Contacte con el equipo de Soma Comunicación (+34) 961 329 801|soma@somacomunicacion.com

Destacado

24 noviembre, 2017

La fuerza reputacional del contenido hablado

24 noviembre, 2017|

Siempre se ha dicho que el contenido es el rey en los entornos digitales y en las estrategias de comunicación y marketing que siguen las marcas y las empresas para posicionarse como referentes en sus mercados. Con todo, saber combinar el ámbito online con el offline significará una mayor repercusión y fortaleza de ese atributo regio de lo que publicamos, decimos y compartimos con la vehemencia de expertos autorizados, fuentes cualificadas, textos originales de nuevo cuño y técnicas implementadas para posicionar a todos ellos con las palabras clave por las que dichas empresas o marcas son localizadas en internet y en las redes sociales.

Y es en el ámbito offline donde acaparan protagonismo las citas, jornadas, foros o eventos cargados de contenido hablado en el que las marcas, al igual que enmarcan blogs especializados con su apoyo o publicitan sus atributos en medios digitales, impulsan al organizarlos o colaborar en ellos un posicionamiento reputacional por el contexto de networking, debate entre expertos, aportación original de puntos de vista en relación a hechos noticiables de actualidad y, cómo no, por la inclusión oportuna en los programas de estas citas de referentes vinculados directa o indirectamente a las mismas.

Así, de la confluencia entre el contenido online bien planificado a partir de unos objetivos de impacto y de posicionamiento; con el contenido offline o hablado, las empresas y las marcas pueden conseguir que su estrategia de mercado se vea reforzada por una buena reputación, un posicionamiento acertado y un refuerzo de sus valores con un sentimiento positivo aparejados a los mismos que remarcarán su autoridad o incidencia en su sector.

En este punto es fundamental contar con recursos para organizar un evento, disponer de un enfoque profesional de comunicación y marketing, practicar interna o externamente con el apoyo de una agencia de comunicación las relaciones públicas para conseguir que la cita acapare le visibilidad, la convocatoria y los ponentes acertados y saber medir a posteriori el impacto offline y online de la apuesta.

Soma Comunicación organiza con la colaboración de Resuinsa el próximo 30 de noviembre en Barcelona el #hospDay. Inscripción abierta y gratuita: http://bit.ly/2zoFsuT

Posted by Óscar Delgado
Photo by Marga Ferrer

Llega la transparencia para los anuncios políticos en Facebook y Twitter

22 noviembre, 2017|

Los anuncios en Twitter y Facebook parecen tener más impacto de lo previsto, sobre todo, los políticos. De ahí la importancia del escándalo probado sobre la influencia de Rusia en estas redes sociales durante las últimas elecciones presidenciales a Estados Unidos a favor de Donald Trump. ¿Realmente ayudaron a que ganase? Solo hay que tener en cuenta que esta publicidad en Facebook fue vista por 126 millones de personas (incluido el contenido compartido), según informó The Washintong Post.

Por ello, desde el Gobierno estadounidense se ha amenazado con regular este tipo de publicidad, pues no existen pruebas suficientes para conocer el gasto político en las redes sociales.

Ante esta tesitura, tanto Facebook (junto con Instagram) y Twitter van a tomar medidas para ser más transparentes en este tipo de ‘ads’. De hecho, la compañía de Mark Zuckerberg reconoció que Rusia manipuló propaganda libremente en Facebook. Como no va a retirar este tipo de publicidad, la solución que han adoptado es conocer previamente la identidad y las ubicaciones de los anunciantes. Además, van a añadir la opción en la que se indique quién ha pagado ese anuncio, un requisito que comenzará a verse en Estados Unidos.

Asimismo, Facebook acaba de señalar que a finales de este año va a lanzar una herramienta a través de la cual sus usuarios, así como los de Instagram, puedan saber si han seguido cuentas relacionadas con Rusia entre enero de 2015 y agosto de 2017. Esta nueva función estará disponible en el Centro de Ayuda de Facebook.

Sin embargo, esta opción no mostrará si se han visto de forma orgánica las cuentas trol rusas. Un punto a tener en cuenta, puesto que el contenido que trató de interferir las elecciones llegó a través de alcance pagado y publicaciones compartidas por otros usuarios. La herramienta sería más útil si Facebook pudiera enumerar las cuentas cuyo contenido fue visto o se hizo clic, incluso si no siguieron la cuenta trol que se creó ad hoc, pero el asesor de la red social, Colin Stretch, comentó durante su comparecencia en el Senado de EE.UU. que técnicamente es muy difícil extraer toda esa información.

