#periodismo

marzo 2017

Las Fallas, la oportunidad de comunicar un gran evento popular

marzo 6th, 2017|

Hay eventos archiconocidos a nivel mundial y cuya comunicación exige un extra para poder hacerlo con eficacia. Uno de ellos es la Fallas, que se celebra del 15 al 19 de marzo, pero que ya puede sentirse en las calles de Valencia. Declarada Patrimonio Inmaterial de la Humanidad, esta festividad atrae medios de todos los países, entre ellos, multitud de televisiones embelesadas por la pólvora y la grandiosidad de muchos de sus monumentos.

 

Si el periodista no reside en la ciudad de Valencia, debe, en primer lugar, hacerse con un mapa en el que se encuentren las principales comisiones, las llamadas Fallas de Especial. Siempre están rodeadas de miles de visitantes, por lo que se recomienda que pague la entrada a la falla para poder fotografiar los elementos que componen el monumentos. Y hablamos de detalles porque, aunque lo imponente es su altura, poseen pequeñas historias que llaman más la atención que la grandilocuencia de las figuras principales.

Por tanto, los medios que integran imágenes, como la prensa y la televisión, son los que tienen las mayores posibilidades, ya que pueden fotografiar o retransmitir una fiesta tan visual. Además, las redes sociales ayudan a que la comunicación que se realice sea todo un éxito, ya que los videos en directo, como Facebook Live, ayudan a difundirlo de forma más eficaz. La mascletà o el encendido de luces del barrio de Ruzafa se han convertido en dos espectáculos para emitirlos en ‘streaming’. También se pueden realizar Instagram Stories o ‘snaps’ de todo lo que acontece, incluido comerse unos buñuelos de calabaza.

Además, las Fallas aglutinan un gran número de actividades que no se pueden perder y que ofrecen una visión distinta a lo que se quiere comunicar. Por ejemplo, la entrada de Moros y Cristianos de la falla ubicada en Almirante Cadarso o el mercado medieval que se encuentra en Antiguo Reino de Valencia. Otra forma distinta es vivir las fallas dentro de un casal, por lo que se puede redactar un reportaje más alejado de lo típico que se ve en los medios de comunicación.

Una de las actividades más difíciles de contar son las mascletaes, amadas por muchos, odiadas por tantos otros por el estruendo que ocasionan. ¿Cómo se redactaría un compendio de ruidos? En primer lugar, hay que saber que el lanzamiento de cohetes va ‘in crescendo’ y siempre tiene un ritmo. Empieza suave, a una cadencia que permite incluso crear pequeñas piezas musicales, y finaliza en el llamado terremoto final. Existe la creencia de que cuanto más ruido provoca, mejor es la mascletà, si bien es cierto, que el éxito de la misma radica en la coherencia que haya transmitido a lo largo de su disparo. Muchas veces la importancia radica en el pirotécnico, por ejemplo si se trata de una mujer como Reyes Martí o si es del famoso Caballer.

Las Fallas son similares todos los años, por lo que los periodistas de local que ya informan de las mismas se las conocen al dedillo. Por eso, la importancia de innovar, de dar a conocer nuevos perfiles, anécdotas y dar protagonismo a otras comisiones ayuda a ver este evento con otros ojos y acercarlo a la gente que no puede acudir a Valencia en estos días. Además, hay que empezar a alejarse de tópicos relacionados con la ‘Ofrena a la Mare de Déu’, de la Cremà o de frases tan manidas como: “Cuando acaban unas Fallas, ya se están preparando las siguientes”. Un ejemplo relacionado con la ofrenda, y que llama la atención, sería conocer mejor a las personas que se encargan de recoger los ramos de las falleras para confeccionar el manto de la Virgen.

