Turismo_Slow_Carraixet

Estrenando la nueva normalidad ‘slow’ de la huerta de Valencia

Turisme Carraixet ya es una realidad como destino turístico complementario a Valencia. Carraixet, Turisme de l’Horta es la vitola con la que llega a su primera temporada turística, con el afán de ser un punto de evasión del entorno urbano con los alicientes que ofrece a quienes buscan una forma ‘slow’ de disfrutar de su tiempo libre.

La nueva marca turística, que abarca una superficie de 23 kilómetros cuadrados, fundamenta su fortaleza en el cicloturismo, el senderismo, la gastronomía de la huerta y el patrimonio cultural que albergan los municipios de Alfara del Patriarca, Bonrepòs i Mirambell, Foios, Vinalesa, Albalat dels Sorells, Almàssera y Meliana.

“Quien quiera huir, en bicicleta o a pie, del ruido de la ciudad; encontrar tranquilidad, conectar con la naturaleza; conocer el ciclo de la vida de la huerta y probar sus productos en rincones únicos de la gastronomía de kilómetro 0, tiene la oportunidad de hacerlo en Carraixet”, explican desde la entidad.

Portal de Turismo Carraixet y vídeo ‘slow’ del destino

El lanzamiento de Turisme Carraixet como destino de facto, coincide con la publicación de su portal web, Turismecarraixet.com y la edición de un vídeo, también ‘slow’, que recoge los principales hitos del destino turístico complementario a Valencia.

Así, la página incluye una propuesta de rutas cicloturistas, impulsando la bicicleta como el medio de transporte oficial de la huerta; el Club Tastem l’Horta, para enfocar los bares y restaurantes de la zona y las materias primas que recogen directamente de la huerta; y experiencias a pie de campo.

Unas experiencias abiertas por entidades, personas y firmas autóctonas del enclave colaboradoras con la entidad para que el turista “sienta la cercanía de la tierra, el mar y el sabor de las tradiciones más arraigadas, de su cultura y folclore”. En este sentido, “los turistas ya pueden alargar su estancia en este enclave natural y sostenible adaptado al contexto actual de nueva normalidad de la Covid-19”, subrayan.

Decálogo para un turismo responsable en la era Covid-19

La entidad ha adaptado también un código ético para el turista que visite las zonas propuestas de la huerta para complementar la visita a Valencia. “Principalmente, queremos apelar al sentido común y a la responsabilidad individual de las personas, para conseguir que la nueva situación tras el estado de alarma se prolongue lo máximo posible”, indican desde Turisme Carraixet.

Acudir a los enclaves de la Huerta con vocación de integrarse en la cultura de la huerta; respetar la actividad agrícola de la zona y comprender al agricultor; apostar por el silencio; mantener el entorno limpio y sin restos como mascarillas, colillas o guantes; recoger los residuos para devolverlos a su lugar de procedencia; procurar seguir los itinerarios marcados sin salirse de los caminos; y compartir con respeto y educación los espacios comunes con ánimo de compartir una experiencia única. Estos son los puntos más destacados del decálogo impulsado por Carraixet, Turisme de l’Horta para comenzar la nueva normalidad.

Club de producto gastronómico

Tastem l’Horta es el club de producto gastronómico que impulsa la nueva marca turística para realzar de cara al turista la importancia de los bares y restaurantes del Carraixet dedicados a la gastronomía y a su materia prima. “El club se centra en una primera etapa en ellos, mientras que en las siguientes etapas de trabajo daremos cabida también al resto de actores que forman parte de la cadena de valor de la huerta valenciana, desde el productor agrícola hasta su transformación gastronómica”.

Así, Ca Pepico, El Racó, Ca Xoret, El Celler de Jadelu, Lluna de València  y la Barraca de Toni Montoliu son los restaurantes que componen la primera oferta gastronómica conjunta incluida en Tastem l’Horta como “embajadores de la cocina de la Huerta, con producto agrícola de kilómetro cero para una gastronomía de calidad”.