Por su parte, Twitter también ha tomado cartas en el asunto y planea abrir una sección en su web en la cual la gente podrá consultar: los anuncios que se han publicado; el tiempo que han estado activos; el partido político que han estado apoyando; el target de la campaña; y el dinero empleado, así como el histórico de todo lo que haya gastado el anunciante.

También será posible reportar la publicidad que el un usuario considere inapropiada o avisar de que su ideología no coincide con el anuncio que se le muestre y, por tanto, ese partido político no le incluya en la segmentación. Se trata de unas medidas con las que la compañía quiere ser más transparente y lograr que el gobierno no lleve a cabo esa regulación con la que se podrían echar atrás muchos anunciantes.

Cómo se realiza un informativo en televisión

17 noviembre, 2017|

En periodismo la información no se expresa igual en todas las plataformas. Los lenguajes se adaptan a los destinatarios y el mensaje a las exigencias de la audiencia y al canal por el cual se transmite. De modo que, en televisión los titulares que se lanzan son siempre frases cortas y sencillas para acaparar el interés de la audiencia sin discriminar el poder de la imagen que, en este caso, ejerce sobre el espectador.

Conocer estos preceptos es esencial para saber cómo se realiza un informativo, detrás del cual se esconde un equipo de realizadores, productores, editores y presentadores. La primera tarea es convocar una reunión de escaleta, en la que los diferentes departamentos que componen la empresa de comunicación exponen los temas de actualidad que serán tratados durante el día. De ahí, se realiza una selección y se escogen los contenidos que se van a abordar y de qué manera. Después, se solicita en la sala de documentación los recursos audiovisuales, en caso de necesitarlos y se programan las salidas para grabar nuevas imágenes con las que ilustrar el resto de noticias.

Se asignan los trabajos y un equipo, formado por un redactor y un cámara, va a cubrir el hecho noticioso. Mientras, en realización los redactores van preparando el guión del informativo para los presentadores. Cuando retornan los periodistas con las imágenes tienen que montar los vídeos en tiempo récord, en ocasiones, porque llegan poco antes de comenzar la emisión.

Los vídeos suelen tener una duración de un minuto apróximadamente y, como se dice en la jerga periodística, se graba una voz en off locutando la noticia y posteriormente se va asfaltando con las imágenes seleccionadas para contar el hecho acaecido, acompañado de unos segundos de imágenes con sonido de ambiente (colas) para hilar con la próxima noticia.

Cuando el apartado audiovisual está predispuesto, son los operarios técnicos los que se encargan de reunir todos los recursos para emitirlos en el momento del directo, según el orden establecido en la escaleta. Una vez están reunidos todos los materiales, los encargados de presentar el informativo pasan por maquillaje y peluquería y después ocupan sus asientos.

Durante el informativo se suele seguir un protocolo de actuación entre los profesionales de la comunicación. Normalmente, los presentadores saludan a los espectadores y comienzan a leer con ayuda de un soporte electrónico, el teleprompter, los titulares de las noticias que componen el sumario. Después, arrancan los vídeos y se van intercalando con las conexiones en directo que se realizan desde la redacción con los distintos corresponsales o enviados especiales.

Al finalizar, los periodistas se despiden de los espectadores, recogen los apuntes y vuelven a la redacción para continuar con la producción de noticias para la siguiente franja horaria.

“El empresario tiene mucho de héroe”

15 noviembre, 2017|

Un periodista nunca sabe los caminos por los que le va a llevar su carrera profesional con el paso de los años. Y si no que se lo digan a Raúl Alonso (@raulalonsoenlared), que se ha especializado en management, emprendedores y distribución comercial para su trabajo en publicaciones como Emprendedores, Forbes o Tapas, entre otras. También es bloguero de Movistar en el proyecto Con Tu Negocio y de Anida BBVA y genera contenidos online para otras empresas como Santander, Amadeus o Crédito y Caución.

¿Cómo defines el periodismo?

Gabriel García Márquez lo definía como “el mejor oficio del mundo” y el maestro Ryszard Kapuściński como “dar la luz para que la gente vea cómo las cucarachas corren a ocultarse”. Dos visiones muy diferenciadas, pero no excluyentes en las que seguramente nos gustaría vernos identificados a muchos profesionales. Sin embargo, obligan a llevar una camiseta muy exigente que, además, debes vestir las 24 horas del día. Desde mi visión, muchos periodistas, como yo mismo, nos conformamos con cumplir lo más dignamente posible con otras misiones como la de divulgación. Y me gusta pensar que también aporta ese granito de arena que a todos nos corresponde para trabajar por un mundo mejor y más justo: no todo van a ser grandes titulares.

