Contacte con el equipo de Soma Comunicación (+34) 961 329 801|soma@somacomunicacion.com

Blog

27 septiembre, 2017

“El periodismo gastronómico requiere que pruebes mucho”

27 septiembre, 2017|

El periodismo gastronómico lleva implícito un cariño y una atención especial hacia la buena cocina. El conocimiento más amplio y detallado contado de manera directa y cercana a un público ávido de nuevas y emocionantes experiencias en la mesa de un restaurante. Una crítica marcada, pero que suele ayudar a ensalzar un local de calidad o que tiende la mano hacia su mejora si no cumple con las expectativas esperadas.

La ‘gastronómada’ Concha Crespo (@conchacrespo), como le gusta denominarse, trata de lograr que cada pieza periodística que compone tenga utilidad para sus lectores, pero dejando siempre una puerta abierta a que decidan ellos acudir al establecimiento y tomar sus propias valoraciones.

¿Qué importancia ha tenido la gastronomía en tu vida?

No entendería mi vida sin la gastronomía. He tenido la fortuna de poder vivir de lo que para tantos es una afición. A estas alturas de mi trayectoria vital sigue siendo la estrella que me guía. Disfruto cocinando y viendo cocinar, viajando para seguir su evolución y para confirmar que la tradición es igual de apasionante. Poder contarlo sigo viviéndolo como un privilegio.

¿Cuáles son las claves para realizar periodismo gastronómico de calidad?

Que te guste y que lo quieras compartir. El periodismo gastronómico requiere que te documentes, que pruebes mucho, que te actualices en los innumerables congresos que se celebran a propósito de la cocina, de la sala, del producto, etc. Y, en televisión, que además te quiera la cámara porque no te imponga y que cuentes con un equipo que sienta la misma pasión y el mismo respeto.

¿De qué manera asesoras a las empresas del sector gastronómico? ¿Qué echas en falta en la mayoría de ellas a nivel comunicativo?

Mi agenda después de 20 años es sabrosa y copiosa. Me encanta conectar gente y compartir con mis seguidores y mis colegas. Igual convoco a los medios de comunicación para presentarles un producto o un restaurante que desmonto y remonto estrategias, establecimientos, etc. Presento innumerables actos organizados por FAcyre y Acyre, por ejemplo. Soy embajadora de productos como Ibéricos Fisan, Almazaras de la Subbética o Ahumados Domínguez, acercándolos a la alta cocina. Echo en falta el “saber hacer” y el conocimiento de los mensajes, los medios y los receptores adecuados.

¿Crees que las redes sociales están teniendo una presencia importante para que la sociedad conozca de cerca la cocina y cada uno de sus secretos?

Creo que todavía queda mucho recorrido para rentabilizar las redes como soporte fundamental de divulgación gastronómica.

¿Y para animar a la gente a que cocine de manera sencilla y rápida?

Sí, en cuanto a divulgar recetarios las redes están siendo decisivas ya.

¿La cocina de qué ciudad española destacas?

La valenciana porque, habiendo vivido en Valencia hasta los 30 años, 20 años después siguen sorprendiéndome los hallazgos y las transformaciones de cocineros, productores y sumilleres.

¿Qué valoras de un buen restaurante, su servicio y su cocina?

Un buen restaurante para mí es el que proporciona felicidad -desconexión/conexión- desde que haces la reserva, aparcas y te reciben hasta que te despides llena de gratitud hacia todo el equipo de sala y de cocina, con buen sabor de boca y de espíritu. Habiendo disfrutado de la sobremesa y deseando volver y contarlo.

Por @casas_castro

“Hay que estar en guardia constantemente para que no nos timen”

22 septiembre, 2017|

En su Twitter se define como activista, periodista, ‘consumerista’, feminista, idealista, indignado, ‘copyfighter’ y ‘cinéfago’, términos que casan a la perfección con la actitud y el arrojo de Rubén Sánchez (@RubenSanchezTW), portavoz de Facua. Lleva desde los 19 años denunciando la violación de los derechos de los consumidores, que considera que se ven más vulnerados que nunca a causa de los fraudes cometidos por muchas empresas y por la dejadez de las administraciones.

¿Dónde te veías 20 años después cuando comenzaste a estudiar Periodismo?

