Instagram y su cambio de algoritmo en la aplicación

Instagram y su cambio de algoritmo

[fusion_builder_container hundred_percent=”no” equal_height_columns=”no” menu_anchor=”” hide_on_mobile=”small-visibility,medium-visibility,large-visibility” class=”” id=”” background_color=”” background_image=”” background_position=”center center” background_repeat=”no-repeat” fade=”no” background_parallax=”none” parallax_speed=”0.3″ video_mp4=”” video_webm=”” video_ogv=”” video_url=”” video_aspect_ratio=”16:9″ video_loop=”yes” video_mute=”yes” overlay_color=”” video_preview_image=”” border_size=”” border_color=”” border_style=”solid” padding_top=”” padding_bottom=”” padding_left=”” padding_right=””][fusion_builder_row][fusion_builder_column type=”1_1″ layout=”1_1″ background_position=”left top” background_color=”” border_size=”” border_color=”” border_style=”solid” border_position=”all” spacing=”yes” background_image=”” background_repeat=”no-repeat” padding_top=”” padding_right=”” padding_bottom=”” padding_left=”” margin_top=”0px” margin_bottom=”0px” class=”” id=”” animation_type=”” animation_speed=”0.3″ animation_direction=”left” hide_on_mobile=”small-visibility,medium-visibility,large-visibility” center_content=”no” last=”no” min_height=”” hover_type=”none” link=””][fusion_text]

Puede ser que en las últimas horas hayas percibido un menor engagement en todas tus cuentas corporativas de Instagram; que una fotografía, que antes funcionaba bien, ahora no tenga el alcance esperado, y en algunos casos es posible que hayas recibido peticiones por parte de tus seguidores, que exigen ver tus publicaciones.

Si te encuentras en esta situación es por el cambio de algoritmo de la red social favorita por los influencers y prescriptores más aspiracional del mercado. Para entender este nuevo escenario y la forma en la que te puedes ver afectado/a por el mismo es importante recordar el mecanismo de esta aplicación.

Instagram tiene tres factores clave que condicionan el orden en que aparecen las publicaciones de tu comunidad de seguidores y de los perfiles que sigues en esta red social, que son: el interés de la audiencia, es decir, si tiene muchas interacciones, lo que más reciente se ha publicado y la relación con la cuenta. Esto quiere decir, la periodicidad con la que interactuas con la cuenta, ya sea en forma de likes o comentarios.

El nuevo algoritmo, pese a ser muy criticado por los influencers, que se manifiestsan en contra del mismo porque su audiencia no ve sus fotografías, promete enseñarte hasta un 90 por ciento de las publicaciones de followers, frente a un 70% que te mostraba antes.

La aplicación social se acoge a todos estos parámetros para organizar el feed de los usuarios, en función del tiempo que pasan dentro de la app, la frecuencia con la que la utilizan y la cantidad de perfiles que siguen. Y para ello, emplea la fórmula de aprendizaje automático. Recaba todos los datos y analiza la información de cada usuario para “mejorar su experiencia en la siguiente sesión”, o ese es el propósito que, según han anunciado a los medios, persiguen. Pero las numerosas críticas que han recibido no apuntan a que estén logrando su propósito.

De hecho, los celebrities se han visto obligados a publicar stories, anunciando cada vez que suben una foto y reclamando “likes” a sus seguidores para que puedan seguir viendo sus próximas publicaciones. Lo que en materia de comunicación corporativa, que es el terreno que nos atañe, se traduce en una menor visibilidad para tu público si no pasas por caja.

Pero hecha la ley, hecha la trampa. Existen algunas formas para sortear los efectos negativos del algoritmo como, por ejemplo, publicar a las horas que más se conecta tu audiencia o potenciar las relaciones con tus followers, para que Instagram las detecte como fluidas y no asiduas. De ese modo, le otorgará una mayor importancia al fee de tu marca. Es una forma de asegurarte que parte de la misma podrá ver tu producto, servicio o mensaje.