Respecto a las redes sociales, se recomienda seguir perfiles influyentes como @MalaltdeFalles para saber qué informar y dónde. Otras cuentas de comisiones falleras como la de Borrul Socors son muy activas, con actividades paralelas que llaman la atención de mucha gente. Y, por supuesto, cuando se comunique en redes sociales siempre incluir el hashtag correspondiente, en esta ocasión, #Fallas2017.

enero 2017

Preocupación por las noticias falsas en Google

enero 25th, 2017|

Las noticias falsas se han convertido, lamentablemente, en noticias en sí mismas. Una oleada de críticas hacía Google y Facebook ha hecho que ambas empresas tecnológicas tengan que instaurar medidas contundentes ante su proliferación. De hecho, el buscador admitió el año pasado que difundió una falsa noticia sobre Donald Trump ganando el voto popular, y que fue leída (y creída) por millones de usuarios.

La preocupación ha llegado a tal extremo que el parlamento británico ha abierto una investigación sobre la difusión de estos bulos en las redes sociales. Directivos de Google, Facebook y Twitter se sentarán en la Comisión de Cultura de la Cámara de los Comunes para someterse a las preguntas de los diputados. Asimismo, Alemania va a probar un filtro para identificar estas ‘fake news’ en Facebook, precisamente para que no afecte durante las elecciones.

A todo esto se une la polémica que sufrió Google porque varios de sus resultados de búsqueda aseguraban que el Holocausto no existía. Para ello, la compañía tuvo que rectificar y modificar su algoritmo, un gesto con el que querían dejar claro que están dispuestos a luchar contra las publicaciones falsas.

Por otro lado, se encuentran los denominados “anuncios malos”. Google ha publicado hoy en su blog oficial un amplio post sobre su informe Bad Ads en el que explica que 2016 fue el peor año hasta la fecha en cuanto a este tipo de publicidad digital. Todos los años, el buscador elimina una gran cantidad, pero el año pasado retiró más de 1,7 billones, más del doble que en 2015.

Así pues, eliminó desde anuncios relacionados con préstamos exprés (que prohibió el año pasado), productos ilegales como los farmacéuticos del mercado negro, sites de juego de azar y otros que considera “engañosos”. A ello se une lo que Google llama ‘tabloid cloakers’ o las noticias falsas. En este sentido, señala que estos ‘cloakers’ publican temas en momentos oportunos como unas elecciones, una noticia que sea tendencia o sobre una persona famosa. “Sus anuncios pueden aparecer en titulares en un sitio web de noticias. Cuando la gente hace clic en esa historia, llegan a un sitio de venta de productos, y eso no es una noticia”, explican.

En el informe, el gigante de Internet explica que retira inmediatamente esas historias y prohíbe al usuario que pueda volver a anunciarse de nuevo. El año pasado suspendieron más de 1.300 cuentas. “Lamentablemente, este tipo de anuncios malos están ganando popularidad porque la gente está haciendo clic en ellos –comentan- Y un puñado de estafadores está bombardeando con una gran cantidad de anuncios malos”. Solo durante una semana en diciembre de 2016, 22 ‘cloakers’ fueron responsables de que los anuncios malos fueron vistos más de 20 millones de veces.

Como señalan desde el buscador, la batalla no termina en la eliminación de anuncios o noticias malas y falsas: “A medida que invertimos en una mejor detección, los estafadores invierten en anuncios más elaborados para engañar nuestros sistemas. Continuar luchando contra ellos es esencial para proteger a los usuarios online y garantizar que encuentren lo mejor en Internet”.

Como reflexión, hay que tener en cuenta que los periodistas juegan un papel fundamental. Su trabajo es imprescindible para que ese tipo de noticias falsas no proliferen y campen a sus anchas por Internet, ya que su trabajo consiste en contrastar la información. Por tanto, la ciudadanía debe ser consciente de este trabajo que se realiza y de que los medios de comunicación siguen siendo un pilar fundamental para informar a la sociedad gracias a los profesionales de la comunicación.