Con 19 años no tenía mucha proyección profesional ni política. Solo estaba ilusionado por entrar en una ONG mientras estudiaba para formarme ahí y no sabía dónde íbamos a llegar como Facua ni todo lo que íbamos a conseguir.

¿Cómo defines el periodismo?

Es una profesión en permanente crisis por parte de los medios, en la que se devalúa a los profesionales, con la aparición de pseudo periodistas que difaman y que hacen que el trabajo se degrade, y se abusa de ellos. Aunque también hay muchos periodistas que están ayudando a la sociedad luchando contra el poder.

¿Qué han supuesto las redes sociales para la profesión?

Han supuesto una revolución, porque permiten llegar a más público sin necesidad de estar en un gran medio de comunicación y viralizar sus publicaciones. Lo negativo es que se produce una ‘infoxicación’ desde los medios: la gente solo lee titulares y se acaban haciendo solo publicaciones que buscan el clic, desde el amarillismo, y eso devalúa la profesión también.

¿Por qué comenzaste a interesarte por la defensa de los derechos de los consumidores?

Era algo que estaba en mi entorno desde que nací: mi padre luchó contra el franquismo y creó Facua, proyecto del que me enamoré desde su fundación en 1981. Él me instó a hacer algo e implicarme en ello.

¿Se vulneran más estos derechos que hace 30 años?

Actualmente hay más reglamentación para regular la defensa de los derechos de los consumidores por comunidades autónomas. Pero ha habido mucha liberalización en España y, por lo tanto, dejadez en el control del mercado por parte de las administraciones. Y aunque se penen los fraudes, los organismos no son suficientemente competentes y hay más que hace 30 años.

¿Qué sectores cometen más fraudes?

Con las empresas hay que estar en guardia constantemente para que no nos timen: desde bancos y compañías telefónicas y energéticas hasta bares y restaurantes, que han aprendido de los primeros. Hay que asumir que debemos auto educarnos en este tema y organizarse para poder enfrentarse a estos peligros más fuertemente.

¿La publicación del libro Timocracia te ha creado enemigos en el mundo de la empresa?

Sí. Si no me creara enemigos significaría que no estoy haciendo bien mi trabajo. Las empresas trabajan mal y, por ello, hay que denunciarlas. Este era el objetivo del libro: proporcionar armas al consumidor para descubrir y destapar fraudes.

¿Qué mensaje te gusta hacer llegar a los consumidores?

Con nuestro trabajo en Facua trasladamos mensajes para que funcionen bien: que unidos tenemos más fuerza y no se reirán de nosotros las empresas como organización. Así tratarán de corregir sus errores. Y si no lo hacen, irán a los tribunales con nuestro apoyo.

Por @casas_castro
Foto: Facua

“Hay que desmitificar la lectura como una afición de eruditos”

15 septiembre, 2017|

Las aficiones de la infancia llevan a muchas personas en la edad adulta a desempeñar profesionales que les apasionan. Como los periodistas que, en su mayoría, fueron de niños grandes lectores. Es el caso de Irene Rodrigo, comunicadora y divulgadora de libros que, sin haber llegado todavía a la treintena, ha conseguido levantar dos pequeñas empresas digitales conectados al mundo literario: Tecomunicas y Léeme.

¿Cuál fue la primera lectura que recuerdas de pequeña?

Las tiras de Mafalda de mi tía, que leía en su casa con cuatro años. También leía libros de niños que me compraban mis padres. Siempre ha habido libros por todas partes en mi casa.

¿Qué han supuesto lis libros en tu vida?

Siempre me han encantado los libros, pero era un anhelo de futuro que tenía, ya que pensaba que no me daría de comer. Al igual que la lectura en sí. Pero he podido montar Léeme, poco a poco a ha ido creciendo el proyecto y se ha convertido en mi profesión. Todo es posible con esfuerzo y trabajo.

¿Qué has aprendido gracia a ellos?

La lectura me ha aportado mucho. Todos los libros hablan de ti, ya que te enseñan algo que te va a valer en algún momento de tu vida, dependiendo de las experiencias de cada momento. Te ayudan a vivir una vida mejor.

¿Te llevaron los libros al mundo del periodismo?

