IFA en 2016: un año de marketing y visibilidad para empresas

Se termina 2016 y la provincia de Alicante ha vuelto a tener en su Institución Ferial la referencia como polo de atracción de eventos. Más de una veintena de convenciones han jalonado un calendario congresual fuertemente vinculado al tejido empresarial y turístico de Alicante: el aeropuerto provincial ha batido su mejor registro histórico al sobrepasar los 12 millones de visitantes y la creación de empresas en Alicante recupera el ritmo, con un aumento de más del 35% sólo en el pasado mes de agosto apuntalan el éxito de una infraestructura, IFA, que también se beneficia de esta inercia alcista.

 Entre eventos específicos en industrias potentes como el motor (Expocar, Feria de la Motocicleta, Caravaning) o la restauración (Gastro Alicante) y otros más minoritarios, la propia institución ha logrado aglutinar en sus dos pabellones a miles de personas a lo largo de este 2016. Muchos de ellos, de hecho, han registrado récords de asistencia con el doble beneficio implícito, tanto para la organización como para quien le cede el espacio.

 Una buena muestra es Expocachorro, que un lustro después de su primera edición sigue atrayendo hasta IFA a los amantes de los perros y otros animales de compañía. Más de 11.000 personas han visitado la feria, de carácter marcadamente familiar, que ha superado sus registros de visitantes del año pasado en un 44%. Según los datos facilitados por la Institución Ferial, un 100% de los expositores manifestó al término de la convención su interés por volver el año siguiente, y hasta un 85% del público dijo marcharse de ella esperando volver un año más tarde.

También Firauto se batió a sí misma, doblando en visitantes a Expocachorro (hasta 24.000) y con un aumento del 30% respecto a la pasada edición, tras casi cuatro décadas de actividad. Mejores cifras de ventas, mayor satisfacción general de profesionales y asistentes y unos datos que aumentan progresivamente sin estancarse pese a los muchos años de actividad marcan el tono de la recuperación general, que en eventos de este tipo -con la inversión que requieren por todas las partes- puede palparse.

Prácticamente cada celebración supone un ejemplo en sí mismo, pero hay un telón de fondo común a todos ellos: utilizar como sede un escenario como el que proporciona IFA supone una acción de marketing en sí mismo. La visibilidad aportada por una institución con más de 50 años de actividad y destacada en el panorama nacional por su concurrencia y buen nivel lleva inherente un sello de calidad profesional. La apuesta por lo contrastado es mutua, con muchas ferias que repiten en el calendario año tras año y que aportan valor a lo que ya se viene haciendo durante décadas en los dos pabellones y miles de metros cuadrados aprovechables que brinda la Institución Ferial de la provincia.

 

Deja tu comentario



Copyright 2019 SOMACOMUNICACIÓN ©  Todos los derechos reservados.