democracia

(In)comunicación institucional

Ya no nos llamamos corruptos. Al menos no como en los 2000. España lleva años depurando a los responsables de institucionalizar políticas cimentadas en la corrupción –legal y moral–, y se diría que nuestra autopercepción empieza a sincronizar con la de países más ejemplares. Hoy, en ese pensarnos mejores, logramos espantar prácticas censurables aún cuando todavía asoman vestigios de un pasado gris que cuesta enterrar.

Sobran ejemplos de estos vestigios. Por centrarlo en el ámbito de la comunicación, rescataremos la noticia aparecida en prensa hace varias semanas con el siguiente titular: “El Ayuntamiento de Guadix encarga la comunicación a un familiar sin ser periodista”. Los regidores del municipio granadino prescindieron primero de un gabinete de comunicación profesionalizado poniendo al frente a un nutricionista, para finalmente darle el puesto de comunicación al hermano de la primera teniente de alcalde, Encarnación Pérez Rodríguez.

Resulta tan reprochable el dedazo en beneficio de un familiar como el intrusismo en una profesión tremendamente deteriorada. Tal y como critican al unísono la Asociación de la Prensa de Almería (AP-APAL), el Colegio de Periodistas de Andalucía (CPPA) y la Federación de Asociaciones de Periodistas de España(FAPE), echar mano de «personal de confianza» sin ninguna preparación ni titulación para asumir funciones de comunicación institucional «no es de recibo»: «Y, si además, se aprovechan para colocar eventualmente a familiares directos, pues flaco favor se hace a la democracia».

«El gobierno municipal de Guadix, de esta forma tan ruin, ha fulminado dos décadas de un trabajo profesional concienzudo, desarrollado y desempeñado por periodistas de forma eficaz», critican las asociaciones y piden al PP y Ciudadanos que apuesten por la igualdad de oportunidades, ya que el hecho de que la comunicación corra a cargo de «un inexperto» supone negar «a la ciudadanía el acceso a una información profesional, transparente e imparcial».

Supone, en definitiva, levantar un muro de incomunicación entre gobierno y gobernados. Buena parte de las tareas contenidas en el puesto usurpado están encaminadas a facilitar la conversación de doble sentido: por un lado abre canales para que los vecinos transmitan sus necesidades e inquietudes a un consistorio ávido de información, y por otro proporciona un altavoz institucional para que ese consistorio comunique sus iniciativas y se someta, consiguientemente, al escrutinio de la ciudadanía. 

Al segar esos canales con el negligente acto de la colocación familiar se entorpece la comunicación y se deprime la calidad de la convivencia municipal. Un ayuntamiento sordo, aislado en su burbuja de metacrilato, corre el riesgo de gobernar contra sus ciudadanos, lo cual, atendiendo a su función esencial de representatividad, no es más que una suerte de masoquismo.

Pero no solo en la falta de comunicación directa entre ciudadanos y ayuntamiento se resiente la democracia. El cargo arrebatado comprende también la relación institucional con los medios municipales y provinciales, medios cuyas funciones son las de poner coto a los excesos del poder y, en paralelo, servir de correa de transmisión entre un discurso político marketinizado y un ciudadano huérfano de certezas. La concordia entre gobierno y medios de distinto signo es necesaria en la medida en que ésta garantiza el respeto a la pluralidad del pensamiento ciudadano, ¿ayuda a la concordia la designación de la que hablamos?

Para no caer en predicciones gratuitas, veamos una hipótesis semejable: el alcalde de determinado pueblo salda una deuda personal colocando a un amigo en el cargo de comunicador oficial. Éste no es periodista, de modo que reúne los títulos de enchufado e intruso. Asumiendo que la profesión de periodista sufre una sangrante escasez de puestos de trabajos, ¿cómo leerán los medios esa designación? ¿Qué trato profesarán los periodistas a un arribista de méritos consanguíneos? La relación portavoz-medios nacerá herida, prácticamente irreparable, y serán los ciudadanos quienes paguen la factura del conflicto.

Más preguntas a la otra parte: el recién investido comunicador municipal, ascendido por la gracia de su sesgo ideológico, ¿qué valor concederá a la neutralidad? En el reparto de publicidad institucional –muchos medios sobreviven gracias a este caudal público–, ¿evitará ahogar a la disidencia? ¿Aplaudirá el rigor de quienes informan sobre el dedazo que le paga la nómina? A nivel estructural, ¿conocerá acaso cuáles son los mandatos de la deontología profesional?

Decíamos que ya no nos llamamos corruptos. Al menos no tanto. En ese sentido, aunque solo sea por la cuestión aspiracional, el Ayuntamiento de Guadix y todos los ayuntamientos con la tentación de maltratar a los periodistas harían bien en dejarse asesorar por las asociaciones del ramo y facilitar la igualdad de oportunidades. Acudir a las bolsas de periodistas. Lo contrario conduce al aislamiento y a la confrontación. Parece mentira que en pleno 2019 se siga ignorando el impacto de la comunicación profesional en el éxito de cualquier institución.

Claudio Moreno

Violencia_machista

Unos premios de periodismo que sí aman a las mujeres

No son unos premios más de periodismo; son unos galardones que reconocen el lado más social, comprometido y de servicio público de la comunicación. Los Premios de Periodismo contra la Violencia de Género que otorga la Fundación Grupo Norte, que acaban de fallarse, ponen en valor aquellos trabajos periodísticos que contribuyen a combatir la lacra social que es la violencia machista. Reconocer y compensar las buenas prácticas que hayan contribuido a la defensa y difusión de los valores de la igualdad entre sexos es la misión de estos galardones. En esencia, se subraya la concepción de los medios de comunicación como agentes fundamentales como creadores de opinión pública y de difusión de la cultura de la igualdad, frente a estereotipos sociales y culturales sexistas.