Escribir y leer va muy unido y mi afición por ambas cosas me llevó a estudiar Periodismo. Allí pensaba que mejoraría mi escritura, pero no fue así, ya que los profesores daban por hecho que sabías hacerlo bien. De todos modos, estoy contenta de hacer hecho esa carrera. Aunque hoy tal vez no la hubiera estudiado. También he tratado de nutrirme de otras disciplinas para ampliar mi perfil como el teatro, que me ha dado muchos recursos para ponerme delante de una cámara o para dar una clase.

¿Tienen los libros cabida en los medios generalistas españoles?

Poca y, como mucho, en algún espacio especializado de lectura de La 2. Están muy relegados a espacios para personas a las que ya les gusta leer, pero no para incitar a la lectura. Falta mucho en televisión y radio.

¿Cuáles son las claves para un buen trabajo de divulgación literaria?

Principalmente hablar en un lenguaje coloquial para que cualquier persona se sienta atraída por la lectura y ponerse en el lugar de la otra persona: qué necesita saber, etc. También hay que desmitificar la lectura como una afición de eruditos, ya que cualquier persona puede amarlos. Y si no te gusta leer, no pasa nada, no hay que convencer a nadie, aunque con ellos creces.

¿De qué manera haces uso del copywriting y del storytelling para reactivar negocios literarios?

Existe mucho atraso en el mundo del marketing y de la comunicación aplicados al mundo literario y editorial. Los negocios literarios tienen que ponerse las pilas en ese sentido y nosotros tratamos de ayudarles a destacar lo que les hace diferentes y su valor, a través de estas técnicas, ya que no lo saben comunicar. Sobre todo, les decimos lo importante que es para su sector.

Conduces Tecomunicas y Léeme. ¿El emprendimiento es la clave para los periodistas jóvenes de hoy?

Aunque no montes nada, es importante tener una actitud emprendedora. Actualmente si trabajas en un periódico puedes acabar en la calle porque te echen o porque el medio cierre. Por lo tanto, emprender siempre puede ser una opción más. Emprender es aprendizaje, nunca algo malo y se puede hacer de manera económica. Te aporta habilidades, crecimiento personal y capacidad para buscarte la vida sin tener que pasar por la cola del INEM. También es importante seguir formándote, aunque tengas trabajo, ya que, si no, el cerebro se aletarga y si te quedas en la calle, te puedes sentir perdido, sin saber qué hacer.

¿Qué libro tienes actualmente en tu mesita de noche?

Matar a un ruiseñor de Harper Lee. Me está gustando mucho la relación tan cercana y cariñosa que existe entre el padre y los hijos a mediados de los años 30 del pasado siglo.

Por @casas_castro

El éxito de Snapchat entre los más jóvenes

13 septiembre, 2017|

Desde que los padres, y hasta los abuelos, se introdujeron en Facebook, la gente joven se ha trasladado a otras redes sociales como Instagram y Snapchat, sobre todo, esta última. Cuando Facebook comenzó a ser utilizada, la media de edad rondaba los 25 años, por lo que, actualmente, esas personas ya tienen 35 años o más.

El grupo de investigación eMarketer señaló en su último estudio que los jóvenes de EE.UU. entre 12 y 17 años no tenía previsto hacerse un perfil en Facebook, lo que supone un descenso del 3,4%, hasta los 14,5 millones de usuarios, este año. Mientras, Snapchat es utilizado por 15,8 millones de adolecentes. Asimismo, el grupo de edad comprendido entre 13 y 24 años también prefieren Snapchat.

¿A qué se debe ese éxito entre el público con menor edad? Su principal atractivo es que los mensajes se autodestruyen, por lo que queda rastro de la actividad realizada, y solo se pueden encontrar a los usuarios conociendo su nick. La aplicación, además, es gratuita y existe la posibilidad de esconder las identidades. A todo esto se suma que no resulta fácil, por lo que aleja a padres y madres, y los divertidos filtros que emplean se han convertido en otro reclamo.

Aunque Snapchat sigue creciendo, Facebook es, indiscutiblemente, el rey de las redes sociales, sobre todo, tras la compra de Instagram. Estas, además, introdujo cambios similares a la red del fantasma, como las historias o las máscaras selfies para tratar de atraer y mantener el público más joven.