‘Slow bike’ y senderismo

Carraixet. Turisme de l’Horta presenta como otra de sus singularidades el turismo ‘slow bike’, con el que potencia numerosas rutas de cicloturismo y senderismo por la Huerta valenciana. “Es un turismo activo no tanto de cuentakilómetros y pulsaciones como de levantar la cabeza del manillar y disfrutar del cambiante paisaje de la Huerta”.

Destacan la ruta del Camins del Carraixet, con 28 kilómetros que permiten conectar con la huerta apreciando un paisaje diferente y único a pocos kilómetros de Valencia; la Vía Churra, una ruta de 15 kilómetros por el trazado del antiguo ferrocarril que es una de las rutas más atractivas y transitadas de l’Horta; o el Anillo Verde, una vía cicloturista de 52km que recorre el área metropolitana de Valencia y que en su zona norte conecta la huerta con el mar a través de caminos históricos y naturales.

Experiencias y narraciones personales

Por último, las experiencias a pie de campo. “Que el turista se empape de la singularidad del entorno, de los oficios tradicionales, de cómo se producen productos a pie del Mediterráneo y qué personas son las encargadas de llevarlos de la huerta a la mesa”. Son atractivos esenciales de este destino complementario a Valencia.

censo_adn_canino_covid19

Plantean pruebas PCR para detectar transmisión de Covid-19 de perros a humanos

A pesar de que aún no existen evidencias de que la Covid-19 pueda transmitirse de perros a humanos, controlar la secuencia genética de la población canina sí es posible. Como también lo es practicar en las clínicas veterinarias pruebas preventivas de PCR a las mascotas de quienes sospechen que pueden estar contagiados o hayan superado la enfermedad.

Estas pruebas preventivas sumadas a la evaluación y registro genético de los animales en un censo canino permiten detectar con agilidad eventuales brotes que pudieran darse de transmisión de mascotas a humanos de la Covid-19 y actuar con rapidez para evitar su propagación. Para que se dé esta circunstancia intervienen tres perfiles profesionales: el veterinario, que realiza las pruebas; el laboratorio, que las analiza; y el dueño de la mascota, que vela por garantizar la salud de su perro y la de su entorno más próximo.

Heces en la calle: un problema de salud pública

Porque, más allá de que puedan transmitir la Covid-19 y de cómo prevenirlo, las heces de las mascotas en la vía pública “significan un problema de salud pública en sí mismo para los vecinos de las poblaciones que sufren la presencia de las deposiciones animales”. Enrique Perigüell es el CEO de ADN Canino, la primera empresa que, en colaboración con Colegios de Veterinarios como el de Málaga, ha implantado en España un sistema de registro de mascotas a partir de su secuencia genética.

El registro del ADN canino en España

Precisamente, el registro del ADN de los perros ya es una realidad en numerosos municipios españoles. Cárcer, en Valencia, o Meco, en Madrid, han sido los últimos en incorporar esta posibilidad en su población canina. Una medida que también permite controlar la salud de sus vecinos, prevenir casos de maltrato o abandono del animal o identificar a los infractores que dejan las heces de su mascota en la vía pública.

Así, los más de 5 millones de perros que hay en España tendrían garantizado un seguimiento  más real, más eficaz y más actualizado que el que pueden ofrecer los chips con el que actualmente se controla su población. “El problema del chip es que se puede extraer, se puede manipular o se puede olvidar eliminarlo cuando el can fallece, por lo que la información que contiene plantea sesgos que impiden ser eficaces en el control de epidemias, censo y otras actuaciones como las preventivas o las sancionadoras para casos de abandono o maltrato”, señala Perigüell.

Protocolo de actuación ante un caso de zoonosis por Covid-19

En el caso de que la prueba PCR diera positivo, la veterinaria María del Rosario Montaner Signes, recomendaría establecer un protocolo “similar al que seguimos con las personas; en este caso sería aislar y poner en cuarentena al animal”.