La Fundación Grupo Norte, que se dedica a la gestión de recursos, proyectos y actividades para la atención de colectivos sensibles y desfavorecidos, ha premiado en esta III edición de sus galardones a la agencia Colpisa, a Antena 3 y a Onda Cero, como medio escrito, televisión y radio, respectivamente. El acto de entrega se celebrará el 13 de noviembre en la sede de la Secretaría de Estado de Igualdad, en Madrid. En total han sido 70 los trabajos que se han remitido al jurado de estos galardones.

En su modalidad escrita, el premio ha ido a parar al periodista Isaac Asenjo, de Colpisa, por Los invisibles de la violencia machista. El jurado ha valorado ¨la radiografía” realizada sobre “los niños huérfanos por la violencia de género, desde el punto de vista jurídico y social y con datos contrastados y bien expuestos”. En la categoría de televisión, la galardonada ha sido la periodista de Antena 3 Mónica Carrillo por el programa Contra el silencio. La “calidad y diversidad de los testimonios aportados” y la decisión de la cadena de programar el espacio en “horario de máxima audiencia” son motivos expuestos por el jurado para justificar el reconocimiento.

En radio, el premio ha sido para Los hombres que sí amaban a las mujeres, de Javier Cancho y David del Cura, emitido en el informativo La Brújula, de Onda Cero. “Un recorrido realista y sin tabúes que nos sitúa ante el espejo como sociedad, alertando además de los errores de lenguaje que se utilizan para definir los crímenes”. Es el mérito de este trabajo, según el veredicto del jurado.

Estos galardones están dotados con 4.000 euros en metálico para cada categoría y una escultura de Concha Gay que lleva por título Árbol de luz. El jurado ha estado integrado por periodistas y directivos de la Fundación Grupo Norte, la federación de asociaciones de prensa FAPE, la organización de magistrados APM, la COPE, El País, EFE, Antena 3, TVE, El Confidencial, Colpisa, Onda Madrid y Vocento.

 

Abril Antara

Pilar Bonet, premio Manu Leguineche por su trayectoria

Pilar Bonet, premio y sello Manu Leguineche

Guerra Fría, Pacto de Varsovia, bloque del Este, telón de acero, socialismo real, carrera espacial, KGB, PCUS, URSS, perestroika … Son palabras y conceptos que ocuparon un lugar privilegiado en la crónica periodística del siglo XX, esa que acaba siendo pasto de los historiadores. La periodista Pilar Bonet (Ibiza, 1952) lleva 32 años en Moscú contando a pie de obra los cambios aperturistas del régimen soviético (la perestroika y la glásnost de Gorbachov) y su trayectoria ha sido ahora reconocida con el premio internacional de periodismo Cátedra Manu Leguineche. La sexta edición de este prestigioso galardón supone un homenaje a la corresponsal de El País, que ha contado las guerras en repúblicas exsoviéticas como Chechenia, Georgia, Armenia o Ucrania.

El galardón, dotado con 8.000 euros, está convocado por la Diputación de Guadalajara, la Universidad de Alcalá de Henares, la Fundación General de la Universidad y el Ayuntamiento de Brihuega y la Federación de Asociaciones de Periodistas de España (FAPE). En el fallo del jurado se destaca no solamente la labor profesional de Bonet sino también el “ejemplar trato que da a las gentes sencillas que pueblan sus reportajes y artículos”, así como su compromiso con la libertad de expresión y de prensa. La periodista ibicenca se ha implicado, de hecho, en la investigación del asesinato de la periodista rusa Anna Politkósvkaya, un hecho que conmocionó a la opinión pública mundial.

Pilar Bonet narró el ocaso y muerte de un régimen que se evaporó legalmente en 1991 pero cuya sentencia capital estaba firmada desde que una multitud y la inercia de la historia derribaron el muro de Berlín, el 9 de noviembre de 1989.

La acreedora de esta sexta edición del premio Manu Leguineche pertenece a esa estirpe de informadores y reporteros considerados periodistas de raza. Una especie de la que Manu Leguineche, que da nombre a este galardón, fue un destacado militante. Un trotamundos que contó guerras como las de Vietnam, Nicaragua o Afganistán y que en casi cada reportaje o libro regaló un manual o guía para periodistas. El camino más corto, donde relata su vuelta al mundo con tres periodistas americanos y un fotógrafo suizo, es un buen ejemplo de esa simbiosis entre literatura de viajes y periodismo descarnado.