¿Qué te llevó a dedicarte a esta profesión y a especializarte en gestión de empresas?

Al periodismo me llevaron dos pasiones: la de entender qué está pasando y la de contar historias. A la especialización en gestión de empresas, los vaivenes en el ejercicio de una profesión dura y exigente. Para mi fortuna, más tarde descubrí que la empresa y la forma en que se gestiona reproducen el mundo en toda su complejidad, lo articula, condiciona, manipula y enriquece. Con la empresa se puede hacer lo mejor y lo peor.

¿Cuáles son las claves para realizar periodismo de empresas y de emprendedores de manera eficaz y con calidad?

Sin veracidad y honestidad no hay nada que hacer, pero creo que son las capacidades de observación, escucha y análisis las que marcan la diferencia en el resultado final. Y aún añadiría una más: una medida dosis de empatía con la fuente. Sé que muchos compañeros no estarán conformes, pero creo que ese esfuerzo por entender el punto de vista del entrevistado –incluso cuando te repugna– permite hacer mejor tu trabajo.

¿Cuál es el panorama actual de la empresa española? ¿Cómo consigue salir adelante?

El empresario tiene mucho de héroe: es una persona que se ha esforzado por ver cumplidos sus sueños y que se pelea a diario por seguir haciéndolo, ya sople el viento de contra o de cara. Yo los admiro, de modo especial al pequeño empresario, pero tengo la sensación de que España no es capaz de identificar en ellos un motor y un modelo de progreso. Puede que haya algo de eso que decía Borges, cuando los españoles quieren señalar que algo es bueno dicen ‘es envidiable’. También es cierto que pocos empresarios se esfuerzan por acercarse a la sociedad. Hay mucho que aprender en transparencia, quizá porque durante muchas décadas funcionó mejor el tejemaneje que el esfuerzo y la innovación. Hoy quiero pensar que esa cultura desaparece.

¿Qué percibes de los jóvenes que se lanzan a emprender con startups innovadoras y de valor? ¿Se valora igual que en otros países como Estados Unidos? ¿Para las más jóvenes e innovadoras están sirviendo de ayuda las aceleradoras?

Sobre todo, percibo una gran energía. El movimiento startup es lo mejor que le ha pasado al tejido empresarial español en décadas. Hay preparación, innovación, creatividad, esfuerzo y ambición. Espero que algunos de esos proyectos puedan convertirse en grandes empresas y otros muchos más en medianas: para ganar estabilidad y competitividad, la economía española, sobre todo, necesita de medianas empresas. A mí me duele cuando algunos de ellos me explican que para triunfar deben abandonar España. Yo no lo creo, pero sí que es verdad que echo de menos una colaboración más efectiva y organizada de ese talento emprendedor y la gran empresa. Sobre las aceleradoras, unas pocas están cumpliendo bien con sus objetivos y otras tantas se han apuntado a una moda sin recursos ni método. Supongo que es inevitable.

¿Cómo valoras las tendencias actuales en materia de redes comerciales en nuestro país?

El momento es fascinante. La tienda está en un proceso de cambio y todo parece que nos lleva hacia un formato donde se venda menos producto y más servicio y experiencia, y con una fuerte presencia del componente tecnológico. Yo soy optimista sobre el futuro de la tienda física, pero es cierto que hay que trabajar en el encaje entre el online y el offline, que a todas luces son complementarios. Me preocupa más la supervivencia del pequeño comercio independiente, irrenunciable para enriquecer y personalizar nuestras calles. En mi opinión si ofrecen calidad y diferencia contarán siempre con el apoyo del consumidor, que es quien tiene la última palabra. Un consumidor al que cada vez le interesa más el producto local, producido y distribuido con criterios de sostenibilidad y justicia, y es ahí donde el pequeño comercio tiene su gran baza.

Por @casas_castro

HospDay, el evento que aglutina a todo el sector de la hostelería

9 noviembre, 2017|

El sector de la hostelería y restauración u ‘hospitality’, como se conoce en su denominación anglosajona, se ha convertido en clave para que los viajeros puedan vivir experiencias inolvidables. La gastronomía, la decoración y la arquitectura del hotel, los textiles que envuelven la habitación o la atención del personal son imprescindibles para que el turista se lleve consigo una vivienda agradable que le motive a regresar a un establecimiento o a un destino concreto.