El mayor problema que se encuentra Snapchat radica en el volumen publicitario que acumula Facebook, con unos 2.000 millones de dólares anuales, si bien es cierto que muchas empresas invierten grandes sumas de dinero para elaborar anuncios de 10 segundos que luego acabarán desapareciendo a las 24 horas.

Y, mientras, Facebook anda preocupado por la pérdida de interés de los adolescentes en su red social, cambiando su preferencia hacia Snapchat. Además, se ha entablado una especie de guerra entre ambas plataformas, que va desde el fallido intento de compra por parte de Mark Zuckerberg hasta los números en bolsa o la lucha por ver quién da las mayores cifras de impactos y usuarios.

Así las cosas, tanto una red social como la otra, anuncian mejoras en la plataforma para no perder gente (ni dinero). La última noticia fue lanzada por Snapchat hace apenas una semana en la que se hablaba la posibilidad de crear Geofiltros desde los propios teléfonos a través de la función Snapchat Creative Studio a algunos países de Europa, una opción que ya comenzó a emplearse en EE.UU. Esta actualización permitirá a los usuarios europeos utilizar los Geofiltros para eventos especiales, como bodas o cumpleaños.

El uso del vídeo llega por fin a LinkedIn

7 septiembre, 2017|

Desde hace tiempo, las redes sociales apuestan firmemente por el vídeo como contenido principal. De hecho, aún faltaba LinkedIn por otorgarle este protagonismo y la última actualización, que llegará en breve, permitirá a los usuarios subir vídeos desde la propia aplicación, que se reproducirán de forma automática al hacer scroll.

Los contenidos en vídeo son los que generan más engagement, interés y más visualizaciones de perfil, por lo que LinkedIn, como red profesional que es, no se quería quedar atrás. Por ejemplo, si un periodista ha trabajado en televisión, puede subir directamente su video book con el cual dar a conocerse o una empresa que quiera subir su propio anuncio.

Los vídeos durarán 10 minutos como máximo y se podrán subir tanto en horizontal como en vertical. Los usuarios dispondrán de los datos del impacto que haya generado, tanto las visitas como los ‘me gustas’ o las veces que haya sido compartido. También se podrán conocer las interacciones que haya registrado el vídeo y se ofrecerá información sobre los espectadores, tanto dónde trabajar como el cargo que ocupan.

De esta manera, LinkedIn pretende dotar de un nuevo uso al vídeo en LinkedIn, ya que sabiendo el público al que se atrae, tanto los profesionales como las empresas podrán hilar más fino en todo aquello que comparten. Previsiblemente, la red social premiará a los usuarios que suban más contenido audiovisual, como hacen otras plataformas como Facebook, si bien es cierto que ya está tratando de darles prioridad cronológicamente.

Para subir el contenido en vídeo habrá que pulsar el icono de videocámara que aparecerá en la caja de mensajes, una opción que se tendrá por primera vez en esta red social. Aunque todavía no hay una fecha concreta para esta nueva e importante opción, LinkedIn anunció que aparecería de forma gradual en los usuarios en los próximos meses.

Cómo han informado los medios sobre los atentados de Cataluña

1 septiembre, 2017|

Desde que el pasado 17 de agosto se produjeron los terribles atentados en Barcelona y Cambrils, mucho se ha hablado del tratamiento llevado a cabo por los medios de comunicación españoles. En una situación de emergencia y de crisis como la que tuvo lugar la desorientación de los medios fue evidente en un primer momento, ya que la confusión reinaba mientras se trataba de esclarecer qué había sucedido.

Por ejemplo, prácticamente todos los medios de comunicación, tanto locales como nacionales, informaban en sus redes sociales y en su apartado digital que el terrorista que conducía la furgoneta se encontraba atrincherado en un kebab turco con varios rehenes. Nada más lejos de lo que realmente sucedió y que no fue mucho más alentador.

Los medios, en lugar de haber hecho caso a estos primeros bulos, tendrían que haberse cerciorado de lo que sucedía a través de las fuentes oficiales, como los Mossos de Escuadra, a los hay que reconocer una encomiable labor de información tanto off como online.

