instatrip

El kaki se pone guapo para las fotos de los instagramers

Este sábado toca que los kakis de L’Alcúdia estén bien relucientes y muestren su potente color naranja en todo su esplendor con la visita que la comunidad de instagramers de Valencia va a realizar a sus campos para fotografiarlos en todos los ángulos posibles y desplegando la creatividad que sus teléfonos móviles les permiten antes de compartirlas en sus redes sociales, principalmente Instagram.

Este instatrip ha sido organizado por el Consejo Regulador de la Denominación de Origen Protegida (DOP) kaki Ribera del Xúquer, en colaboración con los propios igers valencianos, con el objetivo de dar a conocer el cultivo, las propiedades y las posibilidades culinarias del kaki Persimon.

Todo aquel que lo desee puede sumarse a esta amena visita del día 12 de noviembre, que arranca a las 11 horas desde la Cooperativa Canso de L’Alcúdia. En este punto, los ‘turistas de la huerta’ acudirán a un campo de kakis para conocer in situ el cultivo y la recogida de esta fruta de otoño. Posteriormente podrán disfrutar de una degustación antes de que tenga lugar, sobre las 11:30 horas, un encuentro con una agricultora de la zona, la nutricionista Andrea Ferrandis y el equipo del blog gastronómico The Spanish Food, además de Andrés Carrión, coorganizador de IgersValencia.

A las 12:30 horas los visitantes tendrán la oportunidad de conocer de primera mano cómo se trabaja en la cooperativa, cómo funciona la cadena de trabajo para el etiquetado de los kakis Persimon, así como las cámaras en las que se les elimina la astringencia. Y a las 13.30 horas, ¡de vuelta a casa repletos de conocimientos y de regusto a esta fruta del otoño!

Una iniciativa cercana para apoyar el producto local valenciano

Esta actividad se enmarca dentro de la campaña de promoción ‘Vivan los originales’, que impulsa la DOP Ribera del Xúquer, donde este año estiman alcanzar una producción superior a las 160.000 toneladas de kaki Persimon.

Una información y una difusión de producto que va a llegar de manera fresca a los seguidores de la comunidad valenciana de instagramers, que nació a partir de la red social Instagram, promovida por el madrileño Philippe González a nivel nacional y por Clara Montesinos, José Luis Lluesma y Andrés Carrión en la ciudad del Turia.

Periódicamente organizan viajes, los llamados instatrip, para compartir fotografías y experiencias alejadas del día a día. En L’Alcúdia darán rienda suelta a su imaginación fotográfica en Instagram con los hashtag #marcasquemarcan y #llámamePersimon.

Programa del InstaTrip a L’Alcúdia (sábado 12 de noviembre) Kaki Persimon

10:15 horas – salida en autobús desde la Pérgola, en la Alameda de Valencia

11:00 horas – visita a un campo de kakis de L’Alcúdia y degustación

11:30 horas – encuentro con una agricultora de L’Alcúdia, la nutricionista Andrea Ferrandis, el equipo de The Spanish Food y Andrés Carrión, coorganizador de IgersValencia

12:30 horas – visita a la cooperativa Canso de L’Alcúdia

13:30 horas – regreso en autobús a Valencia

Oscar Torrijos. Arroz negro Salvaje Basmati y salmonetes. Foto: Marga Ferrer, Soma Comunicación

Fotografía editorial para ‘El arroz, un plato universal’

Acaba de lanzarse ‘El arroz, un plato universal‘ (La Rosella, 2016), un libro que recorre la polivalencia gastronómica del arroz en 100 recetas a partir de la experiencia del maestro cocinero Óscar Torrijos y con fotografía editorial de Marga Ferrer, socia de Soma Comunicación. La obra recoge la experiencia de un chef que marcó un antes y un después en los fogones, especialmente en la forma de cocinar un ingrediente tan mediterráneo como el arroz.