El turismo se ha convertido en el motor de la economía española. Hasta agosto 57,3 millones de turistas internacionales visitaron nuestro país y el sector ‘hospitality’ tiene mucho que ver en que estos visitantes elijan nuestro destino. De hecho, se prevé que el año finalice con cifras superiores a las del año pasado, redundando así en puestos de trabajo y en mejorar la calidad del servicio que se presta.

Ante su importante, el próximo día 30 de noviembre tendrá lugar en Barcelona el HospDay (#hospday), un evento en el que se congregará a un importante elenco de ponentes de diversos ámbitos bajo el paraguas del sector de la hostería y la restauración. Durante la jornada se abordará el ‘hospitality’ como generador de experiencias para el viajero, es decir, cómo cada uno de estos ámbitos logra crear emociones y hacer que un establecimiento sea único.

Así pues, en el HospDay estará presente el chef con ocho estrellas Michelin, Martín Berasategui, para explicar cómo se conquista a ese viajero desde el paladar; la autora del blog My Leitmotiv de decoración y diseño Verónica Delgado; la gerente de Carmela Martí, Mamen Pérez, para contar lo que supone vestir bien una habitación o una mesa; el presidente del Círculo Internacional de Directores de Hotel (CIDH), Vicente Romero; el interiorista y diseñador industrial Francesc Rifé, que cuenta con numerosos proyectos en este ámbito; el director general Resuinsa, empresa internacional de textiles para hostelería, Félix Martí, y el presidente de la feria Hostelco, Rafael Olmos.

Cada profesional, desde su visión y experiencia, aportará su granito de arena para explicar lo que cada ámbito representa en un sector tan demandado y en el que son muchos los factores que implican dejan buenas sensaciones al viajero.

El HospDay se celebrará a las 18 horas en Fira Barcelona Gran Via, en la sala 1.1. Además, finalizado el mismo habrá un networking en torno a un catering para que los asistentes puedan charlar con los ponentes y abordar los diferentes asuntos que se van a tratar.

Adquiere gratis tu invitación: http://bit.ly/2zoFsuT

“Los libros son una forma de viajar y de contestar preguntas”

8 noviembre, 2017|

‘Radiofílica’ y devoradora de libros. Así se define la periodista Lara Hermoso, que recuerda haber querido dedicarse a la comunicación desde que de pequeña recorría su casa, radiocasete en mano, entrevistando a toda su familia y a ella misma (al estilo Capote). Trabaja en el informativo 24Horas de RNE y previamente en Cadena SER con Carles Francino. También ha colaborado en la revista Rolling Stones y actualmente lo hace en Jot Down. Antes reflexionaba sobre sus lecturas favoritas en su blog; ahora se las guarda para ella y para sus allegados.

¿Cómo definirías el periodismo en pocas líneas?

Un oficio que se aprende con los años y en el que, por mucho que nos empeñemos, no existe la objetividad, pero sí la honestidad.

¿Qué te condujo al mundo del periodismo? ¿Dónde te veías a nivel profesional 15 años después cuando empezaste la carrera?

No recuerdo haber querido ser otra cosa. Debía de tener siete u ocho años cuando me regalaron un radiocasete con micrófono y a partir de entonces me dediqué a entrevistar a toda mi familia e incluso a auto entrevistarme. Conste que entonces no sabía que eso ya lo había inventado Truman Capote.

¿Qué ‘placeres’ le encuentras a la radio como usuaria y como profesional de la comunicación?

Siempre ha sido y será mi medio favorito por su inmediatez y su calidez. El otro día leía un artículo de Elvira Lindo en El País en el que decía que “nada supera el lazo íntimo que establece una voz con sus oyentes” y no puedo estar más de acuerdo. Mi padre es un gran oyente de radio y en casa siempre ha sonado. Nosotros también terminábamos contestándole al transistor.

¿Por qué crees no hemos desterrado el papel para centrarnos en los ebooks a la hora de leer libros? 

No lo sé. Personalmente como lectora me encantan los libros como objeto físico y a la hora de leer necesito subrayar y doblar las páginas. También persigo ediciones antiguas y/o raras.  Conste que tengo un ebook y, a pesar de que las torres de libros empiezan a campar por el suelo de casa, soy incapaz de usarlo.