Al caos surgido de las primeras informaciones hay que añadir la proliferación de vídeos e imágenes que vulneraban los derechos de las víctimas, tendidas en el suelo, muertas y heridas. Y muchos medios de comunicación no dudaron en publicarlas en sus canales. En torno a esta cuestión se ha abierto un debate ético muy interesante que se podrá abordar en otro post: ¿son información o amarillismo?

En las siguientes horas del atentado y conforme las Fuerzas y y Cuerpos de Seguridad de Cataluña y del Estado iban esclareciendo los hechos, las informaciones fueron cobrando sentido. De hecho, se iniciaron las comparecencias públicas de rueda de prensa a través de las cuales se pudieron obtener datos más fiables sobre los sucedido.

Durante los días posteriores, en los que se conoció más sobre la explosión en Alcanar o sobre la identidad de los terroristas y la célula que conformaban, la prensa comenzó a dividirse. Y eso no solo se ve en los propios artículos de opinión y editoriales, sino también en los titulares de las noticias. De hecho, una parte de los medios de comunicación a nivel nacional trataba de mezclar el ataque terrorista con el proceso de referéndum en el que vive inmiscuida Cataluña.

La coyuntura política ha sido uno de los puntos destacado en el tratamiento del atentado en Barcelona y Cambrils, una situación que no se ha visto en otros ataques de similares características como los de Niza o Londres, por ejemplo. Ello, unido a la sensación de desinformación y amarillismo que mucha gente ha sentido por parte de los medios, ha hecho que una buena parte de la ciudadanía haya perdido su credibilidad en los periodistas.

Habría que estudiar concienzudamente y entonando el ‘mea culpa’ cómo se ha tratado el atentado en los medios de comunicación, ya que, al margen de que muchos lo han hecho con total profesionalidad, otros lo han contado de manera nefasta.

30 agosto, 2017

Carta a un estudiante de Periodismo

30 agosto, 2017|

Hola, futuro compañero o compañera,

En breve comienzas tu andadura en la Universidad. Decidiste estudiar aquello por lo que creías tener vocación, Periodismo. Sé que aún piensas en aquellas redacciones de antaño, en las que resonaban las máquinas de escribir y el humo de los cigarros conformaba una espesa niebla; aquella época en la que el Periodismo se escribía así, con mayúscula, pues era una profesión amada y temida a la vez en la que destapar pufos o sacar exclusivas era una victoria para toda la sociedad.

Sin embargo, y sin ánimo de amargarte la ilusión, mucho ha cambiado desde aquello. Los que estudiamos esa carrera hace 20 años no nos imaginábamos cuánto iba a transformarse y qué poco o qué despacio se iban a ir adaptando los medios de comunicación ante la llegada de Internet y la web 2.0. Por eso, aquí estoy, querido amigo o amiga, para darte unos consejos en modo abuela cebolleta para que el recorrido sea algo más sencillo:

– Si aún no lo has hecho, aprende mecanografía ya. Creo que es lo que más me ha servido en mi trayectoria profesional, ya que los dos años en los que me empapé los cuatro Métodos me han ayudado a ser muy veloz y rápida. Primero con la máquina de escribir (las Olivettis de toda la vida) y ahora con el ordenador, lo cual es un alivio cuando tienes páginas y páginas que escribir.

– La carrera de Periodismo poco o nada tiene que ver con lo que te vas a encontrar ahí fuera. No pasa nada. Empápate de todo el conocimiento que puedas, pero haz prácticas o trabaja en un medio si tienes la fortuna de conseguirlo mientras estudies. Es duro compaginarlo, pero lo agradecerás cuando finalices.

– Como sabes, las nuevas tecnologías han cambiado la forma de hacer Periodismo. Las redes sociales y el entorno digital van a ser tus principales aliados, no tus enemigos, para que, cuando finalices el periplo universitario, tengas las competencias suficientes como para encontrar antes un trabajo, bien sea en un medio, en una agencia o en un departamento de comunicación.

– Trabajar en un medio de comunicación, sobre todo en un periódico, es duro tanto por horario como a la hora de buscar temas propios. Y no hablemos de la precariedad laboral. Grábatelo bien para no caer en el desánimo a la primera de cambio. Paciencia.

Sé buen compañer@. Parece una obviedad, pero encontrarás gente que te roba tus temas (incluso en la misma redacción), que no comparte o que miente. No les sigas la corriente. Como dijo Kapuscinski: “Las malas personas no pueden ser buenos periodistas”.