Según indica la autora de las fotografías, “trabajar con Óscar Torrijos ha sido una experiencia enriquecedora. Sus platos son tan sencillos como elaborados y esconden toda la campechanía que atesora”. La presentación, que acogió el Centre Cultural La Nau de la Universitat de València el pasado miércoles 2 de noviembre, llega después de un proceso creativo, tanto desde el punto de vista culinario, como textual y fotográfico, que comenzó a principios de este 2016. Editorial La Rosella aglutinó las tres vertientes en una obra fresca, cargada de sabor mediteráneo y con una edición muy cuidada.

Desde el punto de vista técnico, las fotografías editoriales, realizadas en sesiones que se prolongaron durante un mes y a las que acudieron algunas veces amigos del chef, “se hicieron en casa de Torrijos, lo cual hizo que fuera un trabajo, además de técnico y profesional, sobre todo, entrañable”, señala Ferrer. “Se decidió hacer las fotografías con luz natural, dado que Óscar Torrijos dispone de un patio grande y luminoso, con la ayuda de reflectores”. El atrezo estuvo compuesto por mantelería del propio cocinero y vajilla de autor.

El trabajo fotográfico “a veces fue duro por la cantidad de platos -Óscar es un chef exigente en la producción- y porque coincidió con alguna semana de tormentas y de vendaval, lo que complicó, y mucho, las sesiones”. Después de las intensas sesiones de trabajo “lo celebrábamos degustando los platos en su cocina. Todo un honor regado con los buenos vinos y cavas que Torrijos guarda en su bodega”, concluye la fotógrafa.

Photos by @Marga_Ferrer

 

fotografia-de-marga-ferrer

Una fotografía de Marga Ferrer, ganadora del I Concurso Fotográfico RRHH Digital

Una fotografía tiene la capacidad de sorprender, de emocionar, de informar o de reflejar una realidad. Y esta semana ha sido premiada una de las que recientemente captó para la empresa del sector hortofrutícola Naranjas Torres la cámara intrépida de nuestra querida fotógrafa Marga Ferrer (@Marga_Ferrer), que justamente buscaba con esta imagen eso, contar una historia.

La de Dolores Montoya, trabajadora de almacén, que conoció a su marido, Enrique Daniel, en la fábrica de Torres y con quien fruto de su amor mutuo tuvo a Rosa Mari, que actualmente es controladora en la fábrica. Madre e hija ríen cómplices en la imagen mientras trabajan y demuestran con ello que una buena relación familiar y laboral es posible en un entorno propicio como el que tratan de lograr en esta empresa.

El concurso

RRHH Digital, el primer periódico online de recursos humanos, ha convocado este año el I Concurso Fotográfico RRHH Digital, que pretende reconocer la originalidad y la creatividad de una imagen sobre el mundo laboral en cualquier ámbito empresarial. Y la de Ferrer ha sido la escogida, una fotografía que buscaba resaltar el lado humano de una entidad como Torres. Un equipo de trabajadores que lucha con su esfuerzo, su dedicación y su cariño para que todas las tareas salgan adelante de manera óptima.

El jueves 12 de mayo en Madrid tuvo lugar la entrega de premios en la que Miriam Torres, responsable de Recursos Humanos de la empresa, ha recogido una placa conmemorativa en un almuerzo en el que ha recibido el aplauso de los asistentes, compuesto por el jurado, parte de la familia Torres y representantes de las otras ocho entidades finalistas.

Desde Soma Comunicación solo nos resta dar la enhorabuena al equipo humano de Torres, pero con especial atención a nuestra compañera, a Marga Ferrer, que consigue que cada día nos reafirmemos en la importancia de la inclusión de la fotografía en los servicios periodísticos de una agencia de comunicación y, más importante todavía, que nos sintamos más orgullosos de su implicado trabajo tras el objetivo.