[/fusion_text][/fusion_builder_column][/fusion_builder_row][/fusion_builder_container]

Tristán Elósegui imparte una charla en Valencia para desvelar las claves del Big Data y de Internet para empresas

XIII FORUM D'OCUPACIO I EMPRENEDORIA DE LA FACULTAT D'ECONOMIA. STANDSHablar de Tristán Elósegui es hablar de Internet, de marketing online y, más concretamente, de analítica web y social media. Basta con escribir su nombre en Google para encontrarnos con su blog, recientemente galardonado en la categoría Top Blogs Marketing de ‘Los mejores de prnoticias 2014’, un premio que se suma a la larga lista de distinciones que ha ido cosechando su bitácora por la que mensualmente pasan más de quince mil internautas.

Sus posts son una guía para quienes quieren estar al día de las últimas novedades en redes sociales y/o estrategias de marketing online. En sus cuentas personales en Twitter y Facebook acumula una legión de fieles seguidores. Mañana, miércoles 18, a partir de las 18.15 horas, estará en la Facultat d’Economia de la Universitat de València. Allí impartirá la charla ‘La relación entre la estrategia digital de las empresas y la analítica web’, moderada por la profesora Manoli Pardo y organizada por Soma Comunicación, dentro del XIV Foro de Empleo. La entrada es libre.

Considerado por algunos como el mayor experto del país en marketing digital y social media, Tristán Elósegui es cofundador de El Arte de Medir, Secuoyas Academy y Kschool y ha impartido charlas y conferencias en diferentes países de todo el mundo. Elósegui defenderá que la analítica web es una herramienta más de negocio que engloba toda la actividad de la empresa, tanto la offline como la online. Durante una hora desgranará las claves generales para optimizar el trabajo de marketing de las empresas.

Invitado al Horchata&Twitts

Tras la charla habrá una nueva oportunidad de acercarse a la figura de Tristán Elósegui, quien participará en la XI edición del Horchata&Twitts, un encuentro distendido al que también han confirmado su asistencia la guionista Fani Grande, el dircom de la Diputación de Valencia, Pedro Muelas, Eva Blanco y que moderará Óscar Delgado, director del semanario digital 360 Grados Press y que, como ya es tradición, finaliza con una sesión de networking con horchata natural de Alboraia y fartons.

Si no fuera por las redes sociales…

[fusion_builder_container hundred_percent=”yes” overflow=”visible”][fusion_builder_row][fusion_builder_column type=”1_1″ background_position=”left top” background_color=”” border_size=”” border_color=”” border_style=”solid” spacing=”yes” background_image=”” background_repeat=”no-repeat” padding=”” margin_top=”0px” margin_bottom=”0px” class=”” id=”” animation_type=”” animation_speed=”0.3″ animation_direction=”left” hide_on_mobile=”no” center_content=”no” min_height=”none”]

Foto Marga Ferrer, Soma Comunicación

Foto: Marga Ferrer, Soma Comunicación

…todo nos iría mejor. Afirmaciones como la que da pie a este post las escuchamos en tertulias radiofónicas, en seudodebates televisivos o en las propias redes, claro. Porque dicha sentencia socorrida, que generaliza el tiro de las prospecciones especializadas en los canales sociales, puede ser heredera de aquella “si no fuera por los periodistas…” que enseñaban en la Facultad de Periodismo, en la asignatura de Teoría General de la Información (TGI).

El prisma de quien afirma la sentencia de que la culpa de todos los males de la sociedad actual, de su mala  educación, de la falta de sensibilidad ante determinados acontecimientos o de la vulgaridad de su pensamiento reside hoy en las redes sociales; es un prisma distorsionado, tan superficial como el hecho social que aborda, sin más ánimo que simplificar en una frase una generalización impropia de quien es percibido a priori como referente por su audiencia, más o menos numerosa, más o menos heterogénea.

En las redes sociales, expresión online de la diversidad de la sociedad, podemos encontrar, evidentemente, su representación más vulgar, la más maleducada o la más insensible; pero, como en la vida misma y con mayor facilidad de acceso, también el enfoque más especializado, información hiperlocal, análisis certeros ante acontecimientos de ámbito nacional o internacional, un seguimiento de ‘minuto y resultado’, fuentes globales, analistas sin la etiqueta de tertulianos,  educación y discurso constructivo alejado del ruido interesado u oficialista.

