Perchas informativas, que es verano

Perchas informativas, que es verano

El calor es noticia en Córdoba. El calor es noticia en Cáceres. El calor es noticia en Valencia. El calor es noticia en Madrid. El calor es noticia en Barcelona. El calor es noticia porque es verano. Y es una noticia porque la coartada que se maneja siempre es la misma: la gente está en la playa, ni lee, ni ve la tele ni se interesa por otra actualidad que no sea el calor en su contexto playero o urbano. Así, con todo cerrado por vacaciones, los medios de comunicación también echan un cierre simbólico: el de la creatividad informativa.

Porque las medusas en la playa, los termómetros sobre el asfalto, las piscinas donde la gente se refresca o las granizadas de verano son algunos de los tópicos que encontramos en el concierto mediático estival; día tras día. Al menos en el flanco mediático tradicional, donde la ausencia de una inquietud por la originalidad, provocada por la merma de plantillas, la escasa oficialidad procedente de agendas políticas o institucionales, la nula información futbolística –salvo la de los rumores que navegan de un yate o de una concentración de verano a otra- y la extinción del reporterismo (ése que se practica a pie de calle, ése del que fluyen historias anónimas; ése que se pergeña en contacto con las personas y sus cotidianidades) condicionan una versión informativa plana del acontecer veraniego.

Como antídoto, proponemos un plano distinto desde el cual abordar lo que ocurre a nuestro alrededor, con predisposición a contarlo desde el detalle, a partir de un plano aberrante como el que nuestro amigo David Barreiro utilizó para dar vida a la relación entre un periodista vocacional de provincias y su apolillado jefe en Peláez. Historias de un periodista de provincias. Un plano aberrante que nos ayude a destripar la actualidad, un plano torcido con intenciones periodísticas que abra la creatividad al periodista o al comunicador bajo la forma de perchas informativas. ¿Cómo practicarlo y localizar esos enfoques?

Aconteceres paralelos. Hay hitos que ocurren en otra provincia, en otro país o en otro continente que pueden servir de inspiración para ‘traértelos’ a tu ámbito geográfico y localizar realidades análogas o antónimas sobre las que rascar enfoques novedosos con carga informativa de interés e insólita.

Protagonistas. Cuando los protagonistas no son los políticos o los futbolistas, ¿quiénes pueden serlo? Aprovechemos el verano para (por fin) dar voz a otras personas con un minuto y resultado distinto al del teletipo, la nota o rueda de prensa, el comunicado o la agenda de fiestas estivales. ¿Quién es el líder local del barrio? ¿Quién ha emprendido recientemente? ¿Cuántas personas no se van de vacaciones y qué representa este aspecto en relación a otro barrio de la ciudad? ¿Cuántos niños siguen jugando al balón o a las chapas en la calle? Si encuentras a uno, ya tienes noticia.

Vida online. ¿Qué es noticia para los usuarios de las redes sociales? ¿Puede serlo para mis lectores, oyentes o clientes? Depende del foco, depende del soporte, podremos localizar historias en las redes que nos ayuden a dar forma a una tendencia informativa, un dato, una anécdota que, como los aconteceres paralelos, podamos llevar a nuestro ámbito de especialización y convertirlo en una percha fresca de verdad, muy veraniega, aunque sin tópicos.

2018-05-24T22:53:01+00:00 26 julio, 2017|Actualidad, Comunicación, Destacado, Periodismo|0 Comments

Leave A Comment