Tendencias y retos del Periodismo para 2017

enero 9th, 2017|

El año que acabamos de cerrar no ha sido un buen momento para los medios escritos en España. Según el último informe del Estudio General de Medios (EGM), que abarca de febrero a noviembre de 2016, la evolución de la penetración de los diarios se sitúa en 26,5%, tres puntos por debajo del mismo periodo del año anterior. Esta tendencia descendente se ve también en suplementos y revistas, así como en la televisión. La radio es el único medio tradicional que se mantiene. Mientras, el porcentaje de penetración en Internet continúa al alza.

Por tanto, el Periodismo se enfrenta en este 2017 a una serie de tendencias y retos para tratar de mantener y fidelizar a los lectores e, incluso, incrementarlos. La solución se encuentra en abordar un modelo de negocio que sea capaz de aunar la parte digital con el papel con el fin de no descuidar ninguna de las dos esferas. Durante este año, el Periodismo se enfrentará a estos seis puntos:

1.- Las noticias y reportajes de calidad, de pago en Internet. El director de Financial Times, Jon Slade, ha señalado que este año se espera que haya un incremento de contenidos muy trabajados para cuyo acceso se realice una suscripción Premium. De hecho, lo compara con la industria de la música, que ha hecho algo similar con los grandes grupos. “Premium también cuenta con un beneficio editorial: permite profundizar a la audiencia principal en el corazón de las áreas de su interés, en aquellos asuntos que pueden ser demasiado ‘esotéricos’ para un lector más generalista”, explica.

2.- Medios cada vez más locales. Dado que Internet lo abarca todo, los medios de comunicación locales van a cobrar un mayor protagonismo a lo largo de este año. Este tipo de información, con historias más cercanas, huye de la generalidad que muestran los grandes medios de comunicación y de la ‘infoxicación’ de la Red. Estos medios aparecen tanto en papel como digital. Un ejemplo es Baandú, una app realizada por periodistas que cuenta las noticias de localidades de Valencia.

3.- Videos en directo. Esta tendencia ha marcado 2016 y durante este año vamos a ver cómo se consolida. Distintas redes sociales, como Facebook y Twitter, ya permiten las retransmisiones en video, por lo que los periodistas pueden emplear este tipo de herramientas cuando tengan que cubrir una noticia. El video en directo aún tiene que avanzar mucho y comenzarán a surgir más aplicaciones ad hoc.

4.- Realidad virtual. Este aspecto, más que ser una tendencia, es un auténtico reto para el Periodismo. ¿Cómo se puede emplear? Uno de los planteamientos radica en que los usuarios puedan conocer una noticia de primera mano a través de este tipo de herramientas, pero aún hay que ver cómo hacerlo. The New York Times ha comenzado en este sentido con los videos de experiencias 360º.

5.- Seguir la pista a Snapchat. Durante 2016 muchos medios, como CNN, se lanzaron a la aventura de la red social del fantasma, a la que hay que seguir muy de cerca. Otras redes sociales, como Instagram, han copiado algunos de sus señas de identidad, como el ‘Stories’. Snapchat va a seguir evolucionando durante este año, tanto a nivel publicitario como a la hora de comunicar noticias.

6.- Interactuar. Se trata de los asuntos más importantes dentro de la filosofía de la web 2.0. Y, aunque parezca que es un aspecto interiorizado, a los medios de comunicación aún les falta mucho recorrido para interactuar con su público, bien sea a través de una mensajería instantánea como Telegram o de las redes sociales. Con hacer un barrido por alguna de las cuentas de Twitter de los medios de comunicación se ve que prácticamente no interactúan, un aspecto que cada vez es más demandado por la audiencia.

El Premio ‘Manuel Alcántara’ reconoce a noveles del periodismo

enero 5th, 2017|

La Universidad de Málaga y la Fundación Manuel Alcántara convocan la decimocuarta edición del galardón periodístico que lleva su nombre, que premia la trayectoria de los periodistas y promociona a los nuevos plumillas.

Desde su XII edición, tal y como explica la organización de los premios, se pretende dar a conocer a los nuevos profesionales y motivarles a que “ejerzan un periodismo de calidad y riguroso“, y por otro, laurear el recorrido de algunos veteranos de la profesión. Periodistas de nombre que hayan destacado durante su carrera  y puedan ser referentes para los noveles.