Abril Antara

Un reconocimiento al periodismo “con cabeza y con corazón”, al periodismo “de personas para personas”. Es la síntesis que ofrece el director general de la ONCE, Ángel Sánchez, sobre el espíritu de los Premios Tiflos de periodismo, que han sido entregados en su XX edición. La convocatoria correspondiente a 2018 acaba de convocarse. Estos galardones reconocen los trabajos que mejor exalten los valores relacionados con la integración de las personas con discapacidad, además de hacer pedagogía sobre la necesidad de suprimir las barreras físicas y mentales que en ocasiones impone la sociedad, más allá del indudable avance legal que se ha producido en la supresión de las barreras arquitectónicas. En estos galardones se valoran especialmente aquellas publicaciones que subrayen el valor de la superación individual o colectiva de todos los obstáculos que frenan el desarrollo personal y social de las personas con alguna discapacidad.  Los Tiflos han conseguido consolidarse en estas veinte ediciones hasta alcanzar un acreditado prestigio en el mundo de la comunicación. Se trata de unos galardones dotados con 9.000 euros para los ganadores de cada una de las categorías: prensa escrita, radio, televisión y periodismo digital. Suele decirse que hay premios que enaltecen al premiado y premiados que otorgan categoría al premio. Del mismo modo hay galardones periodísticos que por su planteamiento honran al periodismo en su enfoque más social y, por tanto, más transformador. El servicio público no es una etiqueta ni un lugar común que se adjunta de oficio al periodismo; es su auténtica esencia en tanto que el periodista y los medios de comunicación gestionan en cierto modo la concesión del derecho constitucional a la información que asiste a todos los ciudadanos. Servicio público, es, por encima de todo, poner el poder de influencia y de generar opinión pública (la fuerza motriz que impulsa buena parte de las decisiones políticas) al servicio de las causas de los más débiles. En este sentido, premios como los Tiflos contribuyen a mantener el alma genuina y la esencia del periodismo como motor de igualdad y progreso social.  En la XX edición de estos galardones el jurado premió distintas publicaciones y reportajes difundidos por El Mundo de Castilla y León, El Español, Radio San Sebastián (Cadena Ser) y Cuatro TV. Entre los trabajos reconocidos figura El sueño de Pere, un reportaje que refleja cómo un niño invidente narra como si de una retransmisión de radio se tratara, el fútbol de su equipo favorito. En radio, resultó ganador el tema Javier y Dover, de Mikel Huarte, que muestra cómo una persona ciega disfruta de un partido de pelota vasca con su perro guía. En el apartado de Prensa Digital resultó galardonado el trabajo titulado Madrid, 25 baños públicos para 3 millones de personas: la ciudad que abandona a los enfermos de colon. El autor, Daniel Ramírez García-Mina relataba en El Español el día a día de dos jóvenes, Amaranta y Miamar, se enfrentan a la dificultad de la escasez de servicios públicos en una urbe como Madrid. Las bases publicadas por la organización establecen que los trabajos que quieran optar a estos reconocimientos en su edición de 2018 deberán haber sido publicados entre el 1 de enero y el 31 de diciembre de este año. Los trabajos podrán presentarse hasta el 25 de enero de 2019. Deberán remitirse por triplicado al consejo general de la la Organización Nacional de Ciegos, concretamente a la dirección de comunicación e imagen, en Calle la Coruña, 18, 28020 de Madrid. En el envío hay que hacer constar, además, la inscripción Premios Tiflos de Periodismo.

Premios Tiflos: la cara social del periodismo

[fusion_builder_container hundred_percent=”no” equal_height_columns=”no” menu_anchor=”” hide_on_mobile=”small-visibility,medium-visibility,large-visibility” class=”” id=”” background_color=”” background_image=”” background_position=”center center” background_repeat=”no-repeat” fade=”no” background_parallax=”none” parallax_speed=”0.3″ video_mp4=”” video_webm=”” video_ogv=”” video_url=”” video_aspect_ratio=”16:9″ video_loop=”yes” video_mute=”yes” overlay_color=”” video_preview_image=”” border_size=”” border_color=”” border_style=”solid” padding_top=”” padding_bottom=”” padding_left=”” padding_right=””][fusion_builder_row][fusion_builder_column type=”1_1″ layout=”1_1″ background_position=”left top” background_color=”” border_size=”” border_color=”” border_style=”solid” border_position=”all” spacing=”yes” background_image=”” background_repeat=”no-repeat” padding_top=”” padding_right=”” padding_bottom=”” padding_left=”” margin_top=”0px” margin_bottom=”0px” class=”” id=”” animation_type=”” animation_speed=”0.3″ animation_direction=”left” hide_on_mobile=”small-visibility,medium-visibility,large-visibility” center_content=”no” last=”no” min_height=”” hover_type=”none” link=””][fusion_text]

Un reconocimiento al periodismo “con cabeza y con corazón”, al periodismo “de personas para personas”. Es la síntesis que ofrece el director general de la ONCE, Ángel Sánchez, sobre el espíritu de los Premios Tiflos de periodismo, que han sido entregados en su XX edición. La convocatoria correspondiente a 2018 acaba de convocarse. Estos galardones reconocen los trabajos que mejor exalten los valores relacionados con la integración de las personas con discapacidad, además de hacer pedagogía sobre la necesidad de suprimir las barreras físicas y mentales que en ocasiones impone la sociedad, más allá del indudable avance legal que se ha producido en la supresión de las barreras arquitectónicas. En estos galardones se valoran especialmente aquellas publicaciones que subrayen el valor de la superación individual o colectiva de todos los obstáculos que frenan el desarrollo personal y social de las personas con alguna discapacidad.