Con todo, según asegura la especialista, “por el momento solo ha habido casos aislados de mascotas con la Covid-19 y siempre como portadores del coronavirus, no como transmisores por zoonosis; por ello puede ser recomendable tomar medidas preventivas como las indicadas y hacer las pruebas PCR a los canes de personas que hayan pasado la enfermedad”.

Precisamente, el origen de la Covid-19 es una zoonosis y en el caso de las mascotas hasta ahora han sido los humanos los que han transmitido la enfermedad a los animales de compañía.

Soma Comunicación online

La eficacia de la comunicación online

Ya sea por herencia o por capricho vintage, aún nos cuesta enfocar eventos con repercusión potencial alejados de las plataformas online. Pensamos siempre en el evento face 2 face, en las preguntas hechas a mano alzada, en el networking de los encuentros, en las relaciones públicas a golpe de Bic y en la evaluación de la buena o mala repercusión de la cita por el número de sillas ocupadas. Tics multidisciplinares que salpican a todos los sectores, desde los más tradicionales a los más ‘estartaperos’. Quizás los tres meses de confinamiento forzado por la situación sanitaria puedan haber servido para ayudarnos a reflexionar sobre la capacidad tolerable de la comunicación online para ser tan eficaz como la que se plantea en escenarios tradicionales como los descritos.

Más importantes son las ideas, las personas, los argumentos, la oportunidad, la novedad o la especialización llevada a la discusión constructiva que el contenedor que las acoge o la vía de transmisión que utilicemos para darlas a conocer, para divulgar conocimiento. Los requisitos para convertir en obviedad el recurrir al ámbito online tecnológicamente ya están a nuestro alcance desde hace una década, las personas que desarrollan apps para que sea posibile son protagonistas en sí mismas del nuevo escenario y los protagonistas que alimentan una cita, evento o encuentro online con sus razonamientos, argumentos y especialización se erigen en los albaceas de la oportunidad. Expertos que crean, expertos que debaten, expertos que difunden. En la tercera pata es donde la comunicación online crece y adquiere capacidad de repercusión e influencia.

Las plataformas como Skype, Hangouts, Teams, Zoom hacen posible la concreción y la plasmación abierta o cerrada entre protagonistas; las redes sociales su transmisión en directo a tavés de Youtube, Periscope, Instagram o Facebook Live y su posterior dinamización con los protagonistas, el hashtag elegido y el público asistente a las sesiones con sus comunidades online; y los blogs y medios de comunicación, su difusión a audiencias segmentadas por áreas de interés temático consecuencia de la buena labor del PR para entregar los contenidos relacionados con los eventos online que sean potencialmente de interés para los receptores de la información.

Todo online. Sin más inversión que la de apostar por plataformas estables, conexiones adecuadas, realización profesional, producción para formar un atrezzo y elenco de nombres interesante relacionados con la especialización de la organización o empresa, y buenos profesionales de la comunicación, el marketing y el periodismo para conectar con las audiencias que no accedan en directo al evento.

No es ciencia ficción, es poder hacer las cosas bien con las facilidades tecnológicas que contamos. El resto, armarse de profesionales en torno a una excusa creíble con el presupuesto adecuado. Un presupuesto siempre bastante inferior, pero bastante, al que siginifca apostar por los mismos estándares de calidad en citas tradicionales offline. A las crisis, asentamiento y consolidación de nuevas formas de comunicar con base online.

fuentes_informativas_COVID19

Coronavirus y fuentes informativas

Difícil es para cualquier persona abstraerse de la sobrecarga informativa que encontramos con motivo de la expansión mundial del virus COVID-19 o coronavirus de Wuhan, sobrenombre acuñado por el origen de la propagación en humanos. Tan difícil como saber seleccionar las fuentes adecuadas para disponer de un termómetro informativo adecuado que favorezca establecer opiniones con criterio, a partir del contraste de puntos de vista.

Sarcasmo y oportunismo en Twitter.

La cuenta creada por un oportunista que arrasa en Twitter.

