Contenidos para el medio de comunicación de las empresas

Contenidos para el medio de comunicación de las empresas

A la hora de planificar la estrategia de comunicación de una empresa es fundamental tener en cuenta cuál va a ser el catalizador informativo desde el cual se brinden contenidos de calidad a la audiencia directa de la mercantil, a sus clientes y a los periodistas especializados que se nutran del mismo para enriquecer los enfoques que publican en su medio. Así, las empresas tienen en su web la posibilidad de ser el medio de comunicación de referencia para su sector. Pero, ¿cómo lo consigue? Con la publicación periódica de contenidos especializados originales en la página de noticias o blog corporativo bajo el criterio de la oportunidad, la novedad, la actualidad, el interés informativo y la veracidad a partir de los siguientes ejemplos de formatos:

Entrevistas. Los protagonistas del día a día de la empresa, las personas que acumulan historias y anécdotas en cadenas de producción, en la dirección de compras, en calidad o en cualquier departamento de la compañía que atesora información especializada nunca publicada o pocas veces subida a la categoría de titular. Asimismo, las personas que desde fuera de la mercantil lideran el sector por su capacidad de influencia en redes sociales y usuarios, por su condición de analistas o por ser perfiles relacionados con las temáticas de los productos y servicios que vende la empresa propietaria del canal de comunicación.

Novedades. El canal de información de la empresa incluirá, con proporcionalidad en el calendario de contenidos, la publicación de artículos sobre las novedades, los lanzamientos o los servicios que incorpore al mercado. La eliminación de adjetivos y la búsqueda de fuentes que ilustren objetivamente las bondades de la novedad, conferirán credibilidad a lo publicado, así como peso informativo en detrimento del publicitario, que para eso ya está la parte de la web corporativa dedicada al escaparate de productos.

Reseñas. Un libro, un artículo, un estudio, un película… pueden servir de elementos de referencia para contextualizarlos en relación a la actividad principal de la empresa y su visión sobre el tema particular que aborden dentro de ésta las referencias mencionadas. Este tipo de contenido permitirán al responsable que lo firme dentro de la compañía a mostrar sus aptitudes cualificadas en relación a un tema clave o anecdótico dentro de su mercado y le permitirá disponer de material informativo propio para compartir con sus comunidades en redes sociales profesionales como Linkedin.

Consejos. Al igual que la tipología anterior, publicar contenidos específicos sobre consejos para el tratamiento de un producto, para la utilización de un determinado lanzamiento o gadget tecnológico; así como de ideas para enmarcar o contextualizar usos y técnicas del mercado de la empresa, permitirá conectar directamente con la audiencia más interesada en practicarlos: el cliente final, la audiencia de nuestro medio de comunicación.

Hitos de referencia. Los salones, ferias, eventos o ponencias han de ser también protagonistas. Al publicar contenidos originales relacionados con todos ellos, esté o no presente la firma, significa posicionarse con las mismas claves que lo hacen las propias citas y aprovechar para lanzar opinión con criterio informativo sobre la situación del mercado.

2018-05-24T22:51:21+00:00 21 marzo, 2018|Comunicación, Destacado, Empresas|0 Comments

Leave A Comment

dieciocho − diecisiete =