Los Tiflos han conseguido consolidarse en estas veinte ediciones hasta alcanzar un acreditado prestigio en el mundo de la comunicación. Se trata de unos galardones dotados con 9.000 euros para los ganadores de cada una de las categorías: prensa escrita, radio, televisión y periodismo digital. Suele decirse que hay premios que enaltecen al premiado y premiados que otorgan categoría al premio. Del mismo modo hay galardones periodísticos que por su planteamiento honran al periodismo en su enfoque más social y, por tanto, más transformador. El servicio público no es una etiqueta ni un lugar común que se adjunta de oficio al periodismo; es su auténtica esencia en tanto que el periodista y los medios de comunicación gestionan en cierto modo la concesión del derecho constitucional a la información que asiste a todos los ciudadanos. Servicio público, es, por encima de todo, poner el poder de influencia y de generar opinión pública (la fuerza motriz que impulsa buena parte de las decisiones políticas) al servicio de las causas de los más débiles. En este sentido, premios como los Tiflos contribuyen a mantener el alma genuina y la esencia del periodismo como motor de igualdad y progreso social.ƒ

En la XX edición de estos galardones el jurado premió distintas publicaciones y reportajes difundidos por El Mundo de Castilla y León, El Español, Radio San Sebastián (Cadena Ser) y Cuatro TV. Entre los trabajos reconocidos figura El sueño de Pere, un reportaje que refleja cómo un niño invidente narra como si de una retransmisión de radio se tratara, el fútbol de su equipo favorito. En radio, resultó ganador el tema Javier y Dover, de Mikel Huarte, que muestra cómo una persona ciega disfruta de un partido de pelota vasca con su perro guía. En el apartado de Prensa Digital resultó galardonado el trabajo titulado Madrid, 25 baños públicos para 3 millones de personas: la ciudad que abandona a los enfermos de colon. El autor, Daniel Ramírez García-Mina relataba en El Español el día a día de dos jóvenes, Amaranta y Miamar, se enfrentan a la dificultad de la escasez de servicios públicos en una urbe como Madrid.

Las bases publicadas por la organización establecen que los trabajos que quieran optar a estos reconocimientos en su edición de 2018 deberán haber sido publicados entre el 1 de enero y el 31 de diciembre de este año. Los trabajos podrán presentarse hasta el 25 de enero de 2019. Deberán remitirse por triplicado al consejo general de la la Organización Nacional de Ciegos, concretamente a la dirección de comunicación e imagen, en Calle la Coruña, 18, 28020 de Madrid. En el envío hay que hacer constar, además, la inscripción Premios Tiflos de Periodismo.

Abril Antara

[/fusion_text][/fusion_builder_column][/fusion_builder_row][/fusion_builder_container]

libros

4 libros de periodismo que no te puedes perder

[fusion_builder_container hundred_percent=”no” equal_height_columns=”no” menu_anchor=”” hide_on_mobile=”small-visibility,medium-visibility,large-visibility” class=”” id=”” background_color=”” background_image=”” background_position=”center center” background_repeat=”no-repeat” fade=”no” background_parallax=”none” parallax_speed=”0.3″ video_mp4=”” video_webm=”” video_ogv=”” video_url=”” video_aspect_ratio=”16:9″ video_loop=”yes” video_mute=”yes” overlay_color=”” video_preview_image=”” border_size=”” border_color=”” border_style=”solid” padding_top=”” padding_bottom=”” padding_left=”” padding_right=””][fusion_builder_row][fusion_builder_column type=”1_1″ layout=”1_1″ background_position=”left top” background_color=”” border_size=”” border_color=”” border_style=”solid” border_position=”all” spacing=”yes” background_image=”” background_repeat=”no-repeat” padding_top=”” padding_right=”” padding_bottom=”” padding_left=”” margin_top=”0px” margin_bottom=”0px” class=”” id=”” animation_type=”” animation_speed=”0.3″ animation_direction=”left” hide_on_mobile=”small-visibility,medium-visibility,large-visibility” center_content=”no” last=”no” min_height=”” hover_type=”none” link=””][fusion_text]

[/fusion_text][/fusion_builder_column][/fusion_builder_row][/fusion_builder_container][fusion_builder_container hundred_percent=”no” equal_height_columns=”no” menu_anchor=”” hide_on_mobile=”small-visibility,medium-visibility,large-visibility” class=”” id=”” background_color=”” background_image=”” background_position=”center center” background_repeat=”no-repeat” fade=”no” background_parallax=”none” parallax_speed=”0.3″ video_mp4=”” video_webm=”” video_ogv=”” video_url=”” video_aspect_ratio=”16:9″ video_loop=”yes” video_mute=”yes” overlay_color=”” video_preview_image=”” border_size=”” border_color=”” border_style=”solid” padding_top=”” padding_bottom=”” padding_left=”” padding_right=””][fusion_builder_row][fusion_builder_column type=”1_1″ layout=”1_1″ background_position=”left top” background_color=”” border_size=”” border_color=”” border_style=”solid” border_position=”all” spacing=”yes” background_image=”” background_repeat=”no-repeat” padding_top=”” padding_right=”” padding_bottom=”” padding_left=”” margin_top=”0px” margin_bottom=”0px” class=”” id=”” animation_type=”” animation_speed=”0.3″ animation_direction=”left” hide_on_mobile=”small-visibility,medium-visibility,large-visibility” center_content=”no” last=”no” min_height=”” hover_type=”none” link=””][fusion_text]

Si eres de los que devora los libros y estás exento de ideas sobre qué leer, desde Soma Comunicación te recomendamos cuatro libros de periodismo que, una vez los termines, probablemente te hagan ver la vida diferente, te harán reflexionar sobre la actualidad y durante su lectura desearás que no llegue la última página que marque el punto y final. Humor, intriga, misterio, nervios a flor de piel… ¿Estás preparado para vivir intensas experiencias viajando a través de los libros? ¡Allá vamos!