Generalizar, como todo en esta vida, es muy fácil, especialmente desde la tribuna tradicional del desconocimiento. Achacar a las redes sociales de forma genérica la culpa de un discurso tergiversado o de un suceso es, como mínimo, ser cómplice de las limitaciones de libertades que se amparan, precisamente, en esas percepciones de seudoexpertos que tanto daño hacen o, al menos, tanto influyen a quienes legislan los derechos de los internautas.

posted by @os_delgado

[/fusion_builder_column][/fusion_builder_row][/fusion_builder_container]

¿Han perdido funcionalidades los hashtags en Twitter?

hashtagsHace un tiempo que esta bitácora reflexionaba sobre el poder periodístico de los hashtags en Twitter y parece que la vigencia de las diferentes funcionalidades de las etiquetas en esta red social se tambalea. Por lo menos en el sentido de la visibilidad/credibilidad respecto a la audiencia especializada de un mensaje compartido en 140 caracteres.

Existe una inflación de tuits con hashtag, circulan demasiados sin un contenido asociado realmente a la categoría que a priori mostraría la etiqueta o que, siéndolo, se suman a una especie de ‘copiapega‘ de campañas de promoción en serie. Precisamente, el uso masivo y desproporcionado de un recurso tan periodístico, casi equivalente al hecho de encasillar un contenido en la sección tradicional de un periódico, condiciona la utilidad del hashtag para tareas de documentación, seguimiento o rastreo de enfoques vinculados a una temática determinada.

Con todo, el hashtag mantiene la vigencia de uso en relación a una cita offline que concentra en torno a una etiqueta el debate paralelo, el comentario, la transcripción o la crónica fragmentada en forma de tuits de citas de lo que ocurre en un lugar determinado bajo un hashtag de consenso y de uso común para quienes asisten.

Aún así, en esos contextos también se introducen perfiles y mensajes ajenos a la temática de lo compartido, bajo el único objetivo de ganar visibilidad ante los ojos del tema de tendencia o del que acumula un buen puñado de tuits en poco espacio de cronología.

¿Seremos los usuarios de Twitter los mismos que, como Atilas de los 140 caracteres, pisemos las funcionalidades de los hashtags hasta dejarlas marchitas? En este terreno, parece que el marketing ha ganado terreno al periodismo.

Posted by @os_delgado/@360gradospress

Twitter: cuando se deja de hablar de…

Expo Muvim. IdolosTT, de #FF, de RT editados, de ‘cc’ o de otros recursos ‘artesanos’ utilizados cuando la plataforma de los 140 caracteres no había dado el salto hacia su automatización o, mejor, dicho, la de sus usuarios. Este post barniza alguna de las consecuencias de los cambios protagonizados por la red social de la inmediatez.

La evolución del pajarito discurre más por los caminos de la despersonalización y de la lejanía, consecuencia de la masificación o de la plasmación a modo de copia/pega de la representación real de la sociedad (y de sus tics), con sus famosos, sus voces cantantes, sus empresas, sus políticos,… y toda la maquinaria oficial que compone el día a día. Los protagonistas son los mismos que -antes de que existieran las redes sociales tal y como las entendemos hoy- nunca atendieron directamente peticiones de ‘sus públicos’, ni respondieron a llamadas anónimas que no fueran las de los focos, o que no entendieron la relación entre una mayúscula y una minúscula.

Expo Muvim. IdolosPrecisamente, Twitter consiguió romper la baraja los primeros años –cuando, por ejemplo, un lector podía conversar de forma fluida con su escritor admirado o un militante con su líder político o espiritual- hasta que se instaló en su seno la sociedad tal y como la conocemos, con las normas de un juego heredado de la tradición offline. Una evolución hacia el ruido y más ruido que filtrar por quienes siguen en Twitter (aterriza en paralelo la nueva moda que apuesta por no estar conectado a ninguna plataforma para ser más chic), TL más complicados de definir, y biografías fotocopiadas de difícil asimilación por los perfiles más innovadores.