El objetivo que persigue la Fundación con este hito es “reconocer la labor de los profesionales que, desde los inicios, han ejercido el oficio con rigor y calidad periodística”. Para ello, ambas organizaciones dotarán con un premio de 4.000 euros al trabajo presentado que, según el criterio del jurado, posea más calidad.

Mientras que, para la categoría de “Trayectoria profesional”, según explica la organización, cualquier entidad de educación o vinculada al periodismo podrá promover las candidaturas, teniendo en cuenta la propuesta de sus órganos de dirección. El premiado recibirá un obsequio, otorgado por la Fundación, valorado en 1.500 euros.

Los interesados en participar en el certamen pueden presentar sus trabajos del 16 al 27 de enero. Entre los requisitos destaca que el texto periodístico abarque cualquier género informativo y que haya sido escrito por licenciados o graduados en Periodismo menores de 35 años. Desde la Fundación, advierten también que es “primordial que los textos presentados hayan sido publicados en un medio de habla hispana entre el 1 de enero y 31 de diciembre de 2016”.

Historia del galardón

El Premio Internacional de Periodismo Manuel Alcántara surge a raíz de la investidura del periodista como Doctor Honoris Causa, cuando la UMA y Diario SUR decidieron crear el galardón, cuya finalidad era promocionar a los nuevos profesionales del periodismo.

En ediciones anteriores se ha reconocido a los más ilustres periodistas como el columnista de El Mundo Raúl de Pozo, la periodista Lola García-Ajofrín, María Paz López, Ana Torregrosa, Isabel González Cavia, Mercedes Beunza, Juan Cano, Vicente Zabala de la Serna, Mikel Ayestarán, Montserrat Lluis, Jesús Martínez Fernández, Antonio Lucas, David Page, María García, Francisco Apaolaza y José Luis Balbín.

diciembre 2016

“El País de los Estudiantes” enciende las rotativas

diciembre 26th, 2016|

Tras dieciséis años de recorrido, el programa que acerca el periodismo a los jóvenes en las aulas, vuelve a las redacciones de los colegios para contar la actualidad, de la mano de los estudiantes. Un proyecto innovador para los docentes que cuenta con el apoyo de la comunidad educativa y que surge como una herramienta para “fomentar todos esos valores, y también la interacción entre profesores y alumnos”, explica Pedro Zuazua, director de comunicación del periódico El País. “Cuanto mejores sean nuestros lectores del futuro, mejores serán nuestros medios”, recalca.

Como todo gran medio de comunicación, “defiende un modelo de sociedad a través de sus páginas, que incluye a personas con capacidad crítica, interés por comprender lo que sucede en el mundo e inquietudes culturales”, señala Zuazua.

Se trata de un programa gratuito dirigido a la docencia. A través de su web www.estudiantes.elpais.com, alumnos y profesores pueden registrarse y acceder a una sencilla  herramienta de maquetación y a diferentes materiales didácticos que les permiten desarrollar su propio periódico, bien como proyecto transversal con otros docentes, o como herramienta para el desarrollo de una asignatura.

Este programa ayuda a los estudiantes a dar rienda suelta a su expresión escrita, así como conocer de primera mano el mundo del periodismo. A través de la literatura y el debate periodístico, comparten su visión del mundo sobre la actualidad y convierten las aulas en auténticas redacciones de periódico, ejerciendo una labor de reporteros, fotógrafos, maquetadores, diseñadores y redactores.

Una vez presentados los proyectos, son evaluados por un jurado profesional compuesto por periodistas de El País que seleccionan los mejores de cada comunidad y, de entre ellos, los ganadores. El periódico premia a los tres mejores a nivel nacional y a los mejores trabajos especiales en nueve categorías: mejor reportaje, mejor sección en inglés, mejor entrevista, fotografía, tira cómica, publicidad de concienciación, premio Endesa a la mejor crítica cultural y mejor videoblog.