El crimen de la calle Fuencarral – Benito Pérez Galdós

Benito Pérez Galdós, autor de El crimen de la calle de Fuencarral. El crimen del cura Galeote, cuenta el desarrollo de dos crímenes que sucedieron a finales de 1880 en la capital española. No sólo explica lo que transcurría en el juicio y la investigación de los hechos en sí, sino que también valora el papel de la prensa, el poder que tiene en ocasiones para tomarse la justicia por su mano y juzgar sin apenas saber del caso solo para satisfacer a su público. El libro fue publicado en el 2002 pero, desgraciadamente, todo lo que nos cuenta de la opinión pública en la justicia sigue hoy en día vigente. Así como la forma de actuar de los asesinos que llevan a la sociedad, a la justicia y a la opinión pública por donde quieren.

Galdós finaliza un capitulo del asesinato en la calle de Fuencarral con la siguiente reflexión: “La prensa, obligada a sostener y aparentar la curiosidad del público, no puede ejercer de fiscal ni menos de juez en asuntos criminales sin exponerse a cometer grandes e irreparables injusticias”. Dicho juicio se puede observar en la actualidad puesto que en muchas ocasiones la prensa se mete demasiado en temas ajenos a su profesión, llegando a crear un ambiente aun más negativo en las calles, inculpando en ocasiones a gente inocente. También es cierto que en otros casos ha tenido razón la opinión pública, pero se tiene que dejar la justicia en manos de los tribunales e informar una vez se sepa si los acusados son inocentes o culpables, y no manchar así la imagen de alguien que luego resulte absuelto por no cometer el delito, crimen, o la razón por la que se le acuse.

La llave de Sarah – Tatiana de Rosnay

La periodista y escritora Tatiana de Rosnay nos traslada al 16 de julio de 1942 en Francia. Ese día, más de 13.000 judíos fueron arrestados y encerrados en el “Velódromo de la Vergüenza”, cerca de la Torre Eiffel. Rosnay narra con todo detalle cómo fue la semana que pasaron allí muertos de hambre y humillados hasta que, los que no decidieron suicidarse lanzándose al vacío, fueron trasladados a Auschwitz. Ante la llegada de los nazis, Michel, un niño pequeño, se esconde en un armario y Sarah, su hermana mayor, de diez años, le encierra para protegerle y se guarda la llave, pensando que regresará en unas horas. Sin embargo es brutalmente arrestada con su familia por la policía francesa. En la novela vemos dos historias dentro de la misma alternándose los capítulos. Por una parte, una periodista investiga el caso de Sarah seis décadas después para hacer un reportaje sobre el 60 aniversario de lo ocurrido aquel 16 de julio del 42 en el velódromo. Por la otra, vamos conociendo qué ocurrió con aquellos hermanos, regresando para ello al pasado y viviéndolo todo desde el punto de visa de la pequeña Sarah.

Sin duda es un libro que no deja indiferente a nadie. Rosnay consigue que nos traslademos a la II Guerra Mundial, al Holocausto judío, que vivamos en nuestras pieles lo ocurrido como si estuviésemos allí presentes. El jugar alternando los capítulos enriquece la novela al ver como una periodista investiga un caso en el que todo el mundo le pone obstáculos al no querer hablar sobre ello, y por otra, al leer el relato en primera persona de una niña de 10 años que sufrió el holocausto sola, separada de su familia.

libros

Ninguna guerra se parece a otra – Jon Sistiaga

El periodista Jon Sistiaga consigue que el lector no vuelva a ver con los mismos ojos a los corresponsales de guerra después de saber cómo viven durante los conflictos bélicos, como él cuando cubrió la guerra de Irak. No solo corren un riesgo extremadamente alto al acercarse lo máximo posible para poder retransmitir con detalle la realidad de los hechos, sino que en ocasiones se convierten en víctimas y caen en el frente, como el caso de Jose Couso. Sistiaga en Ninguna guerra se parece a otra narra lo que le sucedió a su compañero de profesión, los momentos previos al bombardeo hasta el traslado a un hospital y el triste desenlace de la vida de Couso, desde la reacción de las autoridades españolas hasta el compañerismo de los periodistas y las multitudinarias manifestaciones en toda España.

libros

Peláez. Historias de un periodista de provincias – David Barreiro

En la redacción de un diario de provincias que vivió su época de esplendor muchos años atrás, Peláez, un periodista de la vieja escuela, trabaja de sol a sol mientras su jefe, el director, duerme la siesta, bebe whisky barato o se toca su prominente barriga en el despacho. Afuera, el país se desmorona sumido en una profunda crisis económica y moral en la que aumenta el paro, los recortes del gobierno y la corrupción política mientras disminuyen los derechos y las ilusiones de los ciudadanos. Las conversaciones entre estos dos personajes son un reflejo de la realidad española en los últimos años y en ellas se dan cita el estallido de la burbuja inmobiliaria, la reforma laboral, el caso Gürtel, los éxitos del deporte español o la difícil situación de la cultura. Se trata de diálogos cargados de humor negro, sarcasmo y acidez, además de un homenaje a un oficio hoy más que nunca en entredicho: el periodismo.