– Actualízate continuamente, ya que el Periodismo y todo lo que rodea a la comunicación va a ir cambiando constantemente. Nuestra profesión requiere de un estudio constante. No vale con el título universitario, se necesita saber desde qué se mueve en Internet, hasta las noticias de día a día. En un mundo global y dinámico, el periodista no puede estar parado nunca.

Valora a todos tus compañer@s, estén en un gabinete de prensa, en una agencia de comunicación o en el periódico de la competencia. Todos somos profesionales con los que tarde o temprano podrás tener contacto.

– Encontrarás a mucha gente que te va a asegurar que estás estudiando una profesión saturada y con altos índices de paro; ni caso si es lo que siempre has querido hacer.

Y, aunque sea un profesión dura, en la que creatividad y la calidad de lo que haces sea tu mayor plus, haz siempre todo aquello que te gusta. Muchas veces la vida te lleva por otros derroteros profesionales, aunque al principio soñáramos con ser corresponsales de guerra. El Periodismo es mucho más que eso y, poco a poco, te irás dando cuenta y haciéndote tu espacio.

Patricia Moratalla

Foto: Marga Ferrer

 

“El impacto social de ‘Juego de Tronos’ es innegable”

25 agosto, 2017|

Convertir una afición en parte de tu trabajo es todo un placer. Y si no que se lo digan al periodista Jesús Travieso, que lo ha hecho durante un tiempo en el blog Solo un capítulo más de 20 Minutos, poniendo el foco del análisis sobre las series de televisión que se acababan de estrenar y sobre las más punteras del momento. Actualmente trabaja en ElDiario.es, donde escribe sobre temáticas tan dispares como política, deportes o cultura.

¿Dónde te veías trabajando a 10 años vista cuando empezaste a estudiar Periodismo?

En radio, pero la realidad te pone en tu sitio. Las diferentes opciones que se te presentan te hacen escoger un camino. Y, en mi caso, no fue el radiofónico. Siempre quise seguir la estela de los periodistas a los que había escuchado durante toda la vida (en casa siempre hemos tenido la radio puesta). Por imitación y admiración.

¿Qué importancia están teniendo las redes sociales en el mundo del periodismo?

Depende de su uso. Una cosa es utilizarla como fuente o para conseguir algún dato y otra para difundir las informaciones. Hay que utilizarlas en su justa medida, porque no te puedes fiar de lo que encuentras en ellas. Su uso determinará tu imagen como periodista: la gente se dejará llevar por lo que publiques, por eso hay que ser siempre rigurosos y saber medirse. Si no podemos caer en bulos como ha estado sucediendo estos días con los atentados de Barcelona.

¿Cómo defines la situación actual del periodismo español?

Según lo vivido en mi corta carrera, la defino por el movimiento total a internet, algo que ya comencé a vivir cuando era becario. Muy poco va quedando ya en papel. Ya no hay vuelta atrás. Pero, en internet o no, sigue siendo periodismo, solo han cambiado las herramientas y el formato.

¿Y la política española? ¿La definirías con la trama de alguna serie actual?

Si existe debe ser una muy sosa, porque la política en España solo se activa en periodos electorales, salvo que se apruebe alguna ley importante. No es excitante como sucede para el periodismo en Estados Unidos con Trump, que se pasa el día dando titulares. En nuestro país los temas que más se viralizan son los sociales.

¿De dónde te viene la afición por las series?

Empecé por recomendación de amigos y acabé queriendo estar a todo. Pero te quita mucha vida social y al final quieres desconectar algunas temporadas. Antes había más series buenas y ahora no tanto. Ahora solo hay Juego de Tronos. No hay más series de las que hable todo el mundo.

¿Qué necesita una serie para que te enganche?

Un primer buen capítulo y luego un segundo. Si no lo hay, suelo dejar de verla. Aunque a veces también funciona que la gente hable bien de ella y acabas tragándote varios capítulos malos hasta que se pone interesante. No soy muy maniático con los géneros, por eso me engancho a casi todo. La comedia me cuesta más.

En tu opinión, ¿cuáles son las mejores series de la historia?

