“Hay demasiado ‘Sálvame’ futbolero en televisión”

“Hay demasiado ‘Sálvame’ futbolero en televisión”

Mary Ruiz (maryruiz_es) es de esas profesionales que confían en la formación en diferentes ámbitos y en tocar todos los palos posibles para ganar en confianza y en experiencia de cara al mundo laboral. Por eso no dudó desde que se licenció en Ciencias de la Información en ampliar su espectro de capacidades enfocándose hacia la publicidad, el modelaje y la actuación. Hoy es una cara conocida de la televisión como reportera en 90 Minuti (Real Madrid TV) y en El Intermedio (La Sexta).

¿Qué tres palabras definen para ti el periodismo?

Veracidad, ya que debemos ser fieles a lo que contamos y no centrarnos solo en el clic; información, lo que vamos a contar, y altavoz para el mundo, con la responsabilidad de dar voz a personas que no la suelen tener en público.

¿Qué te atrajo del mundo audiovisual para decidirte a embarcarte en él profesionalmente?

Desde pequeña quise ser corresponsal de guerra para contar lo que sucedía en el mundo. Luego tiré más por la publicidad porque pensaba que el periodismo como profesión no tenía mucho futuro. Finalmente surgió la posibilidad de trabajar en televisión. Me encanta comunicar.

¿Cuáles son las claves para hacer un directo en televisión de manera clara y de calidad?

Depende del formato. En el mío, que es el del entretenimiento, lo importante es mostrar frescura, empatía y sentido del humor ante la cámara.

¿Qué aportan las nociones de interpretación a tu trabajo como reportera y presentadora?

Permiten perder el miedo a hacer el payaso y te salvan de situaciones incómodas. Interpretar es comunicar de otra manera. También aportan movilidad corporal ante la cámara. En el sector del entretenimiento, sobre todo, la versatilidad de recursos es necesaria.

¿Qué no debe faltar en una publicación sobre moda y tendencias para que sea atractiva para su público sin perder rigurosidad?

Es imposible que no tenga una parte sensacionalista, porque vende, pero debe aportar también contenido de calidad porque el público no es tonto y se da cuenta cuando algo es bueno y cuando no. Y, por qué no, un puntito de sentido de humor y de alegría.

¿Qué has podido aprender de/aportar a figuras de la radio y de la televisión como Dani Mateo, El Gran Wyoming o Miki Nadal trabajando con ellos?

Con ellos he aprendido a ser ágil ante la cámara, ya que ellos son muy rápidos de mente y muy claros y tú te tienes que subir a ese carro comunicativo para encajar. Yo les he dado a ellos mi alegría y mi buen rollo.

¿Supone todavía un plus para una periodista o comunicadora su belleza o su físico para trabajar delante de la cámara o se prima ya más en su profesionalidad?

Depende del tipo de programa, pero claro que es una ayuda, es así. Eso sí: tienes que ser buena profesional, aportar cosas de tu cosecha comunicativa, tu especialización. Todo suma.

Cubres eventos deportivos y realizas entrevistas a figuras del deporte en clave de humor en ’90 minuti’, ¿consideras que sigue existiendo rigurosidad y buen trabajo en el periodismo deportivo televisivo actual o que hay demasiado amarillismo? ¿Hace más falta el humor en el mundo del deporte a través de programas como el vuestro?

Hay demasiado ‘Sálvame’ futbolero en televisión. Hay más personajes que rigor informativo. Se ha puesto de moda y puede llegar a ser excesivo y pesado. De todos modos, está bien dar un toque de humor a la información deportiva como hacemos nosotros para que todo no sea gris. No tomarse todo tan en serio, darle un toque de ficción.

¿Existe todavía machismo hacia las periodistas y comunicadoras deportivas, sobre todo, en los espacios audiovisuales o es algo ya superado? ¿Cómo es posible superarlo, en caso de no estarlo?

Yo creo que se está superando, pero sigue siendo muy retrógrado y eso se debe a que la mayoría de las noticias deportivas en prensa las han firmado hombres. Y eso supone encontrarte situaciones como las de las Olimpiadas Olímpicas de Río de Janeiro 2016, en las que se destacaba más la belleza de las deportistas o si alguna estaba gorda, etc. De todos modos, el machismo en la prensa deportiva acabará siendo anecdótico, porque cada vez más mujeres se dedican al periodismo deportivo.

Por @casas_castro
2018-05-24T22:53:17+00:00 16 junio, 2017|Blog, Destacado|0 Comments

Leave A Comment

11 + tres =