libros

[/fusion_text][/fusion_builder_column][/fusion_builder_row][/fusion_builder_container]

portadas_the_new_yorker

Las mejores portadas de The New Yorker

[fusion_builder_container hundred_percent=”no” equal_height_columns=”no” menu_anchor=”” hide_on_mobile=”small-visibility,medium-visibility,large-visibility” class=”” id=”” background_color=”” background_image=”” background_position=”center center” background_repeat=”no-repeat” fade=”no” background_parallax=”none” parallax_speed=”0.3″ video_mp4=”” video_webm=”” video_ogv=”” video_url=”” video_aspect_ratio=”16:9″ video_loop=”yes” video_mute=”yes” overlay_color=”” video_preview_image=”” border_size=”” border_color=”” border_style=”solid” padding_top=”” padding_bottom=”” padding_left=”” padding_right=””][fusion_builder_row][fusion_builder_column type=”1_1″ layout=”1_1″ background_position=”left top” background_color=”” border_size=”” border_color=”” border_style=”solid” border_position=”all” spacing=”yes” background_image=”” background_repeat=”no-repeat” padding_top=”” padding_right=”” padding_bottom=”” padding_left=”” margin_top=”0px” margin_bottom=”0px” class=”” id=”” animation_type=”” animation_speed=”0.3″ animation_direction=”left” hide_on_mobile=”small-visibility,medium-visibility,large-visibility” center_content=”no” last=”no” min_height=”” hover_type=”none” link=””][fusion_text]

Ante tantos intereses para que no salgan a la luz determinados hechos llegando incluso a amenazar a periodistas o intentar comprar su silencio, es fundamental que sigan existiendo medios de comunicación que no estén contaminados, que sean independientes, prensa libre que pueda ser crítica con los gobiernos y que ofrezca una visión analítica pura sin caer en lo demagógico y en el morbo, el cual está más presente cada vez con titulares a veces engañosos con tal de conseguir repercusión. Un ejemplo de periodismo de calidad es la popular revista semanal estadounidense The New Yorker. Entre sus hojas podemos leer desde grandes reportajes y artículos hasta historias de ficción. A sangre fría, de Truman Capote, fue publicado por primera vez en fragmentos en la revista.

The New Yorker es mítica no solo por la calidad de sus artículos, sino también por el arte de sus portadas. Siempre son dibujadas y a menudo están llenas de humor e ironía. Algunos consideran a la revista estadounidense como El Jueves de España. Las ilustraciones no solo se quedan en la portada, sino que también acompañan a los contenidos del interior.

Por más que pase el tiempo, sus portadas no acaban en el olvido. Sin ir mas lejos, hace unas semanas, una de ellas, más concretamente la de junio de 2008, una tuitera la recuperó y la convirtió en viral una década después de su publicación.

the n

A lo largo de su historia nos encontramos con portadas de todo tipo: conmovedoras, políticas, absurdas… Sea como fuere, siempre consiguen llamar la atención del lector. Hagamos un repaso a las mejores portadas de The New Yorker desde su creación en 1925 hasta la fecha.

16 de febrero de 1998: Escándalo Bill Clinton y Monica Lewinsky

En 1998, el presidente Bill Clinton admitió haber tenido varios encuentros íntimos en la Casa Blanca con Lewinsky, una becaria de 22 años. The New Yorker no dudó en hacerse eco y publicó está portada con el humor que le caracteriza.

14 de febrero de 2000: San Valentín

Desde la revista estadounidense defienden el derecho a enamorarse de quien uno quiere, sin importar sexo, religión o procedencia, incluso entre animales. Así lo hizo patente en el número del 14 de febrero del año 2000.

11 de septiembre de 2001 – Atentados 11-S

Sin duda, una de las portadas que la gran mayoría de las personas tiene en la retina y grabada en el recuerdo es la ilustración de los atentados del 11-S. Triste, lúgubre, oscura.

31 de octubre de 2005: Halloween

Probablemente si tuviésemos que ilustrar Halloween la mayoría de nosotros lo haríamos con niños disfrazados diciendo “truco o trato” al pedir caramelos. The New Yorker sacó otro punto de vista, el de la parca que llama a la puerta.
28 de marzo de 2011

El 11 de marzo de 2011 tuvo lugar en Fukushima el peor accidente nuclear desde Chernóbil en Ucrania en 1986. El de Japón está considerado uno de los mayores desastres medioambientales de la historia reciente. Así lo representaba The New Yorker en su portada del 28 de marzo de 2011.

[/fusion_text][/fusion_builder_column][/fusion_builder_row][/fusion_builder_container]

premios_cuerpo_policia

Nueva edición de los Premios Cuerpo Nacional de Policía de Periodismo 2018

La Fundación Policía Española ha convocado los Premios Cuerpo Nacional de Policía de Periodismo 2018. El objetivo principal de este concurso es seleccionar y recompensar los mejores trabajos que analicen la labor realizada por el Cuerpo Nacional de Policía en aras de seguridad de los ciudadanos en tres categorías: prensa escrita y digital, televisión y radio.

Los galardones se pueden otorgar a cualquier trabajo individual o colectivo publicado entre el 1 de septiembre 2017 y el 31 de agosto 2018, en medios de difusión nacional, regional o local, y que traten sobre funciones, organización o casos concretos en los que ha participado el Cuerpo Nacional de Policía, poco conocidos por el gran público.

Los criterios de selección se apoyan sobre la calidad, el rigor periodístico y el nivel de difusión alcanzado de los trabajos. Los participantes tienen hasta el 1 de septiembre 2018 para presentar su labor, que será estudiada por un jurado constituido por el presidente de la Fundación Policía Española, tres patronos de dicha entidad, el Jefe de la Unidad de Relaciones Informativas y Sociales de la Dirección General de Policía, dos miembros de la profesión periodística y el Director Gerente de la Fundación. La entrega de los premios se realizará de forma pública en el transcurso de los actos de celebración de los Patronos de la Policía, los Santos Ángeles Custodios.