¿Qué te aporta la lectura en las noches de frío?

En las noches de frío y en las de verano también. Los libros son un refugio, una forma de viajar, de evadirse, de contestar preguntas. A menudo los libros me sirven para expresar sentimientos que yo soy incapaz de poner en mis propias palabras. Lo escribió Milena Busquets: “donde no llegan mis amigos amados llegan mis libros amados”.

¿Cuáles son tus cinco libros favoritos?

Me niego a señalar solo cinco libros favoritos, amén de que ellos van cambiando conforme uno crece y cambia como lector. Sí puedo decir que tengo debilidad por la Generación Granta a la que pertenecen algunos de mis autores favoritos: Julian Barnes, Martin Amis o Ian McEwan. Le recomendaría a todo el mundo El sentido de un final de Barnes y Amsterdam y Expiación de McEwan. Pastoral americana, de Philip Roth, es otro libro que ha sido fundamental en mi vida. Últimamente he leído a autoras que me han fascinado como Renata Adler, Vivian Gornick, Natalia Ginzburg o Lucia Berlin. Me interesan mucho autores españoles como Luis Landero, que ha escrito libros maravillosos como El balcón en invierno o La vida negociable, y voces jóvenes como la de Laura Ferrero, que ha escrito una primera novela espléndida, Qué vas a hacer con el resto de tu vida. Me encantan los libros de memorias y ahí no puedo dejar de señalar la biografía de Isaiah Berlin, que escribió Michael Ignatieff, o el libro de memorias de Katharine Graham (Una historia personal), que fue editora del Washington Post en un momento en el que en el periodismo solo mandaban los hombres. En las facultades pondría como lectura obligatoria las memorias de Christopher Hitchens, Hitch-22. Y, ante el fenómeno Patria, recomiendo mucho leer los dos libros que ha publicado Edurne Portela: el ensayo El eco de los disparos y la novela Mejor la ausencia. Me temo que al final han salido más de cinco…

¿Cuál tienes sobre la mesita de noche actualmente?

Acabo de terminar El club de los mentirosos, un libro de memorias de Mary Karr que me ha fascinado por su falta de autocomplacencia y su abrumadora sinceridad. Y ahora estoy empezando Yo misma, supongo, de Natalia Carrero, un artefacto curioso del que apenas llevo 60 páginas leídas.

Por @casas_castro

El modelo de suscripción, ¿por qué no termina de triunfar en España?

7 noviembre, 2017|

El modelo de negocio de los medios de comunicación ha cambiado con Internet y las nuevas tecnologías. La publicidad en los medios tradicionales continua su descenso de forma acuciante, por lo que esta caída debería verse compensada por los ingresos online. La suscripción se ha convertido en una de las principales formas de generar dinero por parte de los medios, pero no en todas partes funciona de la misma manera.

En Estados Unidos y Reino Unido el modelo de suscripción online está funcionando correctamente, ya que los usuarios demandan información de calidad, según The Economist. Esto se debe a la aparición de fake news, la ‘infoxicación’ existente o el sensacionalismo de muchos medios. Periódicos digitales como el New York Times cuentan con dos millones de suscriptores, mientras que The Wall Street Journal alcanza los 300.000. Unas cifras que se van incrementado, poniendo así en valor el valor del trabajo periodístico en Internet.

Sin embargo ¿qué sucede en España? En nuestro país este modelo no termina de arrancar, por lo que los medios de comunicación no terminan de levantar cabeza. Ciertamente, la prensa local tiene más problemas para implantar este tipo de captación de ingresos, pero la los medios más grandes tampoco logran remontarlo. Los motivos parecen ser culturales principalmente, ya que la gente se ha acostumbrado a no pagar por los contenidos en Internet. Recordemos que España había estado en el top de los países donde se registran mayores índices de piratería, hasta que EE.UU. la sacó de su ‘lista negra’ en abril de este año.

Para atraer a más lectores online, los medios de comunicación deberían de realizar una campaña pedagógica con los usuarios recalcando en la importancia del pago de contenidos de calidad. A ello se une la desconfianza que mucha gente tiene en torno a los periodistas, ya que los medios se encuentran muy polarizados, por ejemplo, en cuestiones primordiales como la de Cataluña.

El experto digital Pepe Cerezo señala en su informe ‘El auge de los modelos de pago’ que estos son “la historia de sucesivos fracasos” en nuestro país. Eso sí, destaca eldiario.es, que cuenta con las aportaciones de 14.231 socios o Infolibre, para el cual la suscripción ha representado el 53% de su facturación total en 2016.