Así, encontramos desde las oportunistas cuentas tuiteras vinculadas a las nomenclaturas del virus, que juegan entre el sarcasmo y la actualidad expansiva del COVID-19; hasta las de minuto y resultado que han introducido los medios generalistas de todo el planeta para dar cuenta de la evolución de los infectados; o las de las instituciones públicas, que se afanan por ofrecer rigor a través de mapeos, practicar el servicio público con datos actualizados periódicamente con el número de ciudadanos afectados, consejos sobre cómo prevenir la infección o no transmitirla, e información de interpretaciones legales, cancelaciones de eventos o decisiones políticas que afectan a núcleos poblacionales más o menos amplios.

Periodistas y coronavirus.

Experiencia de un periodista con coronavirus a través de Twitter.

También encontramos a especialistas, sanitarios, periodistas del ramo y políticos que hablan en primera persona sobre las predicciones que puede conllevar tal o cual ritmo de expansión, sobre cómo y cuándo cambiar del estadio de contención al de restricciones de movilidad o experiencias de infectados en primera persona. De estos últimos, perfiles con cierta capacidad de influencia por ser plumillas o personal de enfermería que, a modo de diario de bitácora y con la aportación de los responsables sanitarios que los auxilian, procuran erigirse en voceros de mensajes de tranquilidad y de contención en sí misma de la alarma social entre las comunidades online que los siguen.

Mapeo del virus COVID19 por instutciones públicas.

Comunicación institucional COVID19 Singapur.

Las asociaciones médicas, las cabeceras de periódicos especializados en Sanidad y otros expertos locales, regionales, nacionales o globales de la materia, completan el círculo del coronavirus en esta era de miedo contenido. Todos ellos fuentes fiables y para ser atendidas antes de caer en mensajes oportunistas que circulan por Whatsapp, fakenews que se propagan a la velocidad en que lo hace el pánico o bulos que en nombre de instituciones públicos u otras entidades se afanan por generar confusión anunciando la cancelación de actos multitudinarios o eventos.

Entidades médicas y el coronavirus.

Formas de comunicar el coronavirus en las redes sociales.

En todo caso, lo que está demostrando el contexto informativo actual pasa por una buena oportunidad para seleccionar fuentes informativas de todos los ámbitos a los que, además del sanitario, está afectando el COVID-19: el financiero, el deportivo, el social, el laboral… En cada uno de ellos, al igual que los ejemplos genéricos señalados para identificar los ejemplos de cómo circula la información en el presente contexto, podemos practicar una indagación de nombres fiables que den credibilidad a lo que nos llega de forma masiva sin filtrar por el ruido preexistente.

Newsletter coronavirus Washington Post

Newsletter coronavirus Washington Post

Así, es recomendable analizar las personas que siguen las fuentes iniciales localizadas, tales como periodistas del ramo o personal docente o sanitario, qué listas tienen creadas en redes sociales como Twitter, suscribirse a newsletters específicas como la que ha creado el Washington Post para sus lectores, practicar seguimientos específicos de los perfiles que hayamos probado trasladan información veraz, atender las alertas más rigurosas, dar credibilidad a los datos en función de quién los emite  y extraer conclusiones desde el contraste.

comunicacion_sostenible_empresas

Claves de una comunicación responsable y sostenible

¿Es posible practicar una comunicación responsable y sostenible? En contextos informativos como el que actualmente impera en las empresas, cuya aspiración a atender los ODS y a cuidar el planeta les “obliga” a trabajar para que sus productos y servicios sean respetuosos con el medio ambiente, la comunicación que proyectan ha de ser también, necesariamente, “limpia”. Al menos, ha de aspirar a serlo en los intangibles, con algunas herramientas clave como las que recogemos ahora en este post.

Responsabilidad en esencia. La esencia de la comunicación responsable ha de tener en cuenta los valores propios de la praxis medioambiental de las compañías. Esto es, si una empresa quiere proyectar a la sociedad la capacidad, sacrificio, esfuerzo y decisión de respetar las reglas del juego del planeta y de la legislación o certificaciones que así lo garantizan, la comunicación que practiquen ha de se responsable con ese trabajo que implica a toda una plantilla y acompañar, en suma, dicho esfuerzo para que la imagen, las versiones y los titulares que fluyan de la organización reflejen su apuesta real.