Juego de Tronos te puede gustar o no, pero el impacto social que ha tenido es innegable. También me gustó The Shield, Los Soprano, A dos metros bajo tierra, Dexter, Deadwood, Breaking Bad, Homeland o Sons of Anarchy.

¿Cuáles son las claves para enganchar, en este caso, al lector a una de tus críticas sobre series?

Trato de diferenciarme. He leído críticas de otros compañeros, me he documentado sin buscar un estilo y he acabado diferenciándome. Tienes que conocer bien el ámbito en el que te mueves.

¿Hay algo peor para un seriéfilo que un spoiler?

Los spoilers joden, pero no te cambian la vida. Con la madurez te preocupan menos. A mí me jode más que una serie que te gusta comience a decaer.

Por @casas_castro

La fotografía deportiva en la Vuelta ciclista a España

21 agosto, 2017|

La Vuelta ciclista a España volvió a su cita con el calendario deportivo veraniego el pasado 19 de agosto. Y, con ella, una oportunidad diferente de comunicar y acercar un momento histórico a los fanáticos de este deporte. Pero, ¿cómo fotoperiodistas y medios de comunicación -digitales e impresos- hacen llegar el día a dia a los espectadores que no pueden presenciar in situ sus etapas?  Mediante la fotografía, esa protagonista principal del pelotón.

Capturar un adelantamiento, un sprint o una imagen del pelotón es la misión de estos fotógrafos, que se suben diariamente a la moto y los siguen de cerca durante toda su trayectoria, viviendo cada momento de la carrera con pasión para dejar constancia del mismo a través de un fotograma, “un instante único e intransferible”, señala Luis Gómez, de Photo Gómez Sport, una empresa familiar que ha vivido las dos fases del ciclismo y que ha cumplido 30 años cubriendo eventos deportivos como La Vuelta.

De hecho, son muchos los periodistas, fotoperiodistas y medios de comunicación los que acuden a dar cobertura a la Vuelta. El profesional referido considera que lo más importante para hacer una cobertura de este tipo es “contar con un piloto bueno, con el que tengas una reciprocidad y una conexión vital, porque le tienes que confiar tu vida a él.  Además de hacer una inversión en un buen material fotográfico y una infraestructura cómoda, como es una  moto con maletas a los laterales con mucha potencia, que no consuma mucho, para así no perderse ningún momento de la carrera por tener que ir a repostar”.

Para estos comunicadores gráficos que también se juegan la vida en la carretera, al igual que los ciclistas que participan en la carrera, lo más importante es formar parte del pelotón, que los corredores les conozcan, les dejen pasar y consigan presencia en el mundo del ciclismo. “Sentirte arropado en el pelotón es el mayor reto de un fotógrafo de ciclismo”, recalca Luis Gómez.

Fotografía especializada

Aunque existen diversas especialidades en el ámbito de la fotografía, los que  aman este deporte se decantan por la vía más paisajística, dinámica y aventurera  que entraña el ciclismo.

Para tener buenos resultados, se requieren objetivos de gran alcance como  teleobjetivos o  gran angulares que permitan una mayor profundidad de campo y  aporten una  perspectiva general, pero sin obviar los de corto alcance para tomar  otro tipo de  imágenes al detalle, sintéticas, que expresen una emoción o un  sentimiento de un  ciclista.

Cualquier detalle, por insignificante que parezca, permite acercarle al lector la  vuelta de una forma personal y duradera en el tiempo, siempre desde un  prisma artístico. “El ciclismo es un deporte dinámico que permite la búsqueda  de fondos y enfoques artísticos en los deportistas, a fin de recrear una escena  bien profesional, sin olvidarnos del encuadre que permite realizar fotografías completamente distintas de un mismo momento”, concluyen.

Photo by: Photo Gómez Sport
Written by: Inma Gabarda

“El gran reto del ‘food marketing’ es crear marcas con alma”

18 agosto, 2017|

La alimentación se ha convertido en una de las principales temáticas de interés por parte de los usuarios que utilizan las redes sociales y el ‘food marketing’ marca el camino de acceso a esta información, que proporcionan empresas del sector que se quieren dar a conocer a través de estas herramientas.