Por su parte, Facebook, para muchos usuarios una fuente de información, va a probar un modelo de suscripción para los medios y periodistas, un proyecto que comenzará a probarse entre un reducido grupo de editores de Estados Unidos y de Europa a finales de este año. El dinero que se recaude lo recibirá directamente el editor, según ha explicado la red social, la cual afirma que no recibirá ninguna comisión. Estaremos atentos a ver cómo funciona y si realmente es una forma de lograr los esperados ingresos.

De la nueva inmediatez informativa

3 noviembre, 2017|

Cuando en diciembre de 2010 los viajeros españoles sufrieron la huelga de controladores aéreos no podían imaginarse que, coincidiendo con ese hito, se abría un nueva espita de lo que venían entendiendo como acceso a la inmediatez informativa. Por aquel entonces, las decenas de miles de personas aisladas en las terminales de los aeropuertos coincidiendo con el puente de la Constitución, comenzaron a recurrir masivamente a Twitter para conocer la última hora sobre las negociaciones de la huelga, la situación de sus vuelos o el estado de la cosa oficial. Hasta tal punto significó una revolución en el concepto de acceso a la información, que numerosas instancias oficiales, como la propia Aena, decidieron recurrir a este canal para mantenerse al tanto de los acontecimientos y protagonizar la información derivada de éstos. De hecho, la empresa pública que gestiona los aeropuertos y helipuertos en España abrió su cuenta oficial en la red social del pajarito ese mismo mes de diciembre, durante la crisis mencionada.

Desde entonces hasta ahora, la inmediatez informativa ha evolucionado aún más si cabe y, en todas sus mutaciones, las redes sociales han condicionado el ritmo de convivencia entre el sentido tradicional de entenderla y el perfil urgente de comprenderla, al menos desde el punto de vista de la rigurosidad y de la significación misma del concepto. Porque, a la par que cuentas oficiales como la de Aena se subieron desde entonces al carro informativo de los 140 caracteres, con más o menos tino, la inmediatez sufrió un varapalo a la esencia misma que encierra. Porque si por inmediatez se desprende una cualidad de inmediato, en el perfil periodístico del concepto aparece vinculada a una necesaria veracidad informativa. Y ésta, comenzó a ser obviada por el deseo de querer adaptarse en demasía a la rapidez de estos canales, sacrificando dicha veracidad en sintonía con alertas mayúsculas del estilo ‘ÚLTIMA HORA’ o ‘URGENTE’.

Bajo este contexto, los medios de comunicación tradicionales también sufrieron el síndrome de la nueva ‘inmediatez rápida’ carente de veracidad informativa. La radio, el medio que hasta ese diciembre de 2010 había lucido la mayor capacidad histórica para hacerse acreedor de ser el más inmediato, comprobó que la información, incluso la oficial, circulaba de manera más fluida a través de las redes sociales. Por encima, incluso, de la periodicidad horaria de sus boletines informativos. Los cuales, no tuvieron más remedio que comenzar a referenciar tuits para informar de los hechos de última hora relacionados, en el ejemplo que nos ocupa, con aquella huelga de controladores. Si las ondas se subieron a los tuits, el resto de medios tradicionales comenzaron a hacer lo propio, incluyendo como fuente informativa y como referencias válidas, muchas veces sin verificar la fuente o el contenido, los mensajes compartidos en Twitter.

La nueva inmediatez y la TV

Siete años después, asistimos a otra metamorfosis de la nueva inmediatez. En este caso, protagonizada por los medios digitales –portadas que cambian cada pocos minutos con titulares imprecisos- y, especialmente, por la televisión, que ha comenzado a apostar por telemaratones de seudoinformación con reporteros a pie de calle en persecución de hechos, protagonistas o contextos en ocasiones creados o forzados por profecías de acontecimientos que jamás llegan a producirse o, en el caso de que se den, no coinciden con las previsiones informativas que el conductor del programa de turno había preconcebido. Así, como si fueran programas del corazón de la primera década de los 2000, estilo ‘Aquí hay tomate’, los periodistas que trabajan en directos eternos transmiten una falsa inmediatez, un estar al pie de la noticia, cuando lo que realmente practican es el acecho al político o al futbolista; como solo se había practicado en programas del corazón. De fondo, una mesa de debate con tertulianos salidos de la radio que sincronizan lo que leen en las redes sociales con los comentarios que proyectan sobre esa seudorrealidad a la par que el presentador les interrumpe constantemente para dar paso al reportero con un ‘ÚLTIMA HORA’ o un ‘URGENTE’ similares a los que encabezan tuits desde 2010. El periodista desplazado al ‘escenario de los hechos’ suele aparecer cada ‘x minutos’ con la alcachofa en una mano y el móvil en la otra. Cuando le dan paso reproduce como puede lo que su fuente les ha wasapeado, en caliente y sin contrastar, o lo que están rescatando vía Twitter o Instagram.