Contenedores y soportes. Si una empresa quiere comunicar valores sostenibles, éstos han de incorporarse a la trazabilidad de hechos que proyecte. Es decir, la estrategia de comunicación ha de saber incorporar las pautas que contemple cada departamento en ese afán, desde la comunicación interna a la externa, pasando por los soportes, contenedores y contenidos que fluyan de la compañía, tanto online como offline. Una política de marca asociada a dichos valores, y una hoja de estilo sostenible que puedan practicar los departamentos en su día a día, tanto comercial como ejecutivo, serán claves para que de lo dicho al hecho haya poco trecho.

Transversalidad y oportunidades informativas. Precisamente, de cada departamento, de cada lanzamiento, producto o servicio, la estrategia de comunicación responsable habrá de entrelazar las virtudes, defectos, oportunidades y propiedades, al objeto de pautar planes de comunicación transversales que optimicen al máximo los esfuerzos de difusión y de divulgación de los valores sostenibles e intangibles de la empresas. Porque si se busca la eficiencia en materia de comunicación, exprimiendo las posibilidades reales para alcanzar la eficacia, la praxis misma de ponerla en práctica restará recursos, tiempo, espacios y acción que refleje realmente una apuesta responsable por lo que se hace, se dice y se divulga de lo que se practica, se dedica y se comercializa.

dia_mundial_de_la_radio

La radio, antónimo de soledad

¿Dónde escuchamos la radio? ¿Cómo vemos la tele? ¿Quién lee periódicos en papel? ¿Cuántos se informan a través del dispositivo móvil? ¿Nos quedamos con la primera pregunta?

Nos quedamos con la primera pregunta por respeto. Porque el 13 de febrero es desde 2012 el Día Mundial de la Radio, como así lo declaró la Unesco. Pero también elegimos esa cuestión porque su respuesta es dinámica, sencilla y directa. La radio es el medio que históricamente mejor se ha sabido adaptar a los cambios sociales, a las modas, al consumo, al uso y abuso de plataformas diferentes a las tradicionales, a la vida y a sus aristas tecnológicas.

La radio se escucha en el coche (todavía), la radio se lleva encima (en un app, en el móvil o en un transistor –¿aún?-); la radio llega al supermercado, a la peluquería, al estadio, al barco, al tren, a la ducha (¿también?); la radio es tan inmediata como un tuit (¿o no?); la radio es una voz misteriosa a la que no hemos desenmascarado aún (¿o sí?); la radio se ve también en Youtube o en la versión web de cada estación; la radio salta a la tele (en los telediarios) o se retroalimenta con su fonoteca para sonrojar a más de uno que olvidó lo que dijo… La radio, sí, la radio es así.

La radio es el medio tradicional que mejor ha sabido leer la vida y que acompaña tanto como las redes sociales en esa nueva forma de consumir información en modo múltiplex o, lo que es lo mismo, ver mientras sientes lo que otros opinan sobre lo que estás viendo; escuchar una tertulia como lees una colección de tuits mientras se celebra la gala de los Goya o el festival de Eurovisión; mientras recuentas votos y lees encuestas; la radio es el tintineo informativo y entretenido que mantiene la llama al otro lado las 24 horas del día. La radio es el antónimo de soledad.

La radio es para siempre.

Feliz #DíaMundialdelaRadio

redes_sociales_sociedad_costumbres

Lo que el tiempo dejó en las redes sociales

Pasan los años y los usuarios de las redes sociales envejecen al mismo ritmo que los jóvenes implementan los nuevos lenguajes en su cotidianeidad. Los primeros han dejado de ser tan intensos y románticos en sus incursiones por el social media; los segundos han elegido los gif, los memes, las historias efímeras y los emojis para conectar con comunidades cada vez más complejas.

Complejas por la hiperespecialización, por un lado, del espectro temático que se abre ante los ojos de los nuevos lenguajes. Y, por otro, la sencillez generalista que todo lo impregna en grandes contenedores que aglutinan toda esa hiperespecialización. Esto es, canales abiertos a una gran masa de comunidades que marcan la capacidad de influencia de marcas, empresas y hábitos.