El equipo de contenidos online de la agencia también obtuvo para Naranjas Torres en 2014 la Estrella de Internet a la mejor cuenta de Twitter del sector agroalimentario.

Marga Ferrer-Toros

El fotoperiodismo en los tiempos del cambio

Marga Ferrer comenzó su trayectoria como fotoperiodista en 1999. Desde entonces, se ha dedicado a todos los ámbitos del oficio, desde el fotoperiodismo social hasta el político, pasando por la fotografía gastronómica. “Me he sentido muy a gusto como fotoperiodista. Tengo defectos, muchos. Es muy complicado para mí estar siempre al día en todo, pero también tenemos eso del instinto, nos explica. Tras miles de imágenes capturadas para diversos medios y plataformas, reflexiona con nosotros sobre el impacto de una fotografía, la relación entre periodismo y fotoperiodismo y el contexto de cambio en el sector comunicativo, desde su condición de socia fundadora de la agencia de comunicación en Valencia, Soma Comunicación.

¿Cómo llegó  al mundo del fotoperiodismo?

Fue un poco casual. Yo estudié fotografía pero como hobby, no pensé dedicarme al fotoperiodismo. Gané un concurso y estaba en medio por esa época. Dos compañeros  fotógrafos tuvieron que coger una baja y acudieron a mí. Dejé mi trabajo de administrativa para hacer esa cobertura de un mes y al final, como me adapté bien, siguieron contando conmigo.

¿Cómo enriquece la fotografía al periodismo?

No me gustaría ser injusta porque para mí la información escrita es vital pero vivimos en una época muy visual, muy de impacto. Creo sinceramente que si una noticia no tiene una buena foto no se lee.

El periodismo ha cambiado mucho en los últimos años, ¿también el fotoperiodismo?

Si hablamos de estos últimos años te diría que igual no tanto, sí que van cambiando los estilos, funciona por modas igual que todo. Pero sí que es cierto que si nos remontamos mucho más atrás, hubo un salto del analógico a digital y también con las redes sociales en el que todo pasó a funcionar mucho más rápido. Podríamos decir que, no sé si es una evolución o una involución, pero sí que ha habido un gran cambio que tiene sus ventajas y sus desventajas.

¿Y cómo es este cambio?

Para empezar,  te obliga más a la foto impacto, a compartirla enseguida. Estamos hablando de que ya no solo fotografías, editas y tienes un tiempo máximo porque se publica al día siguiente en un papel;  sino que la fotografía que estás haciendo la has pasado al móvil y, desde el móvil, ya la estás compartiendo. El fotoperiodista, ahora mismo,  no solo tiene la obligación de hacer una foto sino además de tener toda una serie de infraestructuras para compartirla y ser capaz de poner un buen pie de foto.

¿Cree que va a seguir cambiando?

Seguro, no quiero ser  catastrofista pero creo que la fotografía se va a quedar tan solo como el reclamo de la noticia. Vamos hacia el multimedia, hacia el vídeo. La fotografía va a ser un producto artístico para el museo.

¿Qué impacto ha tenido el poder hacer fotografías de bastante calidad fácilmente desde el  móvil?

Yo no soy anti foto de móvil, a mí me gusta.  Creo que una persona que tiene buen gusto para hacer una fotografía, editarla y compartirla no es menos válida que una persona que ha estudiado fotografía, lo que pasa es que ese tipo de fotografía vale para unas cosas y no para todo. Tú no puedes cubrir un partido de fútbol con un móvil. No puedes hacer la cobertura de un mitin político. Puedes hacer fotografía de calle. Hay gente con muy buen criterio y muy buen gusto que no ha estudiado nunca fotografía y no hay que quitarles valor, lo que pasa es que para mí el fotoperiodismo es otra cosa. Puede que haya un momento en que ambos se solapen, pero un fotoperiodista es versátil y vale para todo.

¿A qué retos se enfrentará el fotoperiodismo?

