Los cinco básicos del fotoperiodismo

Los cinco básicos del fotoperiodismo

1.- TÉCNICA: En la mayoría de las ocasiones el fotoperiodista se expone a condiciones de luz extremas, pasará de interior a exterior en cuestión de segundos, padecerá contraluces y luces imposibles sin posibilidad de corregir.  En definitiva, el fotoperiodista debe estar preparado y formado para actuar con rapidez y solventar con éxito los caprichos de la noticia.

2.- INFORMACIÓN, CAPACIDAD DE OBSERVACIÓN: La principal misión del fotógrafo de prensa es informar y para informar hay que estar informado. Cuanta más información tengamos de la noticia que vamos a cubrir o más conozcamos del personaje que vamos a fotografiar, más opciones tendremos para jugar con la fotografía, más garantías de éxito. Nuestra capacidad de observación será la que haga que nuestras fotos sean completas y especiales, a menudo se publicará solo una fotografía de la cobertura, por lo que hay que saber observar con respeto y con cercanía para tener la fotografía  que resume la información. No os olvidéis de  los formatos, se puede ver en  horizontal y vertical, hay que tener de todo si queremos que el resultado sea óptimo.

3.-CAPACIDAD DE TRABAJO: Donde hay noticia hay un fotoperiodista sin reloj. No importa si llueve o si hace calor, no importa si es la hora de comer o de dormir. Es importante mentalizarse para tener una buena salud física y mental.

4.-COMPAÑERISMO, ÉTICA PROFESIONAL: La competencia del fotoperiodista es feroz. Cada fotoperiodista debe tener la mejor fotografía, “la foto”. Eso nos lleva muchas veces a perder la humildad y la ética con nuestros compañeros. Es un error mirar al propio profesional como la competencia, la competencia son los medios para los que trabajamos. Pasaremos muchísimas horas con él y él con nosotros, será nuestro mejor amigo además de nuestro espejo. Nunca debemos olvidar nuestras peculiaridades artísticas-informativas, estar concentrado para no perder detalle y despierto para actuar con rapidez y eficacia, lo más importante es no perder la foto; no lo que hace el compañero. No nos sobrará nunca una mano amiga que nos eche el cable cuando tengamos problemas graves de equipo o de salud.

5.- MATERIAL FOTOGRÁFICO: Aunque lo más importante no es tener la mejor cámara, sí lo es tener un buen equipo fotográfico que se adapte a nuestras coberturas. Dependiendo de las coberturas fotográficas que realicemos será mas o menos importante tener un equipo u otro. Por ejemplo, si realizamos coberturas deportivas, como fútbol, será imprescindible tener un equipo que nos proporcione rapidez de disparo y de enfoque sin olvidar un buen teleobjetivo.

Si solemos trabajar de noche, en lugares sin luz, necesitaremos un equipo que  nos permita trabajar con ISO alto y ópticas luminosas.

Las herramientas básicas de un fotoperiodista son: teléfono móvil, cuerpo de cámara (con batería siempre cargada y de repuesto), óptica angular, teleobjetivo, flash y varias tarjetas gráficas. Es muy importante tener un buen macuto; que reparta el peso eficazmente, que nos resulte cómodo para cambiar de óptica con rapidez y compartimentado-acolchado para proteger nuestro equipo.

Otras recomendaciones pasan por el kit de supervivencia: agua, protección solar (en verano), chubasquero de cámara para épocas de lluvia y… para rematar la faena: ordenador con conexión a internet y programas básicos de edición de fotos.

¡Ale! A trabajar.

(Consejos y photo by Marga Ferrer)

¿Te ha interesado?

2018-05-24T23:07:39+00:00 11 enero, 2011|Blog|0 Comments

Leave A Comment

16 − diez =