Pedro Zuazua admite que cuando comenzaron el proyecto pensaban que tendría buena acogida, pero se sorprenden cuando echan la mirada atrás y observan las cifras globales de su trayectoria, que se resumen en 15.600 periódicos, más de 33.000 colegios y en torno a 100.000 equipos compuestos por más de 470.000 estudiantes.

El objetivo que se ha perseguido desde el principio con esta iniciativa es, según explican sus promotores, “acercar el periodismo a las aulas y formar futuros lectores con criterio y amplitud de miras, así como fomentar la interacción en las aulas. Y aproximar la profesión periodística a los chicos desde otra perspectiva, por supuesto”.

Para ello, la labor que desempeñan los profesores, como actores principales, es fundamental. Cabe destacar el alto nivel de los equipos que participan porque “cada año encontramos historias que se podrían publicar perfectamente en El País, admite Zuazua.

Y es que, son buenos tiempos para el periodismo, pese a la crisis experimentada. Después de pasar por unos años de cierta inseguridad dada la velocidad a la que cambiaba el mundo de la comunicación, “el periodismo se encuentra en un momento óptimo, con más lectores que nunca y experimentando permanentemente con nuevas narrativas para estar más cerca de nuestras audiencias. Hemos aprendido mucho en estos años”, concluye Zuazua.

Written by: @ingabarda

Aplicaciones móviles para periodistas

diciembre 21st, 2016|

Desde hace unos años ha surgido una nueva forma de consumir información, la misma que ha cambiado el modo de comunicar de los periodistas. Atrás quedan los modelos informativos planos y unidireccionales de las redacciones físicas. En su lugar, las nuevas tecnologías han dado paso a un diálogo entre el lector y el profesional, permitiendo así una narrativa digital, mucho más dinámica y palpable. Si bien es cierto que los camarógrafos y fotógrafos continúan haciendo sus labores capturando hechos noticiosos, ahora también se ayudan de herramientas 2.0 para contarlo, como son Instagram, Facebook, Snapchat o Storify.

El nuevo periodismo trae consigo un gran abanico de opciones para los periodistas, que tienen la ardua tarea de seguir creando contenidos de calidad día tras día, pese a los tiempos dificiles que corren. Y es que el auge de los smartphones y el uso creciente de las tablets, junto a las redes sociales, han propiciado que cualquier ciudadano pueda formar parte del sistema informativo y aportar sus historias en forma de tweet o post dentro de un blog. De modo que, al profesional no le queda otra alternativa que reinventarse y hacer lo que mejor se le da, extraer información de los canales que tiene a su disposición y rentabilizar sus recursos técnicos para aportar una mayor calidad a su trabajo periodístico.

Para hacerlo no sólo se apoya de las nuevas fuentes mediáticas y bibliograficas que Internet le brinda, sino que también emplea otras herramientas para ofrecer un valor añadido, como son las aplicaciones móviles más empleadas por los profesionales de la comunicación. Desde Tendenciasmag realizan un ranking de las apps más útiles para los periodistas, destacando aquellas que permiten archivar páginas web para leerlas posteriormente sin conexión, como son Instapaper, Read it later y Evernote, pensada para trabajar en equipo.  Una practicidad que se asemeja a la ofrecida por Flipboard,  como apunta Media-tics, la herramienta que permite crear una revista personalizada con contenidos personalizados.

Desde el punto de vista de que el periodismo continúa al servicio de la sociedad, es importante destacar la app multiplataforma Storify, empleada por grandes medios de comunicación en todo el mundo para compartir historias de componente social de forma dinámica en la red, mediante textos, imágenes, vídeos e incluso gifs. Se trata de una manera de dar voz a los ciudadanos y de informar sobre temas polémicos que suscitan el interés de los lectores.

