Periodismo de estilo de vida también es sinónimo de calidad

Periodismo de estilo de vida también es sinónimo de calidad

A menudo leemos en la Red sobre moda, belleza, dietas saludables o viajes. Nos aparecen en redes sociales, como por ‘arte de magia’, con titulares llamativos o preguntas que incitan a la respuesta clicando en la noticia. “Forman parte de nuestro ocio y con todo aquello con lo que nos identificamos, por ello no se deben tomar a la ligera”, afirma Mariló García (@Yonomeaburro), periodista de series, moda y cine. Pero estos artículos distendidos, con imágenes cuidadas y que transitan entre la formalidad y la informalidad no se escriben solos (aunque algunos lectores inexpertos en el área así lo crean).

El periodismo lifestyle o de estilo de vida revoluciona Internet con publicaciones de interés para el día a día de quienes las leen, que tienen detrás a grandes profesionales de la información que, en muchas ocasiones, proporcionan de manera cercana sus propias vivencias acerca de lo que hablan. “Este sector ha encontrado otros canales de comunicación que han ampliado su crecimiento: los blogs y webs nos mantienen al segundo de las novedades, tanto locales como mundiales; dentro de la sobreinformación destacan aquellos que ofrecen una experiencia propia, porque no vale solo con informar; ese es el gran cambio”, asegura García.

Eso sí: no todo lo que aparece en la Red acerca de estas temáticas se puede considerar periodismo. “Hay gente que utiliza su influencia y que intenta sacar beneficio de ello (el clásico ‘abro un blog para ir a comer gratis a restaurantes’), pero creo que es una minoría y que la gran mayoría se aventura a este tipo de publicaciones por otro tipo de motivaciones: compartir una inquietud, sean periodistas o no; es cierto que el periodista tiene una formación ‘redaccional’ y estilística a la hora de tratar los asuntos, pero no creo que sea algo exclusivo nuestro”, valora Andrés Galisteo (@AndresGalisteoG), editor en el blog Chic & Cheap Madrid y colaborador lifestyle en medios como loff.it, ElHedonista.es y Ego Revista.

Por ello, ¿cuál es la clave para diferenciar entre unos contenidos de calidad y rigurosos de la ‘paja’ o la simple opinión sin fundamento en blogs u otros espacios digitales? “El trabajo de campo, un tema documentado, con fuentes, en el que se note la labor del periodista en la selección de la información más interesante para el lector y un carácter y toque especial a la hora de plasmarlo; la ortografía y la gramática son fundamentales también y es habitualmente donde más se nota la diferencia”, concreta Galisteo.

Estas características marcan un periodismo en constante evolución y crecimiento notorio, seguido por lectores que cada día quieren desconectar más de los temas habituales de los informativos y que, para ello, recurren a las secciones de estilo de vida en formato digital, pero también en medios tradicionales. “El papel ha de seguir vivo, dejando a un lado lo más inmediato para centrarse en esos fantásticos reportajes más en profundidad, más de análisis de una tendencia, de retratos de personajes con una cuidada imagen; esas revistas que apetece comprar y guardar”, apunta el periodista.

Foto: Marga Ferrer (@Marga_Ferrer)

2018-05-24T22:56:50+00:00 30 marzo, 2016|Blog|0 Comments

Leave A Comment

10 − 3 =