprenda tanto teniendo en cuenta el volumen de incidencias que registra – una media de 50 por semana según el expediente de 2012 de la Agencia Estatal de Seguridad Aérea (Aesa) – o que es la segunda que más quejas de pasajeros recibe en el ámbito nacional. ¿Podría decirse que la reputación offline se traduce en online?
  • Los directivos de empresa también han sido tomados en consideración por este estudio. En este caso, María Garaña, la presidenta de Microsoft España, mantiene la primera posición que ya obtuvo el pasado mes de octubre, lo cual fue considerado como noticia al tratarse de una mujer. De hecho, sólo constan dos nombres femeninos entre los veinte clasificados: el suyo y el de María Dolores Dancausa, consejera delegada de Bankinter. Por otra parte, en este apartado hay otros destacados, aunque no precisamente para bien: Marcos de Quinto, presidente de Coca-Cola España, Juan Roig, homólogo en Mercadona, e Ignacio Sánchez Galán, consejero delegado de Iberdrola, están en posición de descenso, literal y figuradamente: ocupan los últimos puestos y todos ellos presentan valores negativos. Desde luego, nadie dijo que el éxito económico fuese directamente proporcional al social. ¿Más bien al contrario, quizá?
  • Por último, la paradoja del panorama político: mientras que el PSOE (7º) gana en posición al PP (10ª) como formación, Mariano Rajoy (22º) está por encima de Alfredo Pérez Rubalcaba (24º) como líder. Pero dejando las anécdotas a un lado, tres partidos de corte nacionalista – por orden: BNG, PNV y Coalición Canaria – encabezan el correspondiente ranking de entidades políticas, mientras que Luisa Fernanda Rudi, la presidenta de Aragón, puede presumir de primer puesto en reputación online ante sus camaradas de profesión. En este caso, la nota máxima es de 62 puntos y se cuentan 11 suspendidos entre los 39 valorados. Pedro Morenés, ministro de Defensa, Alberto Ruiz Gallardón, ministro de Justicia, Albert Fabra, presidente de la Generalitat Valenciana, y Artur Mas, su homólogo en Cataluña, han sufrido las caídas más estrepitosas. En fin, que cada cual saque sus conclusiones…

Pero, en líneas generales, ¿os han parecido interesantes los resultados del estudio? Podéis consultar su versión completa aquí.

Fuente: Índice Trei

Posted by @LaBellver

La calidad informativa no se mide en cifras

img_15515Reflexiono. Y como reflexiono mi mente se abre como un abanico en el que las posibilidades, opciones en las que se barajan como subgrupos pros y contras y las dudas brotan de sus paisajes y varillas. La idea de periodismo no iba a ser menos. Se habla de crisis de los medios de comunicación, pero no se trata solo de un problema a nivel económico, que también. La época de las grandes estrellas del periodismo ya pasó. Los profesionales de la comunicación que se sentían tentados de formar parte del escenario estelar que presentaban – ya fuera a nivel artístico, social o político – van pasando a mejor vida.

Crisis económica, escasez de beneficios, pero también crisis de la credibilidad, de la confianza, de los valores de una profesión que debe trabajar por y para la sociedad y no sólo para esa minoría política que les daba de beber desde sus propias manos sumas astronómicas a cambio de una prostitución de palabras y de lados buenos para la foto. A los lectores, radioyentes y telespectadores les cuenta confiar en sus mensajeros. Ya saben bastante como para no ser conscientes de que los filtros de información son muy fuertes y que las fuentes interesadas pueden llegar a tener más influencia que el mítico cuarto poder.

Es momento de olvidarse de idealizar el periodismo a través de grandes cifras – aunque sin mendigar un artículo a 50 céntimos, no vayamos a defender la ficción utópica, que el periodista también come y mantiene a su familia – . Es el momento de trabajar, de desperezarse, engrasar la máquina de la creatividad y sacar a la luz la verdad – subjetiva, la objetividad es un mito ridículo – . Poco a poco hay que tratar de separarse de las faldas de la madre (línea) editorial y escribir lo que realmente uno siente, desde la máxima racionalidad y carácter de servicio social. En mi abanico de opciones surge Internet. Porque la red se está convirtiendo en la panacea de este nuevo periodismo que muchos desean alcanzar.

Pero todo mesías puede ser sobornable. La Red también está llena – más que ningún otro soporte – de mentiras, chismorreos insustanciales y sumisión al poder. Por ello, la cuestión no es el soporte. Nos podemos llenar los dedos de tinta, combinar la tostada y el zumo con las ondas hertzianas o llenar la pantalla de la tableta o del móvil de huellas dactilares para pasar de noticia. Pero lo principal es que ese contenido que revisamos y que ofrecemos a la sociedad sea de calidad, que nutra, que sirva para algo o para alguien. Noticias, reportajes, artículos de opinión… todo vale. Toda información puede ser interesante cuando contiene verdad y se acerca a la realidad vivida o por vivir.

Posted by @casas_castro / Photo by @Marga_Ferrer

Copyright 2019 SOMACOMUNICACIÓN ©  Todos los derechos reservados.