Lo mismo que Story Maker, más pensada para comunicar sucesos en zonas de conflicto, como Irak o Siria. Mediante esta herramienta los periodistas redactan sus piezas informativas, las suben a una sección y las publican, con la ventaja de que incluye la geolocalización, que permite ver dónde te encuentras en el momento. Posteriormente, se puede difundir por otros canales como YouTube o WhatsApp. Otra ventaja que presenta con repecto a las otras es que presenta un itinerario de formación, diseñado por el Centro Internacional para Periodistas.  Se trata, según apuntó uno de sus impulsores, Brian Conley, de la “primera herramienta móvil enfocada a mejorar la capacidad de cualquier persona para crear periodismo multimedia mediante su teléfono móvil”.

Cobertura en streaming

Para transmitir audio e imagenes en vivo lo mejor es recurrir a Bambuser, Facebook Live, Instagram y Periscope porque ofrecen grabaciones más duraderas que Snapchat o Vine, que ofrecen un contenido más efímero. Al contrario que estas, que son perfectas para cubrir un evento, una maratón, una manifestación, una rueda de prensa, un pleno o cualquier otro hecho noticioso. Todos estos recursos le permiten al periodista apoyar su relato con gráficos audiovisuales que lo dotan de realismo.

 

Cinco libros de periodismo para regalar en Navidad

diciembre 5th, 2016|

libros-de-periodismoSe acerca la Navidad y vuelve a la palestra la eterna duda sobre qué regalar. Un libro suele ser una buena idea pero, para no caer en las novelas clásicas o en los recurrentes best-seller del momento, conviene innovar. Un buen recurso pueden ser los libros de periodismo: reflejan algún aspecto de la realidad, el lector se empapa de historias que podrían ser la suya y de un estilo narrativo que tiende a evitar las florituras para limitarse a actuar como testigo de la información. Cinco propuestas:

‘Nos vemos en esta vida o en la otra’ – Manuel Jabois. El periodista del diario El País cuenta con su particular elocuencia la vida de Gabriel Montoya antes y después de los atentados del 11-M en Madrid. Montoya fue el primer condenado por este ataque terrorista, así como el único menor de edad implicado. Una historia cruda y directa en la que no faltan drogas, violencia y traición en los bajos fondos de Asturias, de donde salieron los explosivos que los terroristas utilizaron para asesinar a 191 personas.

‘El combate’ – Norman Mailer. El 30 de octubre de 1974, bajo el amparo de la férrea dictadura que gobernaba Zaire por entonces, Muhammad Ali y George Foreman se enfrentaron en uno de los combates de boxeo más ilustres de la historia. Una brillante y extensa crónica del evento y los días previos al mismo que sirve para comprender la sociedad africana, al megalómano dictador Mobutu y un deporte con poco respaldo mediático. Literatura y periodismo de alta calidad, tanto para amantes del boxeo como para aquellos que lo desconocen.

‘Voces de Chernóbil’ – Svetlana Alexievich. Hace tres décadas, un accidente nuclear convirtió la región ucraniana de Prípiat en el escenario de una de las principales catástrofes medioambientales de la historia. En este libro, cuya autora fue galardonada con el Premio Nobel de Literatura en 2015, hablan quienes lo vivieron. A través de uno de los más extendidos géneros periodísticos, la entrevista, Alexievich narra la historia de lo sucedido aquel ya lejano abril de1986 y las consecuencias que tuvo para quienes vivían allí.

‘Sarajevo’ – Alfonso Armada. Uno de los más famosos reporteros de guerra españoles desgrana minuciosamente la guerra de Bosnia. En este libro se recopilan los artículos publicados por el periodista, que enviaba desde el frente, junto con las reveladoras anotaciones que hacía en su propio diario personal. Una manera de conocer día a día el avance de un conflicto sanguinario que asoló los Balcanes a principios de los 90, ilustrado con fotografías de Gervasio Sánchez y repleto de valiosos testimonios y desgarradoras historias.