Hay que ser muy profesional y las personas que nos tienen que contratar deben valorar más nuestro trabajo, ese es el reto, el valor de nuestro trabajo. Hay una falta de valor total y absoluta, cada vez hay más gente que no entiende de fotografía y que tiene poder sobre nosotros.

¿A qué se debe esto?

Como tendemos un poco al minimalismo en las contrataciones,  se han ido eliminando figuras que eran imprescindibles y hacían de puente. Por ejemplo, la figura del editor, que para el fotógrafo es fundamental.  Yo hago la fotografía y tengo que meterla en un sistema, pero después alguien se encarga de darle forma a esa foto y a meterla en una maqueta. Si esa persona no tiene conocimientos fotográficos puede tener un criterio más o menos bueno, pero puede también no tenerlo. Se va perdiendo la calidad. Tenemos la suerte de que más allá de donde publiquemos, también tenemos nuestros propias redes y podemos reivindicar nuestro arte. Tenemos que seguir reivindicando que nuestro trabajo profesional sea valorado y respetado.

¿Hay una paradoja entre que cada vez seamos más visuales y que se valore menos la verdadera calidad de la imagen y la profesión?

Sí, el oficio del fotoperiodista creo que ha ido a menos, cada vez es más complicado vivir de ello. No es que sea en todo tipo de fotografía, pero sí en la periodística. Cada vez somos menos, cada vez se tiende más a la colaboración. No llegas a vivir de esto o malvives.

¿ Y cómo ve el futuro?

Los fotoperiodistas  van a existir siempre, pero creo que cada vez viviremos menos gente del fotoperiodismo.

Una entrevista de Clara Elena Martínez (@clarenamartinez) Foto: Biel Aliño
_MG_2733

Periodismo y fotoperiodismo. Las voces de la experiencia

Convocatoria Mesa Redonda Lorena Ros y Rosa María CalafLa periodista Rosa María Calaf y la fotoperiodista Lorena Ros, conocidas por su dilatada trayectoria y reconocidas con numerosos premios por la misma, participan el lunes 20 de abril en la mesa redonda ‘Mujeres, fotoperiodismo y comunicación’ que el colectivo Dones Objectives organiza a partir de las 18:30 horas en el Aula Magna del Centre Cultural La Nau de Valencia.

La cita, enmarcada como actividad paralela a la exposición fotográfica ‘Diverses: històries de dones’ que acoge el Claustro de dicha entidad desde el pasado 10 de marzo hasta el 26 abril, pretende reflexionar sobre cuestiones abiertas en el sector, como son el papel de las mujeres en los propios medios de comunicación, el enfoque de género en las noticias que estos publican o cuán diferente sería la información si periodistas y fotoperiodistas tuviesen más presencia en puestos de dirección.

Las protagonistas al detalle

Rosa María Calaf fue la decana de las corresponsalías de RTVE. De hecho, en el ente público estuvo al frente de las delegaciones de Nueva York, de Moscú – tanto en la época de la URSS como con Rusia –, Buenos Aires, Roma, Viena, Hong Kong o Pekín, entre otras. Además, desde enero de 2009, también comparte su experiencia en distintas colaboraciones audiovisuales y a través de ponencias como la que ahora le trae a Valencia de la mano del colectivo Dones Objectives.

Por su parte, Lorena Ros comenzó a ejercer como reportera gráfica en 2001. Desde entonces, ha publicado en cabeceras internacionales de reconocido prestigio como Newsweek o The Sunday Times Magazine; ha trabajado para distintas ONG, como Médicos del Mundo o Human Rights Watch; y ha recibido numerosos premios, como el World Press Photo (2001, 2004 y 2008). Actualmente, está centrada en un proyecto relacionado con Bollywood, el cual le obliga a vivir a caballo entre Barcelona y Bombay. Sus fotografías de la inmigración en España o de las víctimas de la trata en Nigeria y sus retratos de supervivientes al abuso sexual infantil han dado la vuelta al mundo, convirtiéndola en una de las fotoperiodistas de referencia.