Episodios como la adquisición masiva de followers para lograr la hipotética proyección de «soy mejor que mi rival» político, económico, periodístico o futbolístico por el insignificante aspecto que concede una cifra; el ejemplo que estas formas de proceder proyecta a la sociedad más tierna, la de los adolescentes que lucen en clase de un número tan abultado de seguidores como el de las monedas que les habrá costado conseguirlos para ser el ‘más popular del instituto’; o la cada vez más insolente unidireccionalidad de los mensajes compartidos por los más grandes y los más pequeños, consiguen difuminar las características de la partida de nacimiento de Twitter.

clicks marga ferrer2Con todo, es necesario comprender que nada permanece estable y que esta red social también evoluciona a golpe de retrovisor, para asemejarse a las plataformas rivales, para ganar dinero, para seguir. Lo hace con el coste de deshumanizarse, de alcanzar una mayor penetración en la sociedad, de convertirse en sostén de campañas publicitarias de gran recorrido, de ser el paciente más rápido en informar de los hechos que acontecen desde el lado cada vez más oficialista –los rincones donde ocurren cosas distintas a las marcadas en la agenda cada vez se diluyen más, exigen más capacidad de filtrado, de búsqueda, de rastreo por parte de los perfiles interesados en conocer qué sigue ocurriendo, por ejemplo, en Haití, Sierra Leona o en Fukushima-, de abultar, en definitiva, su número global de usuarios.

Pero esa progresión de cifras récord de usuarios presenta la misma inflación de calidad que significa la apuesta de los internautas mencionados por las bolsas de zombis o de followers comprados al peso. Algo que, quizás, pueda ser el lastre que consolide el aburrimiento de la masa a medio plazo.

posted by @os_delgado
photos by @Marga_Ferrer

¿Cuál es el selfie más famoso de los famosos?

Selfie OscarLa presentadora Ellen DeGeneres consiguió más de tres millones de retweets y batió todos los récords en Twitter al compartir un selfie en el que aparecía junto a Bradley Cooper, Brad Pitt, Jennifer Lawrence y Meryl Streep, entre otros, durante la última ceremonia de entrega de los Oscar. Hay quien dice que es el selfie más famoso de la historia pero el debate, también aquí, está abierto.

Selfie astronauta¿Cuál es el selfie más famoso de los famosos? La foto que se sacaron Barack Obama y David Cameron junto a la primera ministra de Dinamarca durante el funeral de Mandela también dio mucho que hablar, lo mismo que la del Papa Francisco cuando se dejó fotografiar junto a un grupo de jóvenes en una audiencia privada en el Vaticano. Otros van más allá y creen que el selfie que se hizo el astronauta Aki Hoshide durante su paseo espacial en la Estación Internacional o de Kirill Oreshin en uno de los rascacielos de Moscú son el no va más en la moda de los selfies.

Selfie PapaNo hay personaje famoso que no se haya sumado a este nuevo deporte de compartir fotos con el smartphone de turno. Hasta un macaco de la selva saltó a la fama hace unos meses al cogerle la cámara a un fotógrafo y sacarse unos cuantos selfies de lo más divertidos. Todo lo contrario que esas autofotos horrendas que en ocasiones comparten celebrities como Liley Cyrus, Justin Bieber o Lady Gaga. Hasta se hacen rankings para elegir las peores poses.

Selfie macacoCuestión diferente son otras polémicas que han surgido con esta moda. Por ejemplo, durante los últimos sanfermines se vio a varios jóvenes jugándose la vida por sacarse una foto delante del morlaco y recientemente una pareja de turistas polacos falleció en Portugal al perder el equilibrio y caer desde una altura de ochenta metros al intentar captar una imagen para el recuerdo junto al borde de un acantilado y ante la mirada de sus hijos de cinco y seis años.

Sea como sea el selfie está de moda y hasta las marcas ponen en marcha concursos en Instagram para captar adeptos.

Posted by @JavierMontesCas

Mi favorito, tu favorito en Twitter

La moda del Vinilo. Discos Oldies. Marga Ferrer / Soma comunicaci—n¿Qué uso damos a los tuits que guardamos como favoritos? Dicha forma de conservar los mensajes ha experimentado en los últimos meses una evolución en la finalidad que el usuario le concede al hecho, convertido más en gesto hacia un tercero que en una utilidad referencial que usar en el corto o medio plazo.