El resultado de esta nueva inmediatez es un bucle eterno de horas y más horas en las que la veracidad de la información queda supeditada a la urgencia del minuto y resultado que siempre espera novedades. Éstas se presentan como tales y luego son desmentidas o rectificadas por los mismos actores que las anunciaron a gritos.

Entonces, ¿el ruido está en las redes sociales o en los medios tradicionales? ¿Qué misión informativa cumplen los nuevos formatos? ¿Cómo pueden aprovechar los medios de comunicación la brecha entre la inmediatez, la veracidad y la rapidez? ¿Cómo afecta la credibilidad y cómo consigue el receptor de estas informaciones servidas a destajo hacer la digestión sin ruido?

Posted by @os_delgado o @360gradospress

30 octubre, 2017

“Falta mucha pedagogía gastronómica en nuestra sociedad”

30 octubre, 2017|

Rosa Rivas (@gastrorosarivas) ha luchado a lo largo de su carrera periodística, junto a otros colegas, por colocar la gastronomía y el mundo de la cocina en las páginas de los periódicos como parte de la cultura española. Y lo consiguió de la mano de El País. En su trayectoria profesional ha colaborado en RTVE y Canal+, así como en otros medios internacionales como Food Magazine (Suecia), Precious (Japón) o CBS Boston (EE.UU.). Fue galardonada con el Premio Nacional de Gastronomía 2010 y es coautora de Basque, territorio creativo.

¿Qué importancia ha tenido la gastronomía en tu vida?

Siempre he tenido contacto con la gastronomía, pero a nivel profesional ha costado un poco más porque hace 15 años no existía la gastronomía como parte de la cultura en el mundo del periodismo, ni tampoco la difusión de su conocimiento. Pero el tesón tuvo recompensa, ya que trabajé duro junto con otros colegas para lograr que tuviera el lugar que merecía. Como, por ejemplo, en 2007, cuando conseguimos que la gastronomía tuviera su propia sección en El País. También ayudó muchísimo el fenómeno Ferran Adrià y el trabajo de otros grandes chefs.

¿Y cómo se mostraba antes el mundo de la cocina en los medios?

Mi primer contacto con la información gastronómica fue editando recetas de Simone Ortega (autora del su libro 1.080 recetas de cocina, de 1972, uno de los libros más vendidos en España) en El País Semanal. En los noventa la gastronomía no era un hecho cultural, no era noticia y, menos, abría telediarios como ahora. En los 80 solo encontrabas Con las manos en la masa, con Elena Santoja, que fue muy importante, y, después también ha influido como gran divulgador Karlos Arguiñano.

¿Y has dado con personas que te han ‘facilitado’ el trabajo?

A lo largo de mi carrera he conocido a personas maravillosas y muy generosas. Y claro que me han supuesto un apoyo a la hora de trabajar. Tenemos suerte de contar en España con cocineros geniales abiertos a la experimentación y al cabo conocimiento e investigadores que han llevado nuestra gastronomía a la vanguardia.

¿Cuáles son las claves para realizar periodismo gastronómico de calidad en papel y en digital?

La labor de los periodistas gastronómicos es informar y ofrecer datos al público para que conozca lo que hay, no solo incentivarle a que se ponga ciego a comer en los restaurantes a través de las críticas. Hay que saber comunicar. Y comunicar y documentarse mucho. Nunca se deja de aprender en este mundo.

¿Crees que las redes sociales están teniendo una presencia importante para que la sociedad conozca de cerca la cocina y cada uno de sus secretos?

Las redes sociales y los medios digitales ayudan a que las personas coman con los ojos, pero la información tiene que ser la misma que en cualquier otro medio: no puede decaer su calidad para que las personas saquen a través de ellas sus conclusiones, se pongan a cocinar o acudan a restaurantes. Aunque no soy muy partidaria de las críticas: si me gusta un restaurante, me gusta, pero no le voy a decir a un chef lo que tiene que hacer. Un tuit debe acertar y estar bien hecho para no ser un troll. Es algo instantáneo que influye en la gente. Al igual que las fotos, que deben ser muy visuales e informativas, con calidad.