-ivoro (@_ivoro), antes Gastromedia, es una de las agencias que se encarga de facilitar esta tarea a las marcas de alimentación. Recomiendan a sus clientes que analicen qué están haciendo en redes sociales, por qué lo están haciendo, qué resultados están consiguiendo y cómo contribuye su presencia digital a los objetivos generales del negocio. Pedro Á. Bretones, CEO de -ivoro, profundiza más sobre esta labor para nuestro blog.

¿Qué posibilidades tienen las redes sociales dentro del ‘food marketing’?

La comunicación ya no la hacen las empresas, sino las personas. Las redes sociales son herramientas que ayudan a que las personas se expresen, se comuniquen, se informen, aprendan. La cocina, y la alimentación en general, está muy presente en redes sociales simplemente porque, además de tener la necesidad de alimentarnos para sobrevivir, las personas tenemos una cultura gastronómica que siempre está en expansión. Aprendemos por imitación y probablemente las redes sociales son la fuente principal de acceso a nuevos conocimientos culinarios: ingredientes, productos, técnicas de cocina, nuevos usos de alimentos, presentaciones, momentos de consumo, etc. Desde -ivoro recomendamos a las marcas de alimentación que hagan una pausa y analicen qué están haciendo en redes sociales, por qué lo están haciendo, qué resultados están consiguiendo y cómo contribuye su presencia digital a los objetivos generales del negocio. Mientras los responsables de marketing de las marcas de alimentación no tengan la visión y los recursos para tomar en serio e integrar en su estrategia de negocio su presencia digital, que es la clave para establecer una relación directa con el consumidor, todo lo que veremos será una gran pérdida de tiempo y de oportunidades, grandes dosis de frustración, etc. Y lo peor de todo: marcas invisibles, inexistentes, que gastan mucho dinero para estar presentes en los puntos de venta, pero que por desgracia no están presentes en la vida de las personas.

¿Qué ofrece -ivoro a sus clientes como concepto?

Las personas no son omnívoras. Todo el mundo come, pero sólo algunos alimentos, algunos sabores, algunas marcas forman parte de la vida de las personas. Nosotros nos dedicamos a que esto suceda. Ayudamos a las marcas de alimentación a innovar en la forma de plantear su estrategia de marketing para que, además de conseguir un margen por la venta de sus productos, consigan crear valor y lograr posicionarse en la vida de las personas que compran y consumen sus productos.

¿Cuáles son los retos actuales del ‘food marketing’?

El ‘food marketing’ necesita evolucionar. La mayoría de profesionales enfocan sus esfuerzos en idear e implementar un plan de marketing orientado a unos números (ventas, rentabilidad, cuota de mercado, etc.) y eso ya está superado desde hace décadas. Los retos ahora son otros. Pero si tuviera que elegir uno, diría que el gran reto del ‘food marketing’ es crear “marcas con alma”, capaces de atender de forma única y ejemplar alguna necesidad concreta de ciertos consumidores. Y, de paso, afrontar la desconfianza general del consumidor; ofrecer valor a un precio razonable pero no de guerra; ser digital y global sin perder la autenticidad; reformular los productos para adaptarlos a las nuevas tendencias de consumo; proporcionar la información que el consumidor reclama; ser expertos en lo que venden y demostrarlo utilizando los medios que utilizan los consumidores y no sólo los que utiliza la distribución; contribuir al cuidado del medio ambiente con hechos; cuidar de todas las personas que trabajan para “crear” los productos que los consumidores se comerán; invertir en tecnología para ser flexibles y capaces de ofrecer personalización a costes competitivos, y ser transparentes y practicar la integridad. El campo de la innovación en el ‘food marketing’ es extenso.

¿Es posible para una pyme alimentaria afrontar estos retos en solitario?

Nosotros pensamos que no. Que los tiempos han cambiado y que hay que adoptar una mentalidad amigable con el “open innovation”, es decir, abrir la organización a la colaboración en red con profesionales de todo el mundo, cada uno experto en lo suyo. Nosotros hace tiempo que adoptamos esta mentalidad, integrando nuestro equipo con una extensa red de colaboradores. Ahora queremos potenciar y ampliar esta red para crear una potente plataforma de servicios de ‘food marketing’ que ayude a miles de pymes de todo el mundo a afrontar sus retos.

Por @casas_castro