Hábitos cada vez aparentemente más saludables pero, a la vez, más engañosos. Porque del 100 por 100 de aceite de oliva virgen extra que lleva una bolsa de patatas fritas con un 99% de aceite vegetal y cuyo 1% restante sí se ha hecho con ese aceite de oliva virgen extra 100% aceite de oliva virgen extra; al sin azúcares añadidos a los ya de por sí continentes en la magdalena sin gluten y sin procesar con harina que no es 100% integral porque el 50% de la harina restante que no es 100% integral ha sido procesada… nos dejamos liar o llevar ante una realidad ruidosa pero poco especializada en realidad.

O sí, quizás más especializada de lo que pensamos. Porque si usamos a la vieja usanza la información que circula por las redes sociales, por las más generalistas como por las menos, podemos seguir conectando con perfiles interesantes. De los de antaño y de los de ahora. Desde el médico que puede trazar una prospectiva de hacia dónde discurrirá la evolución del coronavirus y su posible antídoto con base científica al gamer que podrá vaticinar quién será la nueva estrella de la temporada siguiente de la liga de esports de turno.

Del auge de los youtubers a su veteranía diez años después, del auge de los snaps a su confluencia con el idioma de TikTok, de la información tuiteada a la conversión tuiteable de las imágenes y del silencio de las fuentes más cualificadas, de lo de antes a lo de ahora, de las formas de consumir información a las formas de seguir consumiéndola, pero de otra forma.

De lo viejo desde lo nuevo. De las redes sociales y de su constante evolución. De la necesidad de seguir analizando los hábitos sociales para comprender mejor nuestro comportamiento en las plataformas en que proyectamos estilos, formas de ser, lo políticamente correcto, las mentiras de un producto, las verdades de una marca y hasta la manera en que nos gustaría vivir por como pensamos que nos perciben a quien se lo contamos.

Filosofía del social media en reflexiones abiertas a la aportación desde el prisma o formato que cada cual desee, veteranos o noveles.

tiktok_turismo_marcas

La irrupción de TikTok en la promoción turística

Si Instagram lleva años como una de las principales redes sociales que emplean los prescriptores con capacidad de influencia en el sector para promocionar destinos turísticos, este 2020 puede ser el pistoletazo de salida para que TikTok se posicione como su nueva herramienta de referencia.

En el marco de una de las ferias turísticas internacionales más importantes del calendario, Fitur, aprovechamos para revisar las formas en que esta plataforma puede ayudar a destinos a fidelizar a un público mediante reclamos ingeniosos de las ofertas que proyectan.

De hecho, en 2019 ya asistimos a los primeros intentos de emplear la red social de moda para conectar con audiencias más receptivas al lenguaje que utiliza. Un lenguaje visual, dinámico, proyector de talento, adaptado al código que practican los más jóvenes pero que los adultos con responsabilidad en el sector y los especialistas en marketing digital ya se afanan en utilizar. Así, la campaña #Tiktoktravel recurrió el pasado verano a esta red social para que sus usuarios alimentaran el concepto de la diversidad del planeta a partir de las experiencias viajeras de sus usuarios.

Con todo, son cada vez más los tiktokers que etiquetan sus historias, representaciones o bailes con el hashtag #travel, el más utilizado para localizar experiencias más o menos influyentes en la red social que ha puesto patas arriba el sector turístico. Porque si Instagram ha mantenido la hegemonía de la promoción en redes durante prácticamente toda la pasada década, desde su creación en 2010 hasta la fecha, TikTok parece que se está convirtiendo en su fiel heredera.

Instagram, gracias a haber copiado y pegado las Stories de Snapchat y de haber conseguido conectar de partida con numerosos aficionados a la fotografía móvil, entre ellos viajeros consolidados aglutinados en plataformas de promoción turística como Travel Inspirers, supo trabajar el concepto de comunidad especializada entre sus usuarios.