Los ganadores de cada una de las tres categorías recibirán 6.000 euros, una estatuilla y el diploma acreditativo del premio. Pero, más allá del lado material, ofrece a los periodistas un verdadero reconocimiento público, tanto a nivel profesional como personal, que valora su trabajo de compromiso y de búsqueda.

En la actualidad, donde la profesión de periodista es cada vez más complicada, teniendo en cuenta las dificultades del sector de la prensa escrita y la aparición del digital que ha cambiado completamente la manera de trabajar de los profesionales de la comunicación, parece muy importante poner en alza los trabajos de calidad que permiten informar a la población sobre temas relevantes y de actualidad.

facebook stories

Facebook Stories, el lado efímero de la famosa red social

[fusion_builder_container hundred_percent=”no” equal_height_columns=”no” menu_anchor=”” hide_on_mobile=”small-visibility,medium-visibility,large-visibility” class=”” id=”” background_color=”” background_image=”” background_position=”center center” background_repeat=”no-repeat” fade=”no” background_parallax=”none” parallax_speed=”0.3″ video_mp4=”” video_webm=”” video_ogv=”” video_url=”” video_aspect_ratio=”16:9″ video_loop=”yes” video_mute=”yes” overlay_color=”” video_preview_image=”” border_size=”” border_color=”” border_style=”solid” padding_top=”” padding_bottom=”” padding_left=”” padding_right=””][fusion_builder_row][fusion_builder_column type=”1_1″ layout=”1_1″ background_position=”left top” background_color=”” border_size=”” border_color=”” border_style=”solid” border_position=”all” spacing=”yes” background_image=”” background_repeat=”no-repeat” padding_top=”” padding_right=”” padding_bottom=”” padding_left=”” margin_top=”0px” margin_bottom=”0px” class=”” id=”” animation_type=”” animation_speed=”0.3″ animation_direction=”left” hide_on_mobile=”small-visibility,medium-visibility,large-visibility” center_content=”no” last=”no” min_height=”” hover_type=”none” link=””][fusion_text]

[/fusion_text][/fusion_builder_column][/fusion_builder_row][/fusion_builder_container][fusion_builder_container hundred_percent=”no” equal_height_columns=”no” menu_anchor=”” hide_on_mobile=”small-visibility,medium-visibility,large-visibility” class=”” id=”” background_color=”” background_image=”” background_position=”center center” background_repeat=”no-repeat” fade=”no” background_parallax=”none” parallax_speed=”0.3″ video_mp4=”” video_webm=”” video_ogv=”” video_url=”” video_aspect_ratio=”16:9″ video_loop=”yes” video_mute=”yes” overlay_color=”” video_preview_image=”” border_size=”” border_color=”” border_style=”solid” padding_top=”” padding_bottom=”” padding_left=”” padding_right=””][fusion_builder_row][fusion_builder_column type=”1_1″ layout=”1_1″ background_position=”left top” background_color=”” border_size=”” border_color=”” border_style=”solid” border_position=”all” spacing=”yes” background_image=”” background_repeat=”no-repeat” padding_top=”” padding_right=”” padding_bottom=”” padding_left=”” margin_top=”0px” margin_bottom=”0px” class=”” id=”” animation_type=”” animation_speed=”0.3″ animation_direction=”left” hide_on_mobile=”small-visibility,medium-visibility,large-visibility” center_content=”no” last=”no” min_height=”” hover_type=”none” link=””][fusion_text]

El año pasado, la famosa red social Facebook lanzo una nueva funcionalidad llamada Facebook Stories. Una iniciativa que reutiliza en todos los aspectos el concepto de la aplicación Snapchat, que logra un enorme éxito entre los jóvenes. En efecto, después del rechazo de Evan Spiegel, creador de Snapchat, ante la oferta de adquirirlo Facebook, Mark Zuckerberg le ha declarado la guerra al pequeño fantasma amarillo.

Así, las Facebook Stories permiten a los usuarios publicar momentos de su día a día durante 24 horas y a las marcas hacer promociones especiales. De este modo se crean contenidos exclusivos. Pese a que la aplicación sigue siendo la más famosa y utilizada del mundo, su público cada vez envejece más. Los jóvenes de hoy tienden a irse más hacia otras aplicaciones como Instagram (también propiedad de Facebook).

Zuckerberg intenta modernizarse con nuevas funcionalidades como las Stories para tratar de paliar el desuso de la aplicación. Sin embargo, esta iniciativa ha sido bien aceptada en Instagram, al punto de inquietar a los inversores de Snapchat, pero en Facebook pocos son los que las utilizan. ¿Un fiasco? No necesariamente. A pesar de esta falta de interés por la nueva herramienta, la red social sigue proponiendo nuevas posibilidades para los usuarios.

En efecto, recientemente Facebook ha anunciado una función de historial a sus Stories, lo que permite a sus usuarios volver a publicar historias antiguas. También se ha confirmado la sorpresa de las Stories Highlights, en el que se podrán destacar Stories que no queramos perder y dejarlas presentes para que los seguidores las vean en el momento que deseen. Una función prometedora, ya utilizada en Instagram, que llega en el momento perfecto al mantenerse las marcas reticentes a invertir en anuncios que estén disponibles y visibles solamente durante 24 horas.