‘Diverses: històries de dones’

Las fotoperiodistas valencianas, reunidas por segunda vez bajo el sello de Dones Objectives, exponen hasta el próximo 26 de abril en el Claustro de la Universitat de València La Nau la muestra ‘Diverses: històries de dones’, un recorrido por las vidas de 11 de mujeres en paralelo a lo cotidiano. Para ello, han realizado cámara en mano un seguimiento personalizado, acompañándolas a los escenarios de sus rutinas no estereotipadas e inmortalizando sus causas y reivindicaciones. Como resultado, el espectador puede disfrutar de 77 instantáneas que ahora se presentan en Valencia y que se expondrán en salas de toda España.

11 historias fotográficas de mujeres que viven en paralelo a lo cotidiano

Objectives1Las fotoperiodistas valencianas, reunidas por segunda vez bajo el sello de Objectives. Dones fotoperiodistes, inauguran el próximo 10 de marzo en el Centro Cultural La Nau de la Universitat de València (La Nau), la muestra ‘Diverses: historias de superación’, un recorrido por  las vidas de 11 de mujeres que viven en paralelo a lo cotidiano.

Durante un año, las 11 fotógrafas de este colectivo de fotoperiodistas han realizado un seguimiento personalizado a las 11 mujeres protagonistas de la exposición. Para ello, han convivido con ellas, las han acompañado a los escenarios de sus rutinas no estereotipadas y han inmortalizado sus causas, vidas o reivindicaciones. Como resultado, que pone fin al recorrido de 365 días de seguimiento emprendido por las profesionales, el espectador encuentra las 66 instantáneas que ahora presentan en Valencia y que se expondrán en salas toda España.

Mónica Torres (El País), Emma Ferrer (agencias), Eva Máñez (Valencia Plaza, FAV y agencias), Consuelo Chambó (freelance), Provi Morillas (Levante-EMV), Almudena Torres (agencias), Eva Ripoll (Palau de la Música de Valencia y freelance), Amparo Simó (Diario Marca y freelance), Irene Marsilla (Las Provincias), Raquel Abulaila (Diputación de Valencia) y Marga Ferrer (editoriales y 360gradospress.com) son las 11 fotoperiodistas.

Las fotografías plasman la vida de Aïssatou, senegalesa que busca un lugar en nuestra sociedad sin perder sus señas de identidad; de Esther, solista de la Orquesta de Valencia o una nota de color en un mundo en blanco y negro; de Maleni, gitana que va a la universidad y que rompe los prejuicios de la sociedad hacia los gitanos; de Begoña, una camionera, una mujer con profesión de hombre; de Paca, con seis hijos, diez nietos y un marido que le acompaña desde hace cincuenta años; de Fide, una persona que lucha de manera constante por encontrar respuestas a su enfermedad rara; de Elvira, una mujer con osteogénesis imperfecta (huesos de cristal); de Maider, una futbolista e institución en el mundo del fútbol femenino; de Rosa, agricultora, madre emprendedora y luchadora; de Elena, una odontóloga cooperante, comprometida y solidaria con quien más lo necesita; de Paula, activista de clase media, trabajadora y madre soltera que lucha contra el desahucio.

@somacomunicacio

 

Del funeral de Mandela al circuito de Yas Marina

[fusion_builder_container hundred_percent=”yes” overflow=”visible”][fusion_builder_row][fusion_builder_column type=”1_1″ background_position=”left top” background_color=”” border_size=”” border_color=”” border_style=”solid” spacing=”yes” background_image=”” background_repeat=”no-repeat” padding=”” margin_top=”0px” margin_bottom=”0px” class=”” id=”” animation_type=”” animation_speed=”0.3″ animation_direction=”left” hide_on_mobile=”no” center_content=”no” min_height=”none”]