‘El hombre que estuvo allí’ – George Plimpton. Bajo ese sugerente título, el libro aglutina lo más destacado de la obra periodística de Plimpton, fallecido en 2003. Crónicas deportivas de hockey, baseball, boxeo, fútbol americano y retratos de personalidades históricas como John F. Kennedy, Norman Mailer o Leonard Bernstein pueblan las páginas de la obra, en la que no falta literatura paisajística y un estilo difícilmente repetible por su calidad y conexión con el lector.

noviembre 2016

Periodismo de salud: cómo comunicar sobre salud en prensa digital

noviembre 14th, 2016|

Desde hace unos años atrás, el espacio dedicado en los medios de comunicación a la información del ámbito de la salud se ha visto reducido de forma considerable, dejando atrás el boom que vivimos en España antes de la crisis, donde se editaban suplementos con más de 20 páginas en prensa y se emitían numerosos programas divulgativos de salud en otros canales. En su lugar, los foros y portales de internet se han hecho eco de estas cuestiones, generando desinformación. Algo que desconcierta a la sociedad, que sigue demandando estos contenidos de forma creciente pero se ha visto relegada, en muchas ocasiones, a estas plataformas en las que circulan muchos bulos.

Y es que la peor enfermedad que existe es la desinformación, según el sector de la comunicación. Hablar sobre temáticas relacionadas con salud es una tarea ardua, que requiere de un vocabulario técnico específico, la jerga especializada en medicina, y no siempre es comprensible para el público general. Es ahí donde interviene el periodista, el encargado, como en otras materias, de traducir esos vocablos incomprensibles y explicar en qué consiste de un modo más sencillo y conciso.

Dicho lo cual, todavía hay periódicos y publicaciones digitales que cometen algunos errores, a la hora de informar sobre este campo, entre los cuales se destaca, la información fuera de contexto y los términos mal utilizados, pues en temas de salud una información incorrecta o fuera de proporción podría cambiar por completo el diagnóstico de un paciente.

Es por ello que los periodistas tienen la misión investigativa de empaparse de todo aquello relacionado con los temas de salud, antes del proceso de la redacción y la ejecución de las entrevistas. Investigar, leer constantemente y tener las fuentes adecuadas ha sido, es y será crucial para la carrera profesional de cualquier periodista.

 Confidencialidad

Otra parámetro a tener en cuenta a la hora de informar sobre salud en la prensa es la confidencialidad de la información médica, comparable al Off the record de la profesión, referido a que no se puede publicar aquella información pactada con anterioridad con las fuentes, que en este caso son los médicos que no pueden ofrecer el diagnóstico del paciente. Los datos orientativos facilitados por los especialistas en medicina han de servir para apoyar la pieza periodística y abrir nuevos horizontes donde ahondar, pero nunca para hacerlo público.

Teniendo en cuenta lo siguiente, en la promoción de la salud es fundamental una buena comunicación. Es importante entender cómo funcionan estos procesos comunicativos, así como analizar el papel cada vez más activo de los pacientes en Internet y las redes sociales, pues en internet circula mucha información falsa y mitos y es trascendental discernir sobre los mismos y corroborar la información con un experto en medicina antes de hacerla pública.

En este sentido, los especialistas recomiendan a los periodistas que cuando hablemos de ciencia lo presentemos de una forma anecdótica o con base científica, pero siempre respetando la información que se da, especialmente cuando se trata de personas que no son figuras públicas.

La APPV fija un proyecto de expansión para lograr objetivos como dignificar la profesión del periodista

noviembre 4th, 2016|

La asamblea general de la Asociación Profesional de Periodistas Valencianos (APPV) que se celebró ayer jueves en la que se reeligió por unanimidad a Héctor González como presidente. Además, se aprobó una amplia candidatura integrada por 21 socios en el que destaca la creación de dos vicepresidencias específicas, una de organización y otra de tesorería. La APPV, además, suma diez delegaciones a su ejecutiva entre las que se encuentra la del Colegio Profesional, una de las principales reivindicaciones de esta asociación que ya cuenta con 255 asociados.