[/fusion_text][/fusion_builder_column][/fusion_builder_row][/fusion_builder_container]

La Unió de Periodistes Valencians presenta una guía para el profesional autónomo

La Unió de Periodistes Valencians presenta una guía para el profesional autónomo

Hace unos días la presidenta de la Unió de Periodistes Valencians, Noa de la Torre, y la periodista asociada Lorena Ortega han presentado la Guía para el profesional autónomo con el objetivo único de ayudar a todos los periodistas o fotoperiodistas freelance en la Comunitat Valenciana y también del resto de España.

El manual, escrito por Ortega, se muestra como una herramienta que permitiría resolver todas las dudas laborales que pueden surgir a los profesionales de la comunicación a todos niveles.  El libro se acompaña de consejos, enlaces, ejemplos, modelos y anexos, tan indispensables como sencillos, que aclaran las potenciales y principales cuestiones de los especialistas de la información.

Así, la guía expone, entre otros asuntos, los derechos de los que disponen los periodistas en calidad de autónomos, las obligaciones fiscales relacionadas con esta situación laboral, las prestaciones a las que pueden acceder y solicitar o las claves para llevar sus cuentas y contabilidades.

La obra incluye también un análisis completo del sector del periodismo freelance en la Comunitat Valenciana, que saca a la luz una constatación “alarmante”, consecuencia “de la revolución tecnológica que ha dejado a los medios de comunicación tradicionales sin un modelo de negocio viable para los nuevos tiempos”, según destaca Ortega.

Hoy, como indica el libro, un 65% de los periodistas autónomos lo son por “obligación”, es decir, para poder ejercer su trabajo. “Aunque la noción de freelance siempre ha existido, en la actualidad parece que sea cada vez más sinónimo de precariedad y de inestabilidad”, añade la coautora de la guía. De hecho, el 38% de profesionales por cuenta propia trabajan sin ganar al menos 500 euros netos al mes, una cifra muy preocupante, que nos revela la realidad de esta situación y los problemas que persisten.

El trabajo de periodista está ahora amenazado, pero tenemos que recordar que “sin periodistas tampoco hay periodismo”, como Ortega destaca, y que si no hay periodismo tampoco hay información. Así, parece indispensable sostener, ayudar y luchar por los derechos de estos profesionales de la comunicación, así como lo hace la Unió de Periodistes Valencians.

Twitter Media: la nueva

Twitter Media: la nueva “guía” de la red social destinada a los editores

[fusion_builder_container hundred_percent=”no” equal_height_columns=”no” menu_anchor=”” hide_on_mobile=”small-visibility,medium-visibility,large-visibility” class=”” id=”” background_color=”” background_image=”” background_position=”center center” background_repeat=”no-repeat” fade=”no” background_parallax=”none” parallax_speed=”0.3″ video_mp4=”” video_webm=”” video_ogv=”” video_url=”” video_aspect_ratio=”16:9″ video_loop=”yes” video_mute=”yes” overlay_color=”” video_preview_image=”” border_size=”” border_color=”” border_style=”solid” padding_top=”” padding_bottom=”” padding_left=”” padding_right=””][fusion_builder_row][fusion_builder_column type=”1_1″ layout=”1_1″ background_position=”left top” background_color=”” border_size=”” border_color=”” border_style=”solid” border_position=”all” spacing=”yes” background_image=”” background_repeat=”no-repeat” padding_top=”” padding_right=”” padding_bottom=”” padding_left=”” margin_top=”0px” margin_bottom=”0px” class=”” id=”” animation_type=”” animation_speed=”0.3″ animation_direction=”left” hide_on_mobile=”small-visibility,medium-visibility,large-visibility” center_content=”no” last=”no” min_height=”” hover_type=”none” link=””][fusion_text]

Con el objetivo de fidelizar siempre más a sus clientes, la famosa red social Twitter ha lanzado una nueva herramienta destinada a los editores y a los profesionales de la comunicación: Twitter Media, una pagina web programada para ayudar a sus usuarios sacar el mejor potencial de las posibilidades que propone la plataforma.

La empresa dio a conocer la noticia a través de un post en su blog, donde Kay Madati, vicepresidente y jefe de contenido, explica los objetivos principales de esta funcionalidad innovadora.

La pagina propone una multitud de consejos publicados en forma de artículos, para que los editores lleguen a un público mayor con más rapidez. Twitter Media se centra en cuatro categorías, que incluyen editores de deporte, de entretenimiento, de actualidad y creadores de contenidos como bloggers, youtubers, influencers o fotógrafos.

Cada sección dispone de sus propias herramientas y contenidos dedicados, que guían y facilitan el trabajo de los editores en la red social, explicándoles entre otros cómo hacer un live en Twitter, alcanzar nuevas audiencias o cómo crear contenidos que atraen a sus seguidores.

Así, en el sector del periodismo, Twitter Media ofrece interesantes recomendaciones en cuanto a la realización de coberturas en vivo de noticias de última hora en la red social, consejos para implicar más a sus audiencias en las informaciones, y herramientas que ayuden a los profesionales de la comunicación y de redacción a contar historias en Twitter.  En breve llegará una verdadera fuente de información de gran utilidad para todos los que quieren mejorar su eficacia en la utilización de una de las redes sociales más famosa del mundo, y en la que la gran mayoría de los medios y empresas tienen presencia.

Twitter Media se actualizará continuamente para ofrecer las últimas herramientas, contar las historias de compañías innovadoras, e informar a los editores sobre sus mejores servicios y trucos.

[/fusion_text][/fusion_builder_column][/fusion_builder_row][/fusion_builder_container]