En el capítulo turístico, éstos reforzaron su capacidad de influencia en las comunidades igers, que de forma global y a partir del lanzamiento de instagrammers por parte de Phil González o de otras marcas en su momento como Turisbrand, consiguieron ser rentables para grandes cadenas hoteleras, patronatos de turismo locales o para marcas relacionadas directa o indirectamente con el sector.

Desde el otro lado, el oficial, parece que las marcas turísticas aún no han desembarcado en la red social de forma decidida, como sí han hecho ya otras entidades como los principales clubes de fútbol, partidos políticos o medios de comunicación del ámbito anglosajón.

Como siempre sucede, quien decida aterrizar con recursos, ingenio, creatividad y con ayuda de perfiles que controlen el canal pegará primero y lo hará con garantías. Incluso con capacidad para convertir en noticiable en sí misma la apuesta que realicen.

El futuro de la promoción turística pasa, indefectiblemente, por TikTok.

sansomin

11 años de Soma Comunicación. Carta abierta a Marga Ferrer y Óscar Delgado

Al día siguiente de que Rafael Nadal conquistara en Londres su primer Wimbledon y la actual presidenta del Gobierno de Navarra, la periodista Uxue Barkos encendiera el chupinazo de las fiestas de San Fermín 2008, en una pequeña oficina del Vivero de Empresas de Torrent dos trabajadores infatigables iniciaban la aventura empresarial de Soma Comunicación, una agencia de servicios periodísticos y de comunicación.

La fotoperiodista Marga Ferrer y el periodista Óscar Delgado lidiaron a raquetazos las vicisitudes de embarcase en un nuevo proyecto en medio de una crisis económica que devoraba a mordiscos al país y que sumía a los medios de comunicación en una decrepitud acrecentada por los cambios de formato obligado para acceder a la información.

Lo hicieron sin ruido, sin petardos, y eso que eligieron como sede la cuna de la pirotecnia, y echaron a correr como lo hacen los mozos cuando enfilan a la derecha la calle Estafeta tras dejar atrás Mercaderes.

Le pusieron alma, corazón, esfuerzo, pasión y trabajo. Por dosis iguales pero todas de alto gramaje, de muchos quilates. Pronto empezaron a difundir noticias, notas de prensa, comunicados y fotografías poniendo en valor a quienes confiaron en Soma Comunicación, en ellos.

Fueron pioneros en muchas facetas. Explotaron al máximo las nuevas herramientas a su alcance gracias a los consejos que absorbieron de cuantos les ofrecieron apoyo, no muchos, y de su labor autodidacta, ingente.

Fueron cocinando la reputación de Soma Comunicación a fuego lento. Seguramente a un ritmo inferior al que pedían sus bolsillos pero primaron siempre la calidad, la responsabilidad y el buen hacer a cualquier otro factor, incluido el económico.

Cometieron errores, ¿quién no? Pero acertaron hasta cuando se equivocaron. Fueron fieles a un estilo y a una hoja de ruta. Tuvieron un sueño y lo hicieron realidad. Bajo ese paraguas se cobijaron 360 Grados Press, un semanario digital, y más tarde 360 Grados Libros, una editorial especializada en libros escritos por periodistas.

Crearon empleo y valor. Formaron a compañeros y retrataron con mimo cuantos trabajos les confiaron. El abanico fue creciendo y aliviaron todas las asfixias con el mismo arte que un torero lanza una verónica.

Cambiaron de sede en varias ocasiones, las justas, cuando las necesidades de la empresa así lo exigieron. Se embarcaron en proyectos internacionales, viajaron al extranjero y pese al crecimiento siguieron manteniendo los pies en el suelo y celebrando año a año aquel 7 de julio.

Bautizaron el aniversario como San Somín. Hoy llevan once. Ya no los pueden contar con los dedos de las manos, las mismas que siguen tecleando y sacando fotos con artesanía y profesionalidad.