Si en un principio los favoritos se generaban principalmente para poner en cola una información o enlace para una posterior lectura cuando el tiempo lo permitiera; o para conservar unas declaraciones o un instante histórico; o para configurar una colección de ‘tuits de peso’ -referencias que emplear en presentaciones a modo de ejemplos de tuits bien o mal planteados-; o para conservar los mensajes de un evento, acto o campaña; o para leer al detalle su contenido para compartirlo más tarde sin hacer un RT a ciegas…; parece que la tendencia de uso de este recurso ha virado hoy más hacia el formalismo o hacia el guiño de simpatía regalado a un tercero sin necesidad de prolongar una conversación o de mencionar en el TL a esa persona que ha tuiteado algo sobre nosotros o ha mencionado nuestro nick.

Una tendencia de uso. esta última, que termina por imponerse a las anteriores y que ha incrustado mucho ruido en la colección de favoritos de los usuarios en Twitter. Como también ha reducido el número de interacciones y aplacado conversaciones potenciales a golpe de 140 caracteres. Así, cuando nos sumergimos en los favoritos de los usuarios, más allá de localizar tuits o enlaces de interés, encontramos miles de mensajes acumulados, caducos por el paso del tiempo y por el olvido del guiño o del gesto educado efectuado en el momento de ‘favoritearlos’.

Y tú, ¿qué uso das a los favoritos en Twitter?

posted by @os_delgado
photo by @Marga_Ferrer

El envoltorio del contenido

Soma ComunicaciónCambia un diseño, la forma de presentarlo, el modelo en que se comparte, el perfil de letra que lo muestra, la interfaz que lo acoge, el estilo que lo define, la marca que lo ampara, la empresa que lo acaricia, los protagonistas que lo alimentan, las plataformas de prescriptores que lo avalan, la forma de vestir de quien lo concibe, los hábitos sociales en que se accede a él, los enfoques que lo colocan en la tertulia…

Cambian los envoltorios pero el sabor sigue siendo el mismo. Mientras existan apuestas por el contenido especializado de calidad, las plataformas en que se comparte tendrán sentido. Ya sean vestidas de Twitter, de Google+, de Facebook o de todas ellas imitándose cada vez más.

No es un problema de agrado o desagrado, al menos las redes sociales consiguen que se siga hablando de ellas, de sus vestidos largos, de sus nuevas ventajas o de cómo lo deben de estar pasando de bien o de mal al pasear por la alfombra roja del ruido vestidas de un diseño que ya lució la otra en la pasada gala de los comentarios.

El contenido de calidad, contrastado, dinamizado con criterio, arropado por fuentes especializadas, con vocación periodística y de servicio siempre estará por encima de las plataformas en que se comparta.

Con todo, cuanto más y mejor se asimilen las funcionalidades de dichos canales, mucho mejor exprimida será la esencia del contenido, mayor visibilidad obtendrá y más rentabilidad para quienes apuestan decididamente por esta forma de posicionarse en relación al resto.

Posted by @somacomunicacio

 

 

The New York Times estrena web social

Como es tradición, las pautas y las tendencias periodísticas suelen llegar del ámbito anglosajón, en general, y de cabeceras de prestigio como la del The New York Times, en particular. El último eco procedente de aquellas latitudes es la nueva página en versión social que ha editado el rotativo neoyorquino.

Portada periódico social

Una versión accesible, adaptada al lenguaje de las redes sociales y a los elementos visuales con los que ya se ha familiarizado la audiencia que está más acostumbrada a bucear por la información procedente de estos canales.

¿Un buen ejemplo de lo que llegará a los medios de comunicación a este lado del Atlántico?, ¿una versión especializada de un medio tradicional similar a lo que ya habían puesto en práctica otras aplicaciones desde hace tiempo como Flipboard?

Desde que el público masivo y la sociedad ya está en Twitter, el estilo de los medios de comunicación que lo alimentan ha cambiado, no solo en el fondo/contenido, sino también en la forma/continente.

¿Quién será el siguiente? Se admiten apuestas.