Getty Images

Getty Images

Fue en diciembre del año pasado durante el funeral de Nelson Mandela. El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, toma un selfie (una autofoto) junto a la jefa de Gobierno de Dinamarca, Helle Thorning, y su homólogo británico, David Cameron. El selfie da la vuelta al mundo y es portada de periódicos como el Washington Post, The Times, The Daily Telegrah o el Daily Mirror. Los rostros de felicidad de los tres políticos contrastan con la expresión seria de la primera dama estadounidense, Michelle Obama. Internautas de todo el planeta de hacen eco de la fotografía y cuestionan la idoneidad del momento.

A partir de ese día el fenómeno selfie se consolida como moda. Justo un mes antes del polémico autorretrato, el diccionario Oxford la había considerado la palabra del año. Es cierto que el término llevaba más de una década deambulando por las redes sociales (un australiano lo escribió por primera vez en su blog en el año 2002) pero entre 2012 y el presente ejercicio la palabra en ciernes ha sido utilizada un 17.000 por ciento más. Nadie se libra del selfie; ni el Papa que no dudó en posar con un grupo de adolescentes el pasado verano.

Del selfie al speedselfie

Ahora que la cultura selfie está instalada en la sociedad algunas marcas van un poco más lejos. Es el caso del Banco Santander que acaba de poner en marcha un concurso en Instagram que llevará al ganador al circuito de Yas Marina para asistir al GP de Abu Dhabi del próximo 23 de noviembre. Para conseguir el premio basta con compartir una foto en Instagram con cara de velocidad y emplear el hashtag #speedselfie ¡La carrera del selfie sigue en marcha![/fusion_builder_column][/fusion_builder_row][/fusion_builder_container]

El mapa del silencio

[fusion_builder_container hundred_percent=”yes” overflow=”visible”][fusion_builder_row][fusion_builder_column type=”1_1″ background_position=”left top” background_color=”” border_size=”” border_color=”” border_style=”solid” spacing=”yes” background_image=”” background_repeat=”no-repeat” padding=”” margin_top=”0px” margin_bottom=”0px” class=”” id=”” animation_type=”” animation_speed=”0.3″ animation_direction=”left” hide_on_mobile=”no” center_content=”no” min_height=”none”]

FARO CAP BARBARIA margaferrer

Faro Cap de Barbaria (Formentera) @marga_ferrer

Las vacaciones están a la vuelta de la esquina y a estas alturas del año más de uno está soñando despierto con ese sitio donde se irá de viaje en las próximas semanas. El estrés, los problemas cotidianos, la contaminación, los atascos y el ruido, especialmente este último, son algunos de los principales enemigos del pensamiento y unos de los principales obstáculos para concentrarse y tener ideas.

Con el objetivo de que los internautas puedan encontrar o compartir los mejores ‘sitios mute’ del mundo, Fundación Telefónica ha creado dentro del denominado Proyecto Mute un mapa virtual donde se puede señalar o hallar rincones de todo el planeta donde reina el silencio y poder así concentrarse en pensar cómo cambiar las cosas para alcanzar el progreso. Sin necesidad de registrarse, la aplicación persigue que quienes accedan a ella cuenten cuál es el ‘sitio mute’ donde el silencio te ayuda a tener ideas bajo la etiqueta #hazmute.

Los sitios más votados

El mapa virtual lleva colgado en Internet desde el pasado 6 de mayo y de momento la mayoría de los rincones seleccionados por los internautas se sitúan en los alrededores de Madrid, seguido de las Illes Balears y la provincia de Cádiz. A nivel internacional, también han señalado lugares en Argentina, Chile, Colombia, México y Malasia.