¿Cómo ‘trata’ la sociedad hoy en día a la gastronomía?

Muchas personas la ven como una moda y hay mucha pose en el mundo de la gastronomía, en lo que la gente percibe a través de los medios y de las redes sociales. Y la gastronomía no puede ser una moda; es cultura, conocimiento y productos que hay que aprender y conocer desde sus orígenes. Falta mucha pedagogía gastronómica en nuestra sociedad. En los colegios se debería enseñar nutrición, salud y cocina. Que los niños sepan cocinar.

¿Por qué no debemos dejar de leer Basque. Territorio creativo? ¿Qué ha supuesto la cocina vasca para la gastronomía nacional?

La nueva cocina vasca de finales de los años 70 es el germen de toda nuestra gastronomía vista como hoy en día la vemos. Sus cocineros han enseñado a combinar tradición e innovación, así como a respetar la cocina como se merece. A partir de ahí hubo una evolución y se hizo historia. En cuanto al libro, es muy útil para conocer nuestro pasado, el origen de la vanguardia española, desde el respeto al producto.

Por @casas_castro

La relación de Facebook con las páginas de empresa

25 octubre, 2017|

Hoy se ha conocido una noticia que dará muchos quebraderos de cabeza a las páginas de Facebook: la red social podría retirar las publicaciones del feed de noticias principal. Es decir, los usuarios podrían ver solo los post que provienen de perfiles personales y podría conocer qué publican las empresas o bien con la publicidad que estas pongan o a través de la sección “explorar”.

De momento, esta iniciativa está siendo probada en países pequeños, pero no se descarta que pueda extenderse al resto. Una noticia que ha alarmado considerablemente, pues el número de “me gustas”, alcances e interacciones disminuiría significativamente. Facebook ha lanzado un comunicado en el que asegura: “No existe un plan en la actualidad para implementar el retiro de las publicaciones de las páginas del feed principal, más allá de los países de prueba, ni para hacer que las páginas de Facebook paguen por su distribución en el feed de noticias principal”.

No obstante, la alarma ya ha saltado y nos hace preguntar sobre la relación que Facebook tiene con las páginas de empresa. Estas las creó, de forma muy acertada, para disociar lo que eran los perfiles relacionados con las compañías de los perfiles personales. Y cuando se dieron cuenta del negocio que implicaba, la red social comenzó a apostar firmemente por la publicidad. De esta manera los “me gustas”, el alcance y la interacción se incrementan considerablemente.

Además, la visibilidad de las publicaciones orgánicas de las páginas de empresa es cada vez más reducida tras la introducción de un nuevo algoritmo por parte de Facebook, el edgerank. Este selecciona los contenidos que serán mostrados en el muro de los perfiles personales y se lleva a cabo en detrimento de las fanpages.

De todas formas, el contenido que las páginas de empresa deben subir para no verse obligadas a poner dinero debe ser muy atractivo, con hashtags, imágenes y vídeos que llamen la atención para generar interacción. Una buena fórmula son los concursos, así como realizar retransmisiones en directo.

Pero ¿sabemos qué ROI se obtiene tras hacer Facebook Ads? Tras establecer los objetivos cuantificables que se hayan determinado en la campaña, se puede saber el retorno de inversión en función de los leads que se hayan convertido. Además, si se han hecho varias campañas para públicos diferentes, es más sencillo medir y saber cuál de todas ha tenido un mayor éxito.

Asimismo, hay que tener en cuenta que no se tiene porqué poner publicidad para aparecer, ya que, de momento, las publicaciones de empresa siguen surgiendo en el feed de noticias principal de los usuarios si estos muestran interacción o interés. Un “me gusta” significa que esa persona está interesa en el contenido que se comparte y puede ser un lead que termine en conversión, es decir, que adquiera algún producto o servicio. Todo esto es fácil de monitorizar a través de las estadísticas de Facebook.

Una herramienta fundamental tanto para conocer el ROI es Google Analytics, ya que en su apartado de redes sociales se puede saber con exactitud el tráfico que ha llevado esta red social a la página web y si ha finalizado en una conversión, así como el dinero que ha gastado en función de los objetivos establecidos.