Por Javier Montes

Servicios integrales de comunicación

El concepto 360 grados en la comunicación

Se habla mucho del servicio de comunicación 360 grados cuando nos referimos a un concepto que pretende abarcar el espectro más amplio de vinculación entre el emisor, el receptor y el canal. Pero conseguirlo requiere de mucho tiempo, dedicación, escucha activa, toma de decisiones, empatía, aptitud, actitud, improvisación, preparación, don de gentes, proyección y profesionalidad.

Emprender un proyecto de comunicación 360 implica ser excelente en todas las facetas que se han de presuponer a quien oferta ese servicio de comunicación. Además de los intangibles referidos, éstas han de venir reforzadas por la capacitación técnica y el talento en las siguientes áreas:

Conocimiento: del sector, del medio, del contexto informativo, de la realidad comercial, del ámbito de actuación, del saber quién va a hacer qué, de los productos y servicios, de las personas, de los defectos y de las virtudes, de las oportunidades, de las amenazas, de las fortalezas y de las debilidades.

Planificación estratégica: a corto, medio o largo plazo. Con una introducción (diagnóstico), nudo (análisis del punto de partida, herramientas para la comunicación 360 grados, tanto internas como externas, y cronograma de acciones por canales, personas, fechas y objetivos) y desenlace (autocrítica, toma de decisiones, continuación o pausa).

Ejecución: online, offline, con funciones delimitadas por los objetivos contemplados tras el trabajo de los pasos anteriores. Este capítulo incluye las acciones de desarrollo, maquetación y diseño de los conceptos creativos solapados a la línea estratégica de comunicación global. También los contenidos que acompañarán la tarea, tanto en medios propios, como en medios externos. Y los trabajos técnicos para posicionar, hablar, relacionarse, conectar y comunicar por tierra, mar y aire las fortalezas del plan de trabajo.

Relaciones públicas: transmitir el conocimiento, la esencia de la definición del nudo a las personas que están predispuestas a recibirlo de buen grado. Para conseguirlo, en vez de quedarnos sentados cómodamente en la silla a esperar, habremos de tener un conocimiento real de quiénes son los que componen nuestra audiencia, esto es, quiénes son los perfiles más predispuestos a atender el conocimiento, los productos y servicios como clientes o potenciales prescriptores de los mismos.

Y practicaremos las relaciones públicas dentro del concepto 360 de comunicación a través de la presencia en eventos, del networking trabajado con el criterio apriorístico de quien conoce con quién ha de entablar o reforzar contactos, a través de las redes sociales y con la atención de calidad a nuestra agenda, tanto telefónica como virtual.

Diseño y desarrollo: online, offline. Ambos capítulos significan abrazar un arco fundamental del círculo 360 de calidad que perseguimos. La comunicación de esta parte del milenio no se entiende sin ambos polos, pero acompasándolos con la misma intensidad, sentido, esfuerzo y virtudes descritas para el resto de capítulos. Y si no se es bueno en este ámbito, optar por contar dentro del ejercicio mismo de las relaciones públicas con profesionales que estén a la altura de la calidad perseguida.

Porque brindar un servicio 360 de comunicación no ha de significar necesariamente abarcar todos los polos si no puedes garantizar hacerlo con la misma calidad que el resto de capítulos de la circunferencia de servicios. Esta apreciación es válida para cualquiera de los otros polos contemplados, si no se puede garantizar hacerlo bien, mejor hacer equipo en cualquiera de ellos con profesionales de nuestra cuerda que consigan alcanzar la excelencia.

Evaluación y medición para la toma de decisiones. La guinda del pastel, el último giro del compás, pasa por saber evaluar y medir con una periodicidad estipulada el sentido y la desembocadura del servicio 360. De aquí surgirán las buenas o malas tomas de decisiones y el éxito o el fracaso de haber sido buenos o malos.

Dotarse de las herramientas adecuadas y saber leer los aspectos cualitativos y cuantitativos desprendidas de las mismas, serán piezas claves para ser profesionales y poder incluir en la web de nuestra agencia de comunicación la vitola del servicio 360.

[/fusion_text][/fusion_builder_column][/fusion_builder_row][/fusion_builder_container]