Por otro lado, también se aprobó la memoria de gestión del año anterior, en el que destacaron las numerosas reuniones con diferentes colectivos y grupos políticos para impulsar los objetivos de APPV o la I Gala Solidaria a beneficio de la ONG Payasospital. Además, a propuesta de la vicepresidenta de impulso social ratificada por los socios, se acordó que la gala solidaria 2017 sería en apoyo de la Fundación Pequeño Deseo.

La Asociación Profesional de Periodistas Valencianos, que fue constituida en 2011 por cinco socios fundadores, fijó también su proyecto de expansión, que le permitirá ampliar la defensa de sus objetivos, entre ellos contribuir a resaltar la importancia social del periodismo, dignificar la profesión y la titulación de periodista o promover plataformas formativas y encuentros entre compañeros para intercambiar ideas e información sobre oportunidades laborales.

De hecho, se abrió un debate entre los socios asistentes sobre la dignificación del trabajo del periodista, ya que en muchas ocasiones el salario que tienen es irrisorio o, incluso, no llega a pagarse nada. La asociación pretende poner en alza la titulación del periodista, ya que para otras profesiones sí que se pide el título correspondiente y, muchas veces, no sucede así en el periodismo. De ahí la defensa de un colegio profesional.

octubre 2016

Retos de futuro del periodismo

octubre 31st, 2016|

El periodismo está atravesando un momento delicado y se enfrenta a nuevos retos que lo hacen prisionero del fallo estructural del sistema, lo que ha potenciado enormemente la crisis del sector. La falta de recursos y las limitaciones profesionales obligan a los que ejercen la profesión, a las redacciones y a las empresas a vivir un periodismo diferente.

En un momento en el que el periodismo se encuentra en entredicho es necesario hallar caminos diferentes y saber sacar partido a la revolución digital que nos sacude en estos momentos, a internet y a las plataformas 2.0. Los medios de comunicación deben reciclarse y adaptarse a los nuevos tiempos que corren pero, sobre todo, tienen que hacer frente a los desafíos más trascendentales que pasan por dignificar la profesión. En los últimos años, son multitud de profesionales los que han reivindicado el papel del periodismo y los periodistas, fundamental para que una sociedad esté informada de lo que ocurre a su alrededor.

Es por ello que diversas asociaciones de profesionales de la comunicación llevan años uniendo sus voces para manifestar una realidad, que para conseguir lo que se requiere del gremio es completamente necesario que el oficio se ejerza desde la profesionalidad, el rigor y la ética de comunicación, al amparo del código deontológico. Son estos principios los que distinguen el trabajo bien hecho, basados en la actualidad acompañada de datos contrastados, fuentes fiables y parámetros de calidad, los que tiene que tener en cuenta la sociedad, porque la defensa del periodismo es también la de su propia libertad.

Ya en el año 2012 la Asociación de Periodistas de Sevilla inició una campaña para dignificar la profesión y acercarla a los ciudadanos bajo el lema #soyPeriodista, con el obejtivo de recuperar la confianza en el periodismo y en sus valores básicos en una democracia.”Nos debemos a los ciudadanos, a los que tenemos que ofrecer un trabajo de calidad.”

El conocido lema, ya clamado en varias ocasiones por distintas asociaciones de periodistas ‘Sin periodismo no hay democracia’ es mucho más que una simple frase reivindicativa, porque si los medios de comunicación no cuentan con un estándar de calidad acorde al servicio que ofrecen, la información que se transmite es peor, de manera que perjudica a la sociedad que, al final, se ve desinformada.

Es por ese motivo que la asociación de Burgos, de Sevilla y de Valencia, entre otras, consideran que los periodistas deben poner en valor la importancia de su trabajo y luchar por dignificar la profesión. En este sentido, la calidad se convierte en la máxima premisa de los retos futuros del periodismo y será a lo que deberán seguir haciendo frente los profesionales, además de utilizar, como ya están haciendo, nuevos recursos para contar historias de interés. En este sentido, desde La Asociación de Periodistas de Burgos señalan que “aunque la tecnología ha cambiado el día a día del profesional, la esencia del periodismo sigue siendo la misma, el oficio de contar las cosas.”