Noticia relacionada: Proyecto Mute promueve la creatividad en espacios de silencio[/fusion_builder_column][/fusion_builder_row][/fusion_builder_container]

Acerca de las potencialidades de Instagram para el sector turístico

mowoCada vez más las empresas son más conscientes de la importancia del uso de las redes sociales para dinamizar y posicionar su negocio. Sus cuentas en Twitter, Facebook o Google Plus encabezan la estrategia de acción en el ámbito online. Pero hay otras redes sociales, como por ejemplo Instagram, que también ofrecen ventajas para aquellas firmas que sepan emplearlas correctamente. Eso pretende dar a conocer la ‘I Jornada de Instagram para profesionales del sector turístico’, que se desarrollará en el marco de MOWO (MOBILE WORLD) 2013 –Torrevieja (Alicante), del 13 al 15 de septiembre–.

La finalidad de esta jornada de Instagram enfocada al turismo es acercar las redes sociales de fotografía móvil a los profesionales del sector turístico para que puedan utilizarlas en beneficio de sus negocios.

Esta jornada es una de las variadas propuestas que acogerá el MOWO 2013, un encuentro internacional de la comunidad de fotografía móvil, abierto a todo tipo de perfiles, profesionales y también a aficionados. Conferencias, música en directo, photowalk y actividades para los más pequeños. Una de las acciones pioneras del MOWO es que durante su celebración cinco influencers en Instagram recorrerán toda la Costa Blanca con sus teléfonos móviles con la intención de ofrecer su particular visión del interior y de la costa de la provincia de Alicante.

Exposición fotográfica

Otra de las iniciativas del Congreso es la “MOWOexhibition”, una gran exposición fotográfica  en la que cualquier aficionado a la fotografía móvil tendrá la oportunidad de formar parte a través de un concurso. Los únicos requisitos serán que las fotos presentadas sean nuevas, que estén realizadas con dispositivos móviles y editadas con aplicaciones específicas para este tipo de terminales. Las imágenes se deben subir a Twitter o Instagram, donde hay que seguir el perfil de MOWO y donde se usan tres etiquetas: #mowocostablanca, #mowo2013 y #torrevieja2013. El plazo para participar en este concurso termina el 25 de agosto.

Este congreso global está organizado por el iger Gabriel Samper (@kainxs), quien asegura que el MOWO “quiere compartir conocimientos, fortalecer la comunidad y divertirse al mismo tiempo”. Fue el éxito de su primera convocatoria, en 2012, lo que impulsó a Samper a repetir la experiencia. Parece ser que la acogida del encuentro está siendo un éxito, pues en apenas tres semanas el hashtag #mowo2013 ha superado las 13.500 fotografías. Según la organización del MOWO esta cifra supera el número total de fotografías que se etiquetaron en la primera edición del evento, aun cuando todavía queda un mes para su celebración. Las inscripciones se pueden realizar desde la página web del evento www.mowo.es.

En la cocina una nueva edición del Anuario Gastronómico de Antonio Vergara

ManzanaAunque verá la luz en noviembre, el Anuario de Cocina de Antonio Vergara, editado por Editorial Prensa Valenciana y de cuya coordinación de la fotografía gastronómica se encarga Marga Ferrer, ya está en los fogones. Precisamente, la labor que asume la responsable de Fotografía de Soma Comunciación la conduce durante seis meses por los restaurantes y establecimientos gastronómicos más selectos de la Comunitat Valenciana y de otros puntos de España, como Baleares, Madrid o Asturias, donde también pone el foco la publicación.

El reto pasa por conseguir enfoques originales en cada edición, dando protagonismo a las personas que realizan los platos más sugerentes, clásicos o innovadores; así como a los que cada día procuran mantener las raíces gastronómicas del Mediterráneo más vivas, gracias a ofrecer productos y viandas de calidad gourmet.

El libro se completa con un repaso por las principales sugerencias vinícolas del protagonista de la edición, Antonio Vergara, así como otros aspectos de interés, como la colección de aceites de oliva vírgenes y las anécdotas que recoge.

Marga Ferrer colabora en la edición fotográfica del volumen por cuarta vez consecutiva.