@somacomunicacio

 

 

Y los ganadores en reputación online son…

IX Horchata and Twitts 62528Cada vez se le concede más importancia al prestigio cosechado en el plano 2.0, de manera que las herramientas para medirlo han proliferado considerablemente de un tiempo a esta parte. Por ejemplo, una de las metodologías empleadas con dicho fin comprende la suma de seis factores: los diez primeros resultados encontrados en la página inicial de búsqueda de Google (65%), así como los obtenidos en la segunda (5%) y en la opción de imágenes (10%), además de los vídeos existentes al respecto en Youtube (10%) y de la presencia en Facebook (5%) y en Twitter (5%). En definitiva, se trata de una operación que puede dar como resultado hasta 100 puntos negativos o positivos, los cuales permiten establecer no sólo una clasificación, sino también una comparativa. Recientemente, hemos tenido acceso a un estudio basado en dicha fórmula, el cual ofrece algunos datos a destacar:

  • Los roles en el sector de la telefonía no sólo están cambiando en el consumo, sino también en la presencia online. Así, una compañía local como Euskaltel y un operador móvil virtual (OMV) como Pepephone se sitúan a la cabeza de la lista – primero y segundo, respectivamente –, mientras que los considerados tradicionalmente grandes, como Movistar o Vodafone, ocupan el quinto y el sexto puesto. Es más, la tercera y la cuarta posición corresponden a otros dos OMV – Simyo y Eroski Móvil –. ¿Sintomático?
  • En lo que a aerolíneas se refiere, llama la atención que Ryanair, la compañía líder en España, se encuentre en la última posición de su grupo con una nota en positivo, pero que no supera los 40 puntos. Bueno, quizá no sorprenda tanto teniendo en cuenta el volumen de incidencias que registra – una media de 50 por semana según el expediente de 2012 de la Agencia Estatal de Seguridad Aérea (Aesa) – o que es la segunda que más quejas de pasajeros recibe en el ámbito nacional. ¿Podría decirse que la reputación offline se traduce en online?
  • Los directivos de empresa también han sido tomados en consideración por este estudio. En este caso, María Garaña, la presidenta de Microsoft España, mantiene la primera posición que ya obtuvo el pasado mes de octubre, lo cual fue considerado como noticia al tratarse de una mujer. De hecho, sólo constan dos nombres femeninos entre los veinte clasificados: el suyo y el de María Dolores Dancausa, consejera delegada de Bankinter. Por otra parte, en este apartado hay otros destacados, aunque no precisamente para bien: Marcos de Quinto, presidente de Coca-Cola España, Juan Roig, homólogo en Mercadona, e Ignacio Sánchez Galán, consejero delegado de Iberdrola, están en posición de descenso, literal y figuradamente: ocupan los últimos puestos y todos ellos presentan valores negativos. Desde luego, nadie dijo que el éxito económico fuese directamente proporcional al social. ¿Más bien al contrario, quizá?
  • Por último, la paradoja del panorama político: mientras que el PSOE (7º) gana en posición al PP (10ª) como formación, Mariano Rajoy (22º) está por encima de Alfredo Pérez Rubalcaba (24º) como líder. Pero dejando las anécdotas a un lado, tres partidos de corte nacionalista – por orden: BNG, PNV y Coalición Canaria – encabezan el correspondiente ranking de entidades políticas, mientras que Luisa Fernanda Rudi, la presidenta de Aragón, puede presumir de primer puesto en reputación online ante sus camaradas de profesión. En este caso, la nota máxima es de 62 puntos y se cuentan 11 suspendidos entre los 39 valorados. Pedro Morenés, ministro de Defensa, Alberto Ruiz Gallardón, ministro de Justicia, Albert Fabra, presidente de la Generalitat Valenciana, y Artur Mas, su homólogo en Cataluña, han sufrido las caídas más estrepitosas. En fin, que cada cual saque sus conclusiones…

Pero, en líneas generales, ¿os han parecido interesantes los resultados del estudio? Podéis consultar su versión completa aquí.

Fuente: Índice Trei

Posted by @LaBellver

Copyright 2019 SOMACOMUNICACIÓN ©  